viernes, 16 de enero de 2015

AMIA: Son todos encubridores. Ni los “servicios” de la oposición, ni los del gobierno de Milani

Prensa Obrera (especial para ARGENPRESS.info)

Por la apertura integral de todos los archivos.

1. El gobierno nacional acaba de ser acusado por los mismos servicios de inteligencia y la misma fiscalía colocada por el kirchnerismo, años atrás, al frente del supuesto “esclarecimiento” de la causa AMIA.

2. La llamada “pista iraní” fue prohijada por el fiscal Nisman después de las reuniones de Cristina Kirchner con los líderes del sionismo internacional, al comienzo de su primer mandato. En aquel momento, Nisman puso en marcha una acusación que nunca pudo probar, pero que resultaba funcional a las provocaciones belicistas del imperialismo contra Irán. El kirchnerismo puso a los Stiusso y a la SIDE al servicio de esa operación política.

3. Con el fracaso de esta “investigación” sobre las espaldas, el gobierno anunció el “memorándum” con Irán, otra vez, como peón de brega de las maniobras de un ala del departamento de Estado, que exploraba un terreno de acuerdos con el régimen teocrático de aquél país. Pero el “memorándum” concluyó en un nuevo papelón para el gobierno, al que la Corte salvó parcialmente cuando lo declaró inconstitucional.

4. Ahora, los autores de la “pista iraní” han salido a golpear al kirchnerismo, aunque sus motivaciones de fondo están muy lejos de la causa AMIA y de su esclarecimiento. Los Stiusso, desplazados por su colaboración con Massa y otros opositores, han salido a cobrarle al gobierno su salida de la SIDE.

5. El kirchnerismo, por lo tanto, se proclama víctima de los mismos espías a los que alimentó durante una década. Pero la salida de los Stiusso no ha implicado el menor desmantelamiento de estos aparatos conspirativos: los “nacionales y populares” los han reemplazado por el represor Milani y la inteligencia militar, entrenada bajo los años del genocidio dictatorial. El papel de estos otros espías es la infiltración y represión al movimiento popular. Pero con seguridad, y del mismo modo en que encubrieron sus propias fechorías contra los desaparecidos, se encargarán de seguir ocultando la información sobre la causa AMIA, y particularmente, lo que refiere a la “conexión local” del atentado. En la larga lista de los acusados por encubrimiento, está Fino Palacios, el ex SIDE que fundó y preparó a la Metropolitana de Mauricio Macri.

6. Invocando la causa AMIA, en 2006, Néstor Kirchner hizo aprobar la Ley antiterrorista, reclamada por el Departamento de Estado norteamericano.

7. El Partido Obrero denuncia el encubrimiento de la causa AMIA por parte del kirchnerismo –ayer, del brazo de Stiusso y Nisman, hoy, de la mano de Milani. Denunciamos también a la oposición que actúa como vocera de los “servicios” nacionales e internacionales que, en todos estos años, han bloqueado férreamente cualquier esclarecimiento del atentado. Ni los “servicios” de la oposición, ni los del gobierno de Milani: por la apertura integral de todos los archivos de los servicios de inteligencia de Argentina y de todos los países involucrados; fuera la SIDE, fuera Milani, fuera la Ley Antiterrorista.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.