martes, 26 de agosto de 2014

¿Qué busca Estados Unidos en Irak?

Manuel E. Yepe (especial para ARGENPRESS.info)

“Hemos estado en guerra con Irak durante 24 años, desde las operaciones Escudo del Desierto y Tormenta, ambas en 1990. Poco después de la invasión iraquí de Kuwait en ese año, la maquinaria propagandística estadounidense comenzó a reclamar un ataque contra Irak. Todos recordamos la presentación ante el Congreso de una joven kuwaití alegando que los iraquíes estaban masacrando a bebitos kuwaitíes sacados de incubadoras. La mujer resultó ser la hija del Embajador kuwaití en Estados Unidos y la historia falsa, pero fue suficiente para hacer girar la posición de Estados Unidos hasta ponerla a favor de un ataque”.

¿Qué hemos logrado en Irak? se pregunta en un artículo con ese título publicado en su blog el controvertido político Ron Paul, médico, escritor, ex congresista republicano por Texas, nominado por el insólito partido Libertario en las elecciones de 1988 y dos veces precandidato en las primarias republicanas en 2008 y 2012.

Paul recuerda que “la segunda guerra de Irak en 2003 costó a Estados Unidos unos dos mil millones de dólares y dejó más de 1 millón de muertos.

Tras derrocar a Sadam Hussein, Estados Unidos instaló en el gobierno a otro títere, Nouri al-Maliki, y ocho años después le ha propinado a éste un golpe de estado acusándolo de desgobierno y divisionismo, cuando lo que realmente incomodó a Washington -según Ron Paul- fue su negativa a conceder la inmunidad solicitada para los miles de soldados estadounidenses que Obama quería mantener en el país.

Paul evoca que, a inicios de este año, el grupo islamista que él identifica como ISIS (Islamic State in Iraq and Syria) y otros llaman EEIL, ISIL, rama iraquí de al-Qaeda o simplemente el califato, con una fulminante ofensiva, ocupó una amplia franja de Irak.

Esa organización había estado operando en Siria en busca del derrocamiento del gobierno de ese país y contaba ya con una amplia gama de sofisticadas armas, que generalmente ocupaba a los varios grupos de oposición armada al gobierno de Siria aprobados por Washington y abastecidas abundantemente por el gobierno estadounidense en su empeño por derrocar violentamente al gobierno del Presidente Bashar al Assad, pero sin aliados capaces de canalizar sus designios.

Según Paul, se ha difundido ampliamente que combatientes de la organización fundamentalista islámica han sido entrenados en campos secretos de la CIA en Jordania y Turquía.

Recientemente, ISIS se convirtió en el blanco de una nueva campaña de bombardeos estadounidenses en Irak. El pretexto esta vez ha sido la situación de una minoría religiosa en la región kurda actualmente bajo ataque de ISIS. El gobierno de Estados Unidos y los medios de comunicación advirtieron que hasta 100 mil personas de este grupo, incluyendo unos 40 mil aislados en una montaña, podrían ser sacrificados si Estados Unidos no intervenía de manera inmediata y, lamentablemente, los norteamericanos -una vez más- cayeron en la trampa propagandística y bombas estadounidenses comenzaron a caer nuevamente el Irak.

Luego se determinó que eran apenas dos mil las personas que estaban en la montaña y muchos de ellos habían estado viviendo allí por muchos años y no querían ser rescatados.

Paul se pregunta “¿por qué el gobierno estadounidense no dijo una palabra cuando fueron expulsadas de Irak tres de cada cuatro cristianos durante los diez años de nuestra ocupación? ¿Por qué Estados Unidos no dijo nada sobre los cristianos masacrados por sus aliados en Siria o por todos los palestinos muertos en Gaza o los étnicos rusos asesinados en Ucrania oriental?”

La situación humanitaria es cínicamente manipulada por la administración Obama que ha comenzado otra guerra en Irak. El Congreso permanece en silencio y los medios de comunicación se hacen eco de los pretextos que el gobierno ha usado para volver a atacar a Irak.

Concluye su comentario Ron Paul señalando que “Después de 24 años estamos de vuelta donde empezamos. ¿No es hora de repensar esta fracasada política intervencionista? ¿No es hora de dejar de confiar en el gobierno y su propaganda de guerra? ¿No es hora de irnos de Irak?”.

A Ron Paul se le define como conservador y libertario. Cree que “el papel del gobierno debe ser propiciar defensa nacional, un sistema de cortes para disputas civiles, una corte criminal para los actos de fuerza y fraude, y casi más nada”. Ha sido caracterizado como “padrino intelectual” del Movimiento Tea Party.

Rand Paul, uno de los cuatro hijos de Ron, es Senador por el estado de Kentucky desde 2010 y se considera como un fuerte optante a la boleta presidencial de 2015 por el partido republicano.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Colombia: Balance (provisional) de un proceso

Juan Diego García (especial para ARGENPRESS.info)

Las conversaciones entre el gobierno de Santos y las FARC-EP parecen haber llegado a un punto de no retorno aunque en este tipo de procesos no es posible ni prudente adelantar acontecimientos sobre todo considerando los muchos factores que operan en su contra y más aún, pensando en las dificultades para poner luego en práctica lo acordado de manera que no se repitan situaciones del pasado que frustraron la solución política del conflicto armado colombiano.

Como ya se afirmó en artículos anteriores los acuerdos previos sobre la cuestión agraria no satisfacen el programa de la guerrilla pero si son un avance considerable y en líneas generales coinciden con las demandas de los campesinos. La reforma política por su parte es de gran significación dado el rol que en el conflicto tienen la exclusión y la violencia del sistema contra las fuerzas opositoras; de aplicarse sería un paso importante para hacer de la democracia del país algo más que una frase hueca. El acuerdo sobre los llamados “cultivos ilícitos” abre perspectivas para una solución que satisfaga los intereses nacionales e internacionales al respecto, sobre todo cuando la llamada “guerra contra las drogas” ha fracasado rotundamente y voces muy autorizadas dentro y fuera del país abogan por soluciones muy similares a las acordadas entre autoridades e insurgentes en La Habana.

Hay además elementos nuevos que sustentan los pronósticos favorables.

El encuentro de las víctimas del conflicto con los insurgentes y el gobierno supone la apertura de escenarios de reconciliación y del fomento de una nueva cultura de la convivencia en un país literalmente envenenado por las campañas de guerra psicológica auspiciados por los medios (con honrosas excepciones, todos en línea con la versión oficial de los hechos).

No menos destacable es la creación (a petición reiterada de los insurgentes) de una comisión de expertos académicos que entregarán en los próximos meses un análisis de las causas históricas del conflicto armado. No se trata de una “comisión de la verdad” - que funcionará en el futuro- pero sus aportaciones académicas servirán de punto de referencia para el análisis sopesado y sobre todo ofrecerán a la sociedad colombiana puntos de vista divergentes pero constructivos por su valor científico permitiendo entonces un debate ajeno a las pasiones y distante de la versión interesada.

Es igualmente de gran relevancia la presencia en La Habana de una delegación de las Fuerzas Armadas de muy alto nivel que tratará con los insurgentes los aspectos relativos a la dejación de las armas (que no entrega, como se pactó) y de los mecanismos de seguridad que el Estrado ofrecerá a quienes abandonen la lucha armada y se conviertan en movimiento político legal.

¿Cuál sería el balance provisional que se podría hacer a estas alturas del proceso? ¿Quien gana y quién pierde? ¿cuáles son las perspectivas del futuro inmediato para el país en su conjunto?. Sin duda, la gran beneficiada es la ciudadanía misma, pero ¿cómo afecta de forma directa a los principales actores del conflicto?.

Las FARC-EP pueden estar muy satisfechas si los acuerdos previos alcanzados de convierten en realidad. Ninguna fuerza de izquierda puede presentar hasta hoy un balance más favorable para los intereses populares que lo acordado en Cuba. Además, en contraste con la imagen oficial (que se mantiene y en ocasiones se intensifica según convenga) que presenta a la guerrilla como un grupo de bandidos sin discurso, sin programa y sin vínculo alguno con la población, las propuestas llevadas por la insurgencia a la mesa del diálogo no solo tienen una enorme coincidencia con las demandas campesinas y de la oposición sino que muestran un manejo muy sólido de las problemáticas del país (con independencia de que se esté o no de acuerdo con ellas), un lenguaje de altura y una disposición realista al tratamiento de los asuntos a debate.

De ingresar a la legalidad a la insurgencia le queda un enorme reto: ganar en las urnas el apoyo de buena parte de ese 60% o más de abstencionistas (mayoritariamente de los sectores populares, los mismos que en los últimos años inundan calles y plazas exigiendo cambios substanciales en el orden político y económico del país) y reconquistar a sectores amplios de la pequeña burguesía que ahora le resultan hostiles. Como primer paso puede contribuir a la formación de una amplio frente de izquierda que aspire al poder en las elecciones presidenciales de 2018. Las elecciones municipales del año próximo serían una primera prueba de fuego. Es probable que para entonces ya exista el acuerdo de paz y en consecuencia todo será sin duda más favorable.

Al presidente Santos se le presentan retos igualmente grandes. Ante una posible recaída de la economía mundial su estrategia de exportar materias primas como principal fuente para financiar sus proyectos se puede ver seriamente comprometida. Tampoco está en su agenda una nueva política fiscal que dote al ejecutivo de recursos suficientes. En este contexto cumplir con la promesa de promover la equidad apenas tiene elementos sólidos que la sustenten. Además, con un Estado raquítico y corroído por la corrupción el presidente colombiano tendrá enormes problemas para cumplirle a la guerrilla y satisfacer a los movimientos populares.

Santos tiene que defenderse además de los feroces enemigos de la paz que anidan en sus propias filas, debe gestionar el proceso sin contar con un Estado moderno y eficaz y ha de mantener el apoyo de la clase dominante que le sirve de sustento, una clase que puede abandonarlo si considera que el gobierno ha ido demasiado lejos en las concesiones a la guerrilla. No menores deben ser sus preocupaciones respecto a Washington habida cuenta de su enorme influencia en los cuarteles y sus sólidos vínculos con la misma oligarquía que le llevó al poder y le ha dado el visto bueno a sus estrategia de paz. Si a unos y otros no les satisfacen los términos del posible acuerdo este apoyo puede terminar. Por menos echaron del poder a Zelaya en Honduras.

En este complejo escenario Santos tiene armas suficientes para neutralizar al menos a los agentes más activos de la extrema derecha. Puede empezar por dividir su movimiento (políticos corruptos que ceden fácilmente a los halagos del poder) y dar pleno apoyo de los muchos procesos penales (por todo tipo de delitos) que cursan contra Uribe Vélez y su entorno. Tampoco es imposible neutralizar a las fuerzas armadas; es una cuestión de habilidad y sobre todo de propósito.

Si se logra la paz la suerte de la extrema derecha estaría echada, aunque por eso mismo son enormes los riesgos de ver a Uribe y los suyos impulsando medidas desesperadas (el golpe militar incluido). No es pequeño el margen de acción que tiene la extrema derecha, más aún si el proceso de paz se concreta en los términos descritos y por ende cuenta con un respaldo social considerable.

Los países de la región han dado siempre su respaldo al proceso de paz; más ahora cuando se vislumbra un resultado exitoso. Queda como incógnita qué harán los Estados Unidos cuando el acuerdo haga innecesaria su presencia en la “guerra contra las drogas” y su directa participación en la lucha contra una insurgencia guerrillera que ha terminado. ¿Optarán entonces por asegurar al menos sus bases militares aquí y convertir a las fuerzas armadas locales en una especie de prolongación de las propias y a Colombia en un emplazamiento privilegiado de su geoestrategia regional?.

