martes, 30 de diciembre de 2014

Últimas notas sobre recambio geoestratégico imperialista

Enrique Muñoz Gamarra (especial para ARGENPRESS.info)

Entre estos días se está produciendo la mayor batalla geopolítica imperialista de los últimos tiempos. Es la batalla en la que se está estableciendo, en forma definitiva, el nuevo equilibrio de fuerzas entre las más grandes potencias imperialistas de la actualidad y en una feroz pugna geoestratégica, ahora ya denominada con mayor claridad, como sistema multipolar. Las fuerzas en pugna son las de Estados Unidos y la OTAN versus las fuerzas de Rusia y China. Esto ha llegado a su clímax más alto entre estos últimos días (diciembre de 2014) y, tras la cual, estarían en curso algunos resultados.

Sin olvidar que antes hubo, entre ellos, cumbres y tanteos. El asunto es que el impasse en Oriente Medio y Sudeste de Ucrania es muy grave. Y ninguna de las dos partes está en condiciones de retroceder. Ambas se creen dueñas de la situación. Esta es una característica del sistema multipolar que demuestra que la tendencia, en definitiva, es favorable a Rusia y China. Aunque las provocaciones de los militaristas estadounidenses son muy graves, los cambios son mucho más consistentes que aquellos. La hecatombe de la gran crisis económica que sacude los cimientos de la economía de Estados Unidos y Europa es decisiva. Aunque la economía rusa está seriamente afectada (fuga de capitales) no hay fracaso de los BRICS y el acuerdo militar ruso-chino es muy fuerte.

Veamos esto:

Primero, sobre la guerra. Ante todo estamos en tiempos de guerra. No hay que olvidar esta situación. Las enseñanzas de la historia a este respecto son muy esclarecedoras. Estas nos indican que la partera de la historia es la violencia. Esto ha sido crucial en el sistema esclavista y en el sistema feudal. El sistema capitalista no se salva de esto, bien sabemos que una de las características fundamentales de las burguesías financieras ha sido su agresividad y la guerra. La primera y la segunda, guerras mundiales demuestran, esta situación. Por supuesto sin olvidar la infinidad de agresiones, que se han producido a lo largo del siglo XX y en el actual siglo XXI, sobre todo, provocados por el imperialismo estadounidense.

Segundo, la reacción de Rusia y China sigue vigente. Los análisis que sostienen que Rusia podría estar propenso a la capitulación bajo presión de la City londinense en donde estarían depositados los intereses de la burguesía rusa no tienen valor estratégico en estos momentos porque en primer lugar este centro financiero está en declinación. Hong Kong y Shanghái son cada vez muy fuertes, incluso, estarían sobrepasando a Wall Street y la City londinense. Su acuerdo estratégico con China también alcanza a lo económico y todo ello, en la actual coyuntura histórica, tiene mucho valor geoestratégico.

Entre tanto la guerra fría entre China y Estados Unidos iniciada a finales de 2010 cuando empezó la Primavera Árabe manejada por las fuerzas armadas estadounidenses complican, aún más, la economía estadounidense, pues, como hemos apuntado en una nota anterior, el déficit de este país (Estados Unidos) en los intercambios comerciales con China, se elevó en 2013 a 318.400 millones de dólares. Una cifra absolutamente enorme que clarifica, más o menos, cómo China va imponiéndose a Estados Unidos en esta guerra fría. Además, no olvidemos, que China ya es la primera potencia capitalista. Esto es muy importante que no debamos pasar por alto en el análisis internacional del momento.

Tercero, aunque las provocaciones armadas de los Estados Unidos en Siria y Sudeste de Ucrania e incluso en las cercanías de las fronteras de Rusia, son muy graves, este país (Estados Unidos) es incapaz de vencer el disuasivo nuclear de Rusia y China y, sobre todo, sostener una guerra nuclear, pues, en esta oportunidad, sí que su territorio sería absolutamente vulnerable, el mismo que es de pleno conocimiento de los estrategas militaristas estadounidenses. No olvidemos que la equiparación de fuerzas sigue plenamente vigente y la carrera armamentística es muy fuerte y nunca vista en la historia de la humanidad. En otras palabras Estados Unidos teme una guerra nuclear, porque sabe, perfectamente, que después de ese conflicto simplemente ya no sería lo que es ahora, es decir, una potencia imperialista. ¿Estarán dispuestos los Estados Unidos a semejante suerte?

Entonces lo anterior debe conducir a un retroceso de Estados Unidos. Lo exigen así la debacle de su economía, la equiparación de fuerzas que corre desde finales de 2010 y la guerra fría con China que empieza a aplastarlo, lo que dio como resultado una nueva estrategia militar plasmada, en lo fundamental, en la trascendencia de sus bandas paramilitares (escuadrones de la muerte), en realidad, secciones de su ejército, sobre la base de las pandillas juveniles, barras bravas y multiplicidad de sectas religiosas que desarrollan un amplio adoctrinamiento reaccionario en casi todas las regiones del planeta y que hoy estaría en fuerte proceso y con fuerte desplazamiento de dólares a ONG (s) y centros de adoctrinamiento (becas en universidades, etc.) y que cuadra perfectamente con la orientación fascista de este país desde finales de 2010.

Y, cuarto, debo consignar, con absoluto respeto, el inicio de un proceso muy importante de debate ideológico en las esferas de la clase trabajadora internacional que hay que apuntar con mucho cuidado. Es consecuencia de la nueva situación mundial y las posturas que deben adoptarse frente a ella. Aparte de lo que es “podemos” y otras corrientes cercanas a este proyecto imperialista, hay algunas voces que empiezan a hablar de dogmatismo y cosas así. En realidad son corrientes reformistas (oportunismo de izquierda y derecha) que fueron aplastados por la revolución bolchevique en octubre de 1917. Que si estos se hubieran impuesto, en aquellos años, ciertamente no habría habido ni revolución bolchevique ni revolución china. Esa es la esencia del actual debate ideológico en el campo del proletariado. Sin ir muy lejos debemos asimilar correctamente esta lucha ideológica que tiene connotaciones muy importante en el actual acontecer de la situación mundial, sobre todo, en lo que refiere a la posición que debe adoptarse respecto a Rusia y China en el conflicto actual que sostienen ambos países con el imperialismo estadounidense. De antemano sostenemos que el marxismo está plenamente vigente y avanza junto a las asimilaciones científicas y los cambios que obran en todo momento.

Sobre esta base los siguientes hechos (recientes) son muy importantes:

Hay en Estados Unidos un duro proceso contra su masa trabajadora orientada, se dice, a crear las condiciones favorables para el retorno de las empresas estadounidenses de Asia, sobre todo, de China. Esto (retorno de empresas estadounidenses) aunque es iluso, es bueno apuntar. Cierto, el asunto es la disminución de sueldos y salarios en el que estarían incluyendo la eliminación o la reducción drástica de beneficios de salud y apuntado contra los jubilados.

Veamos el siguiente apunte:

“Vista desde la perspectiva de la rivalidad imperialista, la reorganización de industrias claves dentro de sus fronteras nacionales se perfila como un claro indicio de los preparativos de la burguesía estadounidense para una guerra en gran escala. Los estrategas políticos de la clase dominante estadounidense entienden muy bien lo que está en juego con el creciente acercamiento entre China y Rusia en particular y reconocen los riesgos de mantener ciertas operaciones industriales claves en el extranjero durante tiempos de conflicto. Como tal, la llamada ‘reindustrialización’ dentro del territorio estadounidense, que por necesidad tiene lugar sobre nuevas bases tecnológicas, surge tanto como una cuestión de consideraciones político-militares como el resultado de procesos económicos”.

“La ofensiva del capital contra la clase obrera, así como la agudización de los conflictos imperialistas, que van acompañadas de un giro brusco a la derecha en la política y la ideología, se han traducido en un aumento del oportunismo dentro del movimiento obrero y no pocas organizaciones socialistas. Cada vez más, la resistencia a la presión asfixiante del capital ha tomado la forma de movimientos populistas que invariablemente degeneran en la traición pequeño burguesa. Al igual que en los años anteriores a la primera guerra mundial, la lucha contra el oportunismo en el movimiento obrero y las organizaciones socialistas adquiere una importancia crítica” (1).

Por otra parte, ya en el plano geopolítico, China estaría dispuesta a combatir al Estado Islámico en Irak. Exacto, algunas notas en las prensas internacionales a este respecto han sido muy claras que señalaban que China realizaría ataques aéreos contra el autodenominado Estado Islámico y el Levante (EIIL) en Irak. Esto en realidad, sabiendo que este grupo paramilitar es una sección del ejército estadounidense, es una clara advertencia a este país (Estados Unidos) a fin de que desista de sus macabros objetivos y, de producirse la intervención militar china en esta región, llevaría, más o menos, de entre estas dos opciones a una muy clara: o la agudización del conflicto o a la obligada retirada del ejército estadounidense de estas regiones (Siria y Ucrania), tal vez con algunos acuerdos secretos con Rusia. Para el que escribe esta nota, al parecer, la segunda opción es la que debe imponerse, sin olvidar, que este proceso se desarrolla en medio de una fuerte carrera armamentística y en gran pugna interimperialista. Sería iluso sostener lo contrario.

El apunte internacional viene así:

“El ministro de Asuntos Exteriores de China, Wang Yi, anunció este viernes (12 de diciembre de 2014) que su país apoyará a Irak en su lucha contra el Estado Islámico y el Levante (EIIL)”.

“Tras reunirse con su homólogo iraquí, Ibrahim al-Yafari, Wang sostuvo que las Fuerzas Armadas de China realizará ataques aéreos contra el Estado Islámico fuera de la coalición que lidera Estados Unidos”.

“Por su parte, el ministro iraquí Ibrahim al-Yafari, dijo que “nuestra política no permite que nos involucremos en la coalición, sin embargo estamos listos para colaborar con la coalición y también con países fuera de esta coalición” (2).

Así mismo es bueno tener en cuenta lo sustancioso que es para Siria, su alianza militar con Rusia que le posibilita el acceso a armas avanzadas, entre ellos, el sistema de defensa antiaéreo S-300 de gran efectividad frente a aviones, drones y misiles de crucero. También los vehículos desminadores, UR 77, que es utilizado para limpiar campos de minas e ingenios explosivos situados en calles y entradas de edificios. Y los misiles anti-buque, Yajont, que pesa tres toneladas, posee una cabeza explosiva de 300 kgs y es capaz de alcanzar blancos situados a unos 300 kms. Son armas que frenan la agresión estadounidense sobre este país (Siria).

Sobre esto aquí un apunte:

“La primera arma en llegar a Siria en este sentido fue el vehículo desminador UR 77, que es utilizado para limpiar campos de minas e ingenios explosivos situados en calles y entradas de edificios. El vehículo puede abrir así una ruta de 100 metros de largo y 6 metros de ancho en campos minados y es capaz asimismo de destruir fortificaciones, abriendo agujeros en el hormigón, y túneles. Este arma fue ya utilizada con éxito en Jobar”.

“Siria posee también uno de los misiles anti-buque más efectivos, el Yajont, que pesa tres toneladas, posee una cabeza explosiva de 300 kgs y es capaz de alcanzar blancos situados a unos 300 kms. El misil viaja hacia el blanco a una velocidad de tres veces el sonido y puede maniobrar volando a una altitud elevada o a un metro del nivel del mar. Este misil sirve para proteger así la costa siria frente a la presencia de buques hostiles”.

