jueves, 27 de noviembre de 2014

Racismo: ¿Hasta cuándo?

Marcelo Colussi (especial para ARGENPRESS.info)

Un histórico militante del Partido Comunista Italiano cuyo nombre no viene al caso, al saber que su hija andaba noviando con un muchacho de Sicilia, espetó con toda su espontaneidad: “¿¡con un africano, nena!?”

El racismo no es un problema nuevo. La historia humana, para decirlo de una forma muy general, ha sido -y continúa siendo- una sucesión de enfrentamientos. Enfrentamientos diversos, por cierto, entre los que el conflicto étnico es uno más.

Lo distinto, lo que no es como nosotros, lo que sale de nuestro metro cuadrado, puede fascinar -por llamativo, novedoso, exótico- o aterrorizar. Ambas reacciones se entrelazan. Lo distinto puede ser un poderoso llamado a descubrir cosas nuevas, a la aventura. ¿Por qué los seres humanos investigamos lo raro, si no?; ¿Por qué un blanco se “mezcla” con una negra, por ejemplo, o salimos a cruzar el océano en un barquito precario sino por el afán de lo desconocido? Al mismo tiempo, también es posible lo exactamente contrario. Para graficarlo con algo por demás de elocuente: en idioma alemán la palabra “heimlich” significa “familiar”, “lo cercano”; pero si se le antepone el sufijo negativo “un” nos da término “unheimlich”, que significa “siniestro”. En otros términos: lo distinto, lo que no es familiar, lo que está más allá de nuestro metro cuadrado… ¡es siniestro!

Todo esto remite a preguntas que pueden contestarse, o comenzar a contestarse, desde variadas ópticas: social, psicológica, antropológica. Pero queda claro, desde ya, que el ámbito de su esclarecimiento corresponde primariamente al campo de las ciencias sociales; no hay razón biológica que de cuenta de estos fenómenos, o que los justifique en todo caso.

La propia experiencia personal, la observación de conductas cercanas a cualquiera de nosotros, la revisión imparcial de la historia, todo ello nos muestra definitivamente que la convivencia humana no es precisamente un paraíso. Con esto, claro está, no se pretende hacer un panegírico de la violencia ni de la ley del más fuerte; pero una mirada serena a nuestro alrededor nos confronta con esta realidad. Aunque sean expresiones para debatir largamente, el solo hecho que hayan sido formuladas y acuñadas en la cultura muestra que el problema ya está entrevisto largamente y desde hace tiempo: “si quieres la paz prepárate para la guerra”, “el hombre es el lobo del hombre”, “a Dios rogando y con el mazo dando”, etc.

La pretensión de una convivencia armónica, pacífica, de sana y tranquila coexistencia entre dispares, hasta ahora al menos, no pasa de ser aspiración. Lo cual, desde ya, es sumamente importante. Aunque la violencia y la guerra persisten en las sociedades, planteárselas como problema ya es un paso, un enorme paso adelante en relación a un mejoramiento en la calidad de vida. (Huelga decir al respecto que hay infinitamente mucho que hacer todavía).

Hoy día no se queman en la hoguera a los sospechosos o disidentes, o no se mata al mensajero que trae malas noticias; y hasta se toleran (¿aceptan?) reivindicaciones de los derechos homosexuales. En Estados Unidos, donde de ningún modo terminó el racismo (¡las cárceles están llenas, fundamentalmente, de afrodescendientes!) hay un presidente de color negro. Eso no significa que los descendientes de los esclavos negros traídos del África ahora tienen iguales cuotas de poder que los blancos, pero vale como símbolo. La historia humana, en definitiva, es una sucesión de pequeños pasos, de pequeñas mejoras en la condición de vida. Se podría decir que, con grandes dificultades, vamos abriéndonos algunas luces en el medio de la oscuridad. O por lo menos, todas las prácticas discriminatorias pueden encontrar -más que antes- un espacio donde ser confrontadas. Hay la posibilidad de hablar de los derechos universales, de propiciar leyes que los garanticen, de exigir su cumplimiento.

De todos modos, rápidamente conviene aclarar lo siguiente: no por fuerza la Humanidad ha entrado en una fase de definitiva superación de los problemas. Ya no se quema a nadie en la hoguera pero persiste la tortura, hay sistemas jurídicos socialmente establecidos pero continúan los linchamientos y la corrupción galopante, terminó el derecho de pernada o el cinturón de castidad pero no desapareció el acoso sexual. Ha habido cambios en la historia, superaciones, sin lugar a dudas; pero resta aún mucho por mejorar.

Las constituciones políticas de todos los países reconocen y defienden las diversidades étnicas; las cartas fundacionales del sistema de Naciones Unidas -instancia supranacional por excelencia- prácticamente tienen razón de ser en cuanto parten del hecho de la enorme variedad de etnias y culturas que conforman la especie humana, y la más que obvia necesidad de su aceptación y respeto. Pero más allá de toda esta intencionalidad el racismo sigue siendo un hecho. ¿Hay vacuna contra él?

El fenómeno de la discriminación no se restringe a algún país en especial, donde se podría estar tentado de endilgar el fenómeno a “atrasos culturales”. Por el contrario, barre el mundo por los cuatro puntos cardinales. Sociedades llamadas “desarrolladas” dan las peores muestras de intolerancia étnica. En Alemania (uno de los pueblos más educados de Europa) hace apenas unas décadas se persiguió a los judíos por millones, en Estados Unidos el racista y xenófobo Ku Klux Klan, pese a haber un presidente afrodescendiente, sigue teniendo una considerable cuota de poder, en Italia la Liga del Norte proponía hace unos pocos años atrás la separación del sur “subdesarrollado”, y los grupos neonazis están a la orden del día, sólo por dar algunos ejemplos.

En Guatemala una mujer indígena -Rigoberta Menchú- se ha hecho acreedora (no sin resistencias locales) a un Premio Nobel. Paso importante, sin dudas. Quizá a principios del siglo XX, o apenas algunas décadas atrás, esto hubiera sido inconcebible (todavía se vendían las fincas “con todo e indios incluidos”). Pero la discriminación étnica no ha desaparecido. ¿Hay forma que desaparezca? Incluso podríamos ser más cáusticos en la pregunta: ¿hay posibilidades reales que desaparezca? ¿Estamos obligados a que lo distinto pueda ser siniestro?

En la forma en que queda formulado el interrogante pareciera que no hay mayores alternativas: ¿será que el racismo está enraizado en la misma condición humana? Por principios diríamos que no, pero ¿por qué es tan frecuente y cuesta tanto eliminarlo? ¿Cómo es posible que un militante comunista reaccione así ante un siciliano? ¿Dónde queda la idea de “internacionalismo proletario” entonces? De todos modos, pensemos en que debe haber alternativas, ¿o es que realmente hay “razas superiores”? El desciframiento del genoma humano nos mostró con total evidencia que no hay ninguna diferencia entre todos los que pisamos este planeta, más allá de circunstanciales variaciones externas -color de la piel, de los ojos, forma del cabello-, explicables en función de la pura adaptación al medio ambiente (un africano tiene en su piel más melanina que un sueco por el sol tropical que debe soportar, o un nórdico tiene ojos claros por la falta de luz en el Polo). Definitivamente, ¡¡no hay razas!! Mucho menos: razas “superiores”.

El racismo, ya está más que dicho y sabido, no es sino una justificación para la explotación económica del otro. Nunca es de doble vía: el blanco discrimina al negro, el conquistador “civilizado” al conquistado “primitivo”, pero no se da la recíproca. Por una cuestión de explotación material, económica, se “arma”, se inventa la idea de superioridad racial. Y siempre, ¡oh, casualidad!, el explotador es el civilizado que explota (civiliza) la bárbaro primitivo.

¿En dónde radica la pretendida “superioridad” de la “raza superior”? Es un puro ejercicio de poder. Trabajar como esclavo es trabajar “como negro”. Creo que esa expresión lo dice todo. “Con perfecto derecho los españoles imperan sobre estos bárbaros del Nuevo Mundo e islas adyacentes, los cuales en prudencia, ingenio, virtud y humanidad son tan inferiores a los españoles como niños a los adultos y las mujeres a los varones, habiendo entre ellos tanta diferencia como la que va de gentes fieras y crueles a gentes clementísimas. ¿Qué cosa pudo suceder a estos bárbaros más conveniente ni más saludable que el quedar sometidos al imperio de aquellos cuya prudencia, virtud y religión los han de convertir de bárbaros, tales que apenas merecían el nombre de seres humanos, en hombres civilizados en cuanto pueden serlo?”, decía en el siglo XVI el español Juan Ginés de Sepúlveda refiriéndose a la población americana. Estamos en el siglo XXI, y en muchas personas esas ideas no han cambiado en lo sustancial: ¿civilizados versus bárbaros primitivos? ¿Razas superiores?

No debemos caer rápidamente en reduccionismos, por más tentador que ello sea. Sería muy fácil colegir de lo que tenemos dicho que el racismo, en cuanto una de tantas expresiones de la agresividad, en cuanto constituyente del fenómeno humano, es inmodificable. Así las cosas, no habría ya mucho por hacer. O ante cada nueva expresión discriminatoria con resignación encogerse de hombros por encontrarnos frente a un hecho supuestamente natural. Pero, modestamente, pensemos que podemos (debemos) apuntar a otras opciones.

Sin pretender entrar aquí en la búsqueda de la “esencia” humana, lo mínimo que podemos decir es que si alguna definición de ella tenemos es que el ser humano es un ser social. Somos lo que somos en relación a otro. Siempre y necesariamente estamos en relación con otros, si no, no somos seres humanos. Ahora bien, esas relaciones no siempre y necesariamente son relaciones de mutua cooperación y solidaridad; estas últimas son posibilidades, tanto como las agresivas, de envidia o discriminatorias (miremos el ejemplo de nuestro itálico camarada). Lo que sí podemos garantizar (o al menos intentarlo al máximo) es fijar normas de relacionamiento entre todos, donde nadie salga desfavorecido, o donde la meta sea no dañarnos, respetarnos.

Las religiones, todas, predican el amor entre los seres humanos. Pero pareciera (la historia lo demuestra) que esto solo no alcanza para asegurar una armónica convivencia. (Valga agregarlo: también hay guerras religiosas -quizá las más crueles-, y la conquista de América se hizo en nombre de la fe católica). Una posibilidad, quizá la única realmente seria, de plantearse un límite a la violencia, a la discriminación, es el establecimiento de normas de convivencia; en otros términos: leyes.

Nadie está obligado a amar al prójimo, pero sí está obligado a respetarlo. La población de una etnia difícilmente establece grandes amistades, o busca su pareja, con gente de otra etnia. Puede suceder, pero no es lo más habitual. Según una formulación de la psicología, se ama en el otro lo similar a mí; quizá por eso es tan difícil abrirse plenamente a alguien muy distinto. Pero aunque esto sea verdad en un nivel, nada autoriza a que se aborrezca al otro por ser diferente (otra lengua, otras costumbres, otra cosmovisión, otro color de piel). Una actitud civilizada, aunque se estrelle a diario con fuerzas jurásicas que ven en el otro distinto siempre una amenaza, debe apuntar a ese ideal de respeto.

No hay vacuna contra el racismo, ni contra las injusticias. Pero hay la posibilidad de establecer leyes que nos permitan respetarnos; y esas mismas leyes felizmente no son definitivas, son perfectibles. “La ley es lo que conviene al más fuerte”, adelantaba ya en la Grecia clásica un sofista como Trasímaco de Calcedonia. No se equivocaba. Las leyes son la legitimación de un estado de cosas. La propiedad privada de los medios de producción no es natural, pero la ley la estable. ¿Quién dijo que las leyes no se pueden cambiar? Si conviene al más fuerte… ¿qué hacemos los débiles? La historia humana es la historia de esos eternos choques. “La violencia es la partera de la historia”, dijo Marx.