Por fortuna para el país, Estados Unidos ya no es la potencia hegemónica de antaño. Corren nuevos vientos en el continente y no debería descartarse que al menos a mediano plazo este país andino alcance un estatus en sus relaciones con la potencia del norte que lo haga mas armónico con el proceso de integración de América Latina y el Caribe y más cercano al ejercicio efectivo de la soberanía nacional.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Argentina: ¿”Honrar” la deuda?

Alejandro Teitelbaum (especial para ARGENPRESS.info)

Algunos escribas oficialistas, políticos opositores y economistas burgueses dicen que hay que pagar porque los precedentes indican que siempre ha sido así y porque pagando se va relanzar la economía.

Nada más falso.

Decía Keynes: “...los incumplimientos por gobiernos extranjeros de su deuda externa son tan numerosos y ciertamente tan cercanos a ser universales que es más fácil tratar sobre ellos nombrando a aquéllos que no han incurrido en incumplimiento, que aquéllos que lo han hecho. Además de aquellos países que incurrieron técnicamente en incumplimiento, existen algunos otros que pidieron prestado en el exterior en su propia moneda y permitieron que esa moneda se depreciara hasta menos de la mitad de su valor nominal y en algunos casos a una fracción infinitesimal. Entre los países que actuaron así cabe citar a Bélgica, Francia, Italia y Alemania.” (Keynes, John Maynard, Defaults by foreing governments, 1924).

John Kenneth Galbraith (Galbraith, John Kenneth, Voyage dans le temps économique, ed. Seuil, cap. IV, 1995) cita varios ejemplos de deudas externas (sobre todo de los países llamados desarrollados) que nunca fueron pagadas.

Sergio Bitar, en el prólogo a un libro de Gonzalo Biggs ( Biggs, Gonzalo, La crisis de la deuda latinoamericana frente a los precedentes históricos. Grupo Editor Latinoamericano, Colección Estudios Internacionales, Buenos Aires, 1987) cita a Andrew Mellon, que fue Secretario del Tesoro de los Estados Unidos a fines de los años 1920, quien dijo: “La insistencia en el cumplimiento de un convenio que supere la capacidad de pago de una nación le serviría de justificación para negarse a cualquier arreglo. Nadie puede hacer lo imposible… quienes insisten en cláusulas imposibles están propiciando en última instancia el repudio completo de la deuda”. Esto lo decía Mellon para justificar la firma de 15 convenios para reprogramar las deudas de guerra de los países europeos con Estados Unidos. Pese a esta reprogramación, Alemania y otros países europeos suspendieron más adelante el pago de las deudas de guerra con Estados Unidos.

En su libro, Biggs cita numerosos precedentes históricos de países que no han pagado sus deudas externas, entre ellos los Estados Confederados del Sur después de la Guerra de Secesión. Dicha deuda fue anulada mediante la Enmienda XIV de la Constitución de los Estados Unidos , del 16 de junio de 1866, que dice : “…ni los Estados Unidos, ni ninguno de los Estados reconocerán o pagarán deuda u obligación alguna que se haya contraído para ayudar a una insurrección o rebelión contra los Estados Unidos…; estas deudas, obligaciones y reclamaciones serán consideradas ilegales y nulas”. (Biggs, págs. 101 y 102).

Dice Biggs que si los países latinoamericanos recibieran un trato similar al de Alemania y otros países europeos después de la primera guerra mundial (que finalmente no pagaron sus deudas) la deuda latinoamericana debería reducirse en más del 50 por ciento y prorrogar los plazos de vencimiento de la misma hasta después del año 2050 (Biggs, pág. 171).

El profesor José Antonio Alonso, en un artículo publicado en el diario español “El País” (Alonso, José Antonio, “A vueltas con la deuda externa : nuevas propuestas”, en el diario El País , España, 17 de abril de 2001) después de indicar el elevado costo económico y social de la deuda de los países en desarrollo, señala que después de la Segunda Guerra Mundial se fijó como cuota máxima para el pago de la deuda alemana el 4,6% de sus exportaciones, con el objeto de “no dislocar la economía” y “no drenar indebidamente sus recursos”. Es decir que Alemania, después de haber provocado la hecatombe humana más grande de la historia, recibió mejor trato que el que reciben actualmente los países deudores pobres.

Biggs dice que la experiencia histórica muestra que en todas las crisis financieras internacionales, los acreedores o sus gobiernos debieron asumir una parte importante de las pérdidas resultantes de sus préstamos o inversiones y que la única excepción a esta regla ha sido la latinoamericana (pág. 28). Podría agregarse que actualmente la excepción alcanza no sólo a los países latinoamericanos sino a todos los países deudores pobres.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Lugano o la tragedia de la intemperie

Silvana Melo (APE)

A las ocho de la mañana entraron a Cruz y Pola. Era sábado y Carmen se disponía a un sueño liviano, después de la guardia nocturna de las tres y media a las siete y media de la mañana. “Hacíamos las guardias para cuidar nuestras cosas, porque nosotros también somos víctimas de robos”. Pero no llegó a cerrar los ojos cuando oyó el tumulto. Y sus niños empezaron a llorar cuando la casilla tembló por los golpes.


Autor imagen: Carlos Brigo - APE

Eran trescientas y pico entre las 500.000 personas con techo endeble en la Ciudad Autónoma. La más bella y rica. La más europea. Que languidece y se deshilacha hacia el sur. Dos millones y medio de gentes sin paredes sólidas si se suma el conurbano. De esas trescientas y pico son muchas las que abultarán las dos mil que, con suerte, se guarecen bajo las autopistas. O en edificios que las sucesivas crisis dejaron a medio construir. O en casas deshabitadas. O en las veredas del corazón más brillante de la CABA. Ahí donde el estruendo de la desigualdad aturde la inteligencia.

La población de la Ciudad disminuyó en los últimos diez años. Pero la gente que se apiña en las villas y asentamiento se duplicó. Y es tres veces mayor que en 1991. El Gobierno Pro de la ciudad más europea separa su excedente. Lo encierra en 42 asentamientos y villas, 21 barrios precarios, 172 casas instrusadas, hoteles subsidiados (3.300 familias), 21 conventillos oficiales, etc. Recorta el presupuesto con tijera ciega. O miope: en 2006 el presupuesto para vivienda equivalía al 5,3% del total. En el 2014, bajó al 2,5%. Para las villas en 2006 se destinó el 2,5% del presupuesto. En 2013, apenas el 0,8%. Los programas son sistemáticamente subejecutados. O prolijamente vaciados.


Autor imagen: Carlos Brigo - APE

El sábado a la noche los atrapó en las orillas del asentamiento, ya vacío. Familias enteras o quebradas resistían, con sus niños, sus colchones, sus historias en una bolsa de consorcio, sus identidades bajo los escombros de la topadora. Tapados con trapos, con lonas, los sorprendió la tormenta tan anunciada por los pronosticadores y que eligió justamente la noche de los devastados para descargarse sin mínima piedad. Lluvia, granizo que mandó el cielo como una fuerza más para la represión. No bastan la gendarmería, la federal y la metropolitana. El cielo también golpea en la cabeza y congela el alma.

Hacía siete meses que levantaban sus casitas en esa tierra envenenada, vecina de la Villa 20. Empezaron tímidamente, el 24 de febrero cuando aparecieron “de la nada” y se plantaron en el predio de Fernández de la Cruz y Pola. Contaron a ojo los metros, marcaron con la punta del pie los límites, clavaron maderas y cubrieron con nailon. Después alguna chapa. En los últimos meses ya había casitas de bloques. La Justicia quiso echarlos desde el primer día. Pero no logró que la Metropolitana y la Federal se pusieran de acuerdo. El asesinato de una piba de 18 años terminó con las especulaciones y su sangre se transformó en la excusa perfecta para arrasar con la gente que en su mayoría no narcotrafica, no roba, no asalta, no mata y siempre, de unos o de otros, es víctima indefensa.

“Fuimos a pedir seguridad a la comisaría, hacíamos guardia de noche o no íbamos a trabajar para que no entren a robar”, relata Ana a APe. Carmen, delegada del asentamiento, es “enferma cardíaca e hipertensa” y ayer formaba parte del cordón que resistía, sobre Fernández de la Cruz, simplemente porque no tenía adónde ir. “Nosotros hacíamos una guardia nocturna porque también éramos víctimas de robos”, dice a APe, discutiendo la decisión del desalojo a partir del asesinato de Melina López. “Necesitábamos cuidarnos entre nosotros; éramos seis que nos turnábamos, de 12 a 3,30 y de 3,30 a 7,30. A mí me había tocado la última guardia. Me iba a dormir y llegaron como a las 8 a las patadas, gritando ‘salgan de acá, rajen, rajen’”.

El desalojo fue tan violento que no les permitieron llevarse sus ropas, sus herramientas, sus platos y sus tazas. En muchos casos, ni siquiera los documentos. Les demolieron sus casillas. Les rompieron todo. Víctimas sistémicas de un estado que los deja en la calle, que no les asegura vivienda digna –ni siquiera vivienda a secas-, que los corre de todas las tierras, que les roba sus identidades, que los expulsa con lo puesto para que caigan debajo de los puentes. Donde sufrirán cesantías sistemáticas hasta que una noche subrepticia se adentren en otro terreno y, con otros centenares de excedentes, alcen nuevamente maderas y bolsas y se echen a dormir bajo su cielo de nailon.


Autor imagen: Carlos Brigo - APE

Ana dijo haber pagado 15 mil pesos por el terreno donde alzó su casilla. Dice saber que otros pagaron 18 mil, 20 mil y que sacaron créditos para llegar. Carmen relató ayer por la noche que “estamos en medio del frío, después del granizo. Lo único que hicieron fue mandar gente a los paradores, que ya están llenos y son sólo para la noche. Todos separados, las madres con los chicos por un lado, los padres por el otro, las cosas tiradas por ahí”. Y recalca que “nosotros fuimos en cinco oportunidades a decir que esto iba a pasar. Nosotros mismos somos víctimas de robos aquí adentro. Pero para mí dejaron la zona liberada para que pase lo peor y venir con la topadora, con la excusa de una muerte”.

Carmen no compró terreno. “Nosotros apostamos a este lugar, yo no levanté mi casilla acá por las dudas, yo me vine a vivir. Porque pagás el alquiler o comés, las dos cosas es imposible”. Ella dejó la Villa 20 donde pagaba 1600 pesos –más la luz y el agua- por una habitación de 5 por 4 para ella y sus cuatro hijos. “Vivíamos en condiciones de hacinamiento como todos aquí. Debía cuatro meses, por eso me fui”.

“Acá hay madres lastimadas, chicos que andan descalzos, se quedaron sin ropa, no nos dejaban sacar las cosas, quedaron los documentos bajo la topadora, la gente anda buscando los documentos debajo de las maderas”, relata Ana. “Confundieron humildad con delincuencia, siempre lo hacen”.

Dicen que los punteros aprovechan la desesperación. Se adueñan de hecho de retazos de terrenos, impulsan a la gente a mudarse y les venden tierras de nadie. O construyen casillas y las alquilan. Carmen pagaba 1600 pesos por una pieza ciega en la Villa 20. En la 31 se paga hasta $ 2.500. En el barro tóxico de Lugano, pedían más de 10.000 pesos por una lonja de esa tierra.