“El Ejército sirio también recibirá una nueva versión del misil antitanque Kornet con un alcance de hasta 10 kms y que viaja automáticamente hasta el blanco sin necesidad de corrección en su trayectoria. La posesión por parte del Ejército sirio de este misil le permitirá destruir todo tipo de vehículos de los grupos terroristas desde largas distancias y rebaja también la necesidad de utilizar tanques, que alcanzan objetivos mediante disparos realizados a corta distancia”. (3).

Y, finalmente, un hecho reciente ocurrido el 26 de diciembre de 2014, está referida a la respuesta definitiva que Rusia lanzó contra las provocaciones de Estados Unidos, afirmando que se reservaba el derecho a utilizar armamento nuclear aun en el caso de una agresión con armas convencionales, incluso, si esto alcanzará a sus aliados.

El apunte es el siguiente:

“El presidente ruso, Vladímir Putin, ha firmado un decreto "sobre la doctrina militar de la Federación de Rusia" que introduce aclaraciones a la doctrina existente”.

“La decisión de cambiar la doctrina militar fue tomada el 5 de julio de 2013 después de la decisión correspondiente del Consejo de Seguridad de Rusia. Los cambios realizados en el documento fueron aprobados el 19 de diciembre (2014), informa el servicio de prensa del presidente”.

“El punto 27 de la nueva versión de la doctrina dice que "la Federación de Rusia se reserva el derecho a utilizar armas nucleares en respuesta a ataques con armas nucleares u otras armas de destrucción masiva en contra de Rusia y/o de sus aliados, así como en el caso de una agresión a la Federación de Rusia con armas convencionales que suponga una amenaza para la existencia del Estado" (4).

Notas:
1) “Apuntes sobre algunos procesos económicos y políticos en la actualidad”. Autor: partido comunista de Puerto Rico. Nota publicada el 04 de diciembre de 2104, en: http://45-rpm.net.
2) “China combatirá al Estado Islámico en Irak”. Nota publicada el 12 de diciembre de 2014, en: Telesur.
3) “Rusia proporciona nuevas armas a Siria para derrotar a los grupos terroristas”. Autor: Yusuf Fernandez. Nota publicada el 11 de diciembre de 2014 en: Al Manar
4) “La nueva doctrina militar de Rusia cita a la OTAN como una de las principales amenazas”. Nota publicada el 26 de diciembre de 2014, en: Rusia Today.

- Enrique Muñoz Gamarra es sociólogo peruano, especialista en geopolítica y análisis internacional. Autor del libro: “Coyuntura Histórica. Estructura Multipolar y Ascenso del Fascismo en Estados Unidos”.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Pobre México, tan lejos de dios y tan cerca de los Estados Unidos

Alejandro Teitelbaum (especial para ARGENPRESS.info)

I

Algunos medios publicaron la noticia en pocas líneas: 49 cadáveres mutilados, de 43 hombres y seis mujeres, fueron encontrados al borde de una ruta cerca de Monterrey, México.

Eso ocurrió el 13 de mayo de 2012.

No son, pues los 43 estudiantes desaparecidos y presumiblemente asesinados hace poco en Iguala, Estado de Guerrero, hecho que los medios internacionales y los analistas comentaron ampliamente y sigue provocando fuertes reacciones en México.

El mundo de la comunicación funciona así: no es lo mismo 49 muertos anónimos, probablemente campesinos, indígenas o inmigrantes centroamericanos en tránsito, que 43 estudiantes con nombre y apellido, familias, compañeros, amigos, etc.

Este tratamiento discriminatorio de los medios de comunicación tiene sin embargo sus ventajas. El sacrificio de los 43 estudiantes ha servido para poner en primer plano de la información internacional, bien que parcialmente, la real situación en México, que no es de hoy, ni de ayer, sino que persiste desde hace decenios.

Se estima en 80.000 el número de asesinados y desparecidos en México en el último decenio.

Una buena parte de las víctimas son mujeres, mayoritariamente jóvenes, o emigrantes centroamericanos en tránsito por México con la esperanza de entrar a los Estados Unidos, indígenas, trabajadores y también gente de clase media, estudiantes, periodistas, profesionales, etc.

Entre las mujeres se cuentan muchas víctimas de agresiones sexuales que terminan en homicidio y entre los victimarios están los traficantes de drogas, miembros de las fuerzas armadas y policiales y también en algunos casos las parejas de las víctimas.

Dentro de esta criminalidad cotidiana ejecutada, promovida, fomentada o tolerada por el Estado, en materia de represión estatal y paramilitar contra estudiantes, indígenas, campesinos - hombres, mujeres y niños- en la memoria de los mexicanos han quedado grabados, entre otros, cuatro nombres y cuatro fechas: Tlatelolco 1968, Aguas Blancas 1995, Acteal 1997 y Atenco 2006.

Este aspecto tan brutal y dramático, y por ello más visible de la realidad mexicana, es parte y resultante de una serie de factores sinérgicos que componen un cuadro de descomposición de las instituciones y de la sociedad mexicanas.

II

La frase que encabeza esta nota, atribuida a Porfirio Díaz (que dirigió México desde 1876 hasta 1910, un tiempo como presidente y otro como caudillo), no es una mera figura retórica.

La frontera de México con Estados Unidos tiene una longitud aproximada de 3.185 kilómetros es sumamente permeable, legal e ilegalmente. Del lado mexicano de la frontera las "maquiladoras" en número de aproximadamente 3000, forman parte de cadenas binacionales de producción: importan componentes y materias primas de Estados Unidos, que las/os trabajadoras/os mexicanas/os se encargan de ensamblar por salarios unas diez veces inferiores a los de Estados Unidos y una vez terminados son reexportados al otro lado de la frontera. (1)

Por ejemplo en Ciudad Juárez (los asesinados por año se cuentan por miles), fronteriza con la ciudad de El Paso de los Estados Unidos, muchas mujeres trabajan en las "maquiladoras" en condiciones laborales penosas (salarios ínfimos y horarios prolongados) con el agravante de la inseguridad: viajan al trabajo de madrugada, en parte en ómnibus y en parte a pie, caminando en zonas prácticamente desérticas cuando todavía no hay luz de día y vuelven a sus domicilios ya de noche en las mismas condiciones. Algunas de ellas son atacadas y desaparecen. A veces se encuentran sus cadáveres y a veces no.

La "permeabilidad" fronteriza, que proporcionó trabajo a numerosos mexicanas/os pero en condiciones laborales miserables (2), aumentó de manera considerable con el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN, NAFTA en inglés) , entre Estados Unidos, Canadá y México, que entró en vigor el 1 de enero de 1994. La subordinación de México a su vecino del Norte resultante del TLCAN se completó en 2005 con la Alianza para la Seguridad y la Prosperidad de América del Norte (ASPAN). (3)

Y simultáneamente con esta permeabilidad aumentó en proporciones enormes el tráfico de drogas desde México hacia los Estados Unidos, lo que dio lugar a la formación de poderosas mafias de narcotraficantes que se disputan de manera violenta y sanguinaria el control del negocio, lo que explica, en parte, las matanzas cotidianas. A ello se suma que dichas bandas proponen a los centroamericanos que transitan por México teniendo por objetivo los Estados Unidos que transporten drogas a dicho país. Es decir que trabajen para ellos como "mulas". Y si éstos se niegan los asesinan. Lo que explica el frecuente hallazgo de grupos de cadáveres mutilados e inidentificables.

Lo mismo suele ocurrir con mujeres mexicanas cuando se niegan a trabajar como "mulas" para los narcotraficantes.

"Fast and fourious" (rápido y furioso) no es sólo un film sino es también el nombre de uno de los programas con que los Estados Unidos, a través de funcionarios de la Oficina Federal de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (Bureau of Alcohol, Tobacco, Firearms and Explosives -ATF), ha contribuido a la "lucha" contra el tráfico de drogas en México, como parte de la "Iniciativa Mérida". Ha consistido en permitir e incluso alentar el tráfico ilegal de gran cantidad de armas de todo tipo de Estados Unidos a México destinadas a los narcotraficantes. La explicación de este procedimiento, por lo menos original, supuestamente destinado a combatir a los narcotraficantes, fue que siguiendo la pista de las armas se localizaría a los narcotraficantes. El resultado fue que se "perdió" la pista de la gran mayoría de las armas, las que quedaron en manos de los mafiosos.

Es una constante de los servicios estadounidenses, particularmente de la CIA: trabajar en equipo con los narcotraficantes y los traficantes de armas. Uno de los casos más conocidos fue el del apoyo logístico a la "contra" nicaragüense (caso Irán- Contra o Irangate). Veáse http://es.wikipedia.org/wiki/Implicaci%C3%B3n_de_la_CIA_en_el_tr%C3%A1fico_de_drogas. Allí se mencionan también los vínculos de la CIA con los narcotraficantes mexicanos.

Por cierto que, además, el tráfico de drogas es una de las principales fuentes de beneficios de una pirámide que tiene su base en el pequeño "dealer" de barrio y las bandas locales y su cúspide en el gran capital transnacional.

Las cosas han evolucionado de manera tal que se puede decir que México –que es un Estado de larga tradición semicorporativa - está dirigido por una tríada interconectada por numerosos vasos comunicantes, formada por funcionarios gubernamentales, administrativos, judiciales y de las fuerzas armadas de todos los niveles, incluidos los más altos, totalmente corrompidos, por las mafias de los narcotraficantes y por la oligarquía local subordinada al capital transnacional. Esto, naturalmente, tiene graves consecuencias para el conjunto de la sociedad mexicana y sus instituciones

Escribe el profesor Solís González: "Se está de hecho ante el surgimiento en México de una nueva forma de Estado capitalista periférico, que hemos caracterizado como Estado narco, la cual se ha manifestado externamente (es decir, en tanto que forma fenoménica y, por lo tanto, específica del Estado) en la instauración de un régimen político neoliberal tecnocrático (Rodríguez Araujo, 2009) con una fuerte presencia de representantes del crimen organizado en el seno de sus diferentes instituciones, en la economía y la finanza. Este fenómeno está indisolublemente vinculado con la emergencia en los años noventa de un nuevo régimen de acumulación, fuertemente transnacionalizado y volcado hacia el exterior, con una participación creciente del narcotráfico como una de las fracciones más dinámicas y rentables del capital pero, desde luego, no la más importante". (4)

III

Hemos dicho que México es un Estado con larga tradición semicorporativa cuyo origen se remonta a la creación, en 1929, del Partido Nacional Revolucionario, actualmente Partido Revolucionario Institucional, que gobernó México ininterrumpidamente durante 70 años, hasta el año 2000, cuando perdió las elecciones frente al Partido Acción Nacional, recuperando el Gobierno en 2012 cuando triunfó el actual Presidente Peña Nieto.

El PNR, que comenzó a gobernar en 1929, fue el resultado de la fusión de varios partidos, incluidos partidos de izquierda y organizaciones sociales y sindicales, creándose así una confusión entre Partido, Estado y organizaciones sociales, que fue profundizándose con el paso del tiempo, con medidas institucionales y de hecho.

Durante la presidencia de Lázaro Cárdenas (1934-1940), el gobierno adoptó políticas francamente nacionalistas y sociales. En 1938 el PNR, por iniciativa de Cárdenas, se transformó en el Partido de la Revolución Mexicana, al cual se integraron organizaciones obreras (la Confederación de Trabajadores de México, creada por iniciativa gubernamental, la Confederación Regional Obrera Mexicana, la CGT dirigida por los comunistas, sindicatos de mineros, de electricistas, etc.), campesinas (la Confederación Nacional Campesina, creada en 1938) y las Fuerzas Armadas, que se retiraron en 1940.

