jueves, 30 de octubre de 2014

Las 25 noticias más censuradas 2013-2014 (16): Pollos muertos en el “Bucle de Retroalimentación del Forraje” en la industria de la carne

PROYECTO CENSURADO

Traducción: Ernesto Carmona (especial para ARGENPRESS.info)

La industria de la carne de res alimenta cada vez más al ganado con excrementos de “aves de corral” raspados del piso del gallinero de los pollos, una práctica que “arriesga con expandir la enfermedad de la vaca loca sin que todavía haya hecho algo para detenerla la Administración de Alimentos y Drogas [FDA, por su sigla en inglés], denunció Brad Jacobson en OnEarth.

Después del susto que provocó en los años 80 y 90 la secuencia de encefalopatía espongiforme bovina (“enfermedad de las vacas locas") se tomaron muchas precauciones para prevenir otros brotes. La enfermedad de las vacas locas afecta lenta pero fatalmente a los seres humanos, y cocinar la carne de vaca no la libra a fondo de las bacterias.

En 1997, la FDA convirtió en ilegal alimentar las vacas vivas con reses muerte. La causa principal fue la enfermedad. En respuesta a esas leyes, la industria de la carne de vaca hizo acuerdos con la industria de las aves de corral para explotar esa escapatoria importante a la ley 1997. Jacobson describe un “bucle de retroalimentación de la engorda”: primero, la industria de las aves de corral alimenta sus ganado bípedo con restos de pollos muertos y de otras aves de corral; el estiércol creado por las aves de corral, conocido como “litera”, se vende entonces al productor del ganado que alimenta las vacas que el público termina consumiendo como eventual carne de res.

A principios de 2003, la FDA propuso prohibir el uso de la litera de las aves de corral como alimento del ganado bovino. La agricultura en grande se opuso a esta medida, y la FDA revisó su política. En vez de una prohibición permanente, la FDA requirió a los fabricantes de alimentos con pollos que accedieran a dejar de lado los que presentan más riesgos, o sea, la mayoría de los tejidos bovinos infecciosos.

Los altos empleados de la industria aseguran que no hubo registros de casos de enfermedad de las vacas locas, pero el Ministerio de Agricultura de EEUU (USDA) demuestra que por debajo del 1% de 35 millones de reses sacrificadas anualmente se ha encontrado la bacteria que causa la enfermedad de las vacas locas, formulando demandas a la industria que serán especialmente difíciles de establecer.

Agravando la falta de una adecuada inspección imparcial de las prácticas de la industria, el gobierno ahora está a punto de adoptar la decisión de apresurar y abreviar la inspección de las aves de corral que saldrán al mercado, independientemente de si se aprueba un plan propuesto por el USDA. La industria de las aves de corral ha estado buscando estos cambios por años. La nueva regla permitiría aumentar la velocidad en el procesamiento de pollos, actualmente de 140 unidades por minuto, a 175 aves por minuto. Las velocidades más rápidas reducen la intensidad de la inspección. Además, el número de inspectores federales en plantas de procesamiento sería reducido al 75%. En lugar de los inspectores federales, las compañías utilizarían empleados que no reciben el mismo nivel de entrenamiento y tampoco tienen una independencia apropiada para ejercer las obligaciones de la inspección.

El plan propuesto no sólo compromete salud del consumidor, sino también la seguridad del trabajador. Con altas velocidades de procesamiento, también aumentan las probabilidades de accidentes y lesiones del trabajador. El incremento de la velocidad solamente hará más peligroso el trabajo.

A la hora de redactarse este informe, la administración Obama parece estar a favor de la regla propuesta por las empresas de la industria del pollo.

Fuentes:
Brad Jacobson, “They’re Feeding WHAT to Cows?” OnEarth, December 12, 2013, http://www.onearth.org/articles/2013/12/you-wont-believe-the-crap-literally-that-factory-farms-feed-to-cattle.
Paul Solotaroff, “In the Belly of the Beast,” Rolling Stone, December 10, 2013, http://www.rollingstone.com/feature/belly-beast-meat-factory-farms-animal-activists.
Carey L. Biron, “US Plans to Speed Poultry Slaughtering, Cut Inspections,” Inter Press Service, March 7, 2014, http://www.ipsnews.net/2014/03/u-s-planning-speed-poultry-slaughtering-cut-inspections.

Estudiantes investigadores:
Brendan Barber and Mitsi Patino (College of Marin), and Jazmine Flores (Indian River State College)

Evaluador académico:
Susan Rahman (College of Marin) and Elliot Cohen (Indian River State College)

*) Ernesto Carmona, periodista y escritor chileno, miembro del jurado internacional del Proyecto Censurado.

Ver también:
- Hoy se publican las 25 noticias más censuradas en 2013-2014
- Las 25 noticias más censuradas 2013-2014 (02): Los gobiernos que más se benefician con ayuda de Estados Unidos practican la tortura
- Las 25 noticias más censuradas 2013-2014 (03): La gran prensa ignoró denuncia de WikiLeaks sobre el Tratado Trans-Pacífico (TTP)
- Las 25 noticias más censuradas 2013-2014 (04): Corporaciones proveedoras de Internet amenazan su neutralidad
- Las 25 noticias más censuradas 2013-2014 (05): Banqueros de Wall Street tienen apoyo pese a sus crímenes mayores
- Las 25 noticias más censuradas 2013-2014 (06): Estado profundo. “Gobierno sin referencias al consentimiento del gobernado”
- Las 25 noticias más censuradas 2013-2014 (07): FBI ignoró planes contra líderes Occupy mientras la NSA y el gran capital daban golpes a los disidentes
- Las 25 noticias más censuradas 2013-2014 (08): Grandes medios ignoran conexión entre clima extremo y calentamiento global
- Las 25 noticias más censuradas 2013-2014 (09): Hipocresía mediática de Estados Unidos en la cobertura de la crisis de Ucrania
- Las 25 noticias más censuradas 2013-2014 (10): OMS suprime informe sobre cánceres y defectos de nacimiento en Irak
- Las 25 noticias más censuradas 2013-2014 (11): Mega corporaciones y multimillonarios financian y dirigen las conclusiones de los think thanks
- Las 25 noticias más censuradas 2013-2014 (12): El Pentágono rebalsa dinero pese a severos problemas de auditoría
- Las 25 noticias más censuradas 2013-2014 (13): Un caso judicial desafía la inm[p]unidad de la industria nuclear en accidentes nucleares
- Las 25 noticias más censuradas 2013-2014 (14): Se acumulan pruebas del peligro para la salud por el uso de tecnología inalámbrica
- Las 25 noticias más censuradas 2013-2014 (15): Pretenden criminalizar el cuerpo de la mujer embarazada mediante reportes médicos obligatorios de abortos involuntarios

Proyecto Censurado, Project Censored, Censored, Ernesto Carmona, Universidad Sonoma State, Sonoma State University, Peter Phillips, Estados Unidos, Censura, Medios de Comunicación

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Las corporaciones transnacionales y el cambio de paradigma en las relaciones internacionales. (Parte I)

Juan Francisco Coloane (especial para ARGENPRESS.info)

Uno de los factores determinantes en las relaciones internacionales, proviene cada vez más de la inversión extranjera y del manejo que le corresponde a las Corporaciones Transnacionales (CT). Ese manejo es político y está afectando la posibilidad de desarrollar un nuevo orden mundial que permita relaciones internacionales basadas en los equilibrios de poder y en mecanismos internacionales acordados para contener las aspiraciones de supremacía en el nivel que fuere y en la nación que lo ostente.

Las cadenas de valor mundiales coordinadas por las CT representan aproximadamente el 80% del comercio mundial (UNCTAD.2013). Esto significa que gran parte del volumen de capital (liquidez en primer lugar) circulando por el mundo proviene de estas corporaciones. Este enorme flujo de recursos es en sí mismo un determinante mayor a la hora de la suma y resta en cualquier economía dependiente de la inversión extranjera, y por antonomasia influyendo a veces desmedidamente en la política exterior de los países. Si antes, digamos cuatro décadas atrás, la dependencia económica operaba a través de los estados, ahora la operación de dependencia es esencialmente no estatal y de convergencia directa entre capitales privados con escaso margen de regulación y selectividad por parte del estado. Esto sucede preferentemente en naciones menos industrializadas y autosuficientes en generación de inversión y dicho directamente, pobres y subdesarrolladas.

De las 100 CT con activos de mayor envergadura en el extranjero, cerca de 90 tienen sedes o se comandan en países que forman la Alianza Transatlántica. Principalmente éstos son: Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Alemania, Holanda, Italia, Japón, Bélgica, Luxemburgo y España. La enorme disparidad en cuanto al alcance global de las corporaciones con banderas de estas naciones respecto a las corporaciones del resto de los países, es un factor para tomar en cuenta en el análisis de las relaciones internacionales y sus tensiones actuales.

Un cambio de paradigma en las relaciones internacionales, es una idea previa a la globalización que estalla en la década de 1980 con la aplicación del ajuste estructural a las economías. La estrecha imbricación entre el capital corporativo transnacional y las economías nacionales, es el sueño de Jacques Maisonrouge, uno de los más influyentes presidentes de la IBM. En 1974 señalaba que el mundo de las corporaciones globales necesitaba de una contraparte. Concebida como una entidad tripartita compuesta por miembros de la fuerza laboral, el Gobierno y la representación de compañías transnacionales, quienes sentarían las bases de las nuevas reglas del juego. (Barnet, R.J.1974).

A partir del ajuste estructural señalado, cuyos principios rectores. - ajuste fiscal, privatización y desregulación-, deberían ser permanentes, las reglas del juego de la globalización también implicaban desarrollar uniformidad en los gobiernos de los países, lo que significaba un cambio institucional radical para facilitar el flujo del capital transnacional. El objetivo consiste en instalar una sola entidad económica de nivel mundial y finalmente un gobierno global unificado.

La transformación institucional de los estados para darle dirección y legitimidad a ese proceso de ajuste, requiere de su equivalente en el gobierno y en consecuencia en lo político. Ese determinismo económico no es un artificio teórico sino que es la condicionante fundamental para la gobernabilidad de la globalización que se ha expresado esencialmente en su dimensión económica.

La tensión internacional surgida en torno a Ucrania, Crimea, Siria, Irak, Corea del Norte e Irán, por citar las zonas de conflicto y guerras de mayor impacto, está revelando que el manejo en la política internacional, es cada vez más dependiente del peso económico del capital transnacional y las corporaciones que lo administran.

La confrontación que se observa en esas regiones está centrada en los recursos energéticos y por ser zonas de interconexión para el flujo de los mismos. Refleja que la geopolítica es también y por sobretodo geo-economía, donde las naciones que cobijan las corporaciones transnacionales que dominan la economía global, son las mismas que lideran la Alianza Transatlántica y las mismas que aspiran a ejercer su dominio sobre las naciones ubicadas fuera de esta alianza. Éstas a la vez, impulsan sus propias corporaciones con un alcance global emergente como son los casos de China, Rusia, India, Sudáfrica y Brasil y otras naciones con sus economías en alza.

También surgen iniciativas como la alianza entre Rusia e Irán para dar curso a una entidad bancaria y un circuito monetario propio y autónomo que estimule el comercio independiente del dólar de Estados Unidos. Si a esta alianza se sumara China, se estaría frente al mayor desafío económico para la Alianza Transatlántica en el período post guerra fría. Las duras sanciones económicas y políticas de la Alianza Transatlántica a Rusia por el conflicto en Ucrania y a Irán por el tema nuclear, se deben leer como medidas preventivas para desacelerar el crecimiento económico en ambas naciones en pos de su desestabilización y colapso.

