martes, 20 de enero de 2015

Argentina: Despejan dudas sobre la medición de la presión arterial

AGENCIA CYTA - INSTITUTO LELOIR

Un equipo liderado por médicos y enfermeras de La Plata cuestiona las recomendaciones de una guía canadiense de hipertensión y apoya la realización de tres registros durante la consulta clínica.

Un estudio de investigadores de La Plata esclarece una controversia muy fuerte en el ámbito de los cardiólogos.

La guía de las Sociedades Europeas de Hipertensión y Cardiología de 2013 proponen tomar la presión arterial y sumar un tercer registro “si los primeros difieren significativamente”; en tanto, ese mismo año, las respetadas recomendaciones del Programa Canadiense de Educación en Hipertensión (CHEP) habían planteado medirla en tres ocasiones sólo si el primer registro era elevado y descartar el primer valor suponiendo que este será inadecuadamente alto por la reacción de alarma.

¿Cuál es la propuesta correcta? Un trabajo liderado por el doctor Martín Salazar, jefe de Servicio en Clínica Médica del  Hospital Universitario San Martín de La Plata y docente en la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Nacional de La Plata, reunió datos que no sustentan las recomendaciones canadienses.

Para llegar a esa conclusión, los investigadores analizaron tres muestras independientes: una  aleatoria poblacional de 1525 habitantes de la ciudad de Rauch, en la Provincia de Buenos Aires; otra de 942 pacientes de consultorios de clínica general; y una tercera de 462 pacientes derivados a un consultorio especializado en hipertensión arterial para la realización de un monitoreo ambulatorio del Hospital Universitario San Martín de La Plata.

En la investigación, publicada en “The  Journal of Human Hypertension”, se compararon las recomendaciones europeas y las canadienses en las tres muestras y las mediciones del consultorio con las realizadas durante las actividades de la vida cotidiana con el objetivo de ver cuál de las recomendaciones brindaba más información sobre las presiones arteriales fuera del consultorio.

“Descartar la primera medición no mejora nuestro conocimiento sobre los valores de presión de los pacientes fuera del consultorio, tal como las guías canadienses sugerían, y potencialmente podríamos perder información sobre la variabilidad de la presión arterial, aunque la importancia de esto último es aún tema de debate”, subrayó Salazar a la Agencia CyTA-Leloir.

Salazar resaltó asimismo que otro dato “interesante y sorprendente” de la investigación fue que la primera toma de la presión arterial no resultó ser sistemáticamente la más alta, como suelen creer los médicos. “Si bien en el promedio de las muestras la presión arterial disminuye en tomas sucesivas, aproximadamente en una cuarta parte de los individuos aumentó en las tomas ulteriores”, explicó.

El hecho de que la primera medición no sea indefectiblemente la más alta sugiere que la presión arterial debe ser tomada al menos tres veces en cada visita al consultorio, independientemente de que el primer registro sea normal, añadió Salazar.

Además de la pérdida de información sobre la variabilidad de la presión que generaría descartar la primera medición, “un paciente puede tener presión normal en el primer registro”, dijo Salazar. “Si no le tomamos la presión en varias oportunidades, podemos perder la oportunidad de detectar valores de presión altos y el consiguiente aumento del riesgo cardiovascular”.

El estudio en Rauch fue efectuado por el doctor Marcelo Aizpurúa, con la participación de las enfermeras del Hospital Municipal de Rauch. En el Hospital San Martín fue crucial la participación de la enfermera Susana Cor. El equipo médico que coordinó el trabajo estuvo compuesto por los doctores Walter Espeche, Carlos Leiva Sisnieguez,  Betty Leiva Sisnieguez, Carlos Dulbecco, Carlos March, Rodolfo Stavile, Eliseo Ferrari, Marcos Correa, Pablo Maciel, Eduardo Balbín y Horacio Carbajal.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.