Es decir que, en ese período, al mismo tiempo que se produjo un giro económico y social favorable a los intereses populares, se acentuó el carácter semicorporativo del Estado.

Después de Cárdenas comienza la cuenta regresiva en materia económica y social y el carácter semicorporativo del Estado continúa acentuándose, pero desde entonces cada vez más al servicio de las elites económicas, políticas y sociales.

En 1989 se fundó el Partido Revolucionario Democrático, conjunción de una escisión del PRI encabezada por Cuauhtémoc Cárdenas y otros miembros del PRI y varias fuerzas de izquierda.

Las tentativas de coaliciones de izquierda de desplazar del Gobierno a la derecha priista o panista fracasaron en 1988, 2006 y 2012 en elecciones presidenciales con fuertes presunciones de fraude. En 2006 Andrés Manuel López Obrador, candidato del PRD, perdió las elecciones frente al candidato panista por una discutible diferencia de 0,56% de los votos.

Después de las elecciones de 2012 López Obrador se alejó del PRD y fundó otro partido, el Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA). Cabe decir que el PRD participa de las formas corruptas de la política mexicana: el Alcalde de Iguala, José Luis Abarca, ahora detenido por su complicidad en el caso de los estudiantes normalistas, fue elegido como candidato del PRD, que gobierna el Estado de Guerrero. La Dirección del PRD se limitó a pedir "disculpas" por ello y Cuauhtémoc Cárdenas, después de pedir infructuosamente la renuncia a la Dirección, renunció recientemente al Partido.

IV

Las modalidades de un Estado corporativo se reflejan claramente en México en materia de derechos sindicales de asociación y de negociación colectiva de los trabajadores

La autoridad laboral, ejercida por la Secretaría de Trabajo a nivel nacional y a nivel local por Juntas locales, restringe los derechos de asociación, de acceso a la justicia y de debido proceso al imponer requisitos al margen de la ley, al intervenir en los programas de trabajo y las acciones de las organizaciones, al exigir la modificación de sus normas internas para la elección de sus dirigentes y para el reconocimiento de su personalidad jurídica, viéndose con ello seriamente afectado el principio según el cual las organizaciones sindicales pueden existir a partir de la voluntad de quienes las constituyen. Con ello provoca la desarticulación sistemática de organizaciones sindicales que no se someten al poder, lo que se lleva a la práctica mediante los sistemas de registros, de tomas de nota y de radio de acción, mencionados en la ley pero sin especificación alguna.

El "registro sindical" que es una especie de autorización para la existencia legal de un sindicato, es negado sistemáticamente a organizaciones independientes bajo argumentos tales como errores de redacción en su documentación de solicitud del registro.

La "toma de nota", que es un documento que otorga personalidad jurídica y reconoce a los representantes sindicales, es negada con argumentos similares a los del registro sindical, aun cuando la organización ya esté registrada. Esto implica que la organización cae en una total indefensión jurídica, tal como ocurrió con el Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) o el sindicato minero, de modo que con esta maniobra la autoridad se adjudica la capacidad de reconocer o desconocer a las dirigencias sindicales, sin importar que hayan sido elegidos por los miembros de dichas organizaciones.

El Secretario de Trabajo otorga registros sindicales a personas de su confianza y propicia la firma de Contratos Colectivos de Trabajo, conocidos como "Contratos Colectivos de Protección Patronal", que ponen en relación a las empresas multinacionales que llegan al país con los titulares de dichos registros, que son verdaderos sindicatos-fantasma.

El 90% de los Contratos Colectivos de Trabajo (CCT) registrados en las Juntas de Conciliación y Arbitraje, son Contratos de Protección Patronal; es decir son una simulación, pues están firmados y gestionados por un supuesto "líder sindical" al margen de los trabajadores quienes, la mayoría de las veces, ignoran que están encuadrados por un CCT y ni siquiera saben que están afiliados a un sindicato. Estos "contratos de protección patronal" permiten una mayor flexibilidad laboral pues sólo incluyen las condiciones mínimas previstas en la ley, y no necesariamente se cumplen en la práctica. Aseguran un control absoluto sobre los trabajadores por parte de la patronal a costa de la libertad sindical y los derechos de los trabajadores.

Estos sindicatos corporativos y de protección patronal no abarcan todos los sectores de la industria y los servicios, pues en algunos de ellos subsisten sindicatos independientes. Y es así que el Estado se ha dado a la tarea de atacar al sindicalismo independiente desde varios frentes. El más utilizado y que mejores frutos rinde es el ataque por medio de las instituciones encargadas de la justicia laboral, la Secretaría del Trabajo y Previsión Social y las Juntas Local y Federal de Conciliación y Arbitraje, cuyas prácticas se encaminan a negar la existencia de nuevas organizaciones independientes, a entorpecer la existencia de las ya establecidas y a actuar para desaparecer a las consolidadas, principalmente en sectores estratégicos de la economía nacional.

La estructura institucional le otorga a la Secretaría del Trabajo y Previsión Social y a las Juntas de Conciliación y Arbitraje amplias facultades para resolver todos los conflictos de orden laboral. Ambas instituciones dependen directamente del poder ejecutivo, siendo el presidente de la república y, en su caso, los gobernadores de los Estados, quienes nombran a los directivos de estas instituciones, y éstos, a través de una estructura jerárquica designan a quienes ejecutan las funciones de la institución, generando una práctica en la que la lealtad y el sometimiento al jefe están por encima de las leyes. Existen Juntas Locales que tienen las mismas facultades que la Secretaría del Trabajo; es decir, otorgar registros, tomas de nota y demás trámites relativos a la existencia de sindicatos, además de que en ellas se dirimen los conflictos de carácter individual y colectivo; su jurisdicción comprende a todas las ramas industriales que no son consideradas estratégicas para la economía, y donde se encuentra la mayor parte del empleo en el país. La Junta Federal tiene la función de atender los conflictos individuales y colectivos de la industria considerada estratégica: energía, telecomunicaciones, automotriz, petróleo, alimentación, entre otras, y de las entidades administradas por el Estado.

Con estas "herramientas" el sistema desarticula organizaciones que además de no estar inmersas en el sistema de control corporativo, implican un serio obstáculo para privatizar industrias estratégicas, como ocurre con el Sindicato Mexicano de Electricistas (SME), o para desarticular el sistema educativo como en el caso de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, que a la vez participa de una prolongada lucha contra el cacicazgo de la hasta febrero de 2013 líder vitalicia del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, Elba Gordillo, ahora en prisión imputada de un enorme desfalco.

Además, una de las más viejas prácticas y de las más utilizadas para someter a los trabajadores es el uso de bandas de personas dedicadas a atentar contra la integridad física de los trabajadores. Estas bandas de "golpeadores" operan cotidianamente en las Juntas de Conciliación en contubernio con funcionarios, con abogados, con patrones, con sindicatos y con fuerzas de seguridad.

El crecimiento de este tipo de contratos colectivos ocurrido en los últimos años facilitó la puesta en práctica de la flexibilización laboral. Además, los ataques contra los sindicatos independientes no cesaron y muchos de ellos se vieron afectados por la desaparición de miles de centros de trabajo.

Los sindicatos corporativos, los contratos de protección patronal, la precarización, los bajos salarios, el desempleo, la represión a los trabajadores y a los sindicatos independientes, son la alfombra roja tendida por el Gobierno mexicano a la invasión del capital transnacional, con su secuela de privatizaciones de industrias y servicios fundamentales para la economía mexicana.

Un caso paradigmático de sindicato corporativo es el del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), que agrupa a un millón y medio de docentes, siendo así el sindicato más numeroso de América Latina. Desde 1989 estaba a su frente Elba Esther Gordillo hasta que fue arrestada en febrero de 2013 al descender de su avión privado procedente de California, acusada de haber desfalcado al Sindicato en beneficio propio más 150 millones de dólares.

Eso no significó un giro en la política sindical del Gobierno sino un arreglo de cuentas del PRI (de nuevo en el Gobierno desde diciembre de 2012) con la señora Gordillo, porque en 2006, pese a ser una figura eminente de dicho partido, contribuyó al triunfo del candidato del PAN, Felipe Calderón, por lo que fue expulsada del PRI ese mismo año.

El 28 de febrero de 2013 el gobierno dEnrique Peña Nieto reconoció como presidente del SNTE a Juan Díaz de la Torre, principal asesor en asuntos jurídicos, laborales y gremiales de la señora Gordillo. La Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), movimiento que trata de desplazar a la dirección burocrática del SNTE, ha denunciado reiteradamente por colusión en los casos de corrupción y mal manejo de cuotas sindicales al nuevo Presidente del Sindicato, Díaz de la Torre.

La corrupción en el SNTE es parte de la corrupción en el sistema educacional de México, donde los cargos docentes son cubiertos de manera arbitraria e incluso heredados o vendidos. Con el consiguiente deterioro y baja calidad de la educación.

Manifestando querer superar el déficit del sistema educacional, el Gobierno de Peña Nieto, con el apoyo de PAN y del PRD, emprendió una reforma educativa que incluye evaluaciones periódicas de los docentes y la posibilidad de ejercer la docencia a personas sin el título habilitante de una escuela normal. La mayoría de los docentes, muchos de ellos agrupados en la

Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, y otros grupos políticos y sociales, se han pronunciado en contra aduciendo que, en los hechos, no es una reforma educativa sino laboral que empeora las condiciones de trabajo de los maestros, que ya son muy deficientes.

Sirva como referencia el dato siguiente: los maestros que trabajan a tiempo completo ganan unos 6000 pesos mensuales (300 dólares) mientras que el Presidente de la Comisión Nacional de Salarios Mínimos, gana 230.000 pesos mensuales (11500 dólares), es decir 38 veces más que un docente.

La responsabilidad gubernamental y judicial en la política criminal del Estado mexicano contra los trabajadores, quedó claramente demostrada en la catástrofe ocurrida en febrero de 2006 en el pozo minero 8 de Pasta de Conchos, en Coahuila, Estado donde se encuentran la mayor parte de las minas de carbón de México.

En México hay numerosas minas de carbón de diferentes dimensiones, de propiedad privada, donde las medidas de seguridad son casi inexistentes y en las pequeñas minas son nulas. El resultado son los accidentes a repetición, en los que pierden la vida numerosos mineros. Uno de los casos más luctuosos ha sido el de Pasta de Conchos, propiedad del Grupo México, una de las empresas mineras más grandes del país, donde murieron 65 mineros, cuyos cuerpos-salvo dos- nunca han sido rescatados, pese a los reclamos de los familiares, de los sindicatos, de organizaciones sociales y a las recomendaciones de la Organización Internacional del Trabajo.

Ya hemos dicho que hay en México sindicatos independientes, pese a la represión estatal y patronal y a las medidas discriminatorias y arbitrarias de las autoridades laborales. Se pueden mencionar al Sindicato Mexicano de Electricistas, de larga tradición combativa, que acaba de cumplir 100 años de existencia, al Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros, Metalúrgicos y Similares de la República Mexicana (SNTMMSRM), a la Unión Nacional de Técnicos y Profesionistas Petroleros (UNTyPP), que representa a los trabajadores en la compañía petrolera estatal PEMEX, al Sindicato Nacional de Trabajadores de General Tire de México (SNTGTM), al Sindicato Único de Trabajadores de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México (SUTUACM), al Sindicato de Telefonistas de la República Mexicana (STRM), etc. Sindicato de Trabajadores de la Universidad Nacional Autónoma de México (STUNAM), Asociación Sindical de Pilotos Aviadores (ASPA), la Asociación Sindical de Sobrecargos de Aviación de México, etc.

