viernes, 23 de enero de 2015

Ante la segunda carta de Cristina Fernández: "El poder de los Stiusso fue dotado por la propia Presidencia"

Nicolás del Caño

Luego de conocida la segunda carta de la Presidenta de la Nación en referencia a la muerte del fiscal Alberto Nisman, el diputado nacional del PTS en el Frente de Izquierda Nicolás del Caño realizó la siguiente declaración:

"Las declaraciones de la Presidenta afirmando que la muerte de Nisman se debió a un asesinato en el que estaría implicado Jaime Stiusso, quien hasta hace un mes era el hombre más poderoso de la Secretaría de Inteligencia dependiente de la Presidencia de la Nación, no hacen más que profundizar la crisis política abierta.

Los Kirchner tuvieron una estrecha relación con Stiusso durante casi doce años en los que este agente que viene de la dictadura genocida cumplió un notable papel a su servicio en la ex SIDE. Resulta más que llamativo que aún cuando varios dirigentes del oficialismo afirman que hay mafias enquistadas en el propio poder, ni Stiusso ni ninguno de los agentes de la Secretaría de Inteligencia han sido denunciados penalmente ante la Justicia. ¿Por qué?, nos preguntamos nosotros. ¿Por qué la Presidenta tampoco menciona las relaciones carnales de estos servicios con agencias como la Mossad y la CIA? ¿Acaso la denuncia contra la República Islámica de Irán que el Fiscal Nisman realizó en 2006, apoyada y promovida por Néstor Kirchner y Cristina Fernández, no fue armada también con información falsa armada por las agencias internacionales y los Stiusso para seguir los designios del Departamento de Estado y el Estado de Israel, encubriendo el atentado a la AMIA?

El poder de Stiusso y de toda la mafia criminal de la Secretaría de Inteligencia no viene del cielo sino que fue dotado desde la propia cumbre del poder político que hoy se victimiza. La Secretaría de Inteligencia y sus más de dos mil agentes clandestinos tienen un presupuesto millonario, mientras que se ha aumentado exponencialmente el presupuesto de inteligencia en manos de César Milani, imputado por genocida. Como hemos denunciado ante el propio Capitanich en la Cámara de Diputados, la Policía Federal Argentina cuenta con un cuerpo especial de inteligencia de más de mil efectivos clandestinos que no tienen ningún control y cuyos agentes infiltran organizaciones populares, como saltó en la denuncia de la Agencia de noticias Rodolfo Walsh. El PTS y sus dirigentes obreros fueron víctimas y denunciantes del "Proyecto X" de la Gendarmería Nacional, que al día de hoy no ha sido desmantelado.

El Gobierno es rehén de su propia creación y de haber seguido como sombra al cuerpo los vaivenes de la política internacional de Washington. Los oficialistas que ahora se rasgan las vestiduras se negaron en la Cámara de Diputados a acompañar nuestro proyecto de ley para que se abrieran los archivos de la dictadura que están en la propia Secretaría de Inteligencia, presentado en noviembre pasado, algo más que elemental.

La mayoría de la oposición sólo busca sacar rédito político de esta situación de quiebre del aparato estatal de inteligencia, apoyándose en una de sus alas contra la otra. No se nos olvida la relación estrecha de Mauricio Macri con el servicio Jorge "Fino" Palacios ni que está procesado por intentar poner en pie un cuerpo de inteligencia ilegal. Tampoco que Juan José Alvarez, el jefe de campaña de Sergio Massa, fue un agente secreto de la SIDE durante la dictadura genocida.

No se trata entonces que funcione un mayor control parlamentario sobre estos cuerpos de inteligencia, como proponen distintos partidos de la oposición. La mafia controlada no deja de ser mafia. El desmantelamiento y disolución de la Secretaría de Inteligencia dependiente de la Presidencia de la Nación y de todos los cuerpos de inteligencia en manos de las fuerzas de seguridad como propone el Frente de Izquierda se torna en una necesidad de primer orden para garantizar la seguridad y las libertades democráticas del pueblo. Stiusso y sus secuaces deben estar imputados y presos, al igual que el genocida Milani. Exigimos la apertura de todos los archivos de la ex SIDE y la puesta en pie de una comisión investigadora independiente para esclarecer el atentado de la AMIA y la muerte del fiscal Alberto Nisman".

Nicolás del Caño es Diputado Nacional PTS/FIT.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.