La caída de las bolsas en las economías más desarrolladas a partir del triunfo estrecho de Dilma Rousseff en Brasil, es una señal que el peso del capital transnacional y de las corporaciones que lo manejan no cesará en su intento de interceder en las relaciones entre los estados y en las políticas domésticas de las naciones. La guerra está declarada, es soterrada y abierta a la vez.

La tensión internacional por los conflictos en Ucrania, Siria, Irak, Medio Oriente, y partes de del Asia reflejan el cambio de paradigma en las relaciones internacionales. La globalización requiere de uniformidad económica y en la política un sistema de gobernabilidad único también en función de la rentabilidad del capital transnacional. Un mundo sin fronteras excepto en Estados Unidos y los países que forman la Alianza Transatlántica. El resto aparece como comparsas aunque sean gigantes como Rusia, Irán, China e India.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Triple triunfo de izquierda latinoamericana

Manuel E. Yepe (especial para ARGENPRESS.info)

El doble triunfo en Brasil y Uruguay de sendos candidatos de la izquierda, unido a la reciente sonada victoria en Bolivia han venido a confirmar una perseverante tendencia política que se hace cada vez más determinante en toda la América Latina, en detrimento de la supremacía que antes disfrutaban las tradicionales oligarquías dependientes de Washington. Puestos a elegir entre dos modelos políticos antagónicos, los pueblos pronuncian sus preferencias por la izquierda.

Al calificar de izquierda la ideología determinante de las fuerzas políticas a las que los pueblos de muchos países de América Latina vienen confiando la responsabilidad de gobernarlos, no se habla de fuerzas compactas, ideológicamente homogéneas. Uno de los atributos más importantes que han caracterizado a los líderes de la izquierda que están protagonizando el milagro que experimentan hoy estos pueblos, es poseer el talento requerido para mantener su identidad unitaria con tolerancia y respeto para con todas las partes que hacen el conjunto. La capacidad para subrayar todo lo que une y soslayar todo lo que divida, y hacerlo con métodos democráticos, es tan importante como el respeto a los principios de fidelidad a los intereses populares, en especial a la protección de los más pobres.

La historia de los movimientos revolucionarios de América Latina está repleta de ejemplos de divisiones que han provocado derrotas y cómo la unidad ha precedido a cada victoria.

Las reelecciones de Evo Morales y Dilma Rousseff, así como el triunfo en primera vuelta de Tabaré Vázquez significaron también victorias sobre el golpismo mediático, que ha devenido arma sucia de los oligarcas ocupando el lugar que antes tuvo el golpismo militar como estrategia de los poderosos para contrarrestar la voluntad de las mayorías empeñadas en reivindicar sus derechos a decidir la orientación de los destinos nacionales.

Durante muchos años fueron golpes militares, o la amenaza de éstos, los métodos más recurridos para derrocar a gobernantes que contrariaran los intereses de las oligarquías y la hegemonía de las grandes corporaciones extranjeras, o para evitar que transcurrieran procesos electorales que permitieran la expresión de una voluntad ciudadana que no fuera la de las oligarquías.

Pero aquellos años de golpes militares, Operación Cóndor, desaparecidos, ejecuciones extrajudiciales y torturas cedieron a otros en que las oligarquías pretendieron regresar a los no menos inicuos, pero sí menos sangrientos, tiempos de las democracias representativas bajo su control, sin la repudiada participación de militares que se prestaban a desprestigiar a los institutos armados en aras de los espurios intereses de quienes los aprovechaban en beneficio propio.

Comenzaron tiempos de una democracia con matices distintos en cada nación que los pueblos inicialmente recibieron con júbilo, pese a que significaban la reinstalación de los viejos mecanismos de la “democracia” diseñada por Washington para garantizar la supremacía del dominio de los ricos y la participación decisiva del dinero en todos los aspectos de los sistemas electorales y de gobierno.

Pero, al darse espacio a los pueblos para expresar su voluntad en las urnas aunque se mantuviera intacto el poder del capital, las masas comenzaron a repudiar el orden anterior y a elegir mejores representantes de sus intereses.

Sobrevino la crisis de los partidos tradicionales encargados de garantizar candidatos para todos los cargos que respondieran a los intereses de los más ricos, patrocinadores de esos desprestigiados partidos.

Se empezaron a poner de moda los gobiernos populares que cumplían sus promesas. Ya no se podía contar siquiera con el arma del “desgaste del poder” en los políticos que hubieran llegado al gobierno sobre la base de un discurso en defensa de las masas, si luego cumplían sus promesas.

Con la mayor parte los mayores órganos de prensa escrita, televisiva y radial en posesión de los ricos, ha surgido un nuevo tipo de golpe de Estado, el golpe mediático. Aprovechando los formidables recursos técnicos de la propaganda comercial y la vigencia de la antidemocrática libertad de propiedad privada sobre los medios de prensa que niega la verdadera “libertad de expresión”, calumnian y desprestigian a los dirigentes o candidatos populares, al tiempo que venden estrategias neoliberales propias.

Véase cómo, en todos los países donde la izquierda ha logrado alcanzar el triunfo en elecciones presidenciales, los ganadores han tenido que sobreponerse a golpes mediáticos que, sin embargo, la ciudadanía de sus países ha sido capaz de frustrar con sus votos.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Coloquio de IDEA: Los capitalistas no sacan los pies del plato

Gabriel Solano (PRENSA OBRERA, especial para Argenpress.info)

Aunque el constitucionalista Sabsay recibió un aplauso cerrado por su diatriba contra la presidenta Cristina Kirchner, varios de los empresarios más importantes que estuvieron en el coloquio de IDEA salieron rápidamente a desmarcarse. La presidenta de General Motors, que oficia de presidenta del cónclave empresarial, fue la primera en poner paños fríos. Tiene motivos para ello: su empresa recibió un préstamo de la Anses a tasas subsidiadas, y cotidianamente negocia con el gobierno la entrega de dólares para importar las autopartes que el monopolio automotriz yanqui ensambla en la ciudad de Rosario.

En la misma línea que los pulpos automotrices se expresaron otros capitalistas beneficiados por la política del gobierno. El propietario de uno de los principales laboratorios del país también reprobó a Sabsay. Después de todo Cristina Kirchner ha respetado la ley de patentes que asegura enormes beneficios a la industria de los laboratorios. También ha autorizado, en los últimos meses, un aumento permanente de las tarifas de las pre-pagadas, que son junto con el Estado y las obras sociales los principales compradores de medicamentos.

Las disidencias entre los capitalistas se eliminaron cuando fueron consultados sobre qué medida debe tomarse ante el agravamiento de la crisis económica. La respuesta unánime fue arreglar con los fondos buitres, para por esta vía volver a obtener financiamiento internacional que permita pagar la deuda externa, tanto pública como privada. Los propios empresarios hicieron saber que los cumplimientos a término de las deudas privadas estaban comprometidos en la próxima etapa, sino se logra un acuerdo rápido con los buitres. El default, que ya alcanza a una parte de la deuda pública, se propagaría así al conjunto de la economía.

Pero en este punto también los capitalistas tienen motivos para presentarse como componedores con el kirchnerismo. Es que las negociaciones entre el gobierno y los fondos buitres para alcanzar un acuerdo en enero, una vez que la cláusula RUFO pierda vigencia, son febriles. Lo atestigua, por ejemplo, que la primera actividad del nuevo presidente del Banco Central haya sido concurrir a una reunión organizada por la JP Morgan, donde afirmó que el gobierno ya tomó la decisión de regularizar la deuda en default en el 2015. Vanoli dijo que se buscará la forma para que el costo político sea el más reducido posible, sabiendo que el gobierno deberá mandar a blanquear las paredes pintadas con la consigna “patria o buitres”. Esta forma será, muy posiblemente, el pago con bonos, siguiendo el `modelo` Repsol y los juicios del CIADI.

El arreglo con los buitres será un gran negocio para los capitalistas reunidos en el coloquio de IDEA. Esto porque permitirá la valorización de todos los títulos de la deuda externa, que mayormente están en manos de la burguesía nacional. Sin embargo el pacto con los buitres no alcanzará para abrir un ciclo de endeudamiento internacional y de ingresos de capitales. Para que esto ocurra será necesario proceder a una mega-devaluación, que abarate los activos del país, levantar el cepo cambiario y aplicar un tarifazo. Este programa es un golpe brutal contra los trabajadores.

La clase capitalista no quiere sacar los pies de plato. Su objetivo es que el gobierno llegue a fin del mandato y que realice el trabajo sucio de llevar adelante el ajuste, que ya está en marcha. La diatriba de Sabsay es la bronca de un derechista que no entiende porqué Chevrón, Exxon Móbil, Soros y el Citibank aún siguen bancando al gobierno.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

La ley petrolera y el artículo 29 de la Constitución Nacional. Alcira Argumedo: “Los diputados que voten está ley tendrán el estigma de vendepatrias y cipayos”

CONSTITUCIÓN NACIONAL: Artículo 29- El Congreso no puede conceder al Ejecutivo nacional, ni las Legislaturas provinciales a los gobernadores de provincias, facultades extraordinarias, ni la suma del poder público, ni otorgarles sumisiones o supremacías por las que la vida, el honor o las fortunas de los argentinos queden a merced de gobiernos o persona alguna. Actos de esta naturaleza llevan consigo una nulidad insanable y sujetarán a los que los formulen, consientan o firmen, a la responsabilidad y pena de los infames traidores a la Patria.

La Diputada Nacional por Proyecto Sur, Alcira Argumedo criticó la Ley de Hidrocarburos y adelantó que su voto será negativo. “El espíritu de la norma es la entrega total de los recursos” y agregó que la iniciativa oficial “cierra el círculo que comenzó en el ’92 con Menem y Kirchner”.

Argumedo comenzó evocando el libro de Juan Domingo Perón de 1957 realizado con las informaciones y conceptualizaciones de Raúl Scalabrini Ortiz llamado “Los Vendepatrias”.

La referente de Proyecto Sur consideró como “interesante tomar el capítulo que hace referencia a la falacia del capital extranjero y el otro que define a los vendepatrias y cipayos”. Y apuntó que “los diputados que voten esta Ley van cargar con estos estigmas”.

La socióloga señaló que “el espíritu de la Ley es la entrega de la totalidad de los recursos de gas y petróleo a perpetuidad”. La Diputada puntualizó a las regalías como otro punto oscuro del proyecto. “Son las más las bajas del mundo: están fijadas en 12% mientras Bolivia quedan en 50%.”, apuntó.

Según Argumedo, “no es casual que Evo Morales haya fijado las regalías en 50% porque se hizo carne la consigna de Túpac Katari antes de morir. Este cacique manifestó: ´no robes, no mientas, no cedas a las prebendas y no entregues tu dignidad’”.

Por otro lado, la diputada manifestó que “acá no están las banderas, los papelitos y los bombos con los militantes porque está Ley es una entrega vergonzante”.