Autor imagen: Carlos Brigo - APE

Ese retazo de tierra para donde estalla la Villa 20 tiene su historia: en los 80 la ciudad vendió tierras a la Federal para depositar autos con causas judiciales. La villa 20, vecina directa, tuvo un crecimiento exponencial en estos treinta años y comenzó a chocarse con el depósito. Sacaban autopartes para vender o rescataban materiales para las viviendas.

En 2006 se intimó a la Ciudad para que tomara una resolución. Con los autos conviviendo con la gente, estaba asegurada la contaminación. Y la imposibilidad del tendido de la red de agua, porque los líquidos del depósito contaminan las napas. Los chicos de entre 2 y 5 años que jugaban entre los autos tienen plomo en la sangre y el metabolismo distorsionado por la presencia de metales pesados y del asbesto (material constitutivo de las pastillas de frenos), potente cancerígeno prohibido desde hace diez años en la Unión Europea. La tierra y las napas están plagadas, además, de cadmio, cinc, cobre, cromo, manganeso, níquel, selenio e hidrocarburos.

El 13,5 % de los chicos presenta retrasos en el desarrollo y el 15%, alteraciones en el lenguaje.

El gobierno de la Ciudad no cumple con la ley 1770 –saneamiento del predio y urbanización de la villa 20- sancionada por la Legislatura en tiempos de Aníbal Ibarra. No la cumplió Ibarra y tampoco Telerman ni Macri. Y la Justicia no les ha mandado la policía. A ellos, que no tienen dónde dejar caer sus huesos, les mandan la Federal, la Metropolitana y la Gendarmería.


Autor imagen: Carlos Brigo - APE

Mientras tanto, la ciudad más europea, la más bella y desigual, exhibe picos de construcción de alta gama en los últimos años (casi un 27 % de departamentos vacíos). Que contrastan brutalmente con esa intemperie absurda, nacida a palos, a viento sur, a lluvia y a granizo.

Ana y Carmen, muertas de frío y de soledad, se definen con el lenguaje colonizado por el sistema: “estamos en situación de calle, no tenemos adónde ir”. Ese retacito al que apostaron, que se llamó Papa Francisco, bendecido en una misa con los pies en la tierra corrompida, les dio una esperanza de permanencia.

Pero el sábado dios había cerrado la oficina.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

“El problema de los jóvenes no se resuelve con mano dura, sino con más cultura y más educación”

Melissa Zenobi, Miguel Aguirre (ACTA)

Raúl Ernesto Rajnery fue electo Secretario de Juventud de la CTA Nacional en las elecciones del pasado 29 de mayo. En diálogo con ACTA se refirió a los nuevos desafíos de los jóvenes que integran la Central: “Tenemos más de 400 mil jóvenes que no estudian ni trabajan. Y la política de este gobierno, aún cuando hubo una reactivación económica, no resuelve los problemas de los jóvenes”.

-¿Cuáles son los principales desafíos para esta nueva etapa?

- Queremos reforzar los principios fundantes de esta CTA, de una Central Clasista, Antiimperialista y Anticapitalista, una Central de masas, que llegue a ser instrumento tanto en el sector privado como en el territorial. Y entendiendo eso, creemos fundamental el desarrollo de una Central donde se aborden las necesidades específicas de la juventud.

-¿Cuáles serían esas necesidades?

- Hoy los jóvenes venimos sufriendo la precarización laboral, en las escuelas hay una deserción que alcanza el 47 por ciento. Vemos que hoy tenemos más de 400 mil jóvenes que no estudian ni trabajan. Y la política de este gobierno, aún cuando hubo una reactivación económica, no resuelve los problemas de los jóvenes. Siempre nos han sumergido en la dependencia imperialista, donde los que avanzan son los monopolios. La consecuencia de esto es mayor desocupación, más salarios de pobreza, hay más de 8 millones de trabajadores en serias condiciones de precarización laboral y eso golpea centralmente a la juventud que debe sufrir los convenios desfavorables, contratos basura, falsos monotributos, tercerizaciones. Además hay otros 4 millones, que perciben su salario en negro, trabajadores que están por fuera de la ley y que el Estado no ha resuelto.

Entendemos que los últimos 10 años de gobierno kirchnerista han golpeado duramente a la juventud, porque funcionaron como una anestesia a la rebeldía de todos los días.

-Además de una herramienta de dominación, los jóvenes han funcionado como una excusa para la represión y la mano dura. Sospechosos de ser consumidores de droga, pibes chorros, etc.

- En ese sentido creemos que es fundamental el cese de la persecución a nuestros pibes, seguir peleando contra los intentos de bajar la edad de impuntabilidad. El problema de los jóvenes se resuelve con más deporte, más educación y más cultura. Y si exigimos el encarcelamiento de los narcos, porque si hoy por hoy no hay ninguno preso, es porque trabajan en connivencia con este Gobierno.

-¿Cómo repercute el ajuste económico en los jóvenes trabajadores?

- Estamos en un situación de crisis, donde el Gobierno ha acordado con los distintos sectores económicos, un ajuste ortodoxo, es decir que sea descargado sobre las espaldas del pueblo. Los jóvenes también lo sufrimos con la inflación, la devaluación, las suspensiones y los despidos, que sólo en el sector automotriz llega a 12 mil trabajadores y en total ya son más de 18 mil. Por eso creemos que urge un paro nacional activo de 36 horas, que lo construyamos desde abajo, desde cada sector que integramos la Central. Y en relación al pago de la deuda externa, donde el gobierno ha hecho un trabajo fino, manteniendo un doble discurso: porque mientras La Cámpora en las pintadas dice “patria o buitres”, el Gobierno ha decidido pagarle a los Buitres, cuando la verdadera deuda legítima es con el pueblo, no vamos a permitir que se pague la deuda externa con el hambre del pueblo.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Argentina, Salta: La corrupción institucional, degrada la República

Marco Díaz Muñoz (COPENOA)

La actitud deshonesta y fatua de Renato Constantini, jefe de la Policía Federal delegación Salta, y Mariana Cervera, secretaria del Tribunal Oral en lo Criminal Federal de Salta, al evadir un control policial de alcoholemia, atropellando a tres efectivos policiales, y la negativa de estos funcionarios indecorosos, a un dosaje de sangre, reafirma el socavamiento y degradación del sistema Republicano, y la igualdad de los ciudadanos ante la Ley.

El accidente ocurrido en la madrugada del sábado en la ruta nacional 68 que une la Ciudad de Salta y Cerrilos, cuando un automóvil Chevrolet Corsa, al intentar evadir un control policial en la recta de Cánepa, mordió la banquina en su veloz carrera, y volcó lesionando a los tres efectivos que se hallaban en el lugar, realizando un control de alcoholemia.

El conductor del automóvil oficial fue identificado como Renato Constantini, jefe de la Policía Federal delegación Salta, quien estaba acompañado por Mariana Cervera, secretaria del Tribunal Oral en lo Criminal Federal también de Salta.

Tanto Constantini como Cervera se rehusaron realizarse el dosaje de sangre, afirmo el jefe de guardia del Hospital San Bernardo, Ricardo Vera.

El vehículo Chevrolet Corsa, es un auto oficial designado al jefe de la Policía Federal delegación Salta Renato Constantini. Quien lo utilizaba como quedo en evidencia, para motivos personales y no laborales.

Testigos que estuvieron en el accidente afirmaron que los dos ocupantes del vehículo Chevrolet Corsa tenían un fuerte aliento a alcohol. Lo que confirmó la policía que realizaba el control de alcoholemia.

El corrupto proceder que involucra a funcionarios públicos, que deberían dar el ejemplo accediendo a controles de alcohol en sangre, y no evadirlos, que realiza la policía de Salta dentro de la norma “Tolerancia cero”, cuyo objetivo es evitar accidentes de tránsito por conductores que manejen en estado de ebriedad, deja vacilante a la sociedad, ante la igualdad y alcance por cumplimiento de la Ley, más aun ante la actitud corrupta y manipuladora de Constantini y Cervera por los cargos públicos que ostentan.

Renato Constantini, jefe de la Policía Federal delegación Salta, y Mariana Cervera, secretaria del Tribunal Oral en lo Criminal Federal también de Salta. Si se consideran honestos debieran dejar sus cargos, de lo contrario la corrupción institucional nos seguirá sometiendo.

Fuentes: Diario el Tribuno y propia.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Argentina, Córdoba: Organizaciones sociales reclaman políticas de seguridad democráticas

Katy García (PRENSA RED)

A 30 meses de la desaparición de Facundo Rivera Alegre, El Rubio del pasaje, Claudio Orosz advirtió que de no mediar una reacción ciudadana “habrá más Facundos”. Denunció que ya son 19 los casos de gatillo fácil. “Lo que pasó en barrio Los Cortaderos ha sido el sumun de la violencia policial”, afirmó. Familiares de las víctimas claman por Justicia. Radio abierta por Güeré. Solidaridad con el periodista amenazado por el Jefe de Policía.

Durante el acto- festival “A 30 meses de la desaparición de Facundo Rivera Alegre” realizado en el sindicato de Luz y Fuerza, diferentes actores alertaron sobre el aumento de la violencia policial y reclamaron políticas de seguridad democráticas. Hicieron uso de la palabra Claudio Orosz, Viviana Alegre, Pablo Pimentel y Natalia Suárez.

Entre uno y otro orador tocaron bandas de rap y rock. Emanuel Rodríguez, además de conducir desde el escenario junto a Juan Vivar, ofreció su espectáculo de humor político, corrosivo y crítico. La actividad estuvo organizada por la Mesa Provincial de derechos humanos, agrupaciones políticas y sociales. Estuvo en la sala Liliana Olivero, de la corriente Frente de Izquierda y los Trabajadores.

Ese mismo día, el Grupo de Jóvenes Los Cortaderos realizaron la Radio Abierta que iba a emitir el 26 de julio día en que uno de sus integrantes -Fernando Pellico- fue asesinado en Los Bulevares cuando conducía una motocicleta junto a su primo Maximiliano Peralta que resultó herido en una pierna. Radio “El Pasatiempo”, al aire, en la plazoleta de la Compañía de Jesús.

En ambas actividades hubo duras críticas al gobernador por pedir “una emergencia juvenil” y al Jefe de Policía por las declaraciones realizadas tras las amenazas al periodista Dante Leguizamón quien recibió numerosas muestras de adhesión.

Estado de Sitio

Claudio Orosz, abogado de HIJOS, quien lleva la causa de Facundo Rivera Alegre El Rubio del pasaje, desaparecido el 19 de febrero de 2012, recordó que el juicio se encuentra en la Cámara 11 del Crimen luego de la investigación “sesgada” realizada por el fiscal Alejandro Moyano antes de ocupar el cargo de fiscal general de la provincia.

Orosz, también patrocinante de Leguizamón alertó sobre los frecuentes hechos de gatillo fácil protagonizados por la fuerza policial que “a partir del paro armado de diciembre pasado no solamente consiguió un aumento de sueldo por encima de la pauta salarial sino la recreación del estado de sitio sobre nuestra ciudad”.

El abogado subrayó que a la aplicación del código de faltas se suma ahora “un sistema de postas policiales que marcan una presencia territorial cada vez más violenta. Vivimos un momento bisagra”, enfatizó, y parangonó este momento con el que vivieron las Madres de Plaza de Mayo durante el Estado Terrorista cuando salieron a reclamar por los desaparecidos. “Hoy vemos que estas madres de nuevo están reclamando en esta provincia porque la metodología se está repitiendo”, afirmó.