Suprimir, eliminar al otro distinto no es el camino. Ello, en definitiva, no es sino alimentar el ciclo de violencia; y eso no tiene fin: hoy niños de la calle, después los drogadictos, después los homosexuales.... ¿Y después? ¿Seropositivos?, ¿habitantes de barrios marginales?, ¿indígenas?, ¿mujeres? ¿Y después gitanos, judíos, negros....latinos, habitantes del Tercer Mundo.....? La lista no tiene fin. Y en algún lado de la lista estamos todos. La idea de racismo, hoy día, debería darnos vergüenza. Pero sigue siendo una triste realidad. Una vez más: pensemos en el ejemplo del camarada italiano. ¿Hasta cuándo eso?

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Los Estados al servicio de los bancos con el pretexto de que son «Too big to fail» (demasiado grandes para quebrar) Parte 5

Eric Toussaint (CADTM)



BCE / LTRO: ¿Eso qué es?

Los inversores institucionales (y entre ellos, los bancos) y los hedge funds atacaron a Grecia en 2010, que era el eslabón más débil de la cadena europea de endeudamiento, antes de atacar a Irlanda, Portugal, España e Italia. Y es que con esas acciones obtuvieron muy buenos beneficios, ya que esos países tuvieron que proponerles tipos de interés altos para conseguir la refinanciación de sus deudas. Entre esos inversores institucionales, fueron los bancos privados los que obtuvieron los mayores beneficios ya que aprovecharon que podían financiarse directamente del BCE, pidiendo dinero al 1 %, y ahora al 0,05 %, mientras que con ese dinero ofrecían créditos a Grecia, a tres meses con un interés del 4 % o 5 %. Respecto a los títulos a 10 años, los bancos privados no aceptan su compra si no es con un interés de cerca del 10 %.

Al lanzar sus ataques contra los eslabones más débiles, los inversores institucionales (en cuyo seno los bancos tienen un papel clave) estaban también convencidos que la Unión Europea y el BCE deberían, de algún modo, ir en ayuda de los Estados víctimas de la especulación, prestándoles capitales que les permitieran continuar con los reembolsos.

Tampoco se habían equivocado y se concedieron préstamos a los países en dificultad. Las condiciones impuestas por el BCE, la Comisión Europea y el FMI, la famosa Troika, tenían como objetivo una austeridad dramática, privatizaciones, una reducción de salarios y pensiones, despidos masivos en la función pública, etc. A pesar de la ayuda del BCE, a partir de junio de 2011, los bancos europeos entraron en una fase crítica. La situación era casi tan grave como después de la quiebra de Lehman Brothers, producida el 15 de septiembre de 2008. La asfixia económica amenazaba a muchos bancos por la imposibilidad de continuar financiándose a corto plazo mediante los Money Market Funds estadounidenses que habían considerado que la situación de los bancos europeos era cada vez más arriesgada |1|. Los bancos estaban bajo la amenaza de no poder asumir sus deudas. El 21 de julio de 2011 se reunió de urgencia una cumbre europea para hacer frente a una posible serie de quiebras bancarias y como consecuencia de esa reunión, el
BCE comenzó a comprar a esos bancos títulos de la deuda pública griega, portuguesa, irlandesa, italiana y española con el fin de aportarles liquidez (además de los préstamos que ya les había otorgado) y aliviarlos de los títulos que los propios bancos habían adquirido durante el período precedente.

También se intentaba hacer bajar los tipos de interés que sufría la deuda de la periferia. Pero eso no fue suficiente. Las cotizaciones en la Bolsa de las acciones de los bancos seguían bajando y los tipos de interés sobre la deuda italiana, española… permanecían altos. Lo que fue decisivo para mantener a flote los bancos europeos, fue la apertura, a partir de septiembre de 2011, de una línea de crédito ilimitado en el BCE, concertado con la FED, el Banco de Inglaterra y el Banco de Suiza: los bancos con penuria de dólares y euros se mantendrían en permanente perfusión.

Comenzaron a respirar pero aún era insuficiente, las cotizaciones de sus acciones continuaban con su descenso a los infiernos. Entre el 1 de enero y el 21 de octubre de 2011, las acciones de la Société Générale cayeron un 52,8 %, las de BNP Paribas un 33,3 %, las del Deutsche Bank un 28, 8 %, las de Barclays un 30,5 %, las del Crédit Suisse un 36,7 %. Como ya los hemos visto, en ese momento el BCE sacó su artillería pesada.

LTRO: ¿Qué es eso?

Llamada LTRO (Long Term Refinancing Operations) consiste en conceder a los bancos préstamos a largo plazo. Entre diciembre de 2011 y febrero de 2012, el BCE prestó a través de este programa más de 1 billón de euros a unos 800 bancos, a un plazo de 3 años y al 1 % de interés, (en un momento en que la inflación estaba cerca del 2 %). En realidad, el regalo que se le dio a los bancos era mucho más importante que lo que deja suponer un tipo de interés del 1 %, por supuesto ya muy ventajoso. ¿Por qué hizo eso? Por dos simples razones.

En primer lugar, los intereses sobre las sumas otorgadas no se pagan hasta el momento del reembolso de ese importe. Por lo tanto si un banco tiene un préstamo a tres años, no pagará los intereses hasta que ese plazo acabe.

En segundo lugar, el tipo fue reducido varias veces hasta alcanzar el 0,05 % en septiembre de 2014 |2|. Por ejemplo, a Dexia, el BCE le prestó más de 20.000 millones de euros por un período de tres años a comienzos de 2012, y solo reembolsará los 20.000 millones de euros a comienzos de 2015. A esa suma, se le debe agregar el pago de los intereses, que se calcularán de la siguiente manera: hasta julio de 2012, el 1 % de interés, desde julio 2012 hasta mayo de 2013, 0,50 %, de mayo de 2013 a noviembre de 2013 el 0,25 %, a partir de junio de 2014 el 0,15 % y, a partir de septiembre de 2014, el 0,05 % |3|.

Dexia no pagará ningún interés hasta el momento de reembolso de la suma prestada. ¿Qué pasará en el momento del vencimiento del préstamo? Es evidente que muchos bancos como el mismo Dexia o el principal banco italiano Intesa Sanpaolo (ISP: MI) (que recibió 24.000 millones de euros por el mecanismo LTRO), no podrán reembolsar sus deudas, salvo que se les concedan nuevos créditos, más o menos equivalente a los anteriores. ¿Y a quién pedirán prestado los bancos? Por supuesto al BCE.

Su presidente, Mario Draghi, anunció en junio de 2014 que el BCE otorgaría nuevos préstamos a largo plazo (Targeted Long Term Refinancing Operations -TLTRO-). Al inicio, el BCE declaró que el volumen de los nuevos préstamos de largo plazo alcanzaría 400 mil millones de euros. Ya veremos cuál será exactamente en febrero o marzo de 2015, cuando los diferentes tramos de crédito TLTRO hayan sido acordados.

El programa TLTRO se inició en septiembre de 2014, con un primer tramo de 82,6 miles de millones de euros entregados. Se otorgará un segundo tramo en diciembre de 2014. Éste coincidirá con la fecha tope para en la que los bancos deberán devolver el dinero prestado al recurrir al LTRO en diciembre de 2011. Señalemos que una parte de esos bancos que recurrieron al LTRO en diciembre de 2011 devolvieron ya sus préstamos al BCE de manera anticipada, con el fin de dar una apariencia de buena salud. Los bancos en peor situación todavía adeudan sus préstamos LTRO al BCE. Así pues, los vencimientos de diciembre de 2014 (primer tramo de la LTRO) y febrero de 2015 (segundo tramo de la LTRO) son importantes.

Imaginad qué hubiera pasado si Dexia y muchos otros bancos en dificultades no hubieran tenido acceso al préstamo del BCE. Pues, pura y simplemente habrían bajado la persiana.

En efecto, a condición de conseguir un prestamista privado (lo que no habría sido fácil vistas las sumas necesarias), los bancos habrían tenido que pagar unos tipos de interés superiores al 8 %, de forma regular y no al vencimiento del préstamo. Añadamos que el BCE ofrece otros grandes regalos a los bancos privados, comprándoles covered bonds con el fin de ayudarles a financiarse |4|, este acepta que los bancos depositen productos estructurados como garantía para la obtención de nuevos préstamos. Por supuesto, está también el monopolio de la financiación a los poderes públicos del que se benefician los bancos privados. En los meses venideros quieren añadir compras masivas de productos estructurados (fabricados por los bancos bajo el nombre de ABS) efectuadas por el BCE.

El balance de la LTRO/TLTRO es claro: habría sido mejor proceder de otro modo con el objetivo de proteger los intereses de las víctimas de la crisis. Para ello había que haber dejado quebrar a los bancos en crisis, por supuesto protegiendo los depósitos de los ahorradores, crear un banco malo para los activos tóxicos a cargo de los grandes accionistas e integrar la parte sana en una estructura auténticamente pública (sin pagar indemnización a los grandes accionistas). Era necesario socializar el sector bancario y darle una auténtica misión de servicio público.

Traducción: Griselda Piñero y Raúl Quiroz
Edición: Antonio Sanabria

Notas:
1) Desde agosto de 2011, en un momento en que muy pocos comentaristas financieros hablaban de eso, esa situación está descrita en la serie titulada «En el ojo del huracán: la crisis de la deuda en la Unión Europea»: «Los bancos europeos financiaron y financian todavía sus préstamos en Estados Unidos mediante los créditos que piden a los Money Market Funds de Estados Unidos. Pero estos organismos tienen miedo de lo que pasa en Europa […] A partir de junio de 2011, esta fuente de financiación con bajos tipos de interés estaba prácticamente agotada, especialmente a costa de los grandes bancos franceses, lo que precipitó su caída en bolsa y aumentó la presión que ejercían sobre el BCE para que les recomprara los títulos, proveyéndoles de dinero fresco. En resumen, tenemos aquí también la demostración de la amplitud de los vasos comunicantes entre la economía de Estados Unidos y la de los países de la Unión Europea. De allí los contactos incesantes entre Barack Obama, Angela Merkel, Nicolas Sarkozy, el BCE, el FMI… y los grandes banqueros, de Goldman Sachs a BNP Paribas, pasando por el Deutsche Bank. Una ruptura de los créditos en dólares de los que se benefician los bancos europeos puede provocar una grave crisis en Europa, e igualmente, una dificultad de los bancos europeos para reembolsar los préstamos estadounidenses podría precipitar una nueva crisis en Wall Street.» (http://cadtm.org/Llego-la-crisis-a-..., publicado el 24 de septiembre de 2011).
Un estudio del banco Natixis confirma el peligro que corrían los bancos durante el verano de 2011: Flash Économie, «Les banques françaises dans la tourmente des marchés monétaires», 29 de octubre de2012. Se puede leer: «Desde junio hasta noviembre de 2011, los fondos monetarios estadounidenses retiraron súbitamente la mayor parte de sus financiaciones a los bancos franceses. […]Hasta 140.000 millones de dólares de financiación a corto plazo les faltó los bancos franceses, a fines de noviembre de 2011, y ninguno lo pudo evitar.» (http://cib.natixis.com/flushdoc.asp...). Este cierre del grifo afectó también a la mayor parte de los demás bancos europeos, como lo muestra ese estudio publicado por Natixis.
2) Véase Toussaint, É.: « Súper Mario 2.0 a favor de los banqueros », publicado 7 de septiembre de 2014, http://cadtm.org/Super-Mario-2-0-a-...
3) Véase en la web del BCE: «In this longer-term refinancing operation, the rate at which all bids are satisfied is indexed to the average minimum bid rate in the main refinancing operations over the life of the operation» (en estas operaciones de refinanciación a más largo plazo la tasa a la que todas las ofertas de puja son satisfechas es indexada al tipo mínimo de puja en las principales operaciones de refinanciación a lo largo de la vida de la operación), http://sdw.ecb.europa.eu/servlet/de....
4) Al respecto, véase Toussaint, É. : “Las masivas ayudas de los bancos centrales a los bancos privados”, publicado el 23 de agosto de 2014:
He aquí un extracto del citado artículo: “Se trata de una ayuda muy importante del BCE a los bancos que se encuentran con grandes dificultades para financiarse mediante los mercados. Esta ayuda no se publicita en los medios. Desde el estallido de la crisis, el BCE compró covered bonds por 76.000 millones de euros, 22.000 millones en el mercado primario y 54.000 millones en el secundario. Hay que señalar que el BCE compró sobre todo covered bonds que tienen una mala calificación (BBB–), lo que quiere decir que las agencias de calificación no tenían confianza en la salud de los bancos que emitieron esos títulos. Con fecha de 18 de marzo de 2014, el BCE poseía 52.000 millones de euros de covered bonds de los bancos. Es un monto muy importante comparado con el volumen de emisiones de esas obligaciones. En 2013, sólo llegó a 166.000 millones de euros, con un descenso del 50 % con respecto a 2011”.