A modo de cierre, Argumedo dijo que la nueva ley de hidrocarburos “es el cierre del circulo de entrega de petróleo que comenzó en 1992 con Manzano, Cavallo y Menem con el entonces gobernador de Santa Cruz, Néstor Kirchner”.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ley de Hidrocarburos: López y Pitrola denunciaron en el recinto una nueva entrega petrolera de carácter histórico

Los diputados nacionales del Partido Obrero Pablo López y Néstor Pitrola, integrantes del Bloque Frente de Izquierda y los Trabajadores, intervinieron en el recinto de Diputados en rechazo a la Ley de Hidrocarburos presentada por el Gobierno.

El diputado salteño Pablo López, quien viene de una provincia petrolera, hizo la intervención principal por parte del Bloque y señaló: “No hubo una sola fuerza política, excepto nosotros, que haya planteado el monopolio estatal de los hidrocarburos. Siendo un recurso estratégico toma el carácter de una entrega histórica. Esta ley pretende llevar a escala nacional el acuerdo con Chevron, que establece la posibilidad de exportar crudo, disponer utilidades para girar al exterior y tener precios internacionales de los combustibles, en dólares”, agregó López.

López finalizó planteando que “en el PO y FIT somos partidarios de la nacionalización integral de los hidrocarburos bajo control obrero, para que estos recursos y su renta sean colocados al servicio de la industrialización del país, a resolver los problemas más urgente de la población y a la inversión en investigación y desarrollo de energías renovables y no contaminantes”.

Por su lado, el diputado Néstor Pitrola explicó que la ley de hidrocarburos que se está discutiendo significa ir a fondo con un nuevo ciclo de la entrega petrolera. “El terreno fue preparado con la expropiación del 51% de las acciones de YPF, que de ningún modo se trató de una nacionalización, sino la toma del control de YPF, para avanzar en una re privatización, manteniendo a YPF como sociedad anónima, manejada por los intereses financieros de Wall Street. Y luego con la indemnización millonaria a la vaciadora Repsol”, señaló Pitrola.

Y agregó: “La política del gobierno, no es el autoabastecimiento, al contrario, el contrato con Chevron que se generalizan con esta ley, es parte de un mecanismo destinado al mercado mundial, a la exportación. La intención política del gobierno es mantener una estructura económica de un país productor y exportador de materias primas”.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

"Llegar a enero", con concesiones fabulosas

Pablo Heller (PRENSA OBRERA, especial para Argenpress.info)

Junto al asedio judicial que los holdouts vienen alentando contra la camarilla K (investigación de sus cuentas en el exterior), progresa otro cerco: el de los fondos buitre que tienen en su poder bonos que entraron en los canjes de deuda. En los últimas semanas, dos fondos de inversión se declararon poseedores del 25 por ciento de alguna de las series emitidas de los bonos Par, por unos 1.600 millones de dólares. Es la proporción necesaria para pedirle al gobierno la "aceleración" -o sea, el cobro inmediato de esa deuda. Estos nuevos buitres estarían intentando reunir el 50 por ciento, ya que con ese porcentaje neutralizarían cualquier recurso dirigido a desactivar su pedido.

Estos fondos han salido a comprar masivamente los bonos argentinos aprovechando su desvalorización, cuando una importante franja de fondos de inversión "institucionales" optaron por deshacerse de los títulos argentinos.

Según algunas fuentes, la reunión "reservada" de Alejandro Vanoli con el J.P. Morgan habría sido dictada por la urgencia de neutralizar esta amenaza, teniendo en cuenta que ese banco es uno de los principales poseedores de los bonos Par. El nuevo titular del Central habría tratado de apagar este nuevo foco de incendio dando seguridades de que en enero se irá a un arreglo con los holdouts y, por esa vía, a reanudar el pago de los títulos argentinos cuyo pago está bloqueado por el fallo de Griesa.

La huida al dólar

Mientras se desarrollan estas extorsiones cruzadas, asistimos al fracaso de la política oficial para impedir la huida al dólar. El aumento de las tasas de interés para los plazos fijos, que reditúa apenas el 50 por ciento de la inflación vigente, no ha servido para retener al ahorrista en el circuito bancario oficial. En el mes que corre, se ha batido récord en la compra de "dólares ahorro". Los bancos han encarecido fuertemente sus préstamos. La suba de los intereses no ha sido eficaz para frenar la sangría de divisas. Pero sí para restringir las posibilidades de crédito y, por lo tanto, reforzar la recesión.

Colocados entre la espada y la pared, los K están echando mano al otorgamiento de concesiones a mano abierta. A cambio de la promesa de liquidación adicional de granos por 1.500 millones de dólares, se le ha otorgado a las cerealeras la liberación de los cupos de exportación. Esta medida va a redundar en un nuevo salto de los precios del pan y de otros alimentos. En recompensa por esta liquidación adicional de granos, los exportadores recibirán un nuevo título en pesos, pero con la cotización atada al dólar oficial. Una suerte de seguro de cambio, que ahonda aún más el quebranto fiscal ya reinante. El mismo mecanismo se puso en marcha en favor de las aseguradoras y para hacerse de otros 1.000 millones de dólares. La emisión de un bono de esta naturaleza refuerza el carácter explosivo de una nueva devaluación.

La vigilancia y persecución de las cuevas y financieras que ha paralizado el "mercado con liqui" es un recurso precario y pasajero, que disimula las concesiones y el sometimiento al gran capital. Un economista ligado al gobierno, Miguel Bein, aseguró que "habrá que llegar a enero" -fecha marcada para negociar con los buitres- "cruzando el desierto con cantimplora". Es evidente, sin embargo, que la cantimplora de los trabajadores está vacía, con mayor carestía, suspensiones y despidos. Los capitalistas, en cambio, obtienen beneficios extraordinarios de su precario sostenimiento al régimen económico oficial.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Entrevista a "Nano" Balbo: “Sin indignación no hay buen maestro, tampoco esperanza”

Carlos Saglul (ACTA)

Discípulo de Pablo Freire, durante el gobierno de Héctor J. Campora fue nombrado al frente de una Campaña de Alfabetización de Adultos. Eso y su militancia en el Peronismo Revolucionario, le valió ser detenido por los militares. Por las torturas quedó sordo. Se exilió en Italia y al volver al país, retornó de la mano de obispo Jaime de Neváres a su profesión de maestro. Sus alumnos fueron mapuches adultos. Allí lo encontró Guillermo Saccomanno quien lo creía uno de los tantos desaparecidos del terrorismo de Estado.

Le dedicó un libro: Maestros: una lección de vida. Se lo podría llamar sindicalista, alfabetizador, dirigente de la CTA, pero Nano Balbo es exactamente eso, un maestro que sabe que sin indignación no hay esperanza.

-Es casual que el Día del Maestro se celebre en coincidencia con la fecha de la muerte de Domingo Sarmiento?

- Para nada. Se la instala como homenaje a Sarmiento, incluso a nivel latinoamericano (aunque luego cayó en deshuso) y la instalan los sectores dominantes como reconocimiento a un modelo de sociedad en el que la Escuela cumplía el rol de homogeneizar un país, que despreciando a los pueblos originarios, descendientes de esclavos africanos y criollos, recurre a la inmigración europea para poner en producción la tierra que habían conquistado -mediante el genocidio- a los pueblos originarios.

-Nuestra generación fue a una escuela donde era fácil copiarse con "un machete". Los docentes te daban las preguntas y también las respuestas. En el mejor de los casos se trataba de tener buena memoria. ¿Cambio algo?

- Lamentablemente, no lo suficiente. A pesar de que el Señor Google hoy pone a disposición del alumno toda la información necesaria y de la otra. Todavía sobrevive la enseñanza memorística. Nuestra historia, por ejemplo es un rosario de próceres y batallas, pero se da muy poca explicación sobre los intereses por los cuales se llegaron a esas batallas o a esos “liderazgos”.

Pienso que hoy, ante la explosión que vivimos en el campo del conocimiento, lo fundamental sería: Aprender a aprender.

- ¿Se puede esperar que un Estado al servicio de custodiar los intereses de las minorías forme alumnos capaces de cuestionar al Poder? ¿Algún Poder financia su propio fin?

- Freire decía que pensar eso, era por lo menos, ser ingenuo. Pero también es cierto que la “educación” fracasa siempre en aquello que se propone. Si así no ocurriera, todos saldriamos de una escuela pensando lo mismo y esto no ocurre. Y no ocurre, porque en La Escuela se negocian culturas. Cada alumno lleva al aula su propio patrimonio cultural que entra en contacto con aquel “añejamente urbano” de la escuela y entonces, aunque la clase del docente sea la misma, cada alumno construye cosas distintas. Por eso podemos afirmar que una Escuela Publica, es la escuela en donde las culturas se negocian democráticamente, sin que ninguna se imponga sobre la otra.

-¿Qué lugar le da la clase dirigente a la Educación?

- Al momento de las elecciones y en los discursos, le dan prioridad. Luego se olvidan y después la colocan en las zonas de conflictos. Hay un principio pedagógico que se ha invertido desde hace muchos años y nada se hace para corregirlo. En una Educación Publica, los recursos y la administración de los mismos deben ser centralizados en el Estado y controlados por los organismos pertinentes. En cambio, las cuestiones pedagógicas, deben estar descentralizadas. Las consideraciones del sujeto que aprende tiene que ser el punto de partida del proceso educativo. El neoliberalismo hace exactamente lo contrario, centraliza lo pedagógico en un Ministerio sin Escuelas y descentraliza lo administrativo contable, entonces, los maestros los directores o los supervisores, viven administrando en detrimento de su rol educativo. Hoy se invierte mucho más que en otras épocas, pero todo el material que se elabora, que insisto es mucho, termina siendo instructivista: son instrucciones que se piensan desde un escritorio en el Palacio Pizzurno y luego se manda a todas las escuelas. Distribuir lo mismo entre desiguales, es profundamente injusto, además de que a veces, es inútil pedagógicamente. Ahora se pretende que la escuela media tenga salidas laborales. Decirle a un alumno que tiene que ir a la Escuela para que así pueda conseguir trabajo, es una canallada. La Escuela no puede generar fuentes de trabajo, por un lado. Y por otro; yo tengo que decirle al alumno que en la escuela va a aprender a disfrutar de la vida, con todo lo que ello implica.

- Contame como conociste a Jaime de Neváres y cómo lo recordás.

- La primera vez que escuche hablar de Jaime de Nevárez, fue cuando la huelga del Chocón del ’69. Estaba haciendo la colimba en Junin de Los Andes y los militares nos dicen que tenemos que ir a combatir contra unos mineros bolivianos que habian tomado el Chocon dirigidos por un Obispo.

Después, cuando me vengo a Neuquén a estudiar, tuvimos reuniones con él por los problemas típicos de los estudiantes y ya como militante, nos encontramos varias veces en torno a problematicas sociales.

Con el gobierno de Campora, soy elegido Coordinador Provincial de la CREAR (Campaña de Reactivación Educativa del Adulto para la Reconstrucción). Le pido una reunión y le presento la Campaña, que va a apoyar con mucho énfasis. Lo recuerdo como una persona muy sabia y muy coherente.

- ¿En estos tiempos la mayoría de los políticos ofrecen sus “ideas” como un producto más. En cambio los viejos revolucionarios tenían algo de docentes, no?.

- La educación es una práctica eminentemente política por su potencialidad instituyente, ya que solo puedo conocer el mundo si lo transformo y al transformarlo, esta práctica me transforma, decía Freire. Es mediante un proceso educativo que puedo mostrar o esconder, como funciona una sociedad. Pero si encubro o disimulo como funcionan las relaciones sociales, entonces mi práctica educativa no resulta instituyente y como docente termino siendo un “administrador de ideas”, que para colmo son ajenas a mi realidad. Depende del compromiso y de los intereses que entran en juego en los sujetos de la educación.