Las nuevas masacres

“El año pasado hubo 12 casos de gatillo fácil y en lo que va del año ya son siete. Creo que lo que pasó en barrio Los Cortaderos ha sido el sumun de la violencia policial desatada sobre nuestros jóvenes. Ver a un jefe de policía entrando a un canal de Televisión exigiendo hablar con el periodista Dante Leguizamón que había cumplido con su obligación profesional y constitucional, de informar y amenazarlo por esto marca un momento donde el tema seguridad-inseguridad está en segundo plano. Lo que está en discusión es la vigencia o no en la provincia de las instituciones democráticas”, analizó el abogado.

Precisó que estas “nuevas masacres” se producen en un contexto democrático restringido porque los otros poderes como la Unicameral que actúa como “una escribanía que tiene mayoría automática para toda ley que el gobierno neoconservador proponga”. Tampoco colabora la justicia porque a su entender el Tribunal Superior de Justicia “está absolutamente de rodillas” y las causas de los sectores populares son “cajoneadas”.

Invitó a dialogar desde el concepto de “seguridad democrática” y de derechos y a “priorizar lo que nos une en este momento bisagra. La vida de nuestros jóvenes y compañeros de los barrios humildes, que salen a bailar y hacer su vida normal, está en peligro. Va a haber muchos más Facundos si no reaccionamos. Va a seguir habiendo bandas de cuartetos que mandan a sus seguidores a comprar droga en zonas liberadas”, señaló. Al mismo tiempo criticó la línea editorial de Cadena 3 que en coincidencia con el gobierno pide “emergencia juvenil”.

Un desastre

En esa línea, la dirigente del FIT, Liliana Olivero, le dijo a este medio que “A 30 meses de la desaparición de Facundo tenemos que seguir la lucha para saber qué pasó con él y con los demás pibes muertos a manos de los narcopolicías. Que el Jefe de Policía Suárez diga que su error fue tuitear y que no lo hará más significa que va a seguir censurando al periodismo que denuncia lo que está pasando en los barrios pobres de Córdoba, y persiguiendo y haciendo razias”, resaltó.

Sobre la política de seguridad del gobierno opinó que “es un desastre, porque además de seguir estigmatizando es mucho más grave que el gobernador diga que “hay que declarar la emergencia juvenil cuando es él es responsable de lo que pasa”.

Defender los derechos

Desde La Asamblea Permanente por los derechos humanos de La Matanza, Pablo Pimentel trajo la solidaridad de Adolfo Pérez Esquivel y de Nora Cortiñas y recordó que desde esa organización presentaron un Amicus Curae por la desaparición por Facundo Rivera Alegre ante el fiscal de la causa a los seis meses del hecho. “Los derechos humanos o se defienden o se violan, no hay términos medios”, afirmó y trajo a la memoria la lucha por el esclarecimiento de la desaparición de Luciano Arruga (16) secuestrado por la policía bonaerense en enero de 2009. “No naturalicemos la muerte de los jóvenes” expresó y se solidarizó con el periodista Dante Leguizamón amenazado por el jefe de policía.

Desde Río Cuarto, Rosa Sabena, madre de Nicolás Sabena desaparecido en Río Cuarto en septiembre de 2008, envió una carta solidarizándose con la lucha de Viviana y las demás familias presentes en la sala. “Estimada Viviana amiga en el dolor al parecer es una constante la mala praxis policial y judicial”, consigna al inicio y detalla el periplo que le tocó afrontar. “Hace 6 años que vengo luchando en soledad y aun así logré poner en el banquillo a los asesinos y espero que sean condenados como se merecen”, expresa. En este momento se llevando a cabo en aquella ciudad el juicio por la desaparición del niño.

Natalia Suárez madre de Lautaro Torres reclamó justicia en nombre de los familiares de las víctimas del gatillo fácil y la impunidad policial. “Las fuerzas de seguridad solo son los autores materiales del delito la violencia viene del gobierno (…) y los abusos son amparados por los poderes”, expresó. El escrito leído denuncia el abuso, las detenciones arbitrarias, la tortura y el gatillo fácil y manifiesta la voluntad de lucha del grupo.

No fue cremado

Viviana Alegre cerró el encuentro. “Hace dos años y medio que Facundo salió al baile de Damián Córdoba y no volvió. Y empecé a ver otras ausencias. La ausencia del estado que no supo responder ninguno de los interrogantes”, reclamó.

Denunció que “no se investigó la connivencia entre el poder político y policial” y abogó por la imputación de los “verdaderos causantes de la desaparición”. Criticó al programa ADN emitido semanas atrás donde un menor a través de una cámara oculta se autoincrimina. “Que el gobierno deje que ponerle guita al programa de Tomás Méndez”, señaló. Y agregó: “No negamos que los hijos de una mujer narco (María del Carmen Reartes) podrían haber sido, pero Facundo no fue cremado. Cuando empiece el juicio se van a saber muchas cosas. Luego se refirió a su nieta Rocío “que crece con la incertidumbre” de no saber la verdad. ¿Dónde está Facundo? Voy a preguntar una y otra vez hasta saber qué pasó”, finalizó.

Bandas de rock y de rap participaron solidariamente en la movida del miércoles 20. Una de ellas, Rimando Entreversos, sufrió en carne propia la detención arbitraria de uno de los integrantes. Emiliano D’ la Guetto, pasó 8 días en la cárcel mientras su mujer estaba internada en la maternidad próxima a dar a luz a su primer hijo. El músico agradeció a todos los que se movilizaron hasta la UCA y difundieron por las redes sociales lo que ocurría logrando así mayor agilidad en lograr la libertad. También se sumaron las bandas las bandas Perro Verde, El Mano, El Juntadero y La Cruza.

Radio abierta por Güere

En la Feria de Extensión Universitaria realizada en la Plazoleta de la Compañía de Jesús días atrás estuvieron al aire el Grupo de Jóvenes de Los Cortaderos al que perteneció Fernando Güeré Pellico. Radio abierta El Pasatiempo, salió al aire.

Las psicólogas Agustina Niclis y Belén Ardiles trabajan como becarias en el proyecto extensionista y llevan adelante un proyecto surgido años atrás cuando realizaron una práctica en el territorio y observaron que había numerosos jóvenes con ideas y ganas de hacer cosas.

“Básicamente intentamos generar un espacio con jóvenes organizados que puedan conocer sus derechos y realidades”, explica Agustina. No fue fácil. Carecían de un espacio comunitario común.

No obstante fueron avanzando y se reunían en las casa de los chicos. “El proyecto consistió en armar una Radio Abierta con la comunidad. Previamente hicimos un mural el 25 de mayo donde los pibes expresaron el conflicto con la policía”, acota.

El 26 de julio era el día previsto para emitir desde el espacio público. Pero, justamente, ese día uno de los integrantes del grupo, Güeré Pellico, fue asesinado por balas policiales y su primo Maximiliano Peralta herido en una pierna. “Fue un antes y un después en el barrio en general y el grupo en particular porque generó mucha movilización e indignación. Son casos que pegan muy fuerte”, explica.

Después del suceso el barrio transformó el dolor en acciones organizadas. “No hubo ningún acto de violencia durante las marchas. Pero la semana pasada hubo allanamientos y tres horas de enfrentamientos con balas de goma. El barrio estaba muy dolido por lo que había pasado. ¿Cómo se frena una violencia que se genera desde las mismas fuerzas de seguridad del estado?, interpela.

La psicóloga manifiesta que tanto ellas y los jóvenes se reacomodaron como pudieron y siguieron trabajando. “Estamos contentos y entusiasmados. Hicimos muchas cosas para reunir el dinero y venir hasta el centro y hacer la radio abierta. Salir del barrio les permitió conocer a otra gente y relacionarse porque no es lo mismo escuchar que se hable de Los Cortaderos que hablarlo personalmente con ellos”.

“Era mi hermano, una persona buena a la que todos querían. No salía porque le tenía miedo la policía. Tenía su pieza, sus cosas, todo laburando en los hornos”, cuenta Luis. El joven no logra entender por qué son discriminados “si ellos nos tienen que cuidar. Y es al revés”.

Durante la emisión contaron que los paran, los maltratan y hasta les piden dinero para no llevarlos a la UCA. Se solidarizaron con Dante Leguizamón “porque se comprometió desde el principio. Fue al barrio y fue muy respetuoso. Y cuando ocurrió el allanamiento violento la gente del lo llamó y vino con el equipo de Canal 10. Repudiamos las amenazas sufridas y cuenta con todo nuestro apoyo”, manifestó Agustina, en nombre de todos.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Argentina, Mendoza. Violencia de género: Cuando jueces y fiscales son “cómplices” del maltrato

MDZOL

La violencia de género tiene muchos costados. El sistema judicial y policial “re victimiza” a las mujeres maltratadas. Más de 3.500 mujeres denunciaron maltrato en los últimos cuatro años. Muchas más no se animan a hacerlo. Historias de revictimización.

Jueces que operan en modo “automático”, fiscales penales que piden sobreseimiento de causas por lesiones, porque la víctima no está sangrando ni tiene huesos rotos -no importa lo que les hayan hecho- órdenes de restricción del hogar que no se cumplen, exámenes forenses que nunca llegan, largas esperas, y la sensación de que siempre serán culpables por lo que les pasó. Las mujeres mendocinas que son víctimas del maltrato y la violencia de género sólo pueden esperar ser “revictimizadas”, a menos que tengan muchísima suerte, ya que ni siquiera contar con recursos a mano asegura ponerlas a salvo de los violentos. El caso de Mariana Roby, la hermana del ministro de Salud, demuestra la indefensión: era una mujer que tenía una orden de restricción a su favor, que trabajaba en un lugar con vigilancia donde además hay un botón de pánico; y que por añadidura tenía acceso al poder, igualmente fue asesinada a tiros por su ex marido, que inmediatamente se suicidó. El hecho, conmocionante y terrible, hizo que medios, políticos y especialistas pusieran sus miradas sobre un sistema que esencialmente funciona mal, al punto que jueces y fiscales terminan siendo cómplices del maltrato.

Las cifras oficiales disponibles en Mendoza dicen que entre octubre de 2010 y el mismo mes de 2013, casi 2.700 mujeres denunciaron violencia de género. Unas 800 más pudieron haberlo hecho este año. El promedio de las denuncias es bajo. Se estima que un ínfimo porcentaje se anima a acudir a la justicia o la policía, porque teme las represalias, o que la justicia “no haga nada” para protegerlas. Y entonces, la venganza del maltratador será infinitamente más violenta.

Es muy difícil establecer los alcances de la violencia de género. La mayor parte de los casos denunciados en Mendoza se dividen por tipo de ataque: El 81% de los casos denunciados entre 2010 y 2013 correspondió a violencia psicológica, 9% a física; 6% a económica; y 3% a sexual. Y una encuesta realizada la semana pasada por este medio y en la que votaron unas 2.500 personas en menos de dos horas, dice que el 45 % de los que participaron en el sondeo conocían casos de algún tipo de violencia de género entre sus familiares y amigos.

Es claro que con semejante panorama no se puede pedir a un gobierno que ponga un policía en cada casa. Pero la contrapartida es que en buena parte de los casos, jueces y fiscales actúan de mal a muy mal. Con el caso Roby, por ejemplo, se supo que las propias víctimas son las que tienen que ir a los juzgados a buscar las órdenes de restricción para llevarlas a las comisarías. Mariana Roby, por caso, tardó 24 horas en ir a retirar el oficio. El martes pasado se dictó la restricción contra su ex marido Marcelo Manino, y el jueves él la mató. La ex jueza Aída Kemelmajer de Carlucci criticó el sistema de notificaciones judiciales ayer a la mañana. Lo consideró un “error”, pero partiendo desde la base de que el propio derecho penal está mal en materia de mujeres maltratadas.

