jueves, 22 de enero de 2015

Argentina, Córdoba: Grave denuncia contra el sistema de salud provincial de la Capital

ACTA

Trabajadores manifestaron falencias y falta de insumos en los hospitales Córdoba, San Roque y de Niños. “Se utiliza una jeringa dos veces con un mismo paciente”, manifestó Estela Jiménez, de la Comisión Directiva de la Unión de Trabajadores de la Salud de Córdoba (UTS-CTA) a LA MAÑANA.

El sistema de salud en Córdoba, una vez más, está en terapia intensiva. Tanto que así lo demuestra una serie de denuncias que ingresaron a este diario ayer por la tarde; y si bien el alerta se encendió ante un llamado desde el Hospital Córdoba, pronto se sumaron voces desde el Polo Sanitario confirmando la crisis que atraviesa el sistema en el inicio del último año de la gestión delasotista.

La falta de insumos, la suspensión de cirugías programadas y la deuda con los proveedores, son aspectos que se replican en los distintos centros de salud de la provincia. Teniendo en cada caso como principales damnificados a los ciudadanos y en medio de un año que, según dicen los trabajadores, se muestra complejo de cara a una solución inmediata. “Me da terror pensar que estamos en un año de campaña política, y que el dinero de la salud se va a otro lado”, denunció a LA MAÑANA, Estela Jiménez, presidenta de la Comisión Directiva de Unión de Trabajadores de la Salud (UTS-FESPROSA).

La situación del Hospital Córdoba. Desde el primer nosocomio que advirtieron sobre las falencias y dificultades que tenían para llevar a cabo su trabajo fue desde el Hospital Córdoba. Una fuente contó a este diario: “Se suspenden las cirugías programadas, no hay drogas anestésicas y falta ropa de quirófano. Además hay salas cerradas y no les pagan a los proveedores”. Siempre en off, el mismo trabajador del hospital ubicado sobre avenida Patria, agregó además “falta material de enfermería y aparatología como tomógrafo, resonador, cámara gama y radioscopio que no se le hace service”.

“De los equipos tecnológicos que son nuevos, solo funciona el de cardio; se usan equipos desdoblados con el Hospital del Quemado y el director, el Dr. Rubén Bengio está de vacaciones todo enero” agregó desde el establecimiento.

En el resto, lo mismo. Ante el escenario que se vive en el Córdoba, este diario se comunicó con Jiménez para conocer si lo mismo se replicaba en el resto de los centros de salud que se encuentran en la ciudad y dependen de la provincia. Y ante la consulta, la integrante de la Comisión Directiva de UTS sostuvo: “Es la situación que se vive en todos los hospitales. Se está trabajando con una demanda del 60% y no hay nada de insumos, falta reparación de aparatología. Qué va a pasar cuando lleguemos a marzo, se normalice la actividad y vuelvan los chicos a la escuela”. “Desde el faltante de antibióticos hasta los problemas con el personal, porque en las vacaciones no se cubrieron licencias”, agrega.

Sin embargo, a medida que continúa el testimonio, la situación que se describe es aún más grave: “En el San Roque –cuenta- se usa una jeringa dos veces con el mismo paciente. Y eso es algo que está prohibido, las normas de higiene no lo permiten y termina siendo un caldo de cultivo”. “Por ejemplo, cada persona que ingresa a un quirófano debe hacerlo con una dosis de antibióticos prequirúrgicos para prevenir infecciones. Al margen de que no se hacen cirugías, si hoy se respetaran las programadas no se podría entrar con esos antibióticos y el paciente corre riesgo de contraer una infección” agregó.

La denuncia de Jiménez va más allá e incluye a los gestores que hoy dirigen los hospitales, “ellos quieren cuidar su quinta”; pero además se refiere a los “daños colaterales” que sufren los trabajadores de la salud en la provincia: “Hay suicidios, el mes pasado tuvimos dos compañeros que trabajaban en el Funes (Valle de Punilla) y se quitaron la vida. La mala paga, el stress constante, la incidencia de adicciones y las familias destrozadas termina con este tipo de casos”.

Por último, Jiménez afirma que en el Polo Sanitario “nos cruzamos de un hospital a otro para hacer trueque de medicamentos por los faltantes, pero no siempre conseguimos”; y denuncia que se “manejan mal los pocos recursos que tienen los hospitales”.

Ante este escenario, se aguarda la reacción del Ejecutivo provincial en medio de un receso con un gobernador en campaña.

Fuente: lmcordoba.com.ar

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.