V

El 10 de octubre de 2009, para "matar dos pájaros de un tiro", iniciar un proceso de privatización de la energía eléctrica y golpear duramente al Sindicato Mexicano de Electricistas, Felipe Calderón, entonces presidente de México, hizo ocupar con la policía y el ejército la empresa pública Luz y Fuerza del Centro –que provee de electricidad al Distrito Federal y regiones vecinas- y horas después decretó la extinción de la misma, el traspaso de su gestión a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y el despido de 44000 trabajadores. El despido a quienes estaban trabajando en la empresa en el momento de la ocupación militar –policial les fue notificado de una manera muy singular: amenazándolos con sus armas, la tropa los intimó a abandonar el puesto inmediatamente. Aunque después muchos de ellos fueron obligados a seguir trabajando para asegurar el servicio eléctrico.

La explicación gubernamental para decretar la extinción de Luz y Fuerza del Centro fue la habitual en estos casos: la creciente ineficiencia de la empresa, ocultando el hecho de la falta de inversiones estatales destinadas a modernizar las instalaciones. Lo que no pudo justificar de ninguna manera el Gobierno fue el despido de 44000 trabajadores, amparados por el derecho a continuar trabajando bajo el nuevo patrón. Tal derecho les fue reconocido por el Tribunal Colegiado de Circuito en Materia del Trabajo, fallo que fue revocado por la Suprema Corte de Justicia de la Nación. a petición del Poder Ejecutivo, en enero de 2013.

Con las reformas constitucionales y legislativas de 2013 y 2014 efectuadas bajo el actual gobierno de Peña Nieto, se ha emprendido, en efecto, la privatización de los principales recursos naturales mexicanos.

En "Sembrando viento", una publicación del Centro de Estudios para el Cambio en el Campo Mexicano (http://www.biodiversidadla.org/Portada_Principal/Recomendamos/Sembrando_Viento_-_Reformas_energeticas_despojo_y_defensa_de_la_propiedad_social_de_la_tierra) puede leerse:

"El Estado mexicano, habiendo emprendido hace años las reformas estructurales que los tratados de libre comercio hicieron inamovibles y cada vez más coercitivas, ha decidido impulsar unas reformas energéticas que entregarán al capital extranjero riquezas naturales (gas, petróleo, electricidad, agua y minería), y la infraestructura correspondiente para extraerlas. Según datos del investigador Juan Danell estas riquezas representan más del 50% del producto interno bruto (PIB). El paquete de reformas constitucionales, leyes y reglamentaciones que abrirán el sector a la iniciativa privada, a la inversión extranjera directa, no sólo rompen la supuesta "custodia estatal" de los bienes de la Nación (aunque en varios apartados de los artículos se insista en que no es así, y que el Estado mantendrá la supervisión y el cuidado central sobre los recursos naturales, que ha tenido desde 1917). De hecho estas reformas rompen con el concepto mismo de "propiedad originaria de la nación" —que fue una innovación del constitucionalismo mexicano y que aun hoy es una pieza clave en la defensa de los derechos territoriales de pueblos y comunidades".

En la misma publicación se describe cómo desde la contrarreforma agraria de 1992 se está destruyendo la principal conquista de la Revolución Mexicana de 1910 que distribuyó la tierra a millones de campesinos bajo la forma de ejidos y comunidades agrarias.

México es un caso paradigmático y patético de las consecuencias nefastas que inevitablemente tiene para la población de un país "acercarse" a Estados Unidos, es decir entrar a formar parte de su espacio geopolítico.

Carlos Fazio escribe acertadamente:

"Desde comienzos de los años noventa, ante las amenazas a su hegemonía por competidores inter-imperialistas, Estados Unidos ha venido desplegando una renovada estrategia de apropiación neocolonial de territorios y refuncionalización del espacio a escala mundial. El llamado Hemisferio Occidental no escapó a esa lógica de reconquista imperial".
[…]" el reposicionamiento militar estadunidense en el área llegó acompañado de una serie de planes geoestratégicos y megaproyectos como los contenidos en el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN o NAFTA, por sus siglas en inglés), el Plan Colombia, el Plan Puebla Panamá, el Tratado de Libre Comercio de Centro América y República Dominicana (CAFTA-RD), la Integración de la Infraestructura Regional Sudamericana (IIRSA), el por ahora abortado proyecto de un Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA), la Alianza para la Seguridad y la Prosperidad de América del Norte (ASPAN), la Iniciativa Mérida, y a últimas fechas el Acuerdo Transpacífico (TPP, por sus siglas en inglés) y la Alianza del Pacífico, que combinan intereses de seguridad y económicos relacionados con el acceso a zonas privilegiadas por sus materias primas y recursos estratégicos, con una acción de control directo sobre poblaciones y puntos geográficos determinantes, para los que han sido diseñados megaproyectos de infraestructura (redes multimodales de carreteras, puertos, aeropuertos, vías de ferrocarril, canales, cables de fibra óptica) […] —Instrumentos políticos y económicos mediante los cuales Washington pretende modificar el mapa sociopolítico regional acabando con los gobiernos de los países del ALBA y socavar desde dentro proyectos que suscitan el visceral rechazo de la Casa Blanca como la UNASUR, la CELAC y, en menor medida, el MERCOSUR".
(Carlos Fazio, Washington y la territorialidad de la dominación. El caso México. 12 de junio de 2013. http://mln.org.mx/2013/07/25/washington-y-la-territorialidad-de-la-dominacion-el-caso-mexico/)

Notas:
1) Anne Vigna, México : la tragedia obrera en las maquiladoras. http://www.jussemper.org/Inicio/Recursos/Actividad%20Corporativa/Resources/Mexico-tragedia_obrera_en_las_maquiladoras.pdf
2) En México la proporción del trabajo en negro es del 60% y diversas fuentes estiman la caída del salario real en los últimos decenios en el 70%. El salario mínimo es de 3300 pesos mexicanos mensuales (160 dólares), menos de la mitad del salario mínimo en dólares de Argentina, Brasil, Chile, Colombia y Uruguay.
3) El 23 de marzo de 2005, por acuerdo de los presidentes de Canadá, Estados Unidos y México, reunidos en Waco, Texas, se creó la Alianza para la Seguridad y la Prosperidad de América del Norte (ASPAN), una especie de nuevo tratado complementario del TLCAN, cuyas principales cláusulas se mantuvieron en secreto. Bajo el formato de la ASPAN y a través de grupos de trabajo comandados por los secretarios de Gobernación, Economía y Relaciones Exteriores de México y sus equivalentes de Canadá y Estados Unidos, y con la participación de corporaciones privadas de los tres países, se han adoptado diversas regulaciones, que después se convierten en políticas públicas, en detrimento de la soberanía de Canadá y México y en exclusivo beneficio de Estados Unidos y de las grandes empresas transnacionales.
En el marco de la ASPAN, el Consejo de la Competitividad en América del Norte (CCAN), creado en marzo de 2006 por los presidentes de Canadá, Estados Unidos y México e integrado por representantes de alto rango del sector privado de los tres países, formuló un total de 51 recomendaciones dirigidas al apuntalamiento de la competitividad en América del Norte, entre las que destacan las siguientes en el tema energético:
1. La distribución energética transfronteriza. En este apartado el CCAN recomienda: a) "Fortalecer la colaboración trilateral en cuestiones de distribución energética fronteriza", y b) "Permitir que corporaciones mexicanas (incluyendo a la CFE) celebren contratos a largo plazo para la compra de energía eléctrica a productores estadounidenses. Estimamos que este proceso requeriría unos tres años: el primero para obtener las autorizaciones gubernamentales y normativas necesarias; el segundo para negociar contratos en el sector privado, y el tercero para construir la infraestructura necesaria."
2. Asegurado ya el abasto indiscriminado de petróleo al consumo voraz de la economía de Estados Unidos, el CCAN recomienda: a) "Liberalizar el comercio, almacenaje y distribución de productos refinados. Esta recomendación incluiría la construcción, posesión y operación de oleoductos. Las ramificaciones a nivel detallista representarían un salto adelante incorporando la presión y la disciplina del mercado a las operaciones de distribución de Pemex"; b) "Separar las actividades de gas no asociado de Pemex para constituir una entidad estatal por separado, llamada 'Gasmex'. Esta iniciativa intermedia es consistente con el objetivo a más largo plazo de liberalizar el sector mexicano de hidrocarburos." (Extractado de La Jornada, México: ASPAN, riesgo para México, 22 de marzo de 2007).
4) Solís González, José Luis, El Estado Narco: neoliberalismo y crimen organizado en México. http://www.herramienta.com.ar/revista-herramienta-n-52/el-estado-narco-neoliberalismo-y-crimen-organizado-en-mexico

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Cuba, un año más de revolución bajo el signo de un gran triunfo antiimperialista y democrático

Olmedo Beluche (especial para ARGENPRESS.info)

A Celia Hart Santamaría,
quien con una sonrisa y
un sesudo artículo nos
hablaría de estos nuevos
motivos para estar optimistas.

Este 1 de enero de 2015 la Revolución Cubana alcanza sus 56 años de espléndida madurez. El pueblo cubano celebra este aniversario bajo los efectos de un reciente triunfo por partida doble: la liberación de los 5 héroes y el reconocimiento formal de parte del imperialismo yanqui, por boca del presidente Barack Obama, del fracaso de medio siglo de agresión, bloqueo y sabotaje económico y de todo tipo. De verdad que la cosa es para brindar con una botellita de Havana Club.

La Revolución Cubana (con mayúscula) cambió la historia del mundo y de este continente. Nada de lo importante que ha sucedido en Latinoamérica en este periodo se entiende sin el proceso cubano. En Panamá, por ejemplo, la fuerza de la Gesta del 9 de Enero del 64 tal vez no habría sido la misma de no tener como referencia la victoriosa revolución de los barbudos caribeños. Igual se podría decir de la valentía de los dominicanos que resistieron heroicamente la invasión de 1965.

Ni mi propia vida, que crecí escuchando Radio Habana Cuba puesta por mi padre, ni la de mi generación podría entenderse a cabalidad sin referirnos al influjo benéfico de Cuba y su revolución. ¿Habría habido un Hugo Chávez y un proceso bolivariano en Venezuela sin Cuba? Tal vez, pero habría sido distinta la historia. Así podríamos referirnos a cada país por separado a o de conjunto en este continente.

Cincuenta y seis años de revolución en un mundo donde ha pasado de todo: desde el boom económico de la posguerra hasta la globalización neoliberal; dos o tres crisis económicas profundas que han conmovido los cimientos del capitalismo; las luchas por la liberación nacional que barrieron el colonialismo en África y Asia; las sanguinarias dictaduras militares de América Latina y las falaces "democracias" neoliberales; la expulsión de Cuba de la OEA y el levantamiento de aquella resolución en una Asamblea promovida por el gobierno de Mel Zelaya de Honduras; un mundo que ha visto desde el fracaso norteamericano en la guerra contra Vietnam hasta los fracasos recientes en Afganistán e Irak; y, como no, desde un "bloque socialista" encabezado por la Unión Soviética hasta la Caída del Muro de Berlín, la desaparición de la URSS y el curso capitalista del "socialismo de mercado" chino.

En medio de todos esos vaivenes, y muchos más que se podrían agregar, de la política y la lucha de clases mundial, la Revolución Cubana ha perdurado hasta hoy, sobreviviendo a todos los embates que se han lanzado contra ella, incluso cuando en los años 90 quedó sola, aislada y bloqueada por los cuatro costados, defendiendo el único remanente de la transición al socialismo que construyeron la revoluciones del siglo XX que queda.