Las historias de revictimización y maltrato del propio sistema abundan.

El año pasado, una mujer golpeada por su marido que alcanzó a escapar en camisón y descalza de su casa, concurrió a hacer la denuncia a una comisaría en la que debió esperar desde las 05:00 de la mañana hasta las 09:00 que alguien la atendiese, porque no se cumple con la ley que indica que en todas las comisarías debe haber personal idóneo para recibir este tipo de denuncias. En otro caso, a una mujer que había conseguido la orden de restricción y una orden de pericias psicológicas y psiquiátricas a su marido, le dieron un turno de “visita” psiquiátrica para él… con fecha 16 de octubre. Es fácil adivinar el calvario por el que pasará esa mujer en las próximas semanas.

A veces son los fiscales los que no cumplen con su tarea, ya sea por desidia, o por incapacidad. Una mujer que había denunciado a su marido varias veces por violencia de género y que había conseguido una orden de restricción, por poco termina como Mariana Roby. Su ex marido entró a su domicilio, la zamarreó de los cabellos por toda la casa y luego se llevó armas de lo que había sido el hogar conyugal. ¿Habrá que sentarse a esperar que la mate? El hombre había violado varias veces la orden de restricción y todo el tiempo ataca y amedrenta a los parientes y amigos de su ex esposa. Y lo único que puede hacer la mujer-víctima entonces es denunciarlo a la justicia. “Lo denuncié trece veces y el fiscal lo absolvió en once oportunidades. No hizo nada. Al contrario, decía que las lesiones eran leves, o menos, y que no podía meterlo preso. Vivo con miedo. ¿Para qué quería las armas que se llevó?” contó.

Las órdenes de restricción son prácticamente inútiles aun cuando ocurre un hecho delante de las narices de la policía. Una letrada especialista en cuestiones de género contó que meses atrás, una mujer fue corrida a golpes de su casa por su marido, que tenía una orden de restricción de acercamiento al hogar. La mujer salió a la calle y vio a un policía al que abordó de inmediato, contando la situación a borbotones y muerta de miedo, como pudo en ese momento. Mostró además sus lesiones. El policía le pidió la orden de restricción, que ella siempre lleva encima. Pero el uniformado no le hizo caso porque el documento “era una fotocopia”. Y encima le preguntó si el marido golpeador estaba notificado de la medida judicial. Un maltrato termina siendo funcional al otro.

Otra abogada se quejó de que los policías suelen desalentar a las mujeres a que concurran a las comisarías con sus abogados. “Deje… mamita… ¿para qué viene con abogado, si nosotros le resolvemos el problema?”. La soga en la casa del ahorcado: Aída Kemelmajer de Carlucci contó también en MDZ Radio que decenas de policías acusados de maltrato aun portaban sus armas, o no se les hacían pericias psicológicas y psiquiátricas para analizar sus avances, o retrocesos.

Las mujeres que deciden denunciar pasan a otro nivel de maltrato: la violencia institucional. En general, con abogados o no, deben aguardar varias horas en las comisarías mientras el maltratador las espera en su propio domicilio o a la vuelta de sus trabajos. Por eso, con su inacción, los fiscales protegen al que lastima. Les dan cobertura legal a victimarios con perfiles psicóticos capaces de encantar serpientes, o de caerles bien a todos sus vecinos. “Todo el sistema protege al violento” opinó la abogada Paula Vetrugno, una de las veteranas de estas lides en el foro local. “Hay todo tipo de violencia, contradenuncias, falta de asistencia alimentaria, extorsiones económicas y psicológicas, violencia sexual y física… y fallan las redes de información y contención” explicó.

El problema de la violencia es la estigmatización, por un lado, y la falta de identificación con lo que ocurre. “Las campañas suelen ser violentas y mostrar a mujeres llenas de sangre o con magullones… entonces, las que son víctimas de otro tipo de violencia, no se identifican y no denuncian” contó esta semana uno de los especialistas consultados en MDZ Radio.

La justicia de familia es la que lleva parte del peso del problema a la hora de resguardar a la mujer golpeada. Pero la mayor responsabilidad cuando los maltratos se reiteran, es de la justicia penal: jueces que no se comprometen con las víctimas a la hora de revisar decisiones, o fiscales que directamente no actúan victimizando de nuevo a quien de por sí sufre, son moneda corriente.

El caso de Mariana Roby, como el de muchas otras mujeres, demuestra que el sistema no está preparado para contener a las mujeres víctimas de distintos tipos de violencia. Al revés, se las revictimiza haciéndoles desistir de la denuncia, sentirse culpables, o ignorando las advertencias. El fiscal que sobreseyó 11 veces a un ex marido violento… ¿Qué espera? ¿Una nueva muerte? Los jueces que dejan pasar las decisiones de los fiscales de primera instancia sin más… ¿Son cómplices? Sin dudas.

La muerte violenta de Mariana Roby en una provincia donde el 15 % de los asesinatos son contra mujeres, ayudó a poner la lupa sobre el mal funcionamiento del sistema. No hay información suficiente, hay multiplicidad de “oficinas de la mujer” que no trabajan de manera coordinada, no se cumple la ley provincial de violencia de género sancionada hace menos de cuatro años, el uso del botón anti pánico no está institucionalizado. Las mujeres de bajos recursos no tienen dónde ir una vez que son atacadas, no hay refugio para contenerlas. Y las de recursos medios y altos están igual de expuestas, porque el sistema está mal. Pensar que a Mariana Roby la mataron porque no tuvo tiempo de ir a buscar un papel y la policía nunca supo que debía cuidarla, indigna. Y demuestra que la actitud teórica contra la violencia de género no pasa de ser un conjunto de buenas intenciones desordenadas, entre cuyas grietas se filtran los violentos para amedrentar, lastimar, y asesinar. Hay miles de mujeres que aún no se animan a denunciar, justamente porque entienden que del otro lado de sus denuncias les espera otro maltrato: el de los jueces, fiscales, forenses, y policías.

Es así, la violencia de género es la versión moderna del “algo habrás hecho”, y se castiga a las mujeres en consecuencia. Son víctimas por partida doble, y además, desprotegidas.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Hay más personas viviendo en las calles mendocinas

Nicolás Munilla (MDZOL)

Voluntarios en Red advierte que en el último mes subió exponencialmente el número de indigentes que no tienen un techo donde vivir.

En Mendoza hay un millar de personas que viven en situación de calle de forma permanente, es decir, no poseen un hogar donde habitar y pasan los días y las noches a la intemperie. De ellos, la mitad se ubica en el Gran Mendoza, donde sólo en el último mes unos cien individuos han caído en la indigencia absoluta.

La crisis económica que ha afectado al país y Mendoza ha golpeado a los sectores más vulnerables de la sociedad. Los que se han llevado la peor parte son aquellos que, con mucho esfuerzo, lograron conseguir un lugar donde vivir y pasar las frías noches mendocinas, pero la realidad económica los expulsó nuevamente.

Hugo Fiorens, presidente de la ONG Voluntarios en Red y que trabaja intensamente con este grupo social de extrema vulnerabilidad, confirmó a MDZ Online que, en el mes de agosto, unas cien personas se ‘incorporaron’ a las filas de la indigencia y viven en las veredas de las calles mendocinas.

"Son personas que lograron conseguir un empleo y se pagaban una pensión, pero que últimamente perdieron sus trabajos y tuvieron que volver a dormir en la calle", señaló Fiorens. A ellos habrá que sumarle próximamente a unos 80 indigentes que están en los albergues provisorios de la Dirección de Acción Social de la Municipalidad de Mendoza durante los meses de invierno y deberán salir cuando el lugar se cierre.

Además, Fiorens explicó que "hay familias que Acción Social les paga un hostel, pero en otros casos, los niños de las familias pasan a los albergues de la Dinaf y sus padres quedan en la calle".

Voluntarios en Red es una organización no gubernamental que se dedica a brindar asistencia a las personas que viven en situación de calle. Todas las semanas, se organiza una 'merendada' en la plaza San Martín, de la Ciudad de Mendoza, con el fin de darles un sustento alimenticio a los más necesitados.

Los niños mendigos

A principios de este mes, Voluntarios en Red envió una nota a la Comisión de Derechos y Garantías de la Cámara de Diputados denunciando sobre la vulnerabilidad que padecen unos 500 chicos que son sometidos a la mendicidad en distintas zonas del Gran Mendoza, tanto en horarios diurnos como nocturnos.

De hecho, en el escrito se sostiene que "ha aumentado la cantidad de adultos que incitan a éstos a cometer ilícitos, en su mayoría hurtos (arrebatos de carteras, celulares, billeteras y otros, tanto en la vía pública como en los café de la zona). Si los niños no realizan estos actos delictivos, suelen sufrir violencia física y verbal por parte de quienes los mandan".

Sobre esta denuncia, Fiorens aseguró que "hemos logrado que patrullas de la Dinaf recorran las calles de la ciudad en búsqueda de niños mendigos, explotados por sus padres. En ese sentido, el Estado se está moviendo".

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Procesan a los policías Metropolitanos que tiraron con plomo en la Sala Alberdi

CORREPI - ANRED

La jueza Wilma López, titular del juzgado de instrucción nº 38, decretó ayer el procesamiento y prisión preventiva de los tres policías metropolitanos que, la noche de 12 de marzo de 2013, dispararon escopetas Mossberg calibre 12/70 cargadas con munición de guerra (plomo) de uso prohibido por los propios reglamentos policiales contra una multitud de personas que se manifestaban contra el cierre de la Sala Alberdi del Centro Cultural General San Martín, e hirieron a los trabajadores de prensa Germán Darío de los Santos (DTL!) y Esteban Ruffa (AnRed), ambos integrantes de la Red Nacional de Medios Alternativos (RNMA) y a Mario Ciro Fumaroni, de la biblioteca popular “Los Libros de la Esquina”.

“RESUELVO:

I. DECRETAR EL PROCESAMIENTO DE NELSON MAXIMILIANO ACOSTA, MIGUEL ANTONIO LEDESMA Y GABRIEL HERIBERTO PEREIRA DE LA ROSA, cuyas demás condiciones personales obran en autos, por considerarlos “prima facie” coautores penalmente responsables de los delitos de homicidio agravado por resultar los imputados miembros de una fuerza policial y haber abusado de sus funciones en grado de tentativa, reiterado en tres oportunidades que concurren en forma real entre si y todos en concurso ideal con el delito de incumplimiento de los deberes de funcionario público –arts. 42, 45, 54, 55, 79, 80 inciso 9° y 248 del Código Penal-.

II. CONVERTIR EN PRISIÓN PREVENTIVA LA ACTUAL DETENCIÓN DE NELSON MAXIMILIANO ACOSTA, MIGUEL ANTONIO LEDESMA Y GABRIEL HERIBERTO PEREIRA DE LA ROSA, cuyas demás condiciones personales obran en autos, de conformidad a lo normado por el artículo 312 y 319 del Código Procesal Penal de la Nación”. Causa nº 16.475, Juzgado de Instrucción nº 38, 25 de agosto de 2014.