Éric Toussaint, profesor en la Universidad de Lieja, portavoz del CADTM Internacional y es miembro del Consejo Científico de ATTAC Francia. Es autor de libros en varios idiomas. Algunos en castellano: Bancocracia (Icaria, Barcelona, 2014); Proceso a un hombre ejemplar http://cadtm.org/Proceso-a-un-hombr...; Una mirada al retrovisor: el neoliberalismo desde sus orígenes hasta la actualidad http://cadtm.org/Una-mirada-al-retr..., Icaria editorial, Barcelona, 2010, entre otros.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Nuevos índices, la misma tendencia

Fabiana Arencibia (ACTA)

Según los últimos indicadores oficiales del mercado laboral, el tercer trimestre de este año muestra la suba paulatina de la desocupación. A esto se suma la baja en las tasas de actividad y de empleo lo cual significa menos personas buscando trabajo activamente y destrucción de puestos de trabajo, respectivamente.

El lunes 17 de noviembre el INDEC publicó la Encuesta Permanente de Hogares del 3º trimestre de 2014 con los principales indicadores del mercado de trabajo. La información da cuenta de los porcentajes de actividad, empleo, desocupación y subocupación de 31 conglomerados urbanos en todo el país.

La tendencia sigue su curso mostrando una nueva baja de las tasas de actividad (44,7 % sobre la población total en el tercer trimestre de 2014 contra un 46,1% del tercer trimestre 2013) y del empleo (41,3% versus 42,9%). A esto se suma la desocupación de este tercer trimestre (7,5% sobre la población económicamente activa) que si bien no varió respecto del trimestre anterior volvió a subir en su comparación anual (6,8% en el tercer trimestre de 2013).

Uno de los datos que muestra el nivel de contracción de la actividad económica, con su correlato en suspensiones y despidos, es el de la tasa de actividad. Este indicador reúne a los ocupados y a aquellos que sin estarlo buscan activamente trabajo. Es lo que se conoce como efecto desaliento de quienes ya no buscan porque no encuentran o porque no tiene dinero para movilizarse para esa búsqueda.

Una de las preguntas de la encuesta estaría definiendo si una persona es desocupada o “desalentada” ante la búsqueda laboral, "¿Estuvo usted buscando trabajo en la última semana?". Si la repuesta es que “sí” pero no lo halló, entonces entraría en las estadísticas como desocupado. Pero si la respuesta es “no” se lo computa como baja en la tasa de actividad pero no como desocupado.

Este es un elemento más para pensar que la tasa de desocupación oficial no refleja la realidad del mercado laboral. A esto se agrega que además no se computan como desocupados quienes no llegan a cubrir la cantidad de horas necesarias para completar la jornada laboral (son subocupados para las estadísticas), ni el importante universo de trabajadores destinatarios de los diversos planes sociales por los que reciben menos que el salario mínimo, vital y móvil.

Si desglosamos estos porcentajes globales y miramos las regiones y las ciudades de diferentes provincias de nuestro país, veremos en estos nuevos indicadores algunos datos que capturan la atención.

El dato más llamativo -y que se viene repitiendo desde hace varios trimestres- es el del Gran Resistencia (provincia de Chaco) donde, según el INDEC, la desocupación es de 0,2%. A pesar de ser poco creíble, este guarismo empeora el récord de CERO por ciento de desocupación que el organismo mostró en el tercer trimestre del año pasado.

Volviendo al desglose por regiones, podemos ver que las zonas con mayor índice de desocupación son la Pampeana con 9% (con ciudades como Gran Córdoba con 11,6%y Gran Rosario con 9,3%) y el Gran Buenos Aires con un 7,9% (8,7% en la provincia y 5,5 % en la Ciudad Autónoma).

El resto de las regiones tienen, para el INDEC, un desempleo inferior a la media: las provincias de Cuyo 5,9%, las de Patagonia 5,6%, la región Noroeste con un 5,5 % de desocupación y finalmente el Noreste apenas supera el 3% con ciudades como Formosa con un 1,6%, Posadas 3,2% y la ya comentada Gran Resistencia.

Algunos datos adicionales para tener en cuenta que marcan la evolución en los últimos años del nivel de actividad y de empleo.

La tasa de actividad difundida en este cuatrimestre es la más baja desde el año 2003, o sea que es el momento en el que hay menos gente que está ocupada o que, sin estarlo, busca activamente trabajo.

Además, la tasa de empleo, que muestra a aquellos que tienen al menos una ocupación –“que en una semana han trabajado como mínimo una hora (…), incluye ocupaciones de baja actividad o intensidad”, según define el INDEC- es la más baja desde el año 2006.

Durante los seis primeros meses de este año se destruyeron 404 mil puestos de trabajo de los cuales 176 mil pasaron a ser desocupados. Si tomamos el período junio 2013–setiembre 2014, son 482 mil empleos los que se perdieron, por lo tanto la mayor cantidad de puestos de trabajo destruidos se ha dado en el primer semestre de este año.

Según la Encuesta de Indicadores Laborales (EIL) del INDEC, la proporción de suspensiones por cada 1000 trabajadores pasó de ser 3,6% en diciembre pasado a 6,6% en junio de este año, siendo la más alta desde la crisis de 2009.

Otro elemento para el análisis es el del nivel de Ingresos de los diferentes trabajadores en la economía. La última publicación realizada por el INDEC de la Evolución en la Distribución del Ingreso en el 2º trimestre de este año muestra que la mitad del universo censado (trabajadores registrados y no registrados, obreros, empleados, profesionales, cuentapropistas de 31 conglomerados urbanos) tiene un ingreso que no supera los 5.000 pesos. Volcado al grupo familiar los ingresos no superan los 8.000 pesos mensuales. El decil mas bajo no supera los 1.500 pesos en forma individual y los 2.800 para el grupo familiar.

Según muestran estos datos oficiales, la baja tasa de desempleo es acompañada por ingresos muy por debajo de los necesarios para cubrir los gastos de alimentos, educación, salud, movilidad, esparcimiento y servicios que se incluyen en la canasta básica total con la que el organismo medía los niveles de pobreza e indigencia.

Hablamos en pasado porque desde hace un año que el INDEC no publica estos índices. Los últimos fueron del primer semestre de 2013 en el que marcaba que un 3,7% de los hogares y un 4,7% de las personas de los aglomerados urbanos eran pobres, mientras que la indigencia afectaba al 1,5% de los hogares y al 1,4% de las personas.

Tomando los datos elaborados por el Instituto de Investigación Social, Económica y Política Ciudadana (ISEPCI) para el 2º trimestre de este año, la pobreza en el conurbano bonaerense se ubica en el 33,5%. O sea que 1 de cada 3 personas es pobre y no llega a cubrir la CBT (canasta básica total). Se trata de 3.595.068 personas en 789.219 hogares. Dentro de ellos, los indigentes (que no alcanzan a cubrir la canasta básica de alimentos - CBA) son 874.240 personas en 196.883 hogares.

Estos datos se basan en el Índice Barrial de Precios que elabora este instituto con el que determina el valor de la canasta básica de alimentos (CBA) y la canasta básica total (CBT) según el relevamiento de precios en 20 partidos del conurbano bonaerense. A octubre de este año, la CBA se ubicó en 2.806,24 pesos y la CBT en 6.370,26, ambas con un incremento promedio desde octubre 2013 de un 33%.

Este mismo índice es elaborado para otras provincias: En Mendoza la pobreza afecta al 35,5% de las personas (y al 25,5% de los hogares), en Tucumán al 36,1% (y al 27,7% de los hogares), en Corrientes al 37% (y al 30,9% de los hogares), siendo las provincias de mayor pobreza Chaco con 49,6% (y un 38,8% de los hogares) y Salta con el 43,2% (y 33,6% de los hogares).

La indigencia en Chaco alcanzó en el segundo trimestre de este año a un 13% de los habitantes, seguida por Corrientes (10,2%), Salta (10%), Mendoza (8.5%), Conurbano bonaerense (8,1%) y Tucumán (6,9%).

Las llamadas “políticas activas” que mencionó el jefe de Gabinete de la Nación, Jorge Capitanich, cuando se hicieron públicos los índices de actividad, empleo y desocupación (Planes Procrear, Procreauto, Progresar, programa Ahora 12, etc.), el aumento del 40% de la Asignación Universal por Hijo, el incremento de las asignaciones familiares, la suba del salario mínimo, vital y móvil, los ajustes semestrales en los haberes jubilatorios y pensiones, no alcanzan para equilibrar la inflación –que se da principalmente en los alimentos- y la pérdida de empleo. Ambos elementos afectan a los sectores más vulnerables de la economía: los desempleados, los trabajadores precarizados en todas sus variantes y los trabajadores no registrados. Es innegable que la recesión de la economía vuelve a golpear muy duro a estos sectores.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Radiografía de un derrumbe

Pablo Heller (PRENSA OBRERA, especial para ARGENPRESS.info)



La recesión en la industria ya está entre las más prolongadas desde el fin de la convertibilidad hasta ahora, sólo superada por la bancarrota de 2001. Acumula 15 meses con una caída del 10%. De persistir esta tendencia en lo que resta del año, la recesión industrial "promete erigirse como la de mayor extensión de la década y acercarse a dolorosos niveles" (Ámbito, 21/10).

El empleo y los salarios han caído: desde julio de 2013, hay 485.000 empleos menos; de los cuales, el 84%, corresponde a los meses del presente año. Si sumamos ocupados y subocupados, totalizan 2.400.00 personas, el 16,7% de toda la mano de obra. Las estadísticas ofíciales no incluyen a los que se desempeñan en planes sociales. Si se los tomara en cuenta, la desocupación sería de 4 millones de personas. Por otro lado, hay un descenso pronunciado de los salarios "que se ubica en promedio en torno al 7,7%, que se agrava llegando al 11% de los trabajadores no registrados y que sube al 14% para aquel sector de los asalariados afectado por el impuesto a las ganancias" (La Nación, 23/11). El retroceso es la principal razón de la recesión. En la industria automotriz, ha bajado un 40% la compra de autos en el mercado interno, mientras que las exportaciones han caído en mucha menor medida.

Vaciamiento de las reservas

El gobierno le adeuda al Banco Central 48.500 millones de dólares y 224.000 millones de pesos, que equivalen a 26.750 millones de dólares. En total son 75.250 millones de dólares, más de dos veces y media las reservas internacionales brutas del BCRA, que rondan los 28.100 millones de dólares, incluyendo los yuanes chinos.

El año próximo, el BCRA deberá darle al gobierno 11.889 millones de dólares para pagar los vencimientos de la deuda pública. También deberá entregar 85.000 millones de pesos por utilidades contables y más "adelantos", por 62.000 millones de pesos. Esto no incluye las obligaciones externas del sector privado. La deuda con los importadores asciende a 5.000 millones de dólares por transacciones con el exterior ya concretadas -algunas fuentes llevan esa cifra a 10.000 millones de dólares.

Cuentas en rojo

El déficit fiscal se ha disparado un 170%. El pago de la deuda, los subsidios y las firmas públicas impulsaron la suba. "El déficit de 2014 superará los 150.000 millones, con ayudas del BCRA y Anses por 140.000 millones -casi triplicando el rojo de 2013- que se cubrirá con más emisión y deuda" (Clarín, 20/11). Esta emisión parasitaria echa leña al fuego de la carestía que ya supera el 40% anual, pese a la caída de la demanda. El gobierno pretende achicar el rojo con un nuevo tarifazo -esta vez, de la electricidad-, suprimiendo los subsidios y aumentando un 300% las tarifas. Pero esta medida, como ya ocurrió con el gas, no redundará en una baja de los subsidios.