Mientras que “la casta ” en la que ha devenido nuestra clase política, solo suelen preocupase por lo instituido.

Pero tambien los politicos pueden ser educadores instituyentes: para ello es necesario una opción ética manifiesta. Si su única preocupación es ganar una elección, entonces su opción es ser administradores, y a veces, ni siquiera de ideas.

-Militaste en el Peronismo Revolucionario, estuviste preso, sufriste la tortura, el exilio. ¿Te sentís parte de una generación cuyo proyecto fue derrotado o por el contrario, pensás que lo sucedido fue parte de un largo proceso de aprendizaje del pueblo donde hay aciertos, equivocaciones pero el camino sigue, se va haciendo al andar?

- Pienso que mi generación vivio un determinado proceso histórico y que en mucho de lo que se proponía fracasó. Pero tambien pienso que del fracaso se puede salir si aprendo honestamente de él; si lo leo críticamente, analizo y corrijo los errores que se pudieron haber cometido, que a todas luces, no fueron pocos. (claro, después de la batalla, todos somos generales, no?). Ahora, si insisto en las herramientas históricas como puede ser un determinado proyecto o determinadas formas de lucha en un contexto diferente y no lo considero como parte de un aprendizaje, me desbarranco en la derrota y sin estaciones intermedias.

Cuando Fidel asaltó el Moncada, sin dudas que fracasó. Pero realizaron el aprendizaje necesario y continuaron la lucha en Sierra Maestra convirtiendo su fracaso en una etapa del período revolucionario de Cuba.

-Aca también se verificó un Moncada. El tema es si la juventud pudo apropiarse de ese pasado con sus aciertos y errores o por el contrario “compró” un relato armado desde los medios y el Poder…

- Fui testigo por la Fiscalia y querellante por la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos en los juicios a los militares que se realizaron en Neuquén. Llegamos a ellos después de infinitas y desgastantes postergaciones luego de que se derogaran los decretos que habían mandado a archivo las causas. Las condenas, no es todo lo que esperamos, pero lo importante –para mí– fueron los alegatos de nuestros abogados de la querella y los fundamentos de los fallos. Logramos que quedara registrado para las próximas generaciones nuestra versión de lo que paso a través de una institución jerarquizada del Estado, como es o debiera ser la Justicia. A pesar de que ya no alcanza la vida, ni la de testigos o acusados para que los resposables de la sociedad civil rindan cuentas, estos procesos son una avance significativo.

También hay que tener en cuenta la importancia educativa que tuvieron. A los juicios orales y público asistieron muchas escuelas. Todos esos pibes (y no pocos docentes) que no sabían distinguir el rol de una fiscalía de una querella o de un defensor, hicieron un aprendizaje sustantivo de cómo funciona el aparato judicial. Este conocimiento es difícil que lo posea quien no es víctima o victimario de un delito, ya que el Poder Judicial, ha sido siempre el más inaccesible de la ciudadanía.

Otro tema que me parece importante poner en cuestión, es el concepto del “miltante” o “la militancia”. Siento estos vocablos cuando son vaciados de contenidos, son palabras que pasan como arena entre los dientes. Por otra parte, militar suena mucho a milico. Creo que la vida lo va poniendo a uno de frente a opciones éticas y entonces se toman determinadas decisiones, que se asumen o no, determinados compromisos, que siempre son colectivos y en el marco de una organización en la que se debate políticamente. En cambio, cuando esas decisiones o esos compromisos se asumen, no por convicciones sino por conveniencias, y obedeciendo a otro que piensa por mí, y a eso se le llama “militante”, pienso que nada tiene que ver con lo que pasó en la historia de nuestro país y que nos está exigiendo ser analizada.

-La “promoción” del pobre que proponen algunos gobiernos no se parece un poco a la domesticación de la pobreza, un agiornamiento de la vieja caridad de la oligarquía. Hablo de planes sociales en la Argentina, empleos de baja remuneración que no te sacan de la pobreza como en Brasil...

- Los sectores que ejercen el poder, abierta o de manera encubierta, apoyan sus explicaciones en tres falacias. Naturalizan lo social, entonces la pobreza se la equipara a un cataclismo natural, una inundación o cualquier fenómeno climático imponderable. También pueden eternizar lo histórico. Dicen “siempre hubo pobres y siempre los habrá”, y entonces hay que ver como se “domestica” esta pobreza mediante la ilusión y la caridad. La forma restante tiene que ver con banalizar los conflictos. Todo se intenta explicar en un blanco o negro, cuando en realidad es mucho más complejo, la realidad es de una infinita gama de grises. “O yo, o el caos”, decía alguien de cuyo nombre no quiero acordarme.

El conflicto es la política; el dilema, la ausencia de ella. El conflicto se resuelve con otros conflictos superadores y el dilema, solo se resuelve con la desaparición de uno de los polos. Y desaparición, es una palabra que en nuestro país pesa mucho.

Estoy convencido de que el problema no es la pobreza ya que si lo fuera terminaríamos culpando a las victimas. El problema es la riqueza injustamente distribuida que genera pobreza. A quien hay que “domesticar” es a los acaparadores de la riqueza que todos generamos. Éstos son el problema; los pobres son la consecuencia de este acaparamiento perverso.

-En los últimos años el tema de los pueblos originarios adquirió mayor visibilidad. ¿Cómo ves desde tu experiencia esa problemática?

- Cuando se habla del genocidio de la última dictadura, se lo suele comparar con el genocidio de los nazis en la segunda Guerra mundial. Pienso que esto es un error, ya que en nada se le parece, salvo en la metodología. En cambio encubrimos que en nuestro país ya había existido un genocidio muy parecido. Lo llevaron adelante los mismos intereses, el mismo ejército, los mismos apellidos: el genocidio de los pueblos originarios. Ese crímen terrible que hasta no hace mucho la historia oficial y la escuela, lo narraba como una gesta heroica.

Los pueblos originarios fueron sometidos militarmente, se los bautizó de prepo, les quitaron sus nombres, la lengua, la cultura. Se los niega como pueblo. Con una paciencia y valentía admirable, estos pueblos llevan adelante una resistencia que hoy los hace más visibles. Comienzan a reconstruir su identidad como pueblo-nación, y en tal sentido organizan sus luchas. No es que pretendan ser una nación independiente, pero tengamos en cuenta que la cultura de los pueblos originarios, sin una carnadura humana como pueblo-nación, es nada más que folklore para los turistas.

-¿Cuando mirás el mundo que nos rodea, qué es mayor: la indignación o la esperanza?

- Gramsci decía que uno debía mirar el mundo con paciencia impaciente. Con el pesimismo de la razón y el optimismo de la voluntad. Creo que sigue estando vigente. Por otra parte, no hay cambio posible en la sociedad, si antes no tenemos la esperanza de que ese cambio, no solo será posible, sino que es urgente y necesario. Esta esperanza de la que hablaba Freire, no está exenta de la indignación, es más, creo que es el alimento con el que se nutre la esperanza cuando no es “espera en vano”.

Si uno no es capaz de indignarse ante las injusticias del mundo, no puede ser un buen docente. Mis enseñanzas como maestro, por muy participativas y democráticas que sean, replicarán las relaciones de poder que hicieron posibles esas injusticias, aun cuando declame lo contrario. Sin indignación ante la injusticia no hay esperanza.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Del “Vatayón militante” a Berni, “nuestro hdp”

Gabriel Conte (MDZOL)

El secretario de Seguridad de la Nación, Sergio Berni, ha logrado instalar con éxito un debate absurdo e innecesario que –ya lo sabemos aunque nos ilusionemos- no cambiará el estado de la seguridad cuyos ejes pasan por otros lados y no por, precisamente, deportar o no a los extranjeros.

La escenificación del planteo del funcionario, ex militar y gestado en las huestes de Alicia Kirchner, es digna de ser analizada, ya que ha generado situaciones paradojales importantes hacia adentro del Gobierno y también en la vereda de enfrente. Pero ese tampoco parece ser el objetivo central de su cruzada antiextranjeros. Todo indicaría que es un “¡mírenme a mí, mírenme a mí!” que logra distraer a propios y ajenos de los problemas de fondo que tiene el país e, inclusive, consigue torcer la mirada sobre uno de ellos no abordado planificadamente e irresuelto, como es el de la seguridad.

Entretenidos como estamos, ya hay sectores que jamás votarían por Cristina Fernández de Kirchner ni por sus candidatos, pero que ven con afecto e interés la irrupción de Berni. Están encantados. Creen que el kirchnerismo ha dado un giro hacia “la cordura”.

Adentro, en tanto, pocos creen que se trate de un volantazo a la derecha. Los sectores más ajenos al discurso de Berni dentro de la alianza que compone el Frente para la Victoria aplauden la picardía, aunque algunos –los más sólidos y convencidos- sepan que está sembrando una semilla cuyo brote no da otro fruto que el odio, el racismo y la xenofobia.

Cordel Hull fue un diplomático estadounidense que nadie recordaría si no hubiese cometido un monumental sincericidio que hoy le es pedido prestado para calificar a casos como éste. Hull dijo respecto del dictador nicaragüense Anastacio Somoza: “Es un hijo de puta. Pero es `nuestro` hijo de puta”.

El show de Berni es peligroso, además de repudiable. Provocador y contradictorio y deja al descubierto grietas dentro de lo que se llamó como “el modelo”. Es que si no se tratara de “nuestro hdp”, los sectores que han proclamado otras ideas durante la última década no lo estarían tolerando como lo están haciendo. Calculemos no más qué hubiera pasado si lo que él está diciendo estudio por estudio de TV, captando audiencia, donando rating y creando una distracción inusitada de los problemas centrales, lo hubiera pronunciado otro: pónganle el nombre que quieran, pero que resulte fácilmente detectable dentro del arco opositor.

Lo que ocurre, pasando en limpio, es:

- Frente a casos conmocionantes de inseguridad que demuestran descoordinación, complicidad de uniformados y ausencia de un plan del Estado, se convoca a la sociedad a expulsar a “los extranjeros que delinquen”.

- Pero en la realidad “real”, no la que consigue instalar Berni, hay otras preguntas que hacerse y la respuesta está en el descontrol de las fuerzas de seguridad e inteligencia, posiblemente abocadas a otras cosas:

o ¿Por qué entran con tanta facilidad delincuentes extranjeros al país?

o ¿Por qué pueden desarrollar libremente sus actividades criminales?

o ¿Por qué no están presos?

o Si se gobierna desde hace 12 años, ¿desde cuándo ejercen estas actividades ilegales sin que nadie los toque? ¿Desde antes? ¿Son la herencia recibida?

o ¿Por qué no se los expulsó antes?

- Ahora se actúa con apuro: habrá elecciones. Se propone una presunta solución que convence por derecha a sectores medios conformistas o desinformados y, de paso, se los distrae de otras cuestiones.

- Además, cabe preguntarse en qué quedaron las políticas que promovieron el surgimiento, por ejemplo del “Vatayón militante”, que no sólo jamás habló de deportar a los delincuentes extranjeros, sino que les otorgaba una “libertad cultural” a todos, sin miramientos de origen ni de razón por las que fueron privados de su libertad.