La jueza Wilma López, titular del juzgado de instrucción nº 38, decretó ayer el procesamiento y prisión preventiva de los tres policías metropolitanos que, la noche de 12 de marzo de 2013, dispararon escopetas Mossberg calibre 12/70 cargadas con munición de guerra (plomo) de uso prohibido por los propios reglamentos policiales contra una multitud de personas que se manifestaban contra el cierre de la Sala Alberdi del Centro Cultural General San Martín, e hirieron a los trabajadores de prensa Germán Darío de los Santos (DTL!) y Esteban Ruffa (AnRed), ambos integrantes de la Red Nacional de Medios Alternativos (RNMA) y a Mario Ciro Fumaroni, de la biblioteca popular “Los Libros de la Esquina”.

En 42 carillas, la magistrada resumió los hallazgos de la investigación en el año y medio transcurrido, y consideró probado que “... los nombrados fueron quienes dispararon contra los tres manifestantes en la intersección de Corrientes y Paraná utilizando las armas provistas por la institución, aunque con postas de plomo, provocando las lesiones constatadas en autos”. También valoró, para procesar por el delito de homicidio agravado por ser miembros de una fuerza policial en grado de tentativa, “...la idoneidad del medio empleado a tal fin –una escopeta cargada con municiones de plomo-, la circunstancia de haber apuntado contra el cuerpo de los manifestantes, según sus categóricos dichos, así como también la deliberada sustitución de los cartuchos (...), todo lo cual amerita sostener que no hay duda que se representaron el resultado de muerte de las víctimas, y lo aceptaron y se conformaron como posible, resultando evidente el aspecto subjetivo del tipo analizado”, y destacó que no se trató de un abuso o exceso individual, sino de un “plan común con división funcional de tareas, demostrando el desarrollo secuencial del hecho, aquí relevado y probado, la existencia de esta voluntad común previa y concomitante a la ejecución, manteniendo en todo momento los intervinientes el poder decisorio sobre el comienzo, prosecución y finalización del curso causal (...)”.

Además del procesamiento y la prisión preventiva, basada en la gravedad de los delitos y la posibilidad de fuga y de entorpecimiento de la investigación por su condición de policías, la jueza también ordenó remitir copias a la justicia federal para investigar el delito de acopio y tenencia de munición (art. 189 bis apartado 3º del Código Penal), ya que al allanarse el domicilio del oficial mayor Pereira de la Rosa se encontró un enorme arsenal, con armas cortas y largas, chalecos antibala y proyectiles de todo tipo, que el hoy policía metropolitano trató de justificar diciendo que “le sobraron” de cuando revistaba en el GE1 (Grupo Especial del Cuerpo de Guardia de Infantería) de la policía federal.

Sólo en materia de municiones, se secuestraron en su domicilio particular:
Una caja con 39 cartuchos Speer Goldot 9x19.
Una caja marca Magtech con 32 cartuchos 9x19.
Una caja con 50 cartuchos calibre .45 Remington UMC.
2.608 cartuchos a bala 9x19. 82 cartuchos calibre .45.
5 granadas de agresivo químico.
Un proyectil de agresivo químico.
105 cartuchos calibre 12/70 con postas antitumulto (AT, goma).
165 cartuchos calibre 12/70 con postas propósitos generales (PG, plomo).
523 proyectiles Remington calibre .223.
180 cartuchos a bala calibre .308 Winchester.

La pericia balística sobre este material concluyó que varios de los proyectiles encontrados, como los .223, parte de los 9x19 y los .45) son munición de guerra de uso prohibido, y que los cartuchos 12/70 PG contienen postas que se corresponden con el proyectil extraído de la herida de uno de los baleados.

La resolución será seguramente revisada en breve por la Cámara de Apelaciones, y, en caso de ser confirmada, deberá prontamente ser elevada para el juicio oral y público, en el que la querella de la RNMA, acompañada por CORREPI, requerirá el máximo de pena posible para los tres oficiales de la Metropolitana, que son buen ejemplo de cómo fue conformada esta fuerza con la flor y nata federal y provincial.

Recordemos que, igual que Pereira de la Rosa, Miguel Antonio Ledesma proviene de la PFA, donde revistaba en el Grupo Especial de Rescate, mientras que Nelson Maximiliano Acosta integraba uno de los grupos de elite de la policía bonaerense.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Policía Metropolitana: El sueño de la fuerza de choque propia

COSECHA ROJA

Luego del desalojo en el barrio Papa Francisco, el diputado Horacio Pietragalla vio cómo cinco policías de la Metropolitana arrastraban de los pelos a un pibe. “Fuimos a hablar con el responsable de la fuerza. De atrás, otros policías me pegaron piñas y me tiraron al piso. Después empezaron a disparar”, contó a COSECHA ROJA. “Uno se presentaba con respeto y ellos decían “vení, tocámela”, te deliraban. Eran barrabravas, no canas”, agregó.


Fuente imagen: TELAM - COSECHA ROJA

Judith tiene 25 años. Vivía con el marido y las hijas de 3 y 5 en el barrio. Estaban durmiendo y empezaron a escuchar gritos: “viene el desalojo”. Los oficiales de la Metropolitana le tiraron la puerta abajo, la empujaron y la obligaron a salir. “Se me reían en la cara”, dijo a Cosecha Roja.

No es la primera vez que la policía Metropolitana actúa de esa manera. Luego de la toma del Parque Indoamericano en 2010 investigaron a 41 agentes por la muerte de dos personas. En el desalojo de la Sala Alberdi hubo fotógrafos y trabajadores de prensa heridos con balas de plomo y por el caso hay tres policías detenidos. En la represión en el hospital Borda 32 médicos, pacientes y trabajadores resultaron heridos. Por la represión, hay un agente de la Metropolitana procesado. En diciembre la justicia dictó el sobreseimiento de los responsables políticos de la Ciudad.

En el proyecto de ley que la creó en 2008, la Metropolitana se presentó cómo una policía de proximidad. “Iba a tener capacidades de mediación, un acercamiento y una forma de abordar los conflictos diferente a las otras fuerzas”, dijo a Cosecha Roja Manuel Tufró, Coordinador del equipo de Políticas de Seguridad y Violencia Institucional del CELS.

Para el periodista Ricardo Ragendorfer, la Metropolitana se convirtió “en la fuerza de choque del macrismo, es una policía de proximidad que se aproxima con palos”.

“Hay evidencias de compra de armamento pesado que se empieza a ver en el modo en que gestionan la protesta social y las manifestaciones. Esa es otra agenda, se estaba armando otra fuerza”, explicó el coordinador del CELS.

Según un estudio del CELS, en la información pública sobre las compras de armamento del ministerio de Justicia y Seguridad hay una misma resolución firmada por Guillermo Montenegro que se contradice: la única diferencia es la compra de balas de plomo para las escopetas 12/70 de la Metropolitana. Montenegro también negó el uso de balas de plomo en la represión de la sala Alberdi pero en la causa judicial quedó asentado que hubo 107 policías con armas de fuego.

A diferencia del resto de las agencias policiales del país, “la Metropolitana carece de los mecanismos y herramientas recaudatorias que tienen las policías con control territorial. Su misión es reprimir a trapitos, a ocupantes de espacio públicos, desalojar”, dijo Ragendorfer a Cosecha Roja.

“Cuando el ministro de Justicia y Seguridad Guillermo Montenegro armó la fuerza, contó el periodista, se inspiró en los Mozos de Escuadra, la policía autónoma de Cataluña cuya única misión es perseguir inmigrantes ilegales”, agregó.

Con la Metropolitana, el jefe de Gobierno porteño Mauricio Macri buscaba “no reproducir los vicios de otras fuerzas pero los mandos medios y altos provenían de otras policías e incluso algunos ya estaban retirados”, dijo Tufró.

El sábado, Evelina dormía en short y remera cuando la policía Metropolitana le golpeó la puerta al grito de “desalojo”. Alcanzó a llevarse el documento y un abrigo. Esta mañana volvió al predio para intentar recuperar el resto de sus cosas.

La mayoría de las familias se mudaron a casas de familiares o a los paradores de la ciudad. Todavía quedan unas 40 acampando en la esquina de Avenida Cruz y Pola. El predio está vallado y el que sale no puede volver a entrar. Los vecinos les pasan comida y pañales a través de las vallas y reclaman que pongan baños químicos. Durante la tarde de hoy, al acampe solo se acercó una mujer de la Secretaría de Niñez. Quería convencer a las mujeres que fueran a los paradores. El resto del tiempo hay un solo interlocutor. La Policía Metropolitana.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Persecución judicial

RED ECO

La Liga Argentina por los Derechos del Hombre, la Asociación de Amigos y Familiares de Luciano Arruga, el Servicio Paz y Justicia y la Apdh de La Matanza convocan para este viernes 29 de agosto a Conferencia de prensa para denunciar la persecución judicial contra Pablo Pimentel, defensor de los derechos humanos, por aportar al esclarecimiento del crimen de Gabriel Blanco. La misma se realizará en la sede de la Liga, Corrientes 1785 2º C, CABA.

Conferencia de prensa: Persiguen judicialmente a un defensor de los derechos humanos por aportar al esclarecimiento del crimen de Gabriel Blanco.

Viernes 29 de agosto a las 12:00 hs. en Corrientes 1785 2º C, CABA

Convocan la Liga Argentina por los Derechos del Hombre, la Asociación de Amigos y Familiares de Luciano Arruga, el Servicio Paz y Justicia y la Apdh de La Matanza

Debido a su permanente acompañamiento a las víctimas de abuso policial, se ha montado contra el compañero Pablo Pimentel y la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos de la Matanza una campaña de estigmatización por parte de los medios de comunicación adictos al Poder y se ha llegado al armado de una causa judicial por el supuesto delito de haber instigado falsas denuncias de un grupo de jóvenes contra la Policía, a raíz del asesinato del joven Gabriel Blanco en marzo de 2007, investigación fortalecida por la denuncia que quienes compartieron con Blanco la detención. Por el crimen fueron indagados, imputados y detenidos por el Juez Raúl Alí los policías Rubén Darío Suárez, Ariel Emiliano Gómez y Pablo Balbuena pero pasado el tiempo un abogado de apellido Fernandez denuncia ante Fiscalía General la presunta incitación a falso testimonio de aquellos jóvenes, la cual, contra la opinión de la Fiscalía Descentralizada a la cual la deriva, se niega a desestimarla, dejando abierta la investigación, que no es otra cosa que una forma de amenaza judicial contra los que luchan por la verdad y la Justicia.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Las Lomitas: No se resolvió la excarcelación de los wichi Tejada

Liliana Giambelluca (ANRED)

Hoy se cumplió el plazo para resolver la situación procesal de los hermanos Tejada, pero el juez de la causa no se expidió. Ricardo Tejada fue trasladado esta mañana a la Alcaldía de Las Lomitas y hubo una rueda de reconocimiento. Los detenidos podrían comenzar una huelga de hambre.

Francisco Orella, juez subrogante del Juzgado de Instrucción y Correccional de Las Lomitas, hoy debía definir si otorgaba o no la excarcelación a los hermanos Tejada, ya que vencía el plazo de diez días hábiles que legalmente debía esperarse tras las indagatorias a los detenidos.

El abogado Daniel Cabrera, nuevamente a cargo de la causa luego que los hermanos Tejada removieron al concejal del FpV de la defensa por no cumplir con su promesa de lograr su libertad “en dos días”, dijo a esta cronista que presentará un escrito para pedir al juez que resuelva de inmediato la situación procesal de Esteban, Avelino, Manuel, Rogelio y Ricardo Tejada de la comunidad wichi El Colorado, Departamento Ramón Lista, de la provincia de Formosa, detenidos el 28 de julio.