Deuda

El país no cuenta con los dólares para afrontar los vencimientos de 2015. El superávit comercial ya no alcanza para pagar los intereses de la deuda pública y privada. Hasta septiembre, el superávit por ese concepto ascendió a 6.500 millones de dólares, que hubiera sido aún más reducido en caso de no haberse restringido las importaciones. Los pagos por servicios, turismo, giro de utilidades (favoreciendo a varios grupos empresarios, ya que se hizo la vista gorda al cepo), la fuga de divisas y los intereses de la deuda, insumieron 10.000 millones de dólares. A esto hay que sumarle los vencimientos de la deuda. "Con préstamos del Banco Central, Banco Nación, Anses y organismos internacionales, queda un bache de 6.000 millones en lo que resta de 2014 y otros 17.000 millones en 2015" (Clarín, 5/7).

Conclusión

El precio de la "paz cambiaria" ha sido un sensible aumento de la tasa de interés, que ha encarecido el financiamiento del Estado. Los desequilibrios de la economía se han acentuado. Hay un derrumbe económico a la vista de todos.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Escándalo en Chubut: Un legislador títere recibió órdenes de una minera

Juan Pablo Olsson (INFOSUR)

Un legislador "títere" fue fotografiado recibiendo instrucciones de una minera en su celular durante la sesión.



Había expectativa entre los vecinos de Chubut sobre el tratamiento del Proyecto de Ley de Iniciativa Popular presentado por las Asambleas Ciudadanas de esa provincia. Con más de 13 mil firmas recolectadas previamente a la presentación, se esperaba lograr la aprobación histórica del Proyecto que prohibía la mega minería en la provincia.

Esa expectativa y esperanza de gran parte de los vecinos de Chubut, de las Asambleas, de los distintos movimientos sociales y ambientales de todo el país, del conjunto de referentes culturales, intelectuales y de derechos humanos que habían enviado su adhesión a la Iniciativa Popular (entre ellos Nora Cortiñas, Maristella Svampa, Norma Giarracca, Diana Dowek, Norman Briski, Elia Espen y Lita Stantic entre otros: https://www.youtube.com/watch?v=o_KNnCQNH5o ) se vio frustrada por la realidad que se vivió en la sesión de la Legislatura en la jornada del 25 de noviembre.

Si bien era conocida la presión de los lobbistas mineros -presentes en la sesión- en contra de la aprobación de la Iniciativa Popular, nadie se esperaba asistir a una escena que dejó atónitos a propios y ajenos: el diputado peronista Gustavo Muñiz fué fotografiado mientras manipulaba su BlackBerry recibiendo instrucciones de un gerente minero de la Empresa Yamana Gold -llamado Gastón Berardi- durante la sesión. Su foto con el “mensajito” explotó en las redes sociales y fue publicada en varios matutinos nacionales y provinciales. El legislador “marioneta” manejado vía celular por los hilos de la titiritera Yamana Gold muestra una imagen que es una postal del extractivismo tanto en Argentina, como en otros países de América Latina: los funcionarios de gobierno que responden a las mineras y a las petroleras y no al pueblo, ni a la soberanía.

En el caso de Chubut, 15 diputados aprobaron el proyecto que avanza hacia la zonificación minera: Héctor Trotta; Juan Ale; Javier Cisneros; Eduardo Daniels; Mónica Gallego; Elba Willhuber; Vicente Jara; Alejandra Johnson Taccari; Argentina Martínez; Adolfo Mariñanco; Exequiel Villagra; Gustavo Reyes; Félix Sotomayor (todos del FpV) y Gustavo Muñiz (el de la foto) y Carlos Gómez (PJ).

Los 12 diputados que apoyaron la iniciativa popular avalada por 13.007 chubutenses fueron: Roberto Risso; José Luis Lizurume (UCR); Oscar Petersen (Polo Social); Miriam Crespo; Raquel Diperna; Jerónimo García; Roddy Ingram; Haydee Romero y Ana María Barroso (dasnevismo); José Karamarco (PJ) y María José Llanes y Anselmo Montes (FpV).

Las organizaciones ambientales y los vecinos de Chubut están analizando lo acontecido y los pasos a seguir, pero ya adelantaron que van a seguir dando pelea contra la avanzada minera y el jueves 27 de noviembre se concentrarán en la plaza central de Rawson, en una marcha de repudio contra la escandalosa sesión en donde se dio marcha atrás y se ignoró el mandato popular. Proyecto Sur adhiere a la lucha de las asambleas de Chubut y repudia absolutamente la traición de los legisladores que votaron a favor de la corporación minera transnacional y en contra del pueblo de la provincia.

Juan Pablo Olsson es referente de Proyecto Sur CABA.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Fraude a cielo abierto: La maniobra para habilitar la minería en Chubut

LA VACA

Contra la iniciativa popular que había reunido 13.007 firmas para prohibir la megaminería en Chubut, la Legislatura provincial habilitó esa actividad durante una sesión en la que se detectó que al menos un diputado recibía instrucciones de las mineras por mensajes de texto.



El legislador Gustavo Muñiz, del Frente para la Victoria, recibió un mensaje de quien tiene registrado en su celular como “Minería Gastón Berardi”. Berardi es funcionario local de la firma de origen canadiense Yamana Gold, y Gerente de Relaciones Comunitarias del proyecto minero que esa corporación tiene en Esquel bajo el nombre Suyai. En el mensaje, Berardi le plantea corregir el artículo 4 de la Ley, a lo que el legislador Muñiz responde: “eso después el ejecutivo lo reglamenta”, lo cual indica hasta dónde llegó el lobby empresario.

El hecho ocurrió durante una sesión de cinco horas este martes 25 de noviembre, en la que el resultado de la votación fue 15 a 12, contra la Iniciativa Popular que, de acuerdo a la Constitución provincial, había reunido cantidad más que suficiente de firmas, 13.007, para que se tratara un proyecto de prohibición de la megaminería a nivel provincial.

Lucas Fossati, asambleísta de Rawson, explicó a lavaca: “Lo que presentamos es un proyecto de Ley, que la Cámara puede modificar. Lo que no puede hacer es tergiversar ni sustituir el espíritu de esa ley. Si nosotros presentamos una manzana, no pueden aprobar una zanahoria”.

Prostíbulos y carpas

“Es como si por iniciativa popular hacemos un proyecto contra la trata de personas, pero la ley que termina saliendo habilita los prostíbulos” comparó la asambleísta e integrante de FM Kalewche Fernanda Rojas, aunque tal vez no convenga darle a los legisladores semejante idea.

Lucas Fosatti relata que durante 25 horas se montaron 14 carpas en la puerta de la Legislatura chubutense, convocada por la UACH, Unión de Asambleas Ciudadanas de Chubut, con el apoyo de las asambleas nacionales reunidas en la UAC. Era la primera vez en la historia que se utilizaba la Iniciativa Popular, mecanismo de democracia semidirecta. “En el proyecto ciudadano se prohíbe con precisión la extracción metalífera, puntualizando metales y materiales radiactivos, y se especifica la prohibición de cada sustancia tóxica” explica otra asambleísta chubutense, Corina Milán.



Mensajeame

Los grupos pro mineros, empresarios y políticos, deben estar meditando sobre los insondables alcances de la estupidez humana vía telefónica, que en este caso ha sido tan reveladora.

El señor Gastón Berardi, que por mensajito conversa con el legislador sobre el contenido de la ley, es Gerente de Relaciones Comunitarias del Proyecto Suyai, tal el nombre del emprendimiento que la canadiense Yamana Gold busca instalar en Esquel. Se lo nombraba así para atraer inversores y que no fuese evidente que se trataba de Esquel. El señor Berardi, confirmando las tendencias de la época, fue también Gerente Comercial en el Canal 8 de San Juan.

A la vez, el gerente de comunicaciones de la misma Yamana Gold resultó ser un periodista: Ricardo Bustos, conductor de un ciclo radial mañanero, que tuvo la desventura de querer presionar al cantante Axel para que no hablara del tema minero durante uno de sus shows, cosa que el músico se encargó de divulgar vía Twitter.

El legislador Muñiz, era diputado del justicialista Modelo Chubut, junto al ex gobernador Mario Das Neves. Luego, cayendo Das Neves, este señor flotó hacia el Frente para la Victoria. Su ex jefe de bloque dijo: “En el peronismo siempre están estas cuestiones, hoy alineado acá, y mañana allá”.

Se trataría de la coherencia de la incoherencia.

Siempre interesado en fomentar la minería, ha sido personaje de la publicación Mining Press, aunque uno de sus proyectos más conocidos bucea en otras cavernas: propuso que los funcionarios de los tres poderes se hagan una rinoscopia para blanquear “si están o no en la droga”.

¿Cuál es la trampa?

Los ciudadanos de Chubut apoyaron, a través de la iniciativa popular, un proyecto de Ley. Sin embargo, el dictamen que se terminó aprobando fue bien distinto. Con el voto de 15 diputados, el proyecto sancionado suspende la actividad minera por 120 días y habilita al Ejecutivo provincial a convocar “consultas populares” en las regiones afectadas por cada proyecto de explotación.

Hecha la ley, ¿cuáles son las trampas? Corina explica:

“Hablan de zonificación, pero los ecosistemas no se pueden zonificar. Si se afectan ríos que nacen en la montaña, pasan por la meseta y llegan a la costa este, como ocurre en estos casos, también deberían consultar a Trelew, Puerto Madryn o Comodoro Rivadavia”.

“En el caso de la meseta chubutense, los principales proyectos mineros están cerca de Gan Gan y Gastre por un lado, y de Paso de Indios por el otro. En el primero hay unos 600 habitantes, y en el segundo unos 400. Son comunidades históricamente postergadas, empobrecidas, abandonadas por el Estado, y dependientes del patrón político de turno, como nos pasa en tantos pueblos del interior. En esa situación, llegan con promesas y prebendas, y es relativamente fácil volcar el voto, manipular la situación con los punteros de la zona. Lo hacen para hacerse los democráticos. Pero que en comunidades tan pequeñas haya problemas de trabajo, implica un fracaso del Estado, al que ahora le agregan esta extorsión, como si la única fuente de trabajo fuese la minería. Van a sacrificar a esas comunidades y van a afectar regiones y poblaciones mucho más allá”.



¿Qué dice la Constitución?

Por eso los asambleístas plantean lo siguiente: “No se trató nuestra iniciativa” argumenta Corina Milán, “sino otra cosa, y usaron un artículo de nuestro proyecto, el más general, para enmascarar una ley minera. Eso es lo más perverso” sugiere y recuerda la frase de Fernanda sobre la trata y los prostíbulos.

En la iniciativa popular se recuerda, además, un párrafo de un libro en desuso en estos casos, llamado Constitución Nacional. El artículo 41 plantea que la defensa del ambiente no sólo es un derecho sino un deber: “Todos los habitantes gozan del derecho a un ambiente sano, equilibrado, apto para el desarrollo humano y para que las actividades productivas satisfagan las necesidades presentes sin comprometer las de las generaciones futuras; y tienen el deber de preservarlo”.

Lucas Fossati agrega que lo legislado “vulnera totalmente el derecho constitucional de iniciativa popular”, ya que la Cámara no puede contradecir el espíritu de un proyecto presentado mediante este mecanismo de democracia semidirecta. “Ellos tienen el deber insoslayable de tratarlo tal cual es. Y si van a hacer reformas al menor labrar un acta”.

El asambleísta Roberto Ochandío, afirma: “Desvirtuaron totalmente el espíritu de la Iniciativa Popular. Lo que hicieron es presentar el primer artículo bajo el mismo título, y eliminaron todos los otros. Los cambiaron por artículos donde incluyen la propuesta de zonificación de la provincia, que es lo que hace tiempo están pidiendo las compañías mineras. Con eso abren la puerta para que se hagan plebiscitos locales, más fáciles de manipular”.

Mamarrachos

¿Qué significa la “zonificación”? Definir proyectos mineros, apuntar allí todos los cañones estatales y privados para ganar la aprobación de esas localidades, y correr de la discusión al resto de la provincia. “Nosotros nunca estaremos en desacuerdo con las consultas populares provinciales. Lo que estamos diciendo es que el agua que naca en la Cordillera no es una cuestión de una localidad: de esa cuenca tomamos agua más de 200 mil habitantes” sostiene Fosatti.