Finalmente, en la superficie queda que pocos recuerdan el nombre de la ministra de Seguridad de la Nación y difícil resulta, por otro lado, recordar un esbozo de su política, si es que la tiene.

Durante muchos años se repartieron móviles policiales a troche y moche y se dijo que eso era “un plan”. Alguien se quedó contento con las compras masivas y otros agradecieron el envío de móviles que nunca vienen mal. No se pensó para qué ni como parte de cuál programación. No se apuntó a reducir en determinado tiempo un porcentaje de los delitos, tal como otros países (como Chile, por ejemplo) lo ha hecho con una vasta grilla de responsabilidades en todos los niveles del gobierno y también de la sociedad.

Ahora resulta que, como pasa en Mendoza, a las autoridades les preocupa más saber cómo harán para llenarles el tanque con combustible, que otra cosa. Y todos sabemos un grupo de cosas que hay que pronunciar para exorcizar a los fantasmas:

- El fin de año requiere de mucha capacidad de contención y acción responsable, ante las posibilidades de desbordes sociales y actos delictuales perfectamente organizados y disfrazados de “estallidos”. Hay que desmontarlos antes.

- El fin de cada gobierno nacional en los últimos 30 años (con la salvedad de los de Néstor y el primer mandato de Cristina) han sido violentos.

- Enero es, además, un mes de inseguridad expresa en todas las estadísticas, las que muestra la prensa y la que ocultan los gobiernos.

Por todo esto está bueno recordar que el circo sirve hasta cierto punto para hacernos olvidar de los dramas de la vida cotidiana. Cuando se va, el terreno queda lleno de marcas que parecen delimitar la realidad de la ilusión.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

"Vamos a seguir peleando por todos los lucianos"

Silvana Melo y Claudia Rafael (APE)


Autora foto: Claudia Rafael

Vanesa Orieta tiene la mirada atravesada por la tristeza. Y se la ve profundamente cansada. Tuvieron que pasar cinco años y ocho meses de angustia, zozobra, incertidumbre y un dolor intenso que recorre desde el corazón a los huesos, como una cuchilla. Hasta que el 17 de octubre asomaron a la luz los huesitos de su hermano. Nada le cambió en lo fundamental, dice. Ella sabía de lo inexorable desde que Luciano Arruga dejó de aparecer, en el final de enero de 2009. Lo sintió desde el primer día en que dejó de volver. Y fue ella la que, tan chiquita y tan frágil, se puso al hombro la búsqueda, la lucha, la angustia de su madre, las amenazas, los peligros, la conciencia de que a Luciano se lo tragó un mostruo sistémico. Que lo privó de aprender a tocar la guitarra, de desarrollar los pectorales como le hubiera gustado, de sufrir el descenso de River, de emocionarse con el ascenso y de explotar por verlo campeón.Lo privó de conocer a su sobrino de tres años, ése que “nunca me va a criticar que yo fui una cobarde y que no me animé a salir a la calle para que su tío apareciera”.


Autora foto: Claudia Rafael

-Ya transcurrieron varios días desde que aparecieron los restos de Luciano. Y ya se empieza a percibir que va a resultar difícil rastrear las huellas en el cuerpo que lleven a la policía…

-Nosotros no tenemos mucha información sobre estos pasos. Preferimos que todo sea informado de una sola vez. Si no, es todo mucho más doloroso. No es algo que desconociéramos que se nos iba a poner difícil por el paso del tiempo. Al mismo tiempo hay resultados contundentes, con dudas muy serias acerca de lo que la policía hizo esa madrugada. Es real que vamos a estar con la incertidumbre de saber toda la verdad, pero hay una verdad instalada, que la sociedad ha entendido. La duda quedará para un sector de la sociedad. Para la familia, está todo muy claro. Hay que seguir organizados, luchando, contando nuestra verdad y entendiendo que siempre nos va a ser difícil.

-Cuando arrancó la búsqueda era muy difícil imaginar que alguna vez Luciano iba a ser tapa de todos los diarios. ¿Cómo sentís el proceso de haber logrado instalar la lucha de un pibe pobre en los grandes medios y en gran parte de la sociedad?

-Ahí es donde se nota mucho este trabajo de hormiga. Hay mucha gente alrededor, mi cara es la visible, mi voz la que se escucha, pero hay un grupo humano de una calidad invalorable. Los medios alternativos, independientes, los organismos de derechos humanos concientizados, que los hay y son muy grosos en su tarea. Y a los grandes medios los obligamos a hablar de esto. No se podían seguir haciendo los desentendidos. Hay una parte de los medios a los que nos les vamos a cambiar la mirada porque responden a intereses económicos, políticos. Contra ellos peleamos para instalar la otra verdad. Este sistema es muy perverso y obliga a los familiares a seguir relatando lo que vivió Luciano, la violencia policial…Mi sensación es que hay que lidiar con el morbo de los medios: el muerto había aparecido y ahora sí la información valía. Es perverso no entender que la necesidad de la familia estaba desde los primeros días, cuando denunciábamos desesperadamente. Y que si había una respuesta rápida, nos iba a aliviar cinco años y ocho meses de sufrimiento irreparable. Pero éste es el juego. De todos modos, nos hacemos respetar, no vamos a hacer una nota desde la morgue judicial, no vamos a hablar de a poco de lo que nos vamos enterando porque eso es alimentar a un gran demonio.

"El acceso más rápido de Lu a las instituciones
es cuando un policía lo golpeaba en la calle
y lo llevaba detenido"

-También obliga a un replanteo desde los organismos desde aquellos días en que sólo estaba ahí la APDH Matanza al acompañamiento y la conferencia de prensa en el CELS…

-Como a los medios alternativos, el valor que le damos a la APDH es infinito. Tiene que ver con la nobleza de un Pablo Pimentel que levantó su teléfono y se puso a disposición de una familia que buscaba un desaparecido. Notó en nuestra voz la desesperación, la necesidad de saber por dónde seguir. La APDH estuvo cuando no estuvo nadie, en los momentos más difíciles de nuestra vida, cuando la cana nos apretaba, cuando se llevaban detenidos a nuestros amigos, amenazaban a los testigos. El rol que cumplieron es fundamental y junto a ellos transitamos un camino que nos llevó a tener un acompañamiento de quienes necesitábamos en esta tarea. Que es el CELS, porque ellos tienen herramientas teóricas,intelectuales, un archivo, el conocimiento puesto a disposición y era el complemento necesario para una causa como ésta, tan compleja. Desde mi humilde lugar también intento que los organismos con renombre entiendan la necesidad de acompañar todas estas causas que no son muy acompañadas.

-¿Cómo es hoy la realidad de los pibes como Luciano, en el mismo lugar, en el mismo barrio, con los mismos contextos?

-Estamos siempre en guardia. Hace un mes se llevaron detenidos a dos de los testigos de la causa, después de un supuesto asalto. Les rompieron la cabeza a uno y cuando la damnificada fue a declarar dijo que no eran, que las edades no coincidían. La conclusión es que el manejo sigue siendo el mismo, el terror y el amedrentamiento. Que los pibes sientan que ellos tienen la capacidad de ser violentos y que la ejercen sobre ellos. Estamos organizados junto con los más jovencitos pero no es suficiente como para que vivan tranquilos y en paz. Por eso peleamos por el espacio para la memoria social y cultural con el nombre de Lu. Empezar a hacerlos partícipes de esta historia. No vale si nosotros hablamos y ellos no llegan a comprender el significado de lo que les queremos transmitir.


Autora foto: Claudia Rafael

-¿Cuántas historias parecidas te fueron nutriendo en estos años?

-Las historias son muchas en todo el país…estuvimos en una marcha en Choele Choel por la aparición de Daniel Solano. Y su historia de trabajador golondrina que termina siendo desaparecido por exigir un sueldo digno y notar las complicidades policiales, políticas, de los empresarios. En Neuquén, con la historia de Sergio Avalos, que venía del campo a estudiar y un día fue a bailar y no volvió. El caso de Facundo Rivera Alegre, de Córdoba y haber tenido a su mamá en nuestra casa.Acá cerca, el caso de Kiki Lescano, que terminó enterrado como NN en la Chacarita y afortunadamente su madre lo encontró antes que nosotros a Lu. O Ana Braghieri, en Rosario… la trataran como a una vieja loca por su lucha, denunciando la violencia instituiconal que sufren los pibes. La marcha con lluvia, nieve y frío por los pibes asesinados en Bariloche… Fueron muchos más donde vimos llorar, escuchamos putear a los familiares… te genera una sensibilidad que a muchos les falta. Y te das cuenta de que esto pasa con los pobres, con los pibes que se niegan a robar para la yuta, es un gran problema que venimos sufriendo desde hace años y que se ha llevado la vida de muchos.

-¿Cuál es el tránsito de un pibe como Luciano, hasta transformarse en ícono, cuando hay centenares de otros que aparecen ahorcados en una comisaría y se archivan como suicidios o tantos accidentes de tránsito que nadie investiga si fueron accidentes o no?

-No es fácil contestar esto. Hablamos muy bien los que estamos en la causa de Luciano. Y cuando vos hablás bien, las orejas se abren y escuchan un poquito mejor. Llamás la atención de quienes tienen un grado de discriminación importante. Porque hablar bien en comparación con quienes hablan de otra forma… ahí es necesario encontrar comunicadores humanos que no busquen el morbo o direccionar la respuesta de la persona para el lado de la criminalización. Se tuvo la posibilidad intelectual de saber dónde hablar, con quién hablar, cuándo levantar el tono de voz, cuándo exigir respeto, mirar a los ojos en todo momento, y entender que estábamos en todo nuestro derecho de hacerlo y que nadie podía decirnos nada.

"Entiendo lo aliviador de
encontrar el cuerpo, pero no
me puedo sacar de la cabeza
lo corrupto, mezquino,
morboso que es este sistema."

-Hay causas, como la de Germán Esteban Navarro, en Olavarría… Se cumplieron esta semana diez años desde la desaparición y la mamá sigue sin abogado que la patrocine…

-Es que hacen falta ese tipo de abogados también, que entiendan la necesidad de defender los derechos humanos de las personas humildes y de los jóvenes que hoy sufren la violencia institucional. Y entender que, a veces, las familias no tienen plata. Y quizás ése es el momento de ellos, los licenciados, para que pueden devolver parte de lo que un pueblo les ha ofrecido: estudiar gratuitamente, con el sostén de muchos grones que se rompen el lomo laburando. A veces tiene que existir una devolución, sin que nadie te tenga que obligar, que te salga del corazón. No todos tienen la posibilidad de estudiar, eso es una gran mentira. Yo que más o menos pude ahí entrar y cursar dos años, digo que no es fácil. Nos hacen falta muchísimos abogados que se comprometan con la realidad de un pueblo que está sufriendo.

-¿Quién era Luciano?