Cabrera también informó que esta mañana Ricardo Tejada fue trasladado desde la Alcaldía de la ciudad de Formosa hasta la Alcaldía Mixta de Las Lomitas y que luego “hubo una rueda de reconocimiento absurda” con los detenidos.

El letrado destacó que el artículo 249 del Código Procesal Penal de Formosa establece que en la “forma de reconocimientos” las personas deben ser “de condiciones exteriores semejantes, a la que deba ser identificada o reconocida”, pero ello no ocurrió de esa manera.

También se mostró molesto porque los detenidos fueron ubicados en el estacionamiento público del Juzgado para que desde una oficina, el testigo, a través de la hendija de una persiana cerrada, pudiese reconocer al supuesto culpable.

Mañana se realizará una pericia médica forense a Ricardo Tejada y luego comenzará la etapa testimonial. Por la parte de los hermanos Tejada prestarán declaración siete testigos y cinco por el denunciante Pila Tedin.

Finalmente, el abogado Cabrera entiende que la situación de los detenidos se tornó más difícil porque “les incorporaron seis causas más” y que éstos “podrían comenzar una huelga de hambre”, pero aún no lo han resuelto.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Unidad de acción para frenar el ajuste. Peidro: “No hay otra manera de enfrentar el ajuste que no sea organizándonos desde la conciencia de clase”

Melissa Zenobi (ACTA)

Mientras los salarios se reducen día a día con acuerdos paritarios por debajo de la inflación, la patronal industrial despide trabajadores y el Gobierno ataca con palos y gases lacrimógenos la protesta social. Los trabajadores se dividen entre quienes no llegan ni a mediados de mes y a los que ven saqueado su salario a través del impuesto a las ganancias. En el marco de la construcción del paro de 36 horas del 27 y 28 de agosto, ACTA dialogó con Ricardo Peidro, Secretario Adjunto de la Central.

-Si bien el impuesto sobre el salario es muy importante en el reclamo de los trabajadores, ¿Cree también fundamental que se impulse una ley para prohibir despidos?

- Sí, por supuesto. Uno de los temas que atraviesa con más fuerza el reclamo de los trabajadores es la pérdida de la fuente de trabajo. En un esquema general donde se agudiza la precarización, los falsos monotributistas, los trabajadores precarios, los trabajadores desocupados, la preservación de trabajo vuelve a estar primero en la agenda de cualquier organización que defienda los intereses de la clase trabajadora y una de las preocupaciones más grandes para cualquier trabajador. Y lo vemos muy claro en los últimos conflictos, donde hubo suspensiones, despidos, no pago de haberes. O sea que se abre un abanico de reclamos donde no sólo debemos luchar por avanzar en derechos laborales, disputa por el salario, que no te confisquen el salario con el impuesto a las ganancias, sino que también se vuelve imprescindible la lucha por la preservación del empleo.

Pero lo que no se puede resignar en la pelea por el empleo, son las otras reivindicaciones de la clase trabajadora. Porque muchas veces, el argumento de los empresarios, de los patrones y de los gobiernos es decir “no peleen por mayores salarios, ni mayores reivindicaciones porque ahora lo más importante es el empleo”. Y no es más que un mecanismo de disciplinamiento, porque para que no le discutas la repartición de las ganancias ni mayores derechos, implementan los despidos. En ese sentido es una preocupación, debemos plantear una ley para que no haya despidos por un año, pero sin resignar todas otras reivindicaciones.

-¿De qué manera las definiciones del Gobierno en cuanto al endeudamiento externo pesa sobre la política económica en general?

- La postura histórica de la Central en conjunto con otras organizaciones es la de investigación de la deuda, como lo han hecho otros países. Establecer, en primera instancia, qué deuda nos corresponde y cuál es fraudulenta. En ese sentido, sabemos que la mayor parte de la deuda contraída, fue durante la dictadura militar por empresas privadas y a costas de un genocidio que conllevó la destrucción del sistema productivo. Después, con el retorno a la democracia, la deuda se siguió aumentando para beneficio de los sectores privados. En la década del `90, la deuda se estatizó y las consecuencias para la clase trabajadora durante todos estos años fue que se priorizó el pago de esta deuda fraudulenta, contraer más deuda para pagarla y mientras que se postergaron reivindicaciones históricas de todo el pueblo y la clase trabajadora. Y otra vez volvemos a lo mismo, independientemente de la reestructuración de la deuda que se hizo y de todas estas cuestiones, el que se pelea es el club de pagadores. Porque tanto la oposición mediática visible y permitida como desde el propio Gobierno, se pelean por cómo hay que pagar esa deuda. Nosotros seguimos insistiendo en que se deben tomar una serie de mecanismos que tienen que ver suspender el pago a los organismos internacionales hasta tanto no se investigue, mientras se toman medidas que apunten a cumplir con la deuda interna, la deuda con el pueblo.

-Todo parece indicar que de acá en adelante con el avance del ajuste se profundizarán las protestas con una reacción popular muy grande, tal vez similar al 2001 y va a ser necesario canalizarlo ¿En qué medida esto representa un desafío para las formas organizativas de la CTA? ¿O cree que deberá haber modificaciones?

- La denuncia de la criminalización de la protesta, tanto la judicialización como la represión, es algo que viene desde hace un tiempo. Sin embargo, las características para el disciplinamiento de la clase, cambian constantemente. En un comienzo, por los menos desde el discurso, éste gobierno no reprimía, aunque por supuesto no se resignaron otras formas de disciplinamiento que siempre han existido. Más tarde comenzó a querer reglamentar la protesta con la Ley Antipiquetes. Internacionalmente los patrones están planteando cercenar derechos como el de huelga o la protesta gremial. Ante esto, nosotros planteamos que el ajuste y la represión se necesitan uno a otro.

En cuanto al tipo de respuesta, nosotros debemos seguir avanzando en la organización de la clase trabajadora. No hay otra manera de enfrentar ajuste y el avance sobre nuestros derechos y salarios, que no sea con organización de clase. Esto debe darse en varias direcciones: tenemos que elegir delegados, conformar nuevos sindicatos, pelear la conducción de sindicatos que están en manos de burócratas y avanzar en el fortalecimiento de la CTA como una Central de Trabajadores y Trabajadoras. En este punto, el Impuesto a las Ganancias, la desocupación, la precarización, trabajo en negro, la inflación: son todas problemáticas que afectan a la clase. Por eso no son contradictorias estas luchas. Lo que hay que evitar es la atomización a la que intentan someter a los trabajadores para debilitar su fuerza. Todos estos perjuicios que sufre el obrero son partes de un mismo ajuste.

Y en este sentido es primordial también la unidad de acción con todos los sectores, que es un planteo que excede a la CGT. La unidad de acción es con todas las expresiones de lucha en todo el país. En comisiones internas, con otras centrales sindicales, con las poblaciones que pelean porque las están envenenando, con las regiones que se están cayendo con la desaparición de las economías regionales. Tiene que haber un planteo organizativo fuerte hacia adentro de la Central pero también es imprescindible la unidad con los demás sectores del campo popular.

-¿Cómo cree que repercutirá el ajuste en el sector estatal y el privado?

- Del sector estatal, podemos ver desde hace un tiempo las movilizaciones que se están produciendo en todo el país. Todos los días hay marchas en las provincias, los municipios. La política de ajuste está impactando primeramente en los trabajadores del Estado, con trabajo precario. No se cumple siquiera con el salario mínimo, cambio de tareas. Hay cesantías, falsos monotributos, trabajo no registrado. Justamente el espacio laboral que debería ser ejemplo, es donde más se profundiza la crisis y, a la vez, donde más respuesta de la clase se ve. Esta política de ajuste impacta también en el sector privado. Lo estamos viendo en el ámbito industrial donde las empresas tuvieron rentas extraordinarias durante todos estos años, y ahora lo primero que hacen para mantener sus ganancias y presionar al gobierno, es implementar despidos, disminuir los salarios y los derechos de los trabajadores. No hay cómo disfrazar el ajuste y eso va a impactar en toda la clase trabajadora, sin excepciones.

-Tras el paro ¿cómo cree que seguirá el plan de lucha de la CTA?

- Estamos construyendo un paro en unidad de acción, para unificar las luchas en todo el país. Vemos peleas en todos los sectores de cada provincia, en todas las regiones, tanto estatales como privadas. Cuando se construye un paro nacional, éste debe reflejar en un solo hecho, la unión en la pelea de todos los trabajadores. Y eso es lo que estamos buscando del paro de agosto. Lo que queremos en este paro, como Central, es poner en claro las reivindicaciones de la clase trabajadora y abrir canales para que nuestras propuestas sean escuchadas. Esto lo venimos pidiendo desde hace mucho tiempo y lejos de dialogar con quien no comparte sus ideas políticas y económicas, el Gobierno sigue citando a quienes las aprueba y aplaude. Eso no es diálogo y no hay camino hacia la solución de los problemas. Haremos la protesta de agosto, seguiremos organizándonos y construyendo el mayor poder popular posible para frenar el ajuste, avanzar en el país que soñamos.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Jornada Nacional de lucha de 36 horas con paro y movilización el 27 y 28 de agosto

ACTA

La CTA, junto a la Multisectorial convoca a una Jornada Nacional de Lucha de 36 horas en todo el país. Comenzando el día 27 a partir de las 12 del mediodía, con paro, movilización y piquetes. Confluyendo las ultimas 24 horas con la medida de la CGT (28 de agosto).

La protesta contempla las siguientes demandas:

- Prohibición de despidos y suspensiones: fábrica que cierra, fábrica que se ocupa.

- Aumento salarial de emergencia y de todos los planes sociales y jubilaciones.

- 82 % móvil para los jubilados.

- Eliminación del impuesto al salario.

- Desprocesamiento de todos los luchadores sociales. Derogación de la ley antiterrorista.

- Exigimos la suspensión de pagos de la deuda externa y la inmediata investigación sobre su legitimidad ya que en su mayor parte es probadamente fraudulenta.

En Capital Federal, se realizará una movilización desde el Cabildo al Congreso, concentrando a las 14:30 para exigir a los legisladores la sanción de una ley que suspenda por el termino de un año los despidos y las suspensiones.

La jornada arrancará con concentraciones, desde las 11.00, en los siguientes puntos del área Metropolitana.

- Puente Pueyrredón
- Puente 12 (Autopista Richieri)
- Puente Saavedra
- Constituyente y General Paz

Las organizaciones abajo firmantes convocan a nuestro pueblo a sumarse a esta medida de lucha para dar respuesta ante el agravamiento de las políticas de ajuste e inflación del Gobierno Nacional que descargan la crisis sobre las espaldas de los trabajadores y el pueblo.

- CTA Central de Trabajadores de la Argentina
- CCC Corriente Clasista y Combativa
- MST Movimiento Socialista de Trabajadores
- Barrios de Pie
- OTR Organización de Trabajadores Radicales
- FNC Federación Nacional Campesina
- FUA federación Universitaria Argentina
- Movimiento Originarios en Lucha
- Federación Agraria Argentina

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

La precarización laboral detrás de la noticia

Carlos M. López (OTRO VIENTO)

Trabajan en las redacciones de los cientos de diarios del país, construyen las noticias detrás de las cámaras de televisión y cuentan la realidad desde un estudio de radio, pero no son escuchados ni respetados por una patronal que solo mide cuánto más se puede recaudar persiguiendo la noticia. Un análisis profundo sobre la cruda y compleja situación que atraviesan miles de trabajadores de prensa en la Argentina. Con la palabra de Tomás Eliaschev, delegado del Colectivo de Prensa.