Sobre el comportamiento de los bloques, Corina agrega: “En este caso el kirchnerismo votó en bloque contra la iniciativa popular. Además la televisión pública pasó teleteatros caribeños, una película norteamericana y Paka Paka, mientras se producía un debate histórico. Eso también es ningunear la participación popular”.

“La ley es un mamarracho y es absolutamente nula”, sentencia Fossati. “Podremos no lograr la iniciativa popular, pero jamás la van a cambiar por un plan minero. Es la antítesis. En ese sentido, la batalla será judicial, administrativa, en la calle, en todas las regiones, porque las mineras van a tener que confrontar con cada uno de los vecinos en cada pueblo”.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Elecciones 2015: Debates en las izquierdas

LA REVANCHA - ANRED

El año pasado después de mucho tiempo hubo un salto político electoral de un sector de la izquierda que está organizado en torno al Frente de Izquierda y los Trabajadores (FIT). Diversas expresiones de izquierda debaten acerca del plano electoral en vísperas del 2015. El programa radial La Revancha dialogó con Marcelo Ramal, legislador porteño del FIT - Partido Obrero y Facundo Martín, referente del Frente Popular Darío Santillán, para analizar sus propuestas en el actual escenario político.

¿Cuál es la perspectiva del Frente de Izquierda en este contexto de fin de ciclo político del kirchnerismo incorporando las perspectivas electorales de cara al próximo año?

Marcelo Ramal: Lo primero que hay que señalar es que este tan comentado fin de ciclo del Kirchnerismo tiene que ser exactamente ubicado, es decir hay que ver qué significa exactamente fin de ciclo. Las actuales encuestas electorales están mostrando que el delfín del kirchnerismo, que en cierto modo no es el kirchnerismo, Daniel Scioli, está peleando el primer lugar. Naturalmente la perspectiva es armar un gobierno con representantes o voceros muy ligados al capital financiero internacional y donde probablemente el actual secretario de Seguridad Sergio Berni siga ocupando esa cartera. Indudablemente, esta salida cuenta con un apoyo importante no solamente del gran capital sino también de la burocracia sindical. Y este reagrupamiento en torno a Scioli es lo que explica que del otro lado se está buscando de alguna manera disputar el favor de los sectores económicos más importantes en favor de una candidatura alternativa. Esto explica que el UNEN esté prácticamente disuelto y que, como espejo de la candidatura de Scioli, se esté armando un frente que podría llegar a tener a Macri como su candidato a presidente.

Hago esta introducción justamente por lo siguiente: lo que podríamos llamar el progresismo que ha marchado en algunos casos detrás del kirchnerismo y en otros detrás del anti-kirchnerismo; de un lado La Cámpora, Unidos y Organizados y del otro lado Proyecto Sur, UNEN, etcétera, están en una suerte de convocatoria de acreedores política o declaración de quiebra. Es decir la pretensión de que se podía marchar detrás de algunas de las grandes expresiones capitalistas y desenvolver una perspectiva propia ha quedado absolutamente cancelada. Entonces en este cuadro hay que valorar lo que logramos construir con el Frente de Izquierda, es decir un bloque político independiente y que justamente se constituyó sobre la base de rechazar ser furgón de cola de estas variantes. En la izquierda hubo un debate muy intenso sobre todo esto. Ustedes no se olviden que durante mucho tiempo fuimos acusados de sectarios, acusado de querer entender que había otros sectores supuestamente progresista que podían de alguna manera ser los líderes de un movimiento político en el cual la izquierda debía hacer un segundo violín, y bueno nosotros formamos parte de esa izquierda que rechazó ese rumbo y buscó construir un planteo independiente, autónomo. Eso fue lo que de alguna manera explicó el millón 300 mil votos que logramos cosechar el año 2013.

Ha habido organizaciones dentro de la izquierda como el MST, Patria Grande, o intelectuales y personalidades de la cultura de izquierda como puede ser Claudio Katz, Eduardo Sartelli, que han convocado a que el Frente de Izquierda sea un punto de partida de unidad mayor de la izquierda social y política. ¿Cómo ves esa posibilidad?

Marcelo Ramal: Todo depende de un debate político claro. Lo que no nos gusta es la posibilidad de hacer una serie de debates donde un verdadero Frente de Izquierda sea una suerte de plan B para aquellos que no logren cerrar un acuerdo con Binner, etcétera, etcétera. Hoy lo que tenemos que hacer es debatir con claridad a qué aspira cada fuerza en términos de perspectiva política, naturalmente en eso tenemos que establecer también y dejar en claro cuáles son nuestras divergencias, pero esas divergencias por supuesto no descartan la posibilidad de un compromiso político para pelear juntos contra las variantes políticas capitalistas.

¿Cuál es la situación actual y las perspectivas de este espacio llamado Izquierda Independiente / Nueva Izquierda?

Facundo Martín: Yo creo que la Nueva Izquierda surge como proyecto hacia las jornadas que se concentran en el 20 de diciembre del 2001, o en el ciclo de lucha del movimiento piquetero, del ciclo Cutralco - Puente Pueyrredón como se suele decir. Surge en aquel momento con algunas coordenadas programáticas e identitarias: la central sería la idea de construcción del poder popular como directriz estratégica; el protagonismo directo de los y las de abajo en la toma de decisiones y sobre esas bases va haciendo un tanteo o reelaboración de hipótesis estratégicas para los nuevos desafíos que nuevos momentos históricos van abriendo. En ese sentido yo creo que hubo un proceso de politización cada vez mayor de los movimientos sociales que habitaron la Nueva Izquierda en los últimos diez años y que, lamentablemente, no se pudo dar en forma unitaria, eso es cierto. Es un proceso que implicó crisis, discusiones de importancia en el espacio que dan por saldo hoy unos pisos mayores de los que damos la discusión política pero también ciertas cuotas importantes de fragmentación.

Este espacio político que surgió, efectivamente comparte algunas coordenadas sobre todo más metodológicas que estratégicas pero que no llegan a conformar una unidad política en torno a un proyecto de largo plazo y que el salto político que se intentó recientemente reabrió nuevos debates y generó nuevas divisiones. Cómo intervenir en el Estado, cómo encarar la lucha parlamentaria, con qué marco de alianzas, qué lugar ocupa el Estado, cómo se relaciona este significante fuerte del poder popular con el Estado. ¿Cómo ves a la nueva izquierda en relación a estos debates y en particular a la lucha electoral?

Facundo Martín: Efectivamente, sin identificar directamente el salto a lo político con salto a lo electoral, serían dos cosas relacionadas pero que no sé si habría que identificar. Yo creo que hay dos planos ahí de la discusión, uno tiene que ver con lo que significó el kirchnerismo como cambio de etapa con respecto al neoliberalismo preexistente. Se puede argumentar que hay amplias continuidades entre el ciclo kirchnerista y el neoliberalismo, sobre todo en términos económicos, la matriz productiva-exportadora, etcétera, que se han mantenido. Pero podemos decir que en lo político, el kirchnerismo transformó al menos parcialmente la manera como el Estado supo relacionarse con los sectores populares durante diez años, al menos durante lo que duró el ciclo progresista del kirchnerismo que hoy llega a su fin. Hubo una relegitimación de la política estatal que hizo que la apuesta a construir movimientos sociales de base estrictamente antielectoralista se hiciera cada vez más complicada. Ese sería un aspecto de la discusión y la necesidad de ahí de los movimientos de empezar a proyectar instrumentos electorales, que son todavía tanteos en algunos casos, pero que vamos viendo a partir de esa reelaboración. Y después hay una reelaboración mas estratégica como la discusión programática que nos exigen escenarios como la Venezuela bolivariana, en donde claramente las posiciones ocupadas en el seno del Estado por las fuerzas socialistas, anticapitalistas, tienen una importancia no menor para la construcción de un proyecto de transición al socialismo en esos países. Nosotros seguimos creyendo que la prioridad estratégica siempre es la construcción del poder popular y el protagonismo directo de los de abajo, entendemos que ahí hay que elaborar alguna discusión seria sobre qué rol ocuparía el Estado en la posible transición al socialismo, nuestra América en el escenario actual.

¿Qué posibilidades habría de que el FIT sea simplemente la punta de partida de una unidad mayor de la izquierda social, política y cultural de nuestro país?

Facundo Martín: Bueno, esa es una pregunta difícil de responder inmediatamente. Primero, todos los luchadores y anticapitalistas respetamos y valoramos la experiencia del FIT como la que se ha sabido instalar como la principal experiencia del clasismo en la Argentina al menos en el plano electoral pero también referenciándose de las luchas obreras y estudiantiles. En ese sentido, los consideramos compañeros de la lucha social y política es un sentido amplio. Por otra parte, al menos desde las definiciones tomadas en el Frente Popular Darío Santillán, nosotros entendemos que cualquier proyección electoral de los movimientos sociales no tiene que desdibujar las coordenadas políticas e identitarias, incluso de lo construido en estos diez años o un poco más de acumulación política histórica y, así como en su momento en las elecciones del 2013 rechazamos la perspectiva de ir con frentes de carácter social demócrata, para nosotros no era la correcta porque entendíamos que desdibujaba los perfiles de lo que aspiramos. En caso de pensar algún tipo de confluencia con el Frente de Izquierda, el requisito con nosotros sería que esos pilares que para nosotros son estratégicos, como la construcción del poder popular, el protagonismo de los de abajo y la reivindicación de nuestra historia de lucha, no se desdibujaran, esas serían las condiciones para pensar cualquier tipo de confluencia, que es algo que de momento no se ha avanzado en negociaciones de ningún tipo.

Audio primera parte


Audio segunda parte


Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Entrevista a Alfredo Grande a 10 años de cumplirse la Masacre de Cromagñón: En el caso Cromagñón reina la más absoluta impunidad política y cultural

Mario Hernandez (especial para ARGENPRESS.info)

M.H.: Estamos en comunicación con Alfredo Grande, buenas noches Alfredo.

A.G.: ¿Qué tal? ¿Cómo estás Mario? Un gusto saludarte.

M.H.: Bien, tanto tiempo. Este llamado fue coordinado a último momento, motivado porque están próximos a cumplirse 10 años de la Masacre de Cromañón. Recientemente murió Omar Chabán y aproximadamente un mes antes se conoció la resolución de la libertad para Callejeros. Sobre estos dos temas quería consultarte, dado tu compromiso en este caso con la lucha por la justicia.

A.G.: Como bien decís, fue una lucha por la justicia. Cuando hablo de justicia a esta altura del partido no me refiero solamente a lo jurídico, hay una justicia política, cultural y una jurídica. En ese plano, en el jurídico, se logró mucho, si bien los liberaron, es porque estuvieron presos y las condenas estuvieron.
Creo que en ese plano es donde más se obtuvo, en relación a la impunidad de otras situaciones, bajo el manto de neblina de la impunidad esta justicia jurídica es bastante aceptable. Ahora de la cultural y de la política no puedo decir lo mismo. Ahí reina la más absoluta impunidad. Aníbal Ibarra vuelve a presentarse como candidato a Jefe de Gobierno, y culturalmente todo terminó en que el Gobierno de la Ciudad empezó a cerrar centros culturales, boliches, le vino bien como excusa para de alguna manera hacer una política muy amplia en cuanto a discriminación de todo tipo de centro cultural basado en cuestiones de seguridad.
Creo que la cuestión de la injusticia cultural y política no se ha modificado y el plano jurídico fue en el que más se obtuvo, las querellas trabajaron muy bien, se lograron condenas, en primeras y segundas instancias, apelaciones, etc. Pero queda el otro gran saldo, porque evidentemente a diez años de Cromañón, la misma concepción de que fue una masacre está oculta, se sigue hablando de “tragedia”, “accidente”, cualquier cosa pero no de masacre.
La masacre no se define por la cantidad de muertos sino por las circunstancias, por la negligencia, la acción dolosa por omisión, etc. Algo parecido a masacre fue “estrago doloso” que fue ese término que apareció, pero directamente la palabra es masacre. A mi criterio la injusticia política y cultural se mantiene y la judicial llegó mucho más lejos que en casos similares.

M.H.: ¿Qué te pasó por la cabeza cuando te enteraste de la muerte de Chabán?

