miércoles, 14 de enero de 2015

Argentina, Córdoba. Vecinos de Cuesta Blanca: “El gobierno nos considera enemigos políticos”

PRENSA RED

“El gobierno nos considera enemigos políticos por defender que no se avance con la edificación río arriba”. Así se expresó Silvina Roldán, psicóloga y vecina, detenida por la policía en el dudoso operativo del pasado viernes 2 de enero en la Playa de los Hippies, donde también había sido apresado el abogado Cristian Blanco de la APDH de la Matanza. En conferencia de prensa, vecinos de Cuesta Blanca y profesionales allegados vincularon los hechos de abuso policial con la defensa de intereses inmobiliarios privados y denunciaron nuevos actos de amedrentamiento por parte de uniformados. Presentarán proyecto para aumentar la categoría de protección de la cuenca media del Río San Antonio.

Ayer al mediodía vecinos y vecinas de Cuesta Blanca y profesionales allegados realizaron una conferencia de prensa en el Cispren, en la que denunciaron el abusivo accionar policial del pasado 2 de enero, en el marco del cual habían sido detenidas e imputados Silvina Roldán, psicóloga y vecina de Cuesta Blanca, y Cristian Blanco, abogado de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos de La Matanza, quien se encontraba vacacionando en la Playa de los Hippies.

De la conferencia participaron Silvina Roldán, Doris González, vecina de Cuesta Blanca presente en el momento de los hechos denunciados, Héctor Valenzuela, Secretario de Prensa del Colegio de Psicólogos de Córdoba (CPPC), Silvina Sayago, asesora letrada del Colegio de Psicólogos, y Marcela Fernández, abogada que acompañó el caso.

“Los hechos abusivos del 2 de enero no son aislados, son hechos que venimos sufriendo hace rato, el maltrato y la persecución por parte de la policía”, explicó Doris González.

Aquél día, personal de Náutica y del Cuerpo Especial de Policía (CEP) intentó incautar en un procedimiento unas canoas que se utilizan para llegar a la Playa de los Hippies -balneario al que sólo puede accederse atravesando el río o cruzando la sierra en una caminata-. Al observar esta situación, el abogado Cristian Blanco se anuncia como letrado y pide a las autoridades que muestren la orden judicial que permitiría que realizaran el procedimiento, pero éstos reaccionan de mala manera. “Nos pareció sumamente agresivo y violento el modo en el que pidieron que se identifique, no le creían que fuera abogado”, señaló Silvina Roldán, quien intervino junto a otras personas para defender al miembro de la APDH.

Pasado este primer incidente, Blanco y otras personas se dirigieron al parador de la zona, hacia donde llegaron uniformados de la Policía de la Provincia comandados por el subcomisario Sergio Zamora, para exigir al abogado de Derechos Humanos que se identificara nuevamente, al tiempo que no lo dejaban acceder a sus pertenencias pues “lo tenían acorralado contra un muro entre cinco policías”. Es allí cuando se produce la detención del abogado, al que se le aplicó el Código de Faltas por ‘negativa a identificarse’ -a pesar que ya lo había hecho anteriormente- y ‘escándalo público’. Al acercarse al móvil policial para pedir que no se lo lleven, detienen también a Roldán: “me tiran violentamente adentro del patrullero”, explica, y aclara que en ese momento no había ninguna agente mujer que realizara su detención.

“Me liberan a las 00.30 horas del sábado, estuve 6 hs. detenida por un delito (resistencia a la autoridad). A mi familia y a los vecinos los tenían de comisaría en comisaría sin decirles dónde estábamos”.

Judicialización de la protesta como práctica común

“Judicializar la protesta es una práctica común, pero acá hubo resistencia, que no pasa en todos lados”, explicó Silvina Sayago, asesora letrada del Colegio de Psicólogos. “Es grave el mecanismo que utilizan: usan instrumentos del Estado -la Policía, la Justicia- para avanzar con emprendimientos privados”, agregó, enmarcando la situación en la problemática general del Código de Faltas: “un montón de chicos quedan detenidos y pasan 48, 72 horas, una semana y nadie sabe donde están, Silvina (por Roldán) fue una ‘privilegiada’ al contar con el apoyo de tantas personas e instituciones”.

Marcela Fernández, abogada que acompañó el caso de lxs detenidxs, señaló al respecto: “detrás de esto es probable que haya otros intereses (…) llama la atención que la presidenta comunal no se haya interesado en estos hechos”.

Otros hechos de hostigamiento policial

Los vecinos y vecinas denunciaron que allegados a ellos también fueron intimidados por personal policial: “a mis hijos los han parado, el día martes lo pararon a mi hijo preguntándole por qué había filmado (lo sucedido en la Playa), que ahora estaba solo, no tenía nadie con él”, apuntó Doris.

Silvina Roldán también contó que su niño de 13 años fue interceptado por policías que le pedían que se identifique, situación en la que ella pudo interceder siendo madre del menor, no sin antes tener que vencer la insistencia de los uniformados.

Medidas a futuro: presentaciones judiciales y proyecto de Refugio

Héctor Valenzuela, del Colegio de Psicólogos, anunció que la institución estará acompañando a Silvina Roldán y también a todos los profesionales del interior en este tipo de situaciones, y que tras la feria judicial realizarán una presentación ante la Fiscalía General de la Provincia.  Un comunicado del mismo CPPC denuncia que el procedimiento policial “incluyó abuso de autoridad, incumplimiento de los deberes de funcionario público, privación ilegal de la libertad, condiciones ilegales de detención, violación del derecho a la propiedad privada y a la intimidad, entre otras graves irregularidades”.

En cuanto a la problemática territorial, Marcela Fernández declaró que vecinos de Cuesta Blanca y ADARSA (Asociación de Amigos del Río San Antonio) están trabajando un proyecto para aumentar la categoría de protección de la zona río arriba del San Antonio, que constituye su cuenca media. La categoría propuesta es la de Refugio de Vida Silvestre, que no permitiría la urbanización. En la actualidad, la cuenca media y baja están incluidas en la Reserva Hídrica Los Gigantes, pero poco se hace gubernamentalmente para garantizar su conservación.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.