Cuba y su revolución, a pesar de los pesares, de los "periodos especiales" y no tan especiales, pese a las limitaciones y miserias, ha demostrado las grandes posibilidades de una economía no capitalista, de una economía en transición al socialismo para la especie humana.

En Cuba no se come carne todos los días, lamentablemente, pero nadie se muere de hambre; en Cuba, no cualquiera puede comprarse un automóvil nuevo, pero no hay ni niños de la calle, ni niños trabajando en condiciones de explotación. En Cuba hay un déficit habitacional enorme, pero no hay familias durmiendo con cartones en las aceras. En Cuba el salario no alcanza para llegar al final de mes, pero sus habitantes no se ven acosados por la delincuencia, las drogas o la inseguridad.

Claudio Katz ya lo ha dicho: "La principal enseñanza reciente de lo ocurrido en Cuba es la enorme capacidad de mejora popular que ofrece un esquema económico-social no capitalista. En medio de la penuria económica, el aislamiento diplomático, las provocaciones militares, las presiones financieras y la agresión mediática se lograron preservar parámetros de esperanza de vida, escolaridad o mortalidad infantil muy superiores al resto de la región.

Esta extraordinaria realización resulta incomprensible para los apologistas del capitalismo. Como no pueden presentar ejemplos equiparables, eluden cualquier mención de esos logros. Cuba demostró de qué forma se puede evitar el hambre, la delincuencia generalizada y la deserción escolar con escasos recursos." (La epopeya cubana).

Este gran triunfo doble que celebra Cuba, junto a todos los antiimperialistas, demócratas consecuentes y socialistas del mundo se debe: en primer lugar, a la resistencia de su pueblo, a su perseverancia y orgullo de no doblegarse ante la esclavitud y la dominación extranjera, es una herencia de sus próceres, José Martí principalmente; en segundo lugar, al apoyo solidario de millones de personas, en especial de hermanos latinoamericanos, que permanentemente nos hemos movilizado para defender a la Isla y su derecho a la libertad e independencia, en todas las circunstancias que pasaron durante medio siglo y poco más.

Con perdón de mi amigo personal, y referente del marxismo consecuente de este inicio de siglo XXI, Guillermo Almeyra, pero debo "boronear" un poco: también tiene su parte (y no poca) del mérito en este triunfo la dirección política cubana, en particular Fidel y Raúl Castro.

Por algún motivo, que algún sesudo historiador analizará algún día, la dirección política cubana, con sus metidas de pata y con sus aciertos, con sus burocratadas y sus apelaciones democráticas a las masas, con sus zigzagueos a la izquierda y a la derecha, parece reflejar un proceso revolucionario que se abrió hace 56 años y que no se ha cerrado, que sigue vivo y luchando. Por eso ha subsistido hasta hoy, por eso, hasta ahorita, no se ha anquilosado y revertido al capitalismo como en Europa Oriental, Rusia o China. Estos no son "burócratas" al estilo de los de Rusia. No sé qué, pero algo es distinto.

A mi me parece bien que las reflexiones en torno al reconocimiento de Obama del fracaso de 56 años de bloqueo y su cambio de política, se pregunten ¿qué motivaciones hay detrás? Porque el imperialismo ni está derrotado, ni vencido. ¿Qué relación hay entre el nuevo enfoque de la Casa Blanca hacia Cuba y las reformas económicas que implementa el gobierno de Raúl Castro? ¿Qué dice la nueva ley de inversiones cubana?

Y, dicho potencialmente, conviene advertir la posibilidad de que la acumulación de medidas económicas, de apertura comercial y de todo tipo, puedan terminar minando el proceso revolucionario cubano o llevándolo por una senda semejante a la restauración capitalista de China y que justamente ese es el objetivo de Obama.

Katz, que no sé que está comiendo pero lo veo cada vez más clarito, en su más reciente artículo (China, un socio para no imitar), explica que el proceso de restauración capitalista en China pasó por dos momentos, uno de 1978-92 y otro del 1992 hasta ahora. En la primera fase "se reintrodujo limitadamente el mercado dentro de un sistema de propiedad pública. Se buscaba fomentar el desarrollo agrícola, la expansión del consumo y la gravitación de la pequeña empresa en un marco de precios parcialmente libres".

¿Esta es la fase en la que están las reformas cubanas? Yo creo que hay limitaciones políticas que impiden a la dirección cubana comprometerse con la plena restauración, pero me parece bien advertir los peligros. Lo que no me parece son los esquemas sectarios que dicen reconocer el reciente "triunfo" y seguidamente se mandan una "catilinaria" que, bien leída, significa que no reconoces ningún triunfo. Algunas corrientes trotsquistas desde los años 90 dicen que Cuba es "capitalista" (???!!!), otros ya califican de "burócratas restauracionistas" a la dirección cubana.

Yo creo que el sentido común indica que hay que ser cuidadosos, y no dar por hechos posibles tendencias, en especial ante un triunfo político tan grande como el reciente, y ante 56 años de proceso revolucionario continuado, en que el que se han cometido algunas atrocidades, como las listadas por Almeyra (Notas a la epopeya cubana de Claudio Katz), pero también se han dirigido grandes victorias.

Hay que advertir los peligros de las reformas económicas y la creciente diferenciación social que promueven, pero también hay que estar claros en que la estatización completa fue un error (o una necesidad política superada) y que socialismo no es sinónimo de estatización. Con la crítica hay que decir, qué se haría distinto.

De todo lo leído yo destaco una medida política, más que económica: independencia de los sindicatos del estado (como defendió Lenin en la URSS) y la mayor democracia y consulta popular. Por supuesto, el futuro de Cuba, del socialismo y de la humanidad está en la lucha de la clase obrera contra la explotación capitalista y el triunfo de las revoluciones del siglo XXI.

Celebremos hoy este 56 aniversario de la Revolución Cubana, celebremos la liberación de los 5 héroes, celebremos la derrota política del imperialismo admitida por Obama, porque estas pequeñas victorias democráticas y antiimperialistas acercan el triunfo final de la Revolución Socialista en el mundo.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

La confrontación será con reglas distintas

Manuel E. Yepe (especial para ARGENPRESS.info)

“Los desafíos que existen entre La Habana y Washington reflejan una relación muy asimétrica en términos de escala, recursos y energía. Pero, después de más de 56 años, esta confrontación desigual - por increíble que pueda parecer - no trajo el fracaso de la experiencia cubana. Desde ahora solo vamos a presenciar la continuación de esta confrontación, pero esperemos que sea bajo diferentes reglas de combate”.

Tal es la conclusión a que llega el periodista cubano radicado en Estados Unidos Domingo Amuchástegui, tras un documentado análisis de los anuncios simultáneos hechos en sus respectivos países el 17 de diciembre del año que culmina por los presidentes Raúl Castro y Barack Obama, y la amplia repercusión que éstos han tenido, tanto en los dos países como en el ámbito global.

Tras años de sistemática negativa, la administración Obama cedió al intercambio de prisioneros que las autoridades cubanas, una y otra vez, habían ofrecido tanto públicamente como en privado. Washington insistía en imponer la liberación incondicional de Allan Gross, presentado como víctima inocente de una detención ilegal cuando, como judío, trataba de ayudar a que los judíos en Cuba tuvieran acceso a tecnologías de la información.

El periodista estadounidense Tracey Eaton reveló en detalle cómo, plenamente consciente de los muchos riesgos involucrados, Gross prestaba servicios en el programa de “cambio de régimen” que USAID implementaba en Cuba, distribuyendo sofisticadas tecnologías a elementos contrarrevolucionarios en Cuba. La pequeña comunidad judía de Cuba -que recibe todo tipo de asistencia de las instituciones judías del Reino Unido, Canadá e Israel- por boca de sus líderes negó enérgicamente cualquier conexión con Gross.

Pero el intercambio de prisioneros entre Estados Unidos y Cuba, es tan sólo una pequeño parte de lo que fue anunciado, señala Amuchástegui. “La administración Obama estaba lista para iniciar un proceso de normalización con su enemigo permanente para más de 56 años después de una serie de exitosas gestiones durante 18 meses en que los funcionarios de ambos países se reunieron en Canadá y en el Vaticano, con el patrocinio efectivo del Papa Francisco y las autoridades canadienses, habían llegado a un entendimiento sobre los medios y formas de llegar a esa normalización. El día anterior al anuncio, los presidentes Obama y Raúl Castro hablaron durante 45 minutos”.

Las iniciativas claves de Obama, según el periodista, implican: a. Establecer relaciones diplomáticas normales; b. Abrir una embajada en la Habana; c. Pedir al Secretario de Estado, John Kerry, que revise y considere la retirada de Cuba de la lista de Estados patrocinadores de terrorismo; d. Adoptar las medidas necesarias al objetivo de levantar el embargo de Estados Unidos, incluyendo la pronta implementación de medidas a través de los departamentos del tesoro y de comercio para permitir todo tipo de operaciones financieras y las transacciones comerciales; e. Ampliación de las doce categorías de licencias vigentes, para ampliar los contactos pueblo a pueblo; f. Cooperar con las autoridades cubanas en varios campos tales como la migración, la lucha contra los problemas del medio ambientales, el tráfico de drogas y los desastres naturales, el tráfico humano y otros; g. Negociar con México y Cuba un acuerdo final sobre los límites y fronteras en la sección del Golfo de México donde no se ha alcanzado ningún acuerdo después de 30 años de negociaciones inútiles.

Según Amuchástegui, las repercusiones ya son muy visibles. La Unión Europea (UE) puede desechar para siempre la arcaica "Posición Común" y proceder a finalizar su nuevo marco para las relaciones normales y de cooperación con Cuba. Las amenazas, las prácticas ilegales extraterritoriales, y las multas multimillonarias a socios potenciales o reales de Cuba dentro de la UE llegarán a su fin y aquellos que estén interesados en invertir en Cuba podrán sentirse seguros y tranquilos como nunca antes, en un clima muy diferente del que se presenta para tratar con un estado que "patrocinador del terrorismo." Por su parte, el pensador y periodista marxista estadounidense Zoltan Zaguedy, al referirse a los acuerdos presidenciales entre Cuba y Estados Unidos del presente mes de diciembre de 2014, así como a la serie de artículos editoriales publicados en las páginas del The New York Times que los precedieron, revelan cambios estratégicos en el pensar de la clase dirigente de Estados Unidos (que no es lo mismo que el gobierno o alguno de los dos partidos que se alternan en el poder en la superpotencia).

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

El bloqueo contra Cuba no fue levantado

Jorge Altamira (especial para ARGENPRESS.info)

El anuncio acerca de una reanudación de las relaciones diplomáticas entre Estados Unidos y Cuba fue predicado en estrecha relación con un levantamiento del bloqueo norteamericano contra la Isla, que ha durado más de medio siglo. La alusión de Obama al 'fracaso' de esta larga operación de sabotaje contra la Revolución Cubana dejó ver una decisión política que va más allá de un intercambio de embajadores y una ampliación de las posibilidades de remesas de los cubanos en el exterior. El llamado 'fracaso' no fue estrictamente tal, esto porque el bloqueo jugó un papel fundamental en el aislamiento de Cuba y en la reorganización capitalista 'neoliberal' de las dictaduras militares impuestas por Washington. Aclarado este punto, la ausencia de un acuerdo de levantamiento del bloqueo ha sido atribuida a que esto se encuentra fuera del alcance de las facultades ejecutivas del Presidente, y a la necesidad, por lo tanto, de un voto favorable del Congreso. Obama, según todo esto, habría decidido separar la reanudación de las relaciones diplomáticas del levantamiento del bloqueo, para presionar a las cámaras con un hecho consumado que ayude a quebrar las resistencias de los adversarios de un acuerdo, tanto republicanos como demócratas.