A.G.: Chabán murió, no fue masacrado ni asesinado, tuvo un juicio, estuvo en prisión. Tenía una enfermedad que seguramente se agravó por las condiciones que pasó, una mezcla de culpa imposible de elaborar, en el mejor de los casos, más que culpa de culpabilidad. Un hombre que realmente había hecho una fuerte apuesta cultural en un momento de la vida de la música nacional donde muchísima gente estaba muy ligada a él en lo afectivo, en lo cultural, y sufrió una decepción muy grande, ya que en ese recital, donde ya había tenido un principio de incendio, resultó totalmente inmune a ese tipo de cuestiones.
Lamentablemente terminó muy mal, murió, esas enfermedades autoinmunes son a veces una forma de suicidio. Es lamentable en tanto esa muerte nos remite a todos los chicos asesinados, a Chabán no lo asesinó nadie, en todo caso se asesinó a sí mismo. Realmente creo que es muy importante darse cuenta de que este hombre ya estaba muerto, porque todo lo que había construido en su vida, que era importante, quedó destruido esa noche donde evidentemente privilegió una forma de lucro feroz frente a lo que era una propuesta cultural y artística como lo es un recital de un grupo musical que puede cantar para mil personas pero no frente a cuatro ni cinco mil en un local en las condiciones que como sabés, estaban todas las vías de inseguridad, no las de seguridad. Desearía “que en paz descanse”, pero creo que por varios siglos Chabán no va a poder descansar en paz.

A veces la “sociedad civil” indulta a los masacradores

M.H.: Te traslado la misma pregunta pero respecto de la libertad de Callejeros.

A.G.: Callejeros no está más, de alguna manera el grupo explotó naturalmente. La mayoría de ellos no asumieron su culpabilidad, trabajaron permanentemente en su discurso de inocencia, de que incluso familiares de ellos también fallecieron, una especie de auto impunidad, en ese sentido hay cuestiones procesales que yo desconozco, que hacen que parte de la cultura también indultó a Callejeros, parte de sus seguidores y familiares. Fontanet hace poco hizo un recital, lo que llamamos “la sociedad civil” indulta a veces a los masacradores o no le importa demasiado cómo se llega al lugar que se llega. Los líderes generalmente no tienen pasado, tienen presente y futuro. Este pasado siniestro de Fontanet y el resto de los Callejeros, en muy poco tiempo va a quedar oculto también.

M.H.: ¿Tenés alguna expectativa para el próximo 30 de diciembre, cuando se cumplan 10 años de la masacre?

A.G.: Yo entrevisté en mi programa de radio a Silvia Bignami, le ofrecimos todo el apoyo del programa de radio y de la Cooperativa Ático que presido. Vamos a acompañar todo lo posible, y siempre estuvimos dispuestos a colaborar de la manera que nos soliciten. Han hecho convocatorias a las que personalmente no he podido concurrir pero entiendo que si se puede hacer una buena lectura política, el movimiento Cromañón también ha sufrido su propio desgaste y seguramente habrá dos o tres convocatorias, pero no es lo que era cuando nosotros marchábamos.

M.H.: Recuerdo también el juicio que se hizo en la Asociación de Abogados y en el BAUEN cuando se hizo el lanzamiento del libro.

A.G.: Exactamente, el libro se presentó en Ático también. Hubo avances muy importantes pero fue un movimiento que se fue licuando, entre otras cosas porque ningún movimiento de derechos humanos, excepto la Liga Argentina por los Derechos del Hombre y creo que la Asociación de Detenidos Desaparecidos se solidarizaron. El resto de los organismos de derechos humanos, no le dieron solo la espalda, sino algo que queda más debajo de la espalda también. Recordarás que inclusive Estela de Carlotto hizo una convocatoria a favor de Ibarra.

M.H.: Porque consideraba que la acusación era una suerte de golpe de estado.

A.G.: Claro, se responsabilizó al movimiento del ascenso de Macri, una cosa demencial, como que había que olvidar la masacre para que Macri no llegara al gobierno. En ese nivel de miseria política y de cálculo cínico el Movimiento Cromañón colapsó, lo cual no significa que los militantes del movimiento no estén enteros y la sigan peleando, pero como movimiento han sufrido un golpe durísimo.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

El "obispo de las Fuerzas Armadas": El diario de Bonamín, la prueba final de la colaboración represiva

Norberto G. Asquini (LA ARENA)

El diario escrito por el obispo que más conoció por dentro las Fuerzas Armadas y respaldó la represión, por parte de dos investigadores, es un aporte novedoso para dar cuenta de algunos resortes del terrorismo de Estado. Las menciones sobre La Pampa y la Subzona 14.

Los investigadores Lucas Bilbao y Ariel Lede relevaron uno de los documentos que da cuenta de la estrecha relación de colaboración que tuvieron las jerarquías católicas con las Fuerzas Armadas durante la dictadura militar. Es el diario personal del obispo salesiano Victorio Manuel Bonamín, fallecido en 1991, que fue obispo y ocupó el cargo de provicario castrense entre 1960 y 1982. Los escritos, alrededor de 750 páginas, corresponden a los años 1975 y 1976 y allí encontramos parte de los secretos de la represión ilegal. Bilbao y Lede trabajan con ese material desde 2009 y pronto saldrá publicado un libro sobre toda esa investigación.

Fuente diferente y novedosa

"A partir de la lectura de los diarios queda claro el conocimiento que tenía Bonamín sobre la metodología del terrorismo de Estado: secuestros, asesinatos, desapariciones, torturas y centros clandestinos. Uno de los casos que aparecen en sus páginas con nombres y datos relevantes, es el de su sobrino nieto Luis Anselmo Bonamín (militante peronista asesinado el 16 de marzo de 1976)", destacan los autores al ser consultados.

"Y lo más importante: es la palabra -en primera persona y sin mediaciones- de uno de los obispos más vinculados con el poder castrense. En ese sentido es una fuente histórica sobre la dictadura, diferente a las conocidas hasta el momento".

"Al pertenecer a uno de los jerarcas católicos más comprometidos con su acompañamiento al gobierno militar, la información que contienen estos diarios es un aporte novedoso para conocer algunos resortes del terrorismo de Estado. En ellos registraba día a día las tareas que había realizado, las próximas a realizar, pensamientos, reuniones, diálogos. La mayoría de las reuniones y conversaciones son con militares, agentes de la SIDE, obispos y capellanes. Suman un total cercano a los mil nombres", indicaron.

"También registraba los títulos de las conferencias dictadas a los diferentes escalafones militares, que funcionaron como instancias no sólo de formación sino también de legitimación religiosa de la violencia. Algunos títulos fueron 'Religión y combate'; 'Matar en combate', 'Visión teológica del militar', 'Criterios sobrenaturales al accionar de los militares', 'Administradores de la fuerza'".

Además acompañó activamente la dictadura mediante la legitimación teológica de la tortura y visitó en 1976 catorce unidades militares que alojaban centros clandestinos, lo que también se desprende de sus diarios.

Menciones pampeanas

En los diarios no hay muchas menciones sobre La Pampa, un lugar periférico en la maquinaria del terrorismo de Estado, pero no por eso sin vínculos con la represión ilegal que actuó también en la provincia.

Sin embargo, sus anotaciones dan cuenta de cómo intermediaron las jerarquías católicas ante los represores, que sabían de las detenciones y la persecución. Los autores indicaron que sobre el obispo Adolfo Arana hay una mención el 6 de diciembre de 1976. Una persona se entrevistó con Bonamín para solicitarle su intervención porque sus dos hermanas estaban secuestradas, y según información que manejaba, las chicas estaban en la zona de Santa Rosa. Entonces Bonamín le dio una "presentación" para que se entrevistase con el obispo de La Pampa. No se conoce el desenlace.

El obispo además intervino en dos oportunidades en casos locales que llegaron a su conocimiento. Uno el 12 de octubre de 1976. Escribe el provicario castrense: "Dr. Enrique H. Brouwer de Köning: situación de su hijo, separado de sus cátedras en el Col. Nac. de Jacinto Aráuz (La Pampa)". El médico Brower de Konning daba clases en el secundario de esa localidad que fue allanado durante un operativo y en el que se secuestró a varios docentes. El profesional perdió luego sus horas de clase.

También el 22 de noviembre de 1976 deja asentado: "Escribo al Tcnl. Oscar Alberto Cabuta, Jefe del Destac. de Vigilancia Cuartel Gral. Pico, por el caso de Cacho - Oscar José Ruiz Estrada denunciado por la Policía... Dirección de Cacho (su esposa: Edy Bosco) calle 16 Nº 554 6360- Gral. Pico. (La Pampa)".

En otro apartado, del 28 de junio de 1976, hace mención al coronel Roualdés al que se refiere que "está como Intelig. en el Comando de Seguridad (1er Cuerpo de Ej. con el Gral. Suárez Mason); área religiosa de Bs. As. y La Pampa. 'Confesiones' no católicas. Estructuras de n/Igl. Arg".

Los capellanes

Los diarios son útiles para conocer con mayor profundidad la organización de los capellanes militares. A través de la lectura y el entrecruzamiento que hicieron los investigadores de distintas fuentes oficiales se pudo establecer que la Iglesia católica aportó 400 capellanes entre 1975 y 1983 para acompañar "la lucha antisubversiva" que implementaron las Fuerzas Armadas. La cifra es mucho mayor a los números conocidos hasta ahora.

El vicariato castrense "nunca fue una institución separada de toda la Iglesia", explican. El vicariato se componía de capellanes castrenses y auxiliares. En su mayoría diocesanos, aunque la orden de los salesianos aportó 40 capellanes del total, los franciscanos 20 y los jesuitas siete. Los castrenses tenían trabajo exclusivo y los auxiliares hacían su tarea en la parroquia y colaboraban con el vicariato. Para que esos capellanes auxiliares integraran el vicariato necesitaban la autorización del obispo diocesano.

De los capellanes militares que actuaron en La Pampa durante la dictadura militar, ninguno aparece en los diarios. En la lista de los investigadores, en base a otras fuentes, se pudo establecer que hubo tres religiosos en el cargo.

Uno fue Alberto Espinal, capellán auxiliar del Destacamento de Exploración de Caballería Blindado 101 de Toay, entre 1974 y 1981, señalado como colaborador de la represión en la causa "Subzona 14 II". José Jacinto María Sincero Lombardi, fue capellán castrense de la Brigada Mecanizada X de Santa Rosa, entre 1974 y 1983. Y Francisco Furchi, capellán auxiliar del Comando del Cuerpo Ejército IV de Santa Rosa, desde el 31 de mayo de 1983 a 1996.

"A partir del entrecruzamiento que hicimos, hemos podido concluir que los capellanes auxiliares conformaron, entre los años 75 y 83, el 75 por ciento del personal del vicariato, con lo cual comprobamos que se trataba de la institución eclesiástica y militar que físicamente dependía de la autoridad de la Iglesia en general, que le brindaba sacerdotes para que funcionaran como capellanes", indicaron.

El vicariato tuvo presencia en todo el territorio nacional y eso fue volcado en toda la zonificación militar, con un despliegue que cubrió no solamente los comandos de zona, sino cada uno de los batallones, grupos y regimientos que eran los encargados de la represión directa y de los centros clandestinos.

En la Justicia

Bilbao y Lede explicaron que los diarios "serán publicados próximamente, de manera completa, en un libro, acompañados de un análisis y contextualización, que contendrá el primer estudio específico sobre el Vicariato Castrense en Argentina, además de una lista de 400 capellanes militares durante los años 1975-1983". En la investigación hay un listado biográfico de 33 religiosos -tres de ellos obispos- de los cuáles hay pruebas concretas y testimonios de su paso por centros clandestinos o cárceles donde se torturaba a los detenidos.