La situación de los trabajadores de prensa en la Argentina puede resumirse a una palabra trillada pero no por eso menospreciada: precarización. La continua persecución por parte de las patronales, los bajos salarios, las malas condiciones laborales y otras tantas problemáticas son algunas de las situaciones que vive un trabajador de prensa y que han sido naturalizadas con el paso del tiempo. Si un empleado de la prensa escrita, radial o televisiva se queja de las condiciones que debe afrontar cotidianamente para ejercer la profesión del periodismo, esto es respondido con la peor y al mismo tiempo mejor herramienta que los propietarios de los medios de comunicación han sabido utilizar desde tiempos remotos: el silencio.

Esta situación, fue explicada por el delegado de Revista Veintitres, periodista de Marcha, e integrante del Colectivo de Trabajadores/as de Prensa (CTP) y del Frente Popular Darío Santillán (FPDS), Tomás Eliaschev. En comunicación con Otro Viento, comentó que "paradójicamente, pese a la exposición que tienen los medios de comunicación, hay un gran silenciamiento sobre lo que ocurre hacia adentro de los medios en cuanto a la explotación y a la enorme precarización que se da en las redacciones. Esto sucede no solo en los grandes medios nacionales sino también en las provincias".

La explicación de Eliaschev no subyace de la nada misma. Actualmente, los trabajadores de diarios como Hoy, Página/12 o Ámbito Financiero, multimedios como C5N o Crónica, y radios como el caso de Radio Nacional o Radio Provincia en Buenos Aires, se encuentran en una compleja situación al no ser escuchados por sus patronales y estar expuestos a una constante precarización. Es por esto, que el CTP puso en marcha la unión de fuerzas entre los empleados de distintos medios del país para empezar a tomar conciencia y buscar una salida a la precarización tan marcada y descontrolada que se vive en la gran mayoría de los medios.

Eliaschev, explicó que el CTP al que representa "es un intento más de organizar la resistencia frente a la prepotencia de patronales que están acostumbradas a manipular la agenda pública en función de sus intereses y que están acostumbrados a no cumplir la ley en cuanto a las relaciones laborales".

A su vez, planteó que "tenemos que lograr una organización de los trabajadores de prensa para resistir las condiciones en las que trabajamos, porque uno de nuestros principales problemas para enfrentarnos a esta precarización es la ausencia de conciencia de clase, en el sentido que los compañeros de los gremios periodísticos tenemos dificultades para asumirnos como parte de la clase trabajadora".

Escribir y hablar sin poder hacerlo

¿Por qué un trabajador de prensa informa diariamente sobre los tantos paros docentes (por nombrar un caso) que atraviesa la provincia de Buenos Aires y el país a lo largo del ciclo lectivo y cuando un puñado de trabajadores de prensa marcha al Ministerio de Trabajo no es publicado prácticamente por ningún medio comercial? La respuesta a este interrogante podría reducirse a la orden que cumple cada trabajador de silenciar su propia realidad y continuar siendo víctima de un sistema mediático comandado fuertemente por pocas manos, que lleva adelante la autocensura como una práctica cotidiana.

Por otro lado, y tal como lo expresa el Colectivo de Prensa, será obra de cada trabajador el encontrar los recursos para ejercer la profesión sin perder el puesto de trabajo y al mismo tiempo defender sus derechos, muy alejados de los intereses que defienden los empresarios para quienes trabajan.

"Hay una parte que nos corresponde a nosotros mismos y somos cada trabajador de prensa en cada redacción los que tenemos que romper el miedo y el individualismo para generar respuestas colectivas”, destacó Eliaschev, al mismo tiempo que reconoció que “está surgiendo una nueva camada de activistas y militantes del gremio de prensa, que podemos plantarnos de cara a la sociedad a decir qué es lo que pasa adentro del Grupo Clarín, qué pasa con los nuevos grupos monopólicos que se están generando y que podamos resistir los enormes grados de flexibilización y maltrato laboral”.

Esta unión, también se vio impulsada como una forma de enfrentar la falta de representación que actualmente ejerce la Unión de Trabajadores de Prensa de Buenos Aires (UTPBA), que este año pautó un aumento del 21 % con el Ministerio de Trabajo, haciendo a un lado las voces de los trabajadores que reclamaban y siguen reclamando un salario acorde a la inflación percibida en los últimos meses.

Eliaschev, califica como “pésima” la relación que los trabajadores mantienen con el gremio y asegura que la cabeza conductora de la UTPBA "está al frente hace décadas y han abandonado todo intento por resistir a las patronales, no presentan ninguna batalla, no proponen organización en ningún lugar de trabajo como las agencias de noticias, los diarios, las radios y la televisión", y agregó que "son un grupo con un impresionante alejamiento de la realidad del laburante y de forma insólita nos acusan de elitistas por querer defender las condiciones de trabajo, cuando lo que hacemos es organizar a los trabajadores que hacen la tarea específicamente periodística para defender las condiciones laborales y el salario".

Además de que en este año se concretó uno de los peores acuerdos paritarios de todo el país y la UTPBA no permitió la participación de los delegados electos en las negociaciones con el gobierno nacional, también desde hace años no ofrecen respuestas ante los abusos que ejercen diariamente los empleadores en los medios de comunicación, ya sea soportando las larga pasantías, las colaboraciones o cualquier herramienta utilizada para no efectivizar a más trabajadores.

Para el delegado, el gremio “tiene un discurso progresista o ligado a causas más populares pero su práctica no se condice con eso", y atribuyó esto "a los intereses de una camarilla que lo único que busca es preservar sus propias fuentes de sustento, que están hace demasiados años atornillados a los sillones del sindicato, entonces procuran desorganizar y fomentar el aislamiento y la indiferencia; es un sindicato que plantea que los trabajadores no nos organicemos y no luchemos por nuestros derechos".

El primer paro de los trabajadores de prensa que se registra en la Argentina se remite a 1919, cuando el diario La Prensa sufrió acompañado por los obreros gráficos y que derivó en la primera lucha en defensa de los derechos de los trabajadores de los medios de comunicación. Ésa, es la lucha que hoy se encuentra al margen del resto de reclamos laborales que mantienen cientos de trabajadores argentinos. “Entender esta lucha por dentro es muy importante y lo que no se puede escribir en los medios en los que trabajamos, lo podemos hacer por otros medios para tirar una botella al mar y seguir luchando por ser reconocidos”, enfatizó Eliaschev.

El después de la Ley

La Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual marcó una nueva era para el periodismo de la Argentina. Más allá de los beneficios anunciados y los no alcances de la norma reclamados por diversos sectores, desde el CTP rescatan el valor que tuvo una Ley de Medios que supo evidenciar el accionar político, social y económico que ejercieron y siguen ejerciendo los medios de comunicación hegemónicos dentro del territorio argentino, con complicidades fuera de las fronteras.

En este marco, Eliaschev afirmó que “el gran mérito de la Ley fue el proceso previo de discusión, que tuvo un planteamiento sobre el derecho a la información, el cuestionamiento al monopolio y el conocimiento sobre los intereses del Grupo Clarín, todo lo que creo que fue positivo para abrir una grieta y poner en cuestión el rol y la realidad de los medios de comunicación”.

De igual forma, aseguró que “también hemos observado que se han constituido nuevos monopolios o han crecido grupos empresariales, y vemos que es una pena que no se haya fortalecido a los medios comunitarios, al incluir un espacio prioritario para los medios sin fines de lucro, porque se ha avanzado poco en la desmonopolización en ese sentido. Los actores no han cambiado, ha cambiado la subjetividad en la discusión, y hace falta avanzar en muchas leyes antimonopólicas”, añadió.

Asimismo, Eliaschev detalló que "luchamos por discutir a fondo el rol de los monopolios y el derecho a la información y a la comunicación, porque tal como los docentes, nos aparente que no ejercemos cualquier oficio, sino que es un oficio que forma una conciencia que no puede estar mercantilizada, como lo es en la situación actual".

"Las tapas no son nuestras, el tamaño de las notas no lo decidimos -continuó-, pero si uno lee con atención todos los medios, va a describir grietas en donde aparecen cosas que uno no hubiese imaginado o si no existiese alguien que las estuviese disputando con alguna línea o recuadro antisistémico".

El diario que pega

El diario Hoy de La Plata, conocido históricamente por distribuirse de forma gratuita y portar un alto contenido de publicidad en sus hojas (actualmente tiene un valor de diez pesos), no es solo un diario más de la capital bonaerense. Recientemente, un nuevo trabajador de prensa fue agredido dentro del diario dirigido por Myriam René Chávez de Balcedo, una mujer apuntada por una estricta y sistemática forma de presionar a sus trabajadores, principalmente a través de la violencia. Esa violencia, es ejercida desde la palabra, desde la abolición de los derechos laborales y, por si acaso esto no bastara, desde la golpiza física. De esa perversa manera, opera uno de los diarios más importantes y leídos de la provincia de Buenos Aires.

Una nueva muestra de esto es lo que se vivió en los primeros días de agosto de este año, donde perdieron el trabajo siete trabajadores de un total de 15 despidos que se esperaban luego del receso invernal en el diario platense. Además, el despido de los trabajadores que ejercían su profesión contratados en negro o en el mejor de los casos como monotributistas, fue por medio de insultos de la dueña del diario y sin previo aviso ni justificación.

La represión y el maltrato por parte de Chávez de Balcedo es una constante, ya que no solo toma decisiones sin amparar los derechos de los y las trabajadoras, sino que también lo hace aplicando un mecanismo perverso de intimidación a través de insultos o contratando a personas ajenas y/o propias al diario, para echar a los trabajadores por la fuerza de sus puestos de trabajo, tal como ocurrió el pasado viernes 1° de agosto, cuando fueron despedidos cinco trabajadores.

Si bien Eliaschev dialogó con Otro Viento antes de los últimos despidos del diario Hoy, también aseveró que ante esta situación "vemos con muy buenos ojos que la FATPREN (Federación Argentina de Trabajadores de Prensa) esté presente denunciado la violencia laboral y la precarización de este caso", y recalcó que "esta es una situación que viene desde hace muchos años y es necesario que tomemos esto de forma nacional, que podamos difundir y que se sepa, porque La Plata es la capital de una Provincia que tiene la dimensión de un país y el diario Hoy es uno de los más conocidos de la ciudad".

Por último, con respecto a los trabajadores, recordó una herramienta propuesta por el sindicato de prensa de Mendoza, que propone defender a los empleados en base al artículo 64 del Estatuto de Periodista. Esta norma, "le indica al Estado que no puede financiar medios que no cumplan con este estatuto que poseemos los periodistas, y sería muy bueno que se tome en serio y los Estados nacional y provincial no financien medios que no cumplan con la ley, por lo que hoy deberían dejar de financiar a la totalidad de los medios", apuntó.

En este momento en una lista interminable de medios gráficos, radiales y televisivos, se despide a los trabajadores sin ningún tipo de pudor. Pero que esta situación continúe depende de la organización que puedan alcanzar los trabajadores de prensa para luchar unidos contra una patronal que jamás reconocerá los derechos de los empleados por el mero hecho de hacerlo. A su vez, replicar cada caso particular, parece ser una forma de evidenciar una problemática por demás oculta, siniestra y sin respuestas de un Estado, por ahora, ocupado en otras cuestiones. Los trabajadores de prensa también son parte de la clase trabajadora, y al menos esta vez aunque se vean obligados a hacerlo, empiezan a construir la noticia desde adentro.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.