Este relato, sin embargo, es una versión interesada que apenas logra disimular la estrategia de EEUU. Precisamente por el limbo en que ha quedado el levantamiento del bloqueo, la reanudación de las relaciones diplomáticas ha sido tomada con reticencia en el gobierno cubano - se produjo finalmente luego de una larguísima ronda de negociaciones bilaterales y papales. La prenda que decidió a Cuba la aceptación del acuerdo fue la liberación de los tres militantes del contraespionaje cubano encarcelados en Estados Unidos, que se produjo luego de que Cuba transmitiera a los servicios norteamericanos las pruebas de las actividades terroristas que se pergeñaban desde Miami. Es claro que el fin del bloqueo está sujeto a una serie de negociaciones de primer orden, en cuyo núcleo se encuentra el carácter social de la Isla. Como lo explicitó con claridad insistente un defensor de las decisiones de Obama, si Cuba no ofrece concesiones significativas en el curso de las negociaciones próximas “siempre existe la posibilidad de retirar la oferta de levantar el embargo” (CNN, programa de Fred Zacharías, 21.12).

Intereses en pugna

La versión que han ofrecido los medios, acerca de una reconciliación política, no pasa de una descripción idílica de lo ocurrido. De aquí en más se abre, por el contrario, un período de mayor crisis política - tanto en el campo imperialista como en Cuba. El debate en el Congreso norteamericano no girará, solamente, entre los 'halcones' que no abandonan la política de agresión directa y las 'palomas' que buscarían restablecer una hegemonía 'gradual' sobre la Isla. La derecha norteamericana y el uribismo caribeño apuestan a un fracaso de la política de la 'zanahoria' y creen, por el contrario, que un retorno a la del 'garrote' está ganando terreno. En donde mejor se expresa este enfrentamiento es en Venezuela y en Colombia, con la división producida en la derecha misma - en las filas de los 'escuálidos', esto en Venezuela, y en las de Uribe-Santos, en Colombia. La derecha no ha renunciado a capitalizar la acelerada crisis en Venezuela, todo lo contrario. También espera explotar una victoria hipotética del macrismo e incluso de Massa o Scioli en Argentina, ni qué decir de una victoria republicana en Estados Unidos dentro de dos años.

Un aspecto relevante de esta crisis es la cuestión inmigratoria en Estados Unidos, donde Obama tuvo que intervenir en forma similar a la que empleó con Cuba: mediante el uso de poderes ejecutivos (gobierno por decreto), que deja sin resolver, sin embargo, la regularización efectiva de varios millones de personas. La reanudación de relaciones con Cuba no es ajena a este asunto, dado que la inmensa mayoría de los inmigrantes son de origen latinoamericano y su movilización política crece en forma persistente. Obama echa lastre en uno y otro terreno. Contra una opinión que se ha generalizado en la izquierda, la crisis mundial ha hecho perder la iniciativa estratégica al imperialismo.

La derecha no es la tendencia dominante en este momento en el campo imperialista. Desde hace por lo menos dos décadas, las mayores corporaciones capitalistas abogan por el incremento sustancial del comercio entre ambas partes (Cargill, Caterpillar, General Motors); en la década del 70, las automotrices apoyaron con todo el comercio entre Argentina y Cuba, aunque financiado por el Tesoro rioplatense. El eje de la confrontación en el Congreso norteamericano girará alrededor de los términos a imponer a Cuba para un levantamiento del bloqueo. Este debate dejará al desnudo el choque de intereses al interior del imperialismo norteamericano. En resumen, la reanudación de relaciones diplomáticas no equivale a un cese del bloqueo, aunque aparezca como un paso contradictorio en esa dirección, ni atenúa el conflicto histórico desatado por la Revolución Cubana; por el contrario, deja paso a un choque fundamental entre los intereses del imperialismo, por un lado, y la independencia nacional y la naturaleza social de Cuba, por el otro. La sombra de lo que fue la Revolución Cubana, a 150 kilómetros de las costas norteamericanas, sigue siendo una astilla en el corazón del imperio, porque aún representa las aspiraciones nacionales y sociales de las masas de América Latina.

América Latina

La cuestión de Cuba se entrelaza con el conjunto de la crisis en América Latina. El acercamiento diplomático EEUU-Cuba es la última expresión de una larguísima colaboración política, cuya manifestación más relevante ha sido la mediación de Cuba en el conflicto colombiano. Asistimos a una operación continental. Brasil, por ejemplo, ha sido una fuerte inversora en Cuba; el FA de Uruguay aceptó acoger a los presos de Guantánamo. Tampoco aquí los intereses son homogéneos: los gobiernos 'progresistas' buscan proteger por la vía de ese acercamiento el grado de autonomía que desarrollaron en los últimos años como consecuencia de la valorización de los precios internacionales de las materias primas. La finalidad última de estas burguesías nacionales es, sin embargo, la misma que la del imperialismo - la reintegración de Cuba al estatuto capitalista mundial. Un punto central es la reincorporación de Cuba a la OEA, lo cual significaría dos cosas: por un lado, poner fin a los desafíos (tímidos) de separar a América Latina de Estados Unidos (o sea salvar el sistema panamericano); por el otro, que Cuba acepte los principios políticos y sociales del sistema interamericano. Estos desenvolvimientos internacionales vuelven a poner de manifiesto la importancia estratégica de la reivindicación de la Unión Socialista de América Latina y su valor como defensa política de la Revolución Cubana. El condicionamiento del levantamiento del bloqueo apunta a negociarlo contra los principios que aún quedan en pie de esa Revolución. El levantamiento del bloqueo, reclamamos nosotros, debe ser incondicional.

Las perspectivas que plantea un levantamiento del bloqueo norteamericano depende del carácter concreto que asuma, por un lado, y por sobre todo del balance de fuerzas en la sociedad y el Estado cubano. Cuba se encuentra ante un impasse terminal, pues sus fuerzas productivas han dejado de crecer. Es una economía racionada, en especial desde hace un cuarto de siglo, que se sostiene en base a subsidios fiscales, que frena una acumulación del escaso excedente económico. La apertura al capital extranjero ha sido un fracaso, sea en significación, sea como vía de salida al estancamiento. La asociación del estado al capital extranjero, por la vía de uniones o por la impositiva, le permite apropiarse del excedente que crea la fuerza de trabajo, por medio de una remuneración muy abajo de su valor. Se trata de un método parasitario de subsistencia, no de una vía de desarrollo. El despido de centenares de miles de trabajadores del Estado que ha producido la llamada reforma de la economía, es una expresión contundente del agotamiento de este tipo de régimen. La finalidad de crear una fuerza de trabajo 'libre' a disposición del capital privado no ha tenido ninguna manifestación concreta del otro lado de la ecuación, el capital, y solamente podría tenerla por medio del capital extranjero, lo que significa una nueva colonización imperialista. El punto de partida para un nuevo equilibrio económico, desde el punto de vista del trabajo, pasa por eliminar esta relación parasitaria capital-estado sobre el conjunto de la sociedad, mediante la reapropiación del estado y los recursos estratégicos por parte de los trabajadores. Es desde una gestión colectiva de los trabajadores que debe abordarse la transición del parasitismo burocrática a un proceso de desarrollo. Esa transición, de todos modos, no es un asunto exclusivamente nacional sino que será condicionado, al menos en última instancia, por el desarrollo de la bancarrota capitalista a nivel mundial, con sus dos componentes fundamentales: una agudización de las luchas populares y el ascenso de una izquierda revolucionaria.

Programa

Las posibilidades de desarrollo que se atribuyen a una apertura de Cuba al capital extranjero, son puras fantasías. Dependerían, esencialmente, de una fuerte mediación del Estado, que para eso debería estar bajo el control efectivo de los trabajadores - no de una superestructura como la que representa la burocracia, que a su vez se escinde ante las nuevas presiones de afuera y de adentro. Haití, Puerto Rico, Santo Domingo o Panamá y las islas caribeñas son una muestra de los resultados históricos que podría producir una apertura incondicional al capital financiero. El resultado de un levantamiento del bloqueo no será independiente del programa que apliquen y de la fuerza que desenvuelvan cada uno de los protagonistas sociales fundamentales: el imperialismo, la burocracia, los trabajadores. El primer desafío de la nueva etapa para los trabajadores, para los socialistas y para la IV Internacional es la elaboración de un programa propio.

El nuevo giro político que se perfila en las relaciones entre Cuba y Estados Unidos tendrá lugar con una demora enorme en relación a las restauraciones capitalistas en Europa y Asia en los 80/90, y ocurre en el marco de una bancarrota capitalista de alcance planetario. Esta discrepancia de los tiempos políticos no tiene una importancia menor; nada hay más relevante, en la política, que los tiempos y los contextos. En Cuba, la restauración capitalista plantearía la pérdida más o menos inmediata de su independencia nacional; la burguesía que podría tomar el relevo del estado cubano se encuentra en Miami; un apoderamiento de empresas por parte de la burocracia de La Habana enfrentaría más conmociones que las que atravesó la Unión Soviética. El entorno inmediato de Cuba - América Latina - se caracteriza por convulsiones reiteradas, que se desplazan de un país a otro. La crisis mundial le está pegando ahora con más fuerza. En este marco, la iniciativa de Obama tiene los trazos de un Frente Popular extra nacional entre el imperialismo 'democrático' y las burguesías latinoamericanas, de un lado, y una gran parte al menos del aparato de estado de Cuba, del otro. Los Frentes Populares aparecen, históricamente, como recursos para contener procesos revolucionarios. En Estado Unidos, las huelgas y movilizaciones de inmigrantes, y las recientes manifestaciones contra el gátillo fácil son indicios de la agudización de las contradicciones sociales en la principal metrópoli del imperialismo, que empujan en dirección a un frente popular en la política internacional.

La revolución cubana y la historia de Cuba de las seis décadas últimas no se han caracterizado por repetir en forma mecánica experiencias ajenas. Muy lejos de ello; más cerca geográficamente que ningún otro país con historia revolucionaria y contrarrevolucionaria, es el que menos ha cedido a la presión del capital internacional. Cuba no ha sido ni será un 'deja vu', al contrario se desatarán nuevas crisis y la posibilidad de nuevas revoluciones.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Fuera Milani, fuera la Side. La crisis política saca a la luz un Estado de “servicios”

Marcelo Ramal (especial para ARGENPRESS.info)

El kirchnerismo ha concluido 2015 con una velada crisis de gabinete, en torno de la crucial cuestión de los aparatos de represión e inteligencia que él mismo prohijó a lo largo de una década. No es un secreto que la destitución de los jefes de la ex Side fueron la reacción oficial a la filtración de datos sobre las corruptelas K, desde los “servicios” hacia la justicia. Sin ir más lejos, la mayor de esas denuncias -la operación de lavado de dinero entre Lázaro Báez y los K- habría sido provista a los jueces desde las usinas de los “servicios” oficiales. El kirchnerismo montó un férreo sistema de espionaje y delación, que se expresó en el Proyecto X y otras operaciones de fisgoneo sobre el movimiento popular. Hace rato, sin embargo, que estos “servicios” iniciaron su pasaje al poskirchnerismo y a la oposición política, agregando otro episodio a la disgregación oficial. Pero la activación de denuncias en los estrados revela una cuestión de mayor alcance: el sistema judicial es una criatura de los “servicios”. La infiltración es mucho más vasta: por caso, un histórico de la Side, Darío Richarte, vicerrector de la UBA que cogobiernan los K con las camarillas radicales, es también el abogado de Boudou y, según algunos, propietario en las sombras de los medios del grupo Szpolski. La crisis de estos días, en definitiva, pone de manifiesto el carácter conspirativo de la llamada “democracia argentina”, movida en las sombras por elementos ligados a camarillas capitalistas y a los servicios de inteligencia internacionales.