-Lu era un pibe que vivía en un barrio humilde, que le tocó lidiar con la violencia institucional desde el principio, que le faltó una vivienda digna, el plato de comida siempre en la mesa, una familia que acompañara su desarrollo. Le faltó respeto por su niñez y al momento de ingresar a la escuela. El acceso más rápido de Lu a las instituciones es cuando un policía lo golpeaba en la calle y lo llevaba detenido. Mi hermano sufrió muchas formas de violencia institucional pero a pesar de todo era un pibe que tenía mucha alegría. Que entendió que tenía que acompañar a mi vieja porque les había tocado criarse con ella solos porque el papá los abandonó. Que sabía que tenía un rol importante y que iba a tener que cuidar a sus hermanos. Tuvo que trabajar desde muy pequeño, pero todo esto no le quitó la posibilidad de ser feliz, de tener sueños y hacer cosas, de tener una guitarra, intentar tocar sin profesor. De preparar su cuerpo porque le gustaba verse bien aunque no podía pagar nada. Era un pibe que siempre le puso mucha garra a la vida, muy alegre. En las fotos en las que se ríe ves claramente el reflejo de él. Era muy gracioso, muy aparato, muy celoso conmigo, muy buena persona. Era de llevarse cosas de su casa porque a un amigo le faltaba morfi y aunque no hubiera, lo mismo se llevaba, no era un ortiba, un careta…

-En un país en el que se luchó tanto por saber el destino de los desaparecidos… ¿Cambia tener los huesitos?

-Nada. A mí no me cambia en lo más mínimo. La historia es muy triste y no hay forma de que a uno no le dé bronca. Entiendo lo aliviador de encontrar el cuerpo, pero no me puedo sacar de la cabeza lo corrupto, mezquino, morboso que es este sistema. Yo ya había hecho el duelo por mi hermano.

-¿Tu madre todavía lo esperaba?


Autora foto: Claudia Rafael

-Mi vieja es otra cosa. Por eso una no puede expresarlo por ella. Al haber visto a tantas madres llorar, una no se puede poner en el lugar. Una madre siempre busca a ese hijo; aunque todo diga que lo va a encontrar muerto, siempre hay una luz en la que una madre se va a refugiar para decir que va a volver. Para mí eso también fue importante, liberar a toda mi familia de esa incertidumbre. Cuando mi hermano ya no venía los primeros días, nunca pensé otra cosa. Nunca pensé que iba a volver con vida. Yo ya había hecho mi proceso. Ya me despedí hace mucho.

-¿Cuál es el objetivo ahora?

-Es la nueva etapa: saber la verdad de qué es lo que paso con Lu en esas tres horas. El aparece en una vía rápida de la General Paz, en una zona inaccesible, a las 3,30 y ahora hay que determinar qué pasó en esas tres horas previas porque la desaparición la denunciamos desde la una de la mañana. Nosotros siempre estamos recordando lo que arrojó la investigación en el marco de la desaparición de Lu. Los peritajes con perros, que reaccionaron positivo, indican que Luciano estuvo esa madrugada en el destacamento de Lomas del Mirador; en un patrullero de ese destacamento y en un descampado muy cercano. Los policías se mantuvieron dos horas dando vueltas sin tener una explicación de lo que hacían en ese lugar, los patrulleros del destacamento se salieron de la jurisdicción sin dejar constancia de los movimientos. En la comisaría octava los testigos dijeron haber visto a Luciano, a pocas cuadras de donde se lo encuentra a las 3,30. Todo esto tiene que ver con saber la verdad. Con todo esto, una siempre va a pensar cosas que son muy tristes. Y yo ya me despedí de mi hermano. No quiero pensar. Cuando alguien tiene que decirme algo que me lo diga y será la posibilidad que tenga la justicia de condenar a policías, a jueces. Pero mientras tanto generar hipótesis con todos estos datos es intolerable. Cuando uno está muy vulnerable, los medios buitres buscan quebrarte.

-Tenés un hijo de tres años… ¿Sentís que, gracias a ese tío, puede ser algo distinto el mundo que le va a tocar caminar?

-Sí… distinto va a ser. Mi hijo me podrá hacer un montón de críticas pero nunca me va a criticar que yo fui una cobarde y que no me animé a salir a la calle para que su tío apareciera. Nosotros amamos la vida, si no no estaríamos peleando con la garra y el amor que lo hacemos por Luciano y por los lucianos.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Código Procesal Penal: “En las cárceles siguen estando los mismos de siempre”

LA REVANCHA - ANRED

El martes se discutió en las comisiones de Justicia y Asuntos Penales, y Presupuesto y Haciendo del Senado de la Nación la propuesta de reforma del Código Procesal Penal presentada por el Gobierno. Fernando Gauna Alsina, secretario general de Pensamiento Penal, analizó las modificaciones que se quieren realizar en entrevista con el programa radial La Revancha.

¿Qué elementos de este nuevo Código Procesal Penal te parece que se pueden marcar como positivos, y cuáles como puntos negativos?

- Yo creo que la iniciativa de reformar integralmente el Código Procesal Penal Federal tiene que ser bienvenida. El sistema actual es un sistema escrito, lento y burocratizado. El juez concentra muchas funciones que por mandato constitucional le caben a otras partes, principalmente al fiscal. Con lo cual, la iniciativa de reformar el Código es importante, y es relevante que desde el Ejecutivo se haya instalado en la agenda pública. Desde ese lugar es un punto de partida por demás importante. Entre otras cosas, se reemplaza el sistema escrito por uno oral. Es un paso importante porque el sistema escrito de por sí es lento, y la toma de decisiones de manera oral tiene otra dinámica, compromete directamente al juez porque tiene que tomar las decisiones personalmente y de cara a las partes. El sistema actual es escrito y por lo general el juez no es estrictamente quien toma la decisión, sino que hay un sistema de delegación de funciones, donde los empleados y funcionarios de menor rango tienen mucho peso.
También hay algunos puntos bastantes críticos. En primer lugar, el discurso con el que se instaló la iniciativa no es un dato menor, porque puede ser un giro hacia algunos sectores un poco más duros que pretenden otro tipo de cosas con la reforma del Código Procesal. Por otro lado, ¿cómo está regulada la prisión preventiva? Tenemos la iniciativa de avanzar en materia constitucional en cuanto a adecuar la legislación procesal a los estándares que se derivan de la Constitución Nacional, que ya hicieron varias provincias. La prisión preventiva es una medida cautelar y, como medida cautelar, lo que pretende es asegurar los fines del proceso. La prisión preventiva es una medida cautelar bastante peculiar, porque por más que dure tres días o un mes, no es más que una pena. Hay que ser muy rigurosos y no perder de vista qué es una medida cautelar, con lo cual, la única manera para que se utilice, tendría que ser asegurar fines procesales. Como está hoy, y como quiere ser regulada en el proyecto, no es más que un adelanto de la pena. Además se habla de conmoción social del hecho, que en mi opinión da lugar a mucha discrecionalidad. La persona que intentó robar al turista y que salió en varios lados, luego del discurso quedó privado de la libertad. No digo que esté bien o mal, lo que digo es que un discurso, o que lo recojan los medios, tiene determinado peso, entonces la conmoción social del hecho puede ser cualquier cosa. Es muy discrecional y da lugar para que en la Justicia se sigan haciendo estas prácticas bastante conservadoras. En definitiva, en las cárceles siguen estando los mismos de siempre.

Ustedes desde Pensamiento Penal manejan datos de la población carcelaria. ¿Cuántos son los que están procesados, cuántos tienen condena firme, y cuántos de ellos terminan finalmente absueltos?

- Ese es un tema bastante complejo. Nosotros en la página relevamos lo que se llama el Banco de Datos de la Infamia. Eso son los datos de un sinnúmero de personas que han estado privadas de su libertad el tiempo que fuere, un año, tres años, y hay casos de trece años que después resultan absueltos. Ya de por sí, eso es gravísimo y nos tiene que llamar a reflexionar sobre cómo se está aplicando la prisión preventiva. Por otra parte, muchas veces escucho que mucha gente habla de la celeridad, dicen que estarán presos con preventiva un mes y después se le aplicará una condena. El hecho de que haya una condena firme, tampoco soluciona el problema de lo que se llama la selectividad: en las cárceles siguen estando las mismas personas de siempre. En definitiva eso no soluciona el tema de las prácticas, de que la policía y los operadores jurídicos en general siguen criminalizando a los casos que tiene más a su alcance, que son los más sencillos. Hay que tener mucho cuidado cuando hablamos de que este Código va a ayudar a criminalizar la delincuencia económica. En la medida que no modifiquemos las prácticas, que no haya un cambio profundo en cómo operan los jueces, los fiscales, la policía, los problemas no se van a solucionar.
Obviamente que es bienvenido el cambio legal en cuanto a que el fiscal investigue y el juez decida, pero ojo que los jueces siguen operando como si también estuvieran comprometidos con la investigación. Hay un discurso de combate contra el delito, “nosotros contra ellos”, y se pierde de vista que la conflictividad social o la inseguridad no se puede reducir a un pibe del conurbano que asalta. Obviamente que no está bien, pero no podemos reducir el problema de la inseguridad a eso, sino que hay que abordarlo de manera integral. Lo que no se puede perder de vista es que el Código Procesal establece un sistema de enjuiciamiento y no va a solucionar el problema de la inseguridad porque llega tarde. Se cometió un hecho y lo que se hace es evaluarlo jurídicamente, pero el hecho está cometido.

Una de las modificaciones es que las víctimas podrán seguir el caso con el fiscal…

- Otra reforma que tiene que ser bienvenida es el hecho de darle otro rol a la víctima para que sea protagonista de su conflicto. Hoy, si bien tiene facultades para actuar en el proceso, la víctima siempre está relegada; el papel de la víctima lo ha capturado el Estado a través del fiscal y no le han permitido tener accesos a su caso. Lo que se pretende ahora es darle otro lugar que pueda tener injerencia. Si el fiscal cierra el caso, la víctima puede decir que no hay que cerrarlo y podría promover la investigación por la querella. Ese es un paso por demás importante, porque se está pasando de un sistema entre partes, entre una persona damnificada y una persona que supuestamente lo cometió, con lo cual es un paso también importante.

Pienso en el caso de Luciano Arruga, y puedo pensar en muchos más, donde la investigación se motoriza a través de la familia. Mientras que sigan enjuiciando y criminalizando a los pobres, la familia es la única que tiene la voluntad de defensa.

- Nuevamente tenemos que hablar de las prácticas. Lamentablemente no hubiera sido lo mismo que desaparezca un chico de clase media, o de clase alta. Yo estoy seguro que la investigación, no sé si hubiera sido efectiva, pero por lo menos lo hubieran levantado los medios de otra manera, los fiscales hubieran investigado con otro ahínco. En la medida que sea un joven del conurbano, que sea pobre, las cosas lamentablemente operan totalmente distinto. Esas son prácticas y son elementos que por más que se modifiquen las cosas, no se pueden perder de vista.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

“Al costado del andén”

Juani Di Plácido (OTRO VIENTO)

Nubes, poca luz, humedad, siendo las 18:13 exactamente, la jornada laboral llegó a su fin. El otoño en su máxima expresión acudiendo a su atardecer prematuro, producto de un clima no muy favorable, hizo que apenas pasadas las 18, la noche sea bienvenida en la ciudad. La humedad produce esa estela que bordea las luces de ópticas automovilísticas, de barcos que asoman anclados en el Puerto La Plata esperando algún que otro trámite para seguir navegando las aguas del mundo entero, de luminarias urbanas que irradian más de lo común su haz de luz.



Mi cámara, un cuaderno, y muy poca vergüenza, eran mis compañeros en el momento en que me acerco a la estación Destilería YPF ubicada entre los municipios de Ensenada y Berisso.

En esa coordenada, siempre oscura y muy transitada, se halla una persona olvidada. Por ese motivo, únicamente, fue que me acerqué a darle voz, entidad, a compartir un momento con aquel hombre.