Sin embargo, la investigación ya arrojó resultados prácticos y concretos, al ser incorporada a varias causas judiciales relevantes. En los fundamentos del fallo por el asesinato del obispo Angelelli ocurrido en 1976 del Tribunal Oral Federal 1 de La Rioja, por primera vez los diarios fueron valorados como prueba judicial. Los jueces consideraron, apoyándose en la información que se desprende de los diarios de Bonamín, que "los militares no podrían haber matado a un obispo sin complicidad civil y clerical", principalmente del vicariato castrense. También en la megacausa Saint Amant II de San Nicolás y en la causa Feced, de Rosario, donde se investiga la responsabilidad del ex capellán Eugenio Zitelli.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Historia de una blusa

Miguel A. Semán (APE)

Prisionera de su propia belleza. Las zapatillas gastadas, el mismo pantalón, la misma blusa de otoño a primavera. Venía andando desde muy chica. Encerrada en una casa en el fin del mundo conoció el infierno y se lo bancó de pie. Había sido abusada por su padre antes de aprender las letras. Me regaló su historia y se lo agradecí, pero no supe qué hacer con ella. Por eso la escribo como si fuera un cuento.

Cada tarde un cielo diferente. Un día claro y siete tenebrosos. Escapó del infierno conocido de la mano de un demonio vestido de policía. Tuvo dos hijos. Alquilaron un departamento despojado de todo. Ella y los chicos apechugaron el hambre y el frío. El policía robaba, consumía y vendía droga pero a la casa no llegaba un peso. Una noche le sugirió que se prostituyera para parar la olla. Ella dijo que no y salió a trabajar a mano limpia. Repartía volantes, limpiaba casas y lavaba ropa ajena mientras el demonio cuidaba de sus hijos. Uno de esos días tenebrosos descubrió que el demonio los había iniciado en la guerra despareja de los cuerpos. De un solo tajo les había amputado la infancia.

Lo denunció, pero los demonios gozan de inmunidades y los tribunales que escupen sobre el río hicieron lo suyo. A ella la mandaron a un psiquiatra y el psiquiatra le hizo creer que la realidad era alucinación. Que el mundo era redondo y en la esfera perfecta de Tolomeo la única descolocada se llamaba Lucía. Volvió a su casa y pidió perdones.

Ya no era la misma, dijo. Le habían acomodado las partes al todo y todo era una mierda insoportable. Volvió a lavar, planchar y trajinar la calle en busca de unos pocos pesos limpios, hasta que al fin, a fuerza de golpes y llanto recuperó las verdades o las dudas:

El universo no giraba alrededor del hombre.

La tierra ni siquiera era redonda.

Dios no es macho, tampoco hembra, sino todos nosotros, hechos y deshechos a su imagen y desemejanza.

Había padres injustos y crueles.

Las leyes a veces se conjugan mal.

Muchos psiquiatras trabajan de albañiles que emparejan rebordes para dormir tranquilos.

Las esperanzas rotas pueden resucitarse.

Volvió a los tribunales. Les habló a los fiscales con pruebas en la mano. La miraron mal. La ningunearon. Lucía se enojó, le metieron esposas y la llevaron a la comisaría. Lo secreto se convirtió en escándalo. El diablo manejaba los teléfonos y apareció una especie de concejal de turno. Le dijo que se callara y se olvidara de todo. No hizo caso y la encerraron en el psiquiátrico más cercano. Quisieron vestirla con la piel de la locura. Un médico se negó a calzarle el disfraz y la devolvieron a la calle. Lastimada y rota. Buscó a sus hijos y volvió a la casa del fin del mundo que al menos era un infierno conocido. Pero ahora sabía que a nadie le debía perdones.

Otra vez los tribunales y la cámara Gessell. El dictamen de un psicólogo con el cerebro quemado: si los niños ríen no han sido abusados. Ella llenó papeles, puso firmas. Apeló, sola con su alma, al tribunal de las alturas. El expediente viajó de un fuero a otro y volvió. Siguió peleando. Partieron citaciones al vacío. Aunque el demonio se paseaba por las calles, nadie sabía dónde ni cuándo entregarle una cédula. Audiencias fracasadas. Empleados molestos. Y ella siempre con su ropa, las mismas zapatillas. La misma blusa de otoño a primavera.

De vez en cuando la veo. En su belleza, cada vez más transparente, se transluce el esqueleto del miedo y el coraje. Tal vez sólo se trata de eso, del miedo que nos empuja a ser valientes. Me dice que traba la puerta de la casilla con una tabla para que no la maten y se lleven a sus hijos.

No sé por qué me contó y me cuenta tantas veces su historia. Tal vez para que yo la repita. La escriba sin su nombre ni el mío. Para que la fije como un cartel en los postes de luz y en las paredes de las casas abandonadas. Para que reparta de mano en mano, como un volante, esta publicidad de la vergüenza. Eso intento hacer con estas palabras inconclusas.

La historia no tiene final. La guerra continúa y ella sigue siendo bella y frágil, como todas las bellezas de este mundo.

Tal vez alguien entienda la historia de esta blusa.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Derechos humanos. Micheli: “Julio Esterlich me dijo que si mi hermana no se callaba la iban a violar entre todos”

ACTA

El secretario General de la Central de Trabajadores de la Argentina Autónoma, Pablo Micheli, relató la desaparición de sus padres (militantes comunistas) durante la dictadura. “Nos dejaron en la calle”, recordó.

La militancia combativa de Pablo Micheli, además de ir construyéndose con el tiempo, tiene su germen en los primeros años de la dictadura militar de los ’70, cuando sus padres, militantes comunistas, estuvieron desaparecidos durante 20 días y después seis meses presos en el penal de Mercedes. Esa experiencia, que no solo los dejó con miedo sino que los desamparó, lo forjó como persona.

Esta es la historia de parte de la adolescencia del dirigente sindical juninense, surcada por la mayor tragedia argentina.

A los padres de Pablo Micheli, segundo de cuatro hermanos y que en 1976, tenía 16 años, los secuestraron durante los primeros meses del golpe al gobierno de Isabel Perón. La pareja comunista no eran parte de la dirigencia pero sí militantes activos. Tenían dos paradores en la Laguna de Gómez, que eran el sustento familiar.

El golpe cambió todo para miles de familias argentinas, y la de Micheli fue una de ellas. Afincados en el barrio Las Morochas, donde los hermanos se criaron, la dictadura no solo los golpeó con la detención de sus padres, sino que además, una vez liberados, fueron obligados a emigrar a una villa del sur del Conurbano bonaerense.

“Los fueron a buscar de día, con absoluta impunidad. A mi viejo se lo llevaron de la Laguna y a mi mamá de nuestra casa, en Francia 285”, contó Micheli.

“Ese mismo día –siguió relatando- los empezamos a buscar con mi hermana Beatriz, que tenía 18 años, por todos lados. Fuimos a la Comisaría Primera, a la de Villa Belgrano, al Distrito Militar, a los Cuarteles, anduvimos por todo Junín buscándolos. Hasta que al final volvimos a la Primera, muy angustiados”.

En ese momento se produjo un suceso que quedará grabado para siembre en la memoria de Micheli: “estábamos muy angustiados, y mi hermana lloraba mucho, en medio de un ataque de nervios. En ese momento sale Esterlich (Julio) y me dice ‘pibe hacé callar a tu hermana que sino la vamos a violar entre todos. Me quedé duro, casi me muero. Entonces le empecé a pedir a mi hermana que se calle’”.

El vacío en la escuela

Micheli cursaba cuarto año del secundario, iba al Colegio Nacional y hasta la fecha de la desaparición de sus padres, era un alumno más. Cuando los militares se los llevaron, la noticia no tardó en hacerse pública.

“Sufrí un vacío grande de muchos compañeros que se alejaron. Pero otros jugaron un papel destacado, en lugar de correrse se acercaron más”, contó.

Lo mismo pasó con los amigos del barrio Las Morochas, esos se quedaron al lado de Pablo y su familia, a pesar de todo. Pero no fue lo único que perdió en esa época. Los represores, además, le expropiaron (eufemismo usado para no decir lo que fue, un robo), los dos comercios que tenían en la Laguna. Quitándole así el sustento.

Los cuatro hermanos se quedaron con los abuelos en la casa familiar, pasando de la angustia de no saber dónde estaban sus padres, a las dificultades de saberlos presos en Mercedes.

Irse por temor a ser asesinados

Cuando los padres de Micheli fueron liberados, la familia comenzó el segundo calvario. Esta vez, debido a las amenazas de los represores, debieron dejar Junín y mudarse a Villa Caraza, en el partido de Lanús, al sur del Conurbano bonaerense.

Pasaron de estar en un barrio de trabajadores, pero con todos los servicios y comodidades, a un lugar donde el agua potable y las cloacas eran un misterio para los vecinos.

“Fuimos a parar a una villa miseria, hoy todavía está ahí. Nos dejaron en pelotas, en la miseria absoluta”, recordó. Toda la familia, finalmente, terminó afincándose allí, donde vivía un hermano de su padre.

“Pena nos dijo en la escuela que a los subversivos había que matarlos”

Con sus padres aún encarcelados, el por entonces comisario Pena fue a dar una charla a la escuela Nacional. “Pena era abogado, y recuerdo que nos dijo que el único remedio para los subversivos era ‘meterles una bala en la cabeza’”, señaló y agregó: “me agarró un ataque de nervios, lo quería matar”.

Esa historia se enlaza con una que después de ser liberado y con la democracia ya instalada, su padre le contó: “me decía que Pena recorría el lugar donde los tenían secuestrados, después de las torturas, y les decía que si por él fuera les metía a todos una bala en la nuca”.

Despertó la rebeldía

Lo sucedido en esos años tuvo en Micheli un efecto contrario al que buscaban los represores: el miedo no lo aplacó. Al contrario, le dieron impulso a las ganas de militar, de rebelarse contra todo lo que estaba pasando. Así fue que comenzó a militar en la Juventud Comunista y al poco tiempo en una agrupación de ATE en la que estaban Víctor De Gennaro y Germán Abdala.

“Yo era feliz acá, iba a la escuela, podía vivir. Y nos dejaron en la ruina y a mis viejos los trataron como delincuentes”. Eso generó en él ganas de involucrarse, y lo llevaron a lo que es hoy, uno de los dirigentes sindicales con mayor influencia en el país.

Juicio en Junín

Por cuestiones de agenda, Pablo Micheli no podo estar ayer en el juicio, pero saludó y festejó el inicio de las audiencias: “es una alegría ver a estos tipos sentados delante de los jueces, quiero verles las caras mientras son juzgados. Saludo el inicio de los juicios”.

Fuente: www.laverdadonline.com

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Derechos humanos: Ricardo Peidro declaró como testigo en la causa de Operación Cóndor

Inés Farina (ACTA)

El secretario Adjunto de la CTA Autónoma, Ricardo Peidro, declaró el martes 19 en el Tribunal Oral Federal número 1 de Buenos Aires en el juicio en el que intervienen el fiscal General Pablo Ouviña y los jueces Oscar Ricardo Amirante, Adrián Federico Grünberg, Pablo G. Laufer y Cynthia Cicchetti.

En dicha causa judicial se investigan los crímenes de lesa humanidad cometidos bajo el "Plan Cóndor" que implementaron las dictaduras suramericanas (Chile, Uruguay, Argentina, Ecuador, Brasil, Bolivia y Perú) de forma coordinada para detener, torturar y desaparecer militantes.

El juicio comenzó en marzo de 2013 y ya declararon cerca de 200 personas, en relación con víctimas argentinas, uruguayas y chilenas, y se prevé que cerca de un centenar ofrezcan su testimonio por los crímenes cometidos contra ciudadanos paraguayos.

Peidro ya declaró en otras oportunidades, entre ellas, en el juicio de la causa Atlético-Banco-Olimpo (ABO) en el que por su caso, el de su compañera Gabriela y otras decenas de compañeros/as fueron condenados a cadena perpetua varios represores. La importancia de su declaración respecto de la Operación Cóndor radica en que él es el único testigo del cautiverio en un campo de concentración en la Argentina del uruguayo Gustavo Insaurralde, quien había sido secuestrado en Paraguay.

Según consta en los llamados “Archivos del terror” de la dictadura de Alfredo Stroessner, encontrados en 1992, Insaurralde se encontraba junto a su compatriota Nelson Santana Scotto y a los argentinos Marta Dora Candil Gil, José Nell y Alejandro Logoluso Di Martino en Paraguay. El 23 de marzo de 1977 fueron secuestrados y el 16 de mayo fueron trasladados en avión: nunca más se supo nada de ellos. El único testigo de la presencia de Gustavo Insaurralde en el campo de concentración Club Atlético en la Argentina es Ricardo Peidro, quien también estuvo detenido desaparecido allí, y compartió la celda con él durante algunos días.