Massa, Macri

Por eso mismo, la responsabilidad en el “régimen de servicios” se extiende a la oposición. Se ha revelado que uno de los capos del espionaje, Francisco Larcher, fue expulsado por Cristina a raíz de su afinidad política con Massa. Un columnista de La Nación ha señalado que “es sorprendente que Massa no desmienta que su frente, denominado “renovador” incluye una parte del aparato estatal de inteligencia” (22/12).

En todos estos años, las tareas de los servicios kirchneristas se desplegaron ante la completa impotencia del Congreso y, en particular, de su “bicameral de control de las actividades de inteligencia”. Las razones de esta inoperancia deben encontrarse en la complicidad de todas las fracciones opositoras. El mismo columnista señala que los “servicios” lograron la complacencia del PRO cuando, a cambio de la postulación de una diputada macrista ligada al espía Larcher en esa bicameral, le prometieron a Macri que “iban a aliviar su situación en la causa por espionaje clandestino del espía Ciro James” (ídem). Está muy claro que, a cambio de esta complacencia PRO, el kirchnerismo bajó los decibeles en el escándalo de Fino Palacios y los espías porteños, que debió haber terminado con la destitución de Mauricio Macri.

Milani

En este cuadro, la crisis intentó cerrarse con dos movidas que retratan la catadura de los “nacionales y populares”. Por un lado, Cristina colocó como jefe de gabinete de facto a Aníbal Fernández, un histórico provocador contra el movimiento popular. Del otro, ha reforzado las atribuciones del Ejército y del represor César Milani como jefe del espionaje interior. Esta decisión, sin embargo, ha llevado a la crisis a un plano superior, pues Milani acaba de ser citado a indagatoria en la causa que lo responsabiliza por la desaparición del conscripto Ledo. Nora Cortiñas, por su parte, ha reclamado que se lo investigue por el secuestro de su propio hijo. La designación de Milani -un hombre de la inteligencia militar- al frente del Ejército, delató la intención oficial de devolverle a las fuerzas armadas un protagonismo inédito en los últimos treinta años, con vistas a trasladarle a las masas el fardo de la crisis. Por eso mismo, una caída de Milani implicaría una victoria contra esa orientación represiva. Con esa comprensión, nuestros diputados presentaron muy tempranamente una iniciativa en el Congreso (ver recuadro). Ahora, la crisis abierta replantea con fuerza esta lucha, que debemos unir a la denuncia de todo el carácter conspirativo del Estado y de sus “servicios”. Señalamos la complicidad de los opositores tradicionales, que han gobernado y gobiernan con los espías, y llamamos a redoblar la movilización independiente para que se vaya Milani; por la apertura de todos los archivos de inteligencia y la disolución de los organismos de espionaje y delación del Estado.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Osuna - Casco: Genocidio por goteo

Daniel Papalardo (especial para ARGENPRESS.info)

La vida no vale nada
si ignoro que el asesino
cogió por otro camino
y prepara otra celada.

La vida no vale nada
si se sorprende a otro hermano
cuando supe de antemano
lo que se le preparaba.

La vida no vale nada
si cuatro caen por minuto
y al final por el abuso
se decide la jornada.
(Pablo Milanes)

Pasaron los feriados y los puentes, nos preparamos para enfrentar una nueva semana “corta”. Sin embargo, la realidad nos exige un recuento necesario y una reflexión, no solo para interpretar los hechos, sino también para buscar un cambio cualitativo.

Hay tres situaciones interconectadas:

1) Poco antes del mediodía un joven de 19 años de edad que estaba detenido en la Cría 14 del barrio A. Gutiérrez en Venado Tuerto (Santa Fe) se habría quitado la vida colgándose con los cordones de las zapatillas. Lo extraño es que por esas horas ya le habían otorgado la libertad y estaba a la espera de que lo registraran.

2) En un nuevo homicidio con el sello de la mafia en la ciudad más grande de Santa Fe, el hermano de un testigo clave del triple crimen de Rosario fue asesinado y un joven que estaba con él resultó herido, tras un ataque frente a un kiosco del barrio Matheu.

3) “Hay que saltar, hay que saltar, que la Justicia es popular. ” Con cánticos como ése, militantes del Movimiento 26 de Junio se agolparon ayer en la carpa roja, montada afuera de Tribunales, para celebrar las duras condenas que esperaban por el triple crimen de Villa Moreno. Luego de veinte días de juicio oral y público por los crímenes de Jeremías Trasante, Claudio “Mono” Suárez y Adrián “Patom” Rodríguez, y 35 meses de lucha de la barriada y los militantes, los jueces Gustavo Salvador, Ismael Manfrín y José Luis Mascali sentenciaron “por unanimidad” a Sergio “el Quemado” Rodríguez, Brian “Pescadito” Sprio, Daniel “Teletubbie” Delgado y Mauricio Palavecino a penas que van de los 24 a los 33 años de cárcel, por haber provocado la matanza de los tres militantes sociales, el 1º de enero de 2012

Lo primero, nos marca una continuidad en los métodos, de forma tal que nada parece ser un hecho aislado, sino por el contrario, una larga cadena de intervenciones del poder punitivo sobre los jóvenes, a quienes se sustrae de la vía pública con una legalidad viciada, y luego en dependencias del Estado su surte se vuelve aleatoria, de modo tal de terminar con la muerte, sea por “suicidio no consentido” o por “desaparición forzada” como Franco Casco.

En un segundo orden quedan por ver los extremos que se entrecruzan entre las noticias 2 y 3 en tanto hay un festejo de condena y una muerte de por medio. Sobre ambos, habrá que recordar que las sensibilidades sociales y las pautas culturales adquieren un papel vital en la conformación de la reacción penal, ya que el castigo enmarcado en una fiesta con consignas, no ha sido otro que la consecuencia necesaria de un procedimiento legal que sanciona y condena a los transgresores del derecho penal, de acuerdo con categorías y procedimientos legales específicos.

Cuando se festeja la imposición de una pena, y se canta loas al castigo, se está olvidando lo primario, es decir, que en lo que se celebra están involucrados, no sólo la administración de las sanciones, sino también el proceso legislativo, y también el de condena y sentencia, todos factores constitutivos del poder burgués concentrado básicamente en el Estado de esa clase social.

La penalidad, el castigo, es un complejo campo de instituciones, prácticas y relaciones más que un singular y esencial tipo de evento social. Significa el más claro y más extremo ejemplo de la rutina del poder coercitivo estatal que permite su legitimación y que representa una ilustración viva de una ideología que enérgicamente sanciona sus propias categorías y que simboliza uno de los más poderosos tipos de ideología en la sociedad moderna

No tener en cuenta una visión en conjunto de cada una de las instituciones que conforman el castigo legal, es lo que nos confunde y nos lleva a celebrar lo que no es pasible de celebración. Entiéndase bien, no es que no sea legítima la pretensión del esclarecimiento de la verdad y la determinación e identificación de los responsables, lo que no se ajusta a una construcción ideológica que promueve el cambio social y político, es festejar la sanción penal en sí, porque básicamente con ello, estamos legitimando esa fase del poder punitivo que los operadores Estatales, hacen funcional a los intereses ideológicos de la clase dominante y ejecutan todos los días mayoritariamente contra los jóvenes, como si se tratasen de un ente regulador de un área económica, o del comercio de mercancías.

Sin embargo, más temprano que tarde la realidad se filtra en el discurso y lo atomiza en partículas que ubican su sentido ideológico en términos concretos, revelando su sentido ontológico de falsa conciencia. El hermano de uno de los testigos del caso, resulta acribillado, a metros del lugar del triple crimen. También en los alrededores de un festejo de fin de año. La pregunta es ¿Pudo el juicio y la condena evitar esta zaga? ¿Puede la forma jurídica ser instrumento por el cual se soluciona un conflicto social y material? ¿Puede el derecho evitar el llamado “genocidio por goteo”? No hay que hacer mucho recorrido para responden en forma negativa a todos estos interrogantes.

La respuesta negativa involucra también una consecuencia necesaria. No alcanza con la puteada, o las consignas. No alcanza con el “dejen de matar pibes”, porque esos ladridos, se dirigen hacia quienes todos los días legitimamos e inclusive aplaudimos cuando imponen condenan y por esa vía nos venden su propia mercancía, que no es otra que el castigo penal, remedio inocuo e insuficiente para la violencia de calle, la concentración de la riqueza en pocas manos, la marginalidad que le corresponde como lógica consecuencia, y una sociedad culturalmente subsumida en los desvalores decadentes del capitalismo.

Cuál será la respuesta ¿Otra marcha? ¿Otra radio abierta? ¿Días en la puerta del palacio de la injusticia pidiendo castigo a los responsables directos del disparo y nunca a quienes en última instancia los generan desde la gestión de los intereses económicos dominantes a través del ejercicio legitimado por el voto del poder formal de la “democracia?

Ganar las calles, movilizarse en sentido amplio es necesario e ineludible, pero esto resulta vacío y a la larga frustrante, sino se tiene una comprensión cercana a la realidad del problema, despejada de toda falsa conciencia que la penetre enturbiando el entendimiento.

Hay que decir basta en la confianza a los partidos patronales, y a los políticos gestores de esos intereses. Un solo camino parece posible. Unidad de los trabajadores y proyecto político de esa clase social acaudillando al conjunto de los oprimidos y marginados por el sistema, que entre sus muy variadas expresiones de explotación y opresión, no trepida en el ejercicio de la violencia y su resultante necesaria, la pérdida de vidas.

El discurso abstracto y reformista, que apunta a la amplitud por encima de las clases sociales y sus intereses específicos, que diluye la lucha de clases con intervenciones presuntamente integradores, cede a diario ante la realidad y se tiñe macabramente, día a día, con la sangre de los jóvenes que pierden su vida por goteo premeditado del poder, en mal llamados “enfrentamientos territoriales”.

No hay lugar para todo ese discurso carente de toda realidad, si lo que se busca es la superación de esta situación. La tarea es despejar la espesa niebla del diversionismo ideológico esparcido por la burguesía y la pequeñoburguesía. Llamar a las cosas por su nombre: Asistimos, vivimos, en la emergente creciente de crímenes sociales gestados por el sistema capitalista y amparados por el poder formal en todas sus variantes; violencia gestada desde el poder estatal que termina con los jóvenes a los que previamente ubica en el estereotipo del peligroso social. Con esa realidad en nuestro existir, no hay otra instancia que el cambio cualitativo desde abajo, la conformación de nuevos nexos y nuevas relaciones con valores culturales diversos a los que impone el poder burgués, y revolucionariamente terminar con éste.

Presagiando la guerra y los demonios del fascismo, alguien nos dejó un mensaje concreto, entregando su propia existencia por ese anhelo: “La vida es hermosa. Que las futuras generaciones la libren de todo mal, opresión y violencia y la disfruten plenamente”. (L. Trotsky. Testamento)

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Sonia Colman (II): la lucha por la conciencia

LA POSTA REGIONAL DE MORENO - ANRED

Se cumplieron 7 años del asesinato de Sonia Colman, trabajadora y militante social de 44 años. Su muerte fue producto de la negligencia sistemática que encubre la represión dirigida a los jóvenes pobres del Conurbano. Un recorrido de los hechos y acciones que determinaron en el año 2011 la condena efectiva del policía Oscar Benítez. Memorias activas y colectivas de quienes luchan contra la impunidad del aparato represivo estatal. Segunda y última parte de la entrevista con las voces de Antonio Espasa, su compañero de vida y de militancia junto a María del Carmen Verdu, abogada y militante de Correpi.