El ruso ingresó a la Destilería YPF en el año 1977, ocupando el puesto de andamista. Gran facilidad para manejarse en las alturas de las chimeneas y una forma atlética envidiable, son el recuerdo de sus ex compañeros de trabajo, quienes también elogiaban su compañerismo. Hoy vive a la intemperie, protegido únicamente por un pequeño techo que cubre el andén de la estación donde pasa sus días. El lugar donde vivió épocas fructíferas de trabajo, hoy lo alberga en una situación dispar, adversa y paradójicamente, lo atrapa a seguir insistiendo en una nueva oportunidad laboral en “La Empresa”.

Lo busqué allí, donde siempre se lo ve, en la Estación Destilería.

Chisto a sus espaldas, gira.

- Buenas tardes maestro, ¿Podríamos charlar un rato?
- ¿Y usted qué hace? Dígame.
- Me interesa el periodismo, y las personas en situación de calle.
- Bueno, está bien. Espéreme media hora.

En ese entonces, le propuse volver al otro día. Nos saludamos con un apretón de mano, austero, sin esas idas y vueltas que hacen ahora. Luego de esa palma áspera en mi mano, emprendí la vuelta hacia mi casa.

Madrugué aquel día más temprano de lo normal, mitad falta de sueño mitad por optimizar los minutos, ya que a las 9 debía estar ocupando nuevamente mi puesto laboral en la oficina.

En la calle, niebla espesa, fría. En el cielo, oscuridad, aclarando levemente. En un kiosco compré un atado de 20 cigarrillos, un paquete de yerba de medio kilo y en la panadería un cuarto de bizcochos.

Encaré la pasarela que sobrepasa el canal oeste. Ese día, con el río bajo, se podía observar gran parte del lecho contaminado por años y años de hidrocarburos y metales pesados.

Me acerco despacio al mismo lugar donde el día anterior intercambié algunas palabras con el hombre. Estaba sentado, con un termo de agua caliente, el mate listo y la yerba seca. Un buen día cruzado, de ida y de vuelta, apretón de manos y la invitación a pasar al living de su casa. “Póngase cómodo por ahí” señalando el piso del andén, al costado de las vías negras de coque caído por años y años de trenes que van y que vienen.

“¿Por dónde quiere empezar?” Consulta, mirándome fijo a los ojos, esperando la indicación para dar comienzo a la charla. Mi respuesta, sencilla: "por donde usted quiera, acá el protagonista es usted."

Comenzó hablando de tiempos difíciles, tiempos de régimen militar, de persecuciones y desapariciones, pero desde afuera, no siendo víctima directa. Ese relato, sirvió como introducción para describirme el regreso de la Democracia, los momentos complicados de “hiperinflación” en pleno gobierno radical, y también para agregar que él era participante de la UCR, sólo como afiliado, no como militante.

“El Pelado Sandoval”, disfruta de una lucidez impactante, un desenvolvimiento elocuaz y dinámico. Disfrutaba de la compañía, del interés y el respeto que reinaba en esa conversación.

Ojos azules profundos, brillantes, humectados de emoción, inquietos y grandes. Barba tupida, pero tupida de verdad, como los viejos intelectuales revolucionarios de 1900, de color blanca y gris intercalados, con una aureola amarilla sobre los pelos que rodean su boca, resultado de la nicotina que consume a diario. Llamativamente, a los puchos les arranca el filtro, los fuma crudos sin tamizar los incontables tóxicos que poseen.

Chamarra, o campera de jean gastada y con secuelas del carbón que lo invade. Capucha negra cubriendo su pelada al ras y un pantalón de jogging en condiciones deplorables, sin llegar a los talones. Los pies descubiertos, pero calzados, ya que por comodidad le gusta usar ojotas. La piel posee un color oscuro, en parte suciedad, en parte cuero curtido, en parte genética de ruso, de esos que al mínimo rayo de sol se ponen bronceados como un isleño.

El Ruso, desde el 13 de Septiembre del año 1991, como consecuencia de las políticas neoliberales y las privatizaciones de fuentes laborales estatales, como la Destilería YPF, perdió su trabajo. El sindicato de aquel entonces, SUPEH, ahora SUPE, jamás reconocieron los aportes de Sandoval en sus casi 14 años de trabajo. Esa situación quebró inexorablemente su vida. Su madre enfermó, su hermano sufre de patologías psiquiátricas. El único sustento económico de la familia era él. Su madre finalmente falleció, su hermano debió ser internado ya que Sandoval había ingresado al callejón del consumo de alcohol, siendo el camino cada vez más estrecho, atrapándolo sin salida. Sin su familia, sin trabajo y con una pena profunda, sumado a su situación con el alcohol, el Ruso decidió internarse en el Hospital Melchor Romero. Los 56 días que vivió allí dentro le sirvieron para comprender que ningún ser humano se recupera de cualquier afección sufrida de la forma en la que estaba siendo atendido y sometido.

Como internación voluntaria, Sandoval tuvo la posibilidad de irse como llegó, pero el aprendizaje suscitado en el hospital le mostró un camino oscuro, del cual pudo salir solitariamente.

Volvió a su casa, al barrio. Se encontró con una imagen nada simpática: su casa había sido desmantelada. Una humilde casilla de madera y chapa ya no estaba. Sólo quedó el suelo de material, construido por sus propias manos, y el inodoro aferrado al mismo.

Sin trabajo, sin familia, en situación de calle, y una vida por delante. El lugar electo para vivir es una estación, la misma que vio todos sus días laborales antes de ingresar a su jornada, al lado del acceso más concurrido a la planta, donde miles de automóviles diariamente transitan las vías, dejándole saludos, cigarrillos, algún que otro alimento.

El Ruso Sandoval, a sus 56 años cumplidos el 25 de mayo, confía plenamente en acceder a una posibilidad laboral dentro de la destilería. Pero cada día que transcurre, la ilusión enflaquece a orilla de las vías donde pasa sus días a la espera de un llamado.

Al Ruso le llueven víveres de todo tipo. Abrigo, cobijas, zapatos, yerba, frutas, muchas viandas de las que ceden los trabajadores y cigarrillos, al tope de ranking. Pero lo que más recibe, en igual medida, son charlas e intercambios de opiniones de todo tipo, futbolísticas, políticas, climáticas; como así también miradas de reojo, recelo, ojos que lo observan temerosamente y vislumbran su calidad de “pobre tipo”.

Definitivamente, un hombre habitando uno de los lugares más transitados de la región, la Destilería YPF, merece su reconocimiento popular. Su lugar en el mundo pedía a gritos una identificación específica, una marca de fuego. Así fue que surgió la idea de realizar un mural, retratar en las paredes de la estación el rostro del hombre que lo habita y hablarle al transeúnte a través de las imágenes. Su cara quedó grabada a punta de aerosol y pincel, en una especie de terrorismo gráfico, artístico y poético, para que todos aquellos que caminen la zona se lleven una mirada del Ruso, profunda y sincera, triste y digna, cruda y real, para pensar realmente en la gravedad del problema, hacer un paralelismo entre lo que se cree como situación adversa y la adversidad misma de la calle y la desprotección. Sandoval ahora te mira y a través de esos ojos interpela con todos la frase “Pensemos en…”, lo cual esgrima su intervención en el mural, ya que dicha frase surge de su reflexión al respecto.

A raíz del mural y el carácter popular del mismo, el Ruso incrementó el afecto de las personas que lo rodean, y se elevó como un mito y un hito del lugar, dejando una huella definitivamente marcada en las paredes y el inconsciente colectivo de todos aquellos que ingresan diariamente a la Destilería YPF. Pero más que nada, comenzó a revertir esa imagen de “pobre tipo”, prejuiciosa y automática, de parte de muchos que desconocían su situación y su historia de vida, comprendiendo ahora el por qué de su estadía en ese lugar.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Después de tanto andar, caí en mí: Un universo esperándome…

Guillermina Aguirre (OTRO VIENTO)

Los cuerpos de las mujeres han sido históricamente cosificados, violentados, manipulados y principalmente tratados y curados desde una medicina patriarcal y eurocentrista. Con el objetivo de ir derribando mitos y empoderar nuestros cuerpos y mentes desde Otro Viento entrevistamos a la chilena Pabla Pérez San Martín quien está por lanzar la tercera edición de un Manual de Ginecología Natural.

- El Manual ya lleva tres ediciones. ¿Cuándo y por qué surge?

Escribí la primera edición por accidente. Nació a partir de la necesidad de materializar todos los conocimientos que había aprendido en mis viajes por Sudamérica. Desde ahí se fue armando lo que posteriormente sería mi proyecto de investigación llamado “Ginecosofía”. Años más tarde, salió una segunda edición revisada por la doctora y especialista en plantas medicinales Adriana Marcus, en la que también se incluyeron nuevas temáticas. Esta última edición, definitiva, viene a ser la maduración final de todo el proceso. Necesitaba aclarar, profundizar y ampliar varios temas.

- ¿Qué temas aborda y desde qué perspectiva?

Aborda temáticas sobre la salud fragmentada en nuestra cultura, la relación de la mujer y la naturaleza, alimentación saludable, preparación de las medicinas, autoconocimiento, etapas del ciclo menstrual, fertilidad, gestación, parto, aborto y Enfermedades de Transmisión Sexual, entre otras.

Para la crítica social, me sitúo bajo el contexto cultural que vive Sudamérica, con su situación política y económica que sustentan la base del manejo de nuestra salud. La pretensión del libro como proyecto social es contribuir hacia una transformación en términos educativos, para que las mujeres sean las especialistas de su propia salud a partir del autoconocimiento, el rescate de tradiciones ancestrales para la sanación y además generar espacios comunitarios para compartir los conocimientos con otras mujeres.

- Tenés una postura muy clara en cuanto al autoconocimiento de las mujeres y una crítica muy fuerte al patriarcado y a la ciencia en cuanto al tratamiento de nuestros cuerpos. ¿Qué implica, qué aporta este Manual o este proyecto en un sentido más amplio, al empoderamiento de las mujeres?

La verdad es que le debo mucho a la militancia feminista en todo esto. Inicialmente, fue desde aquella trinchera que comencé a investigar sobre derechos sexuales y/o reproductivos de las mujeres. Partí de la teoría feminista. Sin embargo, el contexto de las ideas que aprendí era demasiado lejano para poder enfocar mis críticas y contribuciones a ciertas transformaciones sociales que acontecían en mi país.

Posteriormente, comprendí que para hacer feminismo no tenía que ir a los libros teóricos del viejo mundo. Solo tenía que mirar mi historia, la vida de las mujeres obreras y trabajadas de mi linaje. Y así fui acercándome a las luchas locales que había que levantar. Alrededor mío podía observar una cantidad increíble de abusos de género y en políticas de salud hacia las mujeres que me rodeaban. Había muchas problemáticas dando vueltas cerca, muchas dudas y muchos vacíos sobre nuestra sexualidad. Nos habían enseñado una biología construida en base a estudios de varones y nuestro placer sexual estaba reducido a la genitalidad.

Había que averiguar, tenía que salir a otros lugares para encontrar respuestas, y así fue cómo las tradiciones de sanación ancestrales de Sudamérica con la aparición de curanderas, chamanes y parteras tradicionales en mi vida, sumado a una conciencia feminista desde la tierra, lograron crear este discurso de “empoderamiento” para así crear una voz crítica que mostrara la urgencia que teníamos las mujeres de autoconocernos y sobre todo de reunirnos. El Manual aporta esas motivaciones, esas experiencias y un millón de dudas que juntas deberemos ir resolviendo en el camino.