Si bien ya se sabe cómo fueron detenidos en Paraguay y posteriormente trasladados a la Argentina en un avión enviado por la marina y piloteado por el Capitán D’Imperio de acuerdo a las pruebas que existen en los “Archivos del Terror”, muchos de esos datos habían sido expuestos con anterioridad por Peidro porque Gustavo Insaurralde se los había contado en las pocas horas de charla dentro del campo de concentración. La prueba de que ese avión llegó a la Argentina es la presencia de Gustavo Insaurralde en el campo del Club Atlético.

En su declaración, Peidro recordó que “el día 25 de mayo nos sacaron a todos los detenidos a un patio interno del campo de concentración sin quitarnos los grillos y con las vendas en los ojos a cantar el himno. Finalizado ese acto grotesco escucho cómo le pegan a uno de los que estaban y le preguntan por qué no cantaba y él contestó que no lo hacía porque era uruguayo (no puedo asegurar que era la misma persona que luego vino a mi celda)”.

“Ese mismo 25 de mayo abren la puerta e ingresan a un compañero a la celda en la que me encontraba. Era un cuarto totalmente cerrado que tenía una puerta de metal con una mirilla que se abría solamente del lado de afuera y que era el lugar donde se ponía a los detenidos después de haber estado en las leoneras”, continuó su relato Peidro. "’Las leoneras’ eran espacios separados por tabiques de mampostería en un lugar amplio donde se arrojaba a los compañeros y compañeras que previamente habían sido interrogados en las cámaras de tortura. Esta persona que ingresó a mi celda era Gustavo Insaurralde. Yo tenía 22 años recién cumplidos y lo veía a él como ‘un viejo de más de 30’. Tenía 34 años, me preguntó dónde estábamos a lo que yo le contesté que no sabía”.

“Después el compañero me contó que él pertenecía al Partido para la Victoria del Pueblo, con un gran poder de denuncia en el exterior sobre las atrocidades que ocurrían en América Latina. Era un compañero de la dirección de su organización. Me contó que años atrás había estado detenido en Uruguay, que vivió en Argentina, en Lanús, muy cerca de donde viví yo toda mi vida y se había ido al Paraguay cuando la cosa se hacía insostenible y ya había caído prácticamente la dirección de su Partido”, recordó Peidro.

“Luego me explicó que en Paraguay estaban preparando la salida al exterior pero que a ellos los detuvieron cuando cayó la persona que les estaba haciendo los documentos. Gustavo me contó que estaba a punto de partir a Suecia donde lo esperaba su compañera embarazada de 6 meses”, agregó Peidro.

“Recuerdo dos conversaciones con el compañero que demuestran su entereza. La primera fue el 25 o 26 de mayo, cuando escuchamos desde nuestra celda que sacaban a otros compañeros y los llevaban al patio interno donde los golpearon violentamente, los torturaron y les inquirían si tenían algo que decir. A Insaurralde y a mí nos dejaron adentro de la celda. Fue tal la golpiza que se escuchaban los ruidos cuando los llevaban arrastrando a las celdas. Horas después esos mismos compañeros fueron sacados cordialmente y nosotros seguíamos adentro de la celda.

"Escuchábamos que les iban a hacer una despedida porque, según les decían los represores, iban a pasarlos a cárcel legal y como tenían que viajar en avión y estaban muy tensos, iban a aplicarles una inyección para calmarlos. En esa “despedida” tocaban la guitarra los represores y les hacían cantar a los compañeros. En un momento le dije, ’si verdaderamente estos compañeros pasan a la legalidad, por nuestra supervivencia, tendríamos que estar ahí’. Pero él me contestó que estábamos mejor ahí, en la celda, porque intuía el destino de los compañeros y lo que significaba ese ’traslado’ y ese vuelo.

“La otra conversación que recuerdo con él es que escuchábamos una radio de lejos y estaban dando la programación de teatros y cines y en un ataque de indignación le digo, ‘¿te das cuenta, la gente va al teatro y al cine? ¡cómo pueden ser tan hijos de puta!’ y él con una entereza muy grande me dijo, ‘compañero, nosotros elegimos otro camino’. Días después, me vinieron a buscar a la celda por mi letra y número (yo tenía el R82 y mi compañera Gabriela el R83) y allí me liberaron. No pude ni despedirme del compañero, nunca más supe de él".

"Para mí después de tanto tiempo, desde la CONADEP hasta hoy, es una satisfacción muy grande poder dar testimonio de mis días con Insaurralde en el marco de la causa que investiga a la Operación Cóndor. Todos estos años fui consciente de la responsabilidad que recaía sobre mí por haber sido el único testigo de su presencia en un campo de concentración en la Argentina. Este testimonio debe servir para condenar a los genocidas partícipes de su secuestro y desaparición, pero también debe aportar a la construcción de la sociedad que soñaba y por la que luchó”, concluyó, emocionado, Ricardo Peidro.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Violencia de género: Relato de una golpiza filmada

COSECHA ROJA

Cuando Carlos Simón entró en Autopartes La Biela, en Oberá, Misiones, tenía una camisa rosa y no sabía que lo estaban filmando. Iba a cobrarle el alquiler a Nancy Chamula, su ex mujer. Discutieron y cuando ella quiso apretar el botón antipánico él le pegó. Ella difundió el video y el fin de semana, cuando Carlos se enteró, la amenazó con un arma en la calle.

El video filmado hace casi dos años forma parte de un expediente que acumula tres denuncias por violencia elevadas a juicio y una orden de restricción que está a cargo del juzgado de instrucción Nº2 de Oberá. “El problema es lo que pasa después de las denuncias. Él es una persona conocida y los jueces no quieren tomar la causa porque nos conocen, porque mis hijos juegan al tenis con los hijos de ellos y todos saben quiénes somos. El video es para que vean cómo es de verdad, porque si no nadie me cree”.

Nancy tiene 38 años y trabaja en una casa de autopartes. Carlos, de 50, es el dueño de una arenera en San Ignacio. Estuvieron casados durante 18 años y hace tres que se divorciaron. “Las agresiones empezaron el año uno. Nunca dije nada porque uno se enferma junto con la otra persona, se vuelve un círculo vicioso, te pide disculpas y promete que nunca más va a pasar”, dijo a los medios locales.

En las imágenes que difundió esta semana se la ve sentada en una silla tratando de esquivar el golpe del ex marido. Carlos pasa del otro lado del escritorio y le grita con la mano en alto. Ella sabe lo que va a venir. Él se acerca, hincha el pecho frente a su cara y la acorrala. Le pega. Se va y vuelve a pegarle. Nancy se toca la cara y llora.

“Él vino a cobrar el alquiler del local y comenzamos una discusión. Se ve que tengo una factura en la mano. Cuando intento apretar el botón de pánico del negocio para que vengan los de seguridad, me ve y vuelve a pegarme”, dijo a Radio Libertad.

Cuando el video llegó a los medios Carlos estaba en San Ignacio y ella, en el Club del Río, a pocos kilómetros de la ciudad. Su hijo menor fue a visitarla en un cuatriciclo del padre y ella le pidió que se lo devolviera. Fueron juntos y lo encontraron en el camino. “Él me cruzó la camioneta. Yo estaba sentada en el auto con el cinturón puesto. Me golpeó ferozmente y me apuntó con una pistola. Yo aceleré y traté de salir por donde podía. Realmente sentí que me mataba”, contó.

Después fue a hacer la denuncia a la comisaría, pero no se la quisieron tomar. La oficial que la atendió le dijo que tenía que especificar el tipo de arma con la que la apuntaron y ella no se acordaba. “No sé si quiero que esté preso, lo que sí sé es que no quiero morirme”, dijo.

Esta mañana, el Tribunal de Justicia dio la orden de detención de Carlos Simón, hasta que avance la causa, le enviaron un botón de pánico a la víctima y se dispuso que se investigue al Poder Judicial y a todos los organismos que intervinieron a través de las denuncias. Habrá inspecciones en la policía y el juzgado local.



Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Absolvieron a Luz y Diego: “Cuando sos pobre estás más jodido todavía, porque esto no hubiera pasado con dos chicos rubios de La Horqueta”

RNAM - ANRED

La Justicia confirmó que la causa a Luz Gómez y Diego Romero fue armada. Se los acusaba del asesinato de un colectivero durante un asalto en Castelar localidad del Oeste del Gran Buenos Aires en 2011. El fallo fue tan claro y corto, que el propio abogado de los acusados Eduardo Soares, a raíz de un embotellamiento de tránsito se lo perdió. Cuando el Tribunal Oral Federal Nº5 de Morón, integrado por los jueces Susana Leticia De Carlo, Carlos Enrique Thompson y Angélica Parera, absolvía a la pareja, en las escaleras del juzgado, Fernando Tebele, quien cubría para La Retaguardia Radio y Enredando las Mañanas, pudo acercarnos las primeras palabras del abogado Soares, sobre el veredicto.

“Ni me hables de la lectura. Justo me trabé en la autopista y cuando llegué ya habían terminado de leer y me hicieron firmar la parte resolutiva”, comenzaba el letrado.

Si bien estaba contento por la absolución de Luz y Diego se quejaba sobre la decisión de los jueces: “los absolvieron, y por lo que vi, no es por el beneficio de la duda, sino porque el tribunal plantea que las pruebas no son suficientes. Tengo que ver los argumentos. No hicieron lugar a la nulidad. Lo que el tribunalalego demuestra que la corporación no es solo de los fiscales, de la policía, sino que también incluye a los defensores oficiales y a veces también a los jueces, porque está claro que este juicio fue nulo, no había que haber hecho este juicio. Era nulo, como nulo el reconocimiento”.

Se lamentó por la oportunidad de haber cerrado de otra manera la causa: “bueno, el tribunal llega hasta un punto, pero no alcanza a definir este tipo de nulidades, y bien que lo hubiera hecho, porque hubiera saneado mucho más en la administración de justicia en la provincia de Buenos Aires”.

- Fernando Tebele: Vos que caminas por sedes judiciales, para valorizar tu acción como abogado militante, ¿qué hubiera pasado de no haber tenido un abogado que se puso la causa al hombro y no hubieran estado las organizaciones sociales, estarían absueltos?

Eduardo Soares: No, pero no solo por mi trabajo técnico. Si los chicos no hubieran tenido una madre como Amalia, el aguante periodístico-politico que tuvieron, pero te diría más: suponete que fueran dos pibes con antecedentes judiciales, trabajadores, como demostraron que son, con esas pruebas, con el reconocimiento, suponete que no se acordaban que hicieron ese día, no se acordaban, o que estuvieron todo el día en su casa y no tenían testigos, los hubieran condenado. Entonces, no es solo mi trabajo, hay casos similares, como lo hubiera condenado a Bordón, porque el hecho es que cuando entrás a juicio, entrás al partido perdiendo 3 a 0 y te hecharon el arquero, más o menos eso es un juicio, porque llegás a esa instancia habiendo pasado por distintos estamentos de la justicia. Cuando sos pobre estás más jodido todavía, porque esto no hubiera pasado con dos chicos rubios de La Horqueta.

En realidad, si estos pibes hubieran sido dos changarines como hay montones que tienen antecedentes judiciales, están condenados, no había manera, no habría podido torcer el rumbo. Imagínense un juicio en secreto como se dan cientos de miles, sin todas estas personas (por los militantes de DDHH) escuchando, sin duda hubiera sido condenados. Avalados por la defensoría oficial, la pública.

Si hay alguien que no defiende a la policía en esta provincia (Buenos Aires) soy yo. Pero la responsabilidad principal no es de la policía, es de la Justicia, de los fiscales,, ellos son los jefes de la policia y si un fiscal permite que se hagan estas cosas, que se hagan reconocimientos como los que se hicieron, lo que nadie obvia es que había un fiscal. Que ordenó las medidas de prueba por ejemplo permitió que se manipulara la sangre y demás cosas, entonces eso para ellos son elementos de prueba y para nosotros de absolución.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.