Antonio: "Al oficial Benítez lo tenemos preso, cumpliendo la pena de prisión efectiva de ocho años y medio en el Penal nro. 41 de Campana donde tiene entre alguno de los compañeros al Padre Grassi y así que por sus fechorías, por sus desastres, por todo lo que le ha hecho mal a la sociedad en este caso para quien fuera a herir a mi señora hace mas de 25 años, tenemos por lo menos la gratificación de que este policía violento, cruento, realmente desagradable se encuentre tras las rejas y cada mañana aunque no sea por mucho tiempo, cuando se despierte piense en lo mal que ha hecho, no solamente con el asesinato de Sonia sino a su vez la degradación que lleva la desgracia para todas mis hijas que quedaron sin mama"

Verdu: "Así fue como logramos la condena en el tribunal oral. Si bien fue la pena mínima, de ocho años de prisión por homicidio simple, no fue posible lograr que el tribunal aceptara la salvedad de que se trataba de un integrante de las fuerzas de seguridad, que había matado en servicio y por lo tanto, la pena debía ser perpetua por homicidio calificado. Tuvo dentro de todo la posibilidad de que Benítez fuese detenido en ese mismo momento para empezar cumplir la pena, sin perjuicio de que naturalmente su defensa interpuso un recurso de casación que fue resuelto un año y medio después, confirmando la condena y de esa manera tendrá que terminar esa condena en poco tiempo más. Esa pena que si bien leve por lo menos no es lo que suele suceder en la enorme mayoría de los casos que no tienen a su alrededor la movilización, el apoyo y solidaridad de enormes organizaciones que logramos buscar para que nos acompañaran en este caso y que terminan la mayoría de las veces aun con tanta claridad material como el caso de Sonia, la forma en la que fue asesinada, con un sobreseimiento, una absolución tan fáciles como aquella excarcelación y el gatillo fácil inicial. "

Hablando con Antonio, nos contaba que durante el proceso judicial, hubo un suceso que nos relataba sobre que estabas en una audiencia donde un juez o un fiscal dijo que les producías violencia moral. ¿Nos podes contar un poco de eso, en que se justificaba para no tomar en cuenta todo lo que se estaba produciendo?

Verdu:"En realidad hubo un fiscal que se excusó y un miembro del tribunal cuando llegamos al momento del juicio oral, fue sorteado un tribunal oral que es el mismo tribunal de San Isidro donde habíamos tenido en años anteriores otras causas militadas por Correpi, como la causa del Frente Vital, el chico que fue fusilado debajo de una mesa de una cocina en la Villa 25 en San Fernando y otras causas en las que también intervinimos como militantes de Correpi, donde también habíamos tenido serios enfrentamientos con un tribunal especializado en absolver policías, a punto tal que por unas declaraciones públicas que yo había hecho en relación a uno de estos casos cuando fue casi absuelto, condenado a una pena de dos años y medio en suspenso, un policía federal, José Alcides Barros que había fusilado a Juan Carlos Bustamante, un chico de 17 años en Tigre. Yo hice unas declaraciones sobre la sentencia, diciendo que ponían de manifiesto un verdadero pacto del poder judicial con el gatillo fácil y con la defensa institucional de la policía y que en realidad este tribunal, era un tribunal muy proclive con este tipo de sentencias más allá de que habían demostrado no tener coraje para siquiera estar presentes en la sala cuando se leyó esa sentencia vergonzante ante la familia Bustamante y la militancia de Correpi. Raíz de ello, el tribunal oral me hizo una denuncia ante el tribunal de disciplina del Colegio de Abogados. Como esto había ocurrido en San Isidro, lo hicieron en San Isidro, más allá de que naturalmente yo no estoy matriculada allí y ese Colegio de Abogados, esa comisión de disciplina, me sanciono con un apercibimiento, un llamado de atención, a partir de que aunque colgaron lo que yo había dicho, a través de las pruebas que produje en el proceso disciplinario había demostrado que era verdad, porque acompañamos todas las sentencias de ese tribunal para mostrar su enorme condescendencia cuando el imputado era un policía. Esto es textual de la sentencia, "esas manifestaciones no pueden ser dichas por una letrada porque afectan al decoro judicial". En fin, si lo decías vos o lo decía el padre de Bustamante estaba perfecto pero como yo tengo un cartoncito plastificado que dice que soy abogada porque curse determinada cantidad de materias en la facultad de derecho, no puedo como el resto de la gente poner en duda la palabra de un juez. Allí quedo ese llamado de atención que probablemente sea unos de los hechos que más orgullo me produce a mí en mi carrera. Así que resulto este mismo tribunal el que salió sorteado para este juicio por el asesinato de Sonia Colman, cosa que nos mostraba un panorama complicado por las características de los jueces pero lo que nos esperábamos era que los propios jueces iban a decir que les producía violencia moral tener que litigar conmigo y entonces se excusaron y pidieron que interviniera otro tribunal por supuesto tan defensor de los policías como ellos pero que se había cruzado menos veces en mi camino."

Cuando hablamos de represión, tenemos presente la cuestión de clase. ¿También está presente a cuestión de género al haber sido en esta ocasión un caso de gatillo fácil por parte de una mujer?

Verdu: "Mira, la cuestión de género en nuestro archivo de casos, vos sabes que desde 1996 elaboramos una base de datos donde registramos toda la información que obtenemos de los distintos hechos en los cuales el aparato represivo estatal asesina personas. Un archivo que hoy tiene más de 4300 nombre con sus circunstancias, con la historia de lo que ocurrió en cada caso, la edad etc. Si analizas el archivo de casos buscándole los factores te vas a encontrar que en realidad hay una cuestión de género pero a la inversa de lo que habitualmente llamamos selectividad de género porque en el 90% de los fusilamientos de gatillo fácil en los barrios se trata de varones jóvenes. Precisamente porque el varón joven es el que representa el estigma de lo que la clase dominante diseña como enemigo interno. Es un joven de alrededor de la franja de 15 a 25 años concentra prácticamente el 60 % del total de asesinatos por gatillo fácil y muerte por torturas en comisarías el que tiene que ser enseñado a obedecer, que tiene que ser forzado a través de ese disciplina miento brutal de muerte sistemática en las comisarías, detenciones arbitrarias que permiten la tortura y del gatillo fácil que es la exposición mas extrema de esa política de control social para nunca sacar los pies de ese plato bien demarcado por lo que ellos llaman el orden. A partir de eso, no sé si la cuestión de género tiene mucho que ver con esta modalidad, sino siguiendo la modalidad que la rudimentaria clasificación que hizo Rodolfo Walsh en su artículo "el enigma de La Matanza", los casos "intra fuerza", porque también contabilizamos los casos en los cuales el policía es el que utiliza los recursos puestos en su mano por el Estado para cumplir su función específica de policía, para resolver una cuestión personal e incluso una disputa familiar. Allí te encontras con que el 20% del total de femicidios, son cometidos por policías o por integrantes de fuerzas de seguridad, no hay ninguna otra ocupación que tenga un porcentaje tan alto como las de las fuerzas de seguridad dentro del universo de este tipo de asesinatos. En el caso de Sonia Colman, la víctima fue ella como podía haberlo sido el nene que estaba comprando caramelos en un kiosco a tres pasos de donde Sonia estaba parada o podía haberlo sido el señor que pasaba con el coche y que estaba detenido en el semáforo también a tres pasos pero para el otro lado de Sonia cuyo auto tuvo cuatro orificios de balas que afortunadamente no le dieron al conductor. En este caso los proyectiles estaban dirigidos a dos jóvenes pobres que efectivamente habían cometido un delito, y escapaban sin disparar un solo tiro y sin llevar ni una sola arma además de que fueron detenidos a dos cuadras después por otros policías y en ningún lugar del recorrido se encontró ningún tipo de arma ni nadie vio que en algún momento hicieron disparos desde ese coche o que causen daño a alguien. La muerte de Sonia si bien es un claro episodio de gatillo fácil, justamente rompe un poco esa regla de "joven entre 15 y 25 años, pantalón bolsudo con zapatillas altas y gorrita con visera" precisamente porque fue el cambio ocasional del disparo como el mismo caso de lo que sucedió por ejemplo con la compañera Carla Lacorte, la estudiante de veterinaria, miembro del Ceprodh, en aquel momento de la organización estudiantil del PTS, que bajando de un colectivo recibió en la espalda la bala dirigida a un pibe que había huido del policía armado que lo perseguía y quedo paralitica donde recién en el transcurso de este año logramos que siendo una causa parecida a la de Sonia, el policía comience a cumplir la condena de 14 años de prisión que se logró en este caso por lesiones graves. "

Al igual que le preguntamos hace un momento a Antonio, como se hace desde las organizaciones , los vecinos, más allá de mantener un homenaje, la memoria activa de estas cosas que sucedieron, el caso de Sonia que era una militante social con tanta historia y con los años de lucha que significo que se pueda condenar a Oscar Benítez.

Verdu: "Nosotros, somos militantes de una organización anti represiva que está por cumplir ya un cuarto de siglo de existencia entonces en nuestra propia decisión sostener esta construcción que además se reproduce. Hay organizaciones hermanas en cada vez mas lugares del país, hemos logrado armar un ámbito de coordinación nacional con el ENA (encuentro nacional anti represivo), se han sumado no solamente las organizaciones de los lugares más alejados sino que nos permite coordinar y co-militar de manera más fácil con compañeros que nos cruzamos permanentemente aquí en el área metropolitana, con la coordinadora oeste, sur de la cual también somos parte, con Hijos Oeste, Hijos La Plata. Naturalmente para nosotros la respuesta es: el camino es la organización y la lucha y no la lucha individual que no tiene patas demasiado largas. Si la lucha no tiene un nivel de organización que te permita colectivizar las experiencias es nada más que una suma de anécdotas. Los compañeros familiares organizados en Correpi son parte de la organización, tienen sus reuniones zonales, mensuales o quincenales según el caso, según las distancias, organizan sus actividades, hacen su propia generación de finanzas para poder pagar sus afiches, el equipo de sonido y toda la demás cosas que uno precisa militar en una sociedad capitalista y son ellos no nosotros los que nos enseñan que cuando se combate la lógica disciplinadora del sistema, desde ese lugar, de la mayor de la mayor desolación de la madre, de la angustia que puede sufrir un ser humano, la perdida de esa persona que ama, de una manera tan absurda que es ser a manos del aparato estatal es cuando contrariando la manera de disciplinamiento, logran organizarse y salir a pelear no por un caso sino todos juntos y con el mismo ahincó que cuando se trata del hijo propio y que además con esa militancia, cuando la causa se cerro, se archivó y no tiene remedio o cuando se logró la condena y el policía la está cumpliendo o cuando se lo condeno y se fugó como tantas veces sucede. En ese camino es donde se logra construir conciencia y como también dicen los familiares en otras de sus consignas históricas que "la lucha no es por la sentencia, es por la conciencia". El único camino es confiar en la propia fuerza, organizar y todos los días levantarse pensando a ver qué es lo se va a hacer hoy por sacar adelante una actividad más, una movida más, un volante más, una entrevista más".

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.