- Una cuestión muy interesante que trata el Manual es el aspecto integral del tema de las enfermedades, no sólo ayudando a resolver los problemas con medicamentos naturales, sino también buscando su origen. Esto rompe con un modelo de salud que es impuesto desde el mercado. ¿Qué nos podes decir al respecto?

Creo que este es el punto que más me ha impulsado a realizar una edición definitiva. Abordar la salud solo desde el síntoma o solo desde el cuerpo es un error gravísimo. Si bien fue un punto tratado en las antiguas ediciones, siento que tuvo una participación poco elaborada.

Hay que poner en práctica la búsqueda emocional, espiritual, genealógica de nuestras vidas para así cambiar nuestros hábitos alimenticios, modos de vivir, relaciones sociales, trabajo, valores, actitudes negativas, entre otras. Así podremos encontrar el origen de nuestro desequilibrio y/o mantenernos saludables. Es un camino complejo que la mayoría elige saltarse, porque la alternativa “común” es fácil: aliviar el síntoma momentáneamente consumiendo medicamentos, incluso naturales. Sin embargo, no vemos que seguimos reproduciendo la lógica de la medicina oficial, desconociendo el real funcionamiento de nuestra salud integral.

Durante los últimos años, la vida me ha invitado a comprender estas fragmentaciones fuera de la lógica intelectual y de la interpretación mecánica de los procesos: el reconectarme con la espiritualidad de mis ancestros (fuera de interpretaciones místicas) simplemente desde la tradición de mi tierra, el enfrentarme a la muerte desde una óptica no cristiana, desde la nobleza de la vida… ha sido una bofetada constante y esto aplicado a la salud y su reiterativo miedo a la muerte, a su constante manipulación de los procesos naturales, a su permanente atropello... Han sido desaprender y transformar paradigmas que repetimos de memoria y que no cuestionamos en absoluto.

Lograr llegar al origen de la enfermedad es un camino hostil, conlleva un proceso de mucha introspección y de resolver muchos misterios de nuestra historia. Sé que nuestras abuelas y pueblos originarios tienen mucho que decirnos sobre esto. No obstante, para sumergirnos dentro de esa compresión de vida, muchas estructuras deberán reconstruirse. Un punto básico es dejar de querer tener el control de todo, aprender a fluir con los ciclos de los tiempos vitales que necesitan vivir nuestras emociones, nuestro cuerpo y nuestra mente. Funcionar en tiempos lineales es lo que necesita el sistema y el patriarcado, de nosotras y de todos los seres que habitamos este mundo. Mantenernos “enfermas” e ignorantes es el negocio de la industria médica. ¿Para qué vamos a perder tiempo en conocernos? ¿Para qué perder tiempo investigando nuestra dolencia? Si tenemos especialistas y medicamentos por montones...

El manual se editó de forma independiente, ¿qué implica trabajar de esta manera?

Implica que detrás de este proyecto hay una “mujer pulpo”. Me he encargado de todo, desde hacer la investigación, recopilación, escritura, venta mano a mano y en otras ediciones hasta algunas ilustraciones. En la primera edición, el libro fue confeccionado de manera artesanal. Con el padre de mi hijo estuvimos dos años realizando el libro, imprimiéndolo en casa con papel reciclado, cosiéndolo y empastándolo a mano. Hasta que nació mi hijo y comprendimos que ya no tendríamos tiempo de darnos a ese “romántico trabajo”. Aunque siempre tengo deseos de volver a las ediciones artesanales.

El ser independientes también conlleva que los contenidos no pasan por un equipo editorial que vete lo que quiero decir, ni que decidan por mí. Implica que todo es sentimiento puro, desde la humildad y sencillez que es escribir, como lo hago… Implica que puedo trabajar desde el calor de mi hogar, con la compañía de mi hijo, de la huerta y de todos sus sonidos habitan en el patio.

- Además del contenido, el Manual y las plataformas de difusión, tienen una estética que le aporta una identidad al proyecto. ¿Qué rol ocupa la artística en la difusión de estos materiales?

El arte del proyecto siempre fue pensado para atraer a un público infantil y adolescente, por eso la estética colorida y alegre. La idea siempre fue llegar a las semillas de la posible transformación. Reconocemos que desde la más tierna edad se inician muchos tabúes y miedos con la sexualidad. Poder invitar a las niñas a observar su cuerpo fuera del pudor o reconocer al útero como un corazón donde habitan emociones fuertes y resplandecientes era la intención inicial del proyecto.

Sabemos que sin el arte que posee el libro, quizás tendría poca popularidad porque cumple una función educativa y al mismo tiempo es muy atractiva y matríztica. Lo lindo es que la línea que hemos seguido desde el principio ha sido realizada por un varón; entonces, se van complementando sensibilidades muy diferentes del mundo en un solo trabajo.

- La página de Facebook de Ginecología Natural tiene alrededor de 317.000 “me gusta”. En un mundo donde priman los discursos patriarcales, ¿cuál es el desafío que asumís desde las publicaciones, difundiendo otras páginas, otros contenidos que apuntan a la liberación de las mujeres?

Todos los días me sorprendo de ver cómo crecer y crece el proyecto, cómo aumenta el número de mujeres que transitan la búsqueda de estos saberes y la necesidad de empoderar su salud sexual. La página ha sido una plataforma para poder llegar a todas las interesadas, y al mismo tiempo a las que no estaban en la búsqueda y que sin embargo se han atrevido a experimentar con sus salvajes procesos.

El desafío que tenemos bajo este discurso patriarcal predominante, más allá de promover la recuperación de toda nuestra sabiduría expropiada, es poder generar conciencia de que dentro de nosotras coexiste mucho patriarcado aún. Sin querer lo reproducimos a diario; cuesta sacárselo desde lo más profundo. A veces no reconocemos que mantenemos prácticas sexistas y hasta misóginas porque vivimos rodeadas de aquel discurso y de todo su legado. Pero sabemos que al menos estamos dándole importancia al proceso de cambio. Sin embargo, la lucha interna es la más difícil. Es simple apuntar hacia afuera y rebatir al enemigo… pero la real transformación está en nuestra conciencia y actos.

- ¿Cómo se puede hacer para conseguir el libro desde Argentina?

Ahora mismo el libro está siendo editado. De la edición anterior circulan por ahí algunos ejemplares, pero ni yo misma tengo uno. He decidido no seguir imprimiendo la antigua edición porque debe ser modificada. Y bueno… ¡no es posible conseguir la nueva edición en ningún lugar por ahora! La estoy escribiendo y saldrá para enero de 2015. Cuando esté listo, organizaré un llamado para buscar distribuidoras de norte a sur en Argentina y quién sabe, quizás, algún lanzamiento del libro por allá. Bueno, la verdad es que se los debo hace tiempo a mis hermanas del otro lado de la cordillera. Entonces, me comprometo a un lanzamiento por allá. Pero, por ahora, ¡ténganme paciencia!

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Córdoba, ¿cinismo o bien común?

Roberto Fermín Bertossi (especial para ARGENPRESS.info)

El fin y el límite del Estado es el bien común. Ahora bien, ¿qué entendemos por tal?

El bien común debe ser entendido como aquello de lo que se benefician todos los ciudadanos o, cómo los sistemas sociales, instituciones y medios socioeconómicos de los cuales todos dependemos, funcionen de manera que beneficien equitativa y razonablemente a toda la ciudadanía.

En la provincia de Córdoba, claramente, sus gobernantes no optaron por el bien común. No aseguraron los servicios de energía eléctrica, no priorizaron el agua potable como derecho humano sino que la trasformaron en mercancía, desdeñaron los servicios sanitarios (cloacales) y culposamente la seguridad de personas y bienes (Vg., saqueos, narcotráfico, etc.) abandonando la suerte del bien común a todo desamparo e intemperie.

En efecto, la administración de Juan Schiaretti (PJ) se lanzó caprichosamente (privilegiando la comodidad de los servidores públicos antes que el bien común de la ciudadanía)- a la construcción de una nueva casa de gobierno tan moderna como innecesaria, construyó el faro del bicentenario con materiales suficientes para edificar aproximadamente unos cuarenta y siete (47) dispensarios; se pavimentaron caminos serranos no prioritarios dejando sin concluir ni reparar rutas esenciales; avanzó con error denodado en obras Vg., ampliación de terminales de trasportes en terrenos inundables… y así se fue posponiendo, encareciendo y extralimitando una y otra vez más que todo “costo de falla” de lo esencial: agua potable, energía eléctrica, cloacas, seguridad, “educación en contenedores”, etc.

Temerariamente ahora, José Manuel De la Sota (PJ) antecesor, sucedáneo y ¿predecesor? de Schiaretti, con toda sorna e ironía salió a explicar lo inexplicable: el “eterno penúltimo” apagón eléctrico provincial (Octubre/2014) ya sin solución de continuidad, propios de fracasos crónicos de sus políticas y gestores eléctricos en los últimos 16 años pero, inaudita y simultáneamente anunció con todo cinismo nuevos ajustes tributarios urbanos y rurales. A todo esto, Vg. el campo cordobés no ha recibido infraestructura básica secundaria y terciaria imprescindible ni regulación agrícola ni políticas de protección ambiental ni de recuperación del equilibrio mínimo de la biodiversidad; un campo que ha sido desertificado de montes tupidos, bosques naturales, flora y fauna autóctonas y mucho más, impunemente, con las consecuencias climáticas inéditas que ya a todos perjudican o amenazan, ridículamente.

Respecto del “mal común”, un caso testigo son los culposos y recurrentes cortes de luz urbanos y rurales (súbitos no programados ni comunicados) por desinversión e… ¿ignorancia de las tendencia demográficas/climáticas?

En Córdoba, cuando apenas se incrementa un poco la temperatura Vg., como en esta primavera, sus gobernantes salen chistosamente a decir no tener nada que ver con ningún corte de energía. Menos aún, suelen reargumentar excusas técnicas que apenas alcanzan para confirman su cinismo en tanto año tras año los cortes de luz arrecian por doquier dejando a su paso fastidio, daño, perjuicio, dolor (Vg., enfermos, niños y ancianos en edificios altos; daños en artefactos eléctricos, conservadoras de remedios y alimentos como el lucro cesante por perdida de mercadería en almacenes, negocios, despensas y bares que no poseen generador propio y no tienen por qué tenerlo dado la enorme, arbitraria y discrecional tarifa que deben abonar más la supuesta existencia del Ente Regulador de los Servicios Públicos en la Provincia de Córdoba, (ERSeP “pro usuario”).

Preconclusivamente, hoy todos estos indefensos padecientes crónicos cordobeses, lo menos que hubieran esperado como explicación de sus desgracias vitales, es una broma de pésimo mal gusto en boca de su propio gobernador y proferida pocos días atrás en tanto estallan nuevos cortes y daños en todo el territorio provincial como en los últimos años, negándose –por especulaciones electoralistas- a declarar la obvia emergencia eléctrica provincial.

Finalmente, no nos equivocamos cuando el día 10 de Enero de 2014 nos interrogábamos desde El Cronista Comercial (y lo repetimos ahora) si no está llegando la hora de la ¿Resistencia civil y la desobediencia fiscal?

Roberto Fermín Bertossi es investigador CIJS/UNC.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.