viernes, 30 de enero de 2015

Argentina: El sistema de salud público en emergencia

RED ECO

Falta de insumos y personal, precarización de los trabajadores, normas de seguridad y limpieza inexistentes son algunos de los problemas en común que pueden encontrarse en hospitales de distintas provincias del país. Se trata de los nosocomios que deben atender a los 20 millones de argentinos que no cuentan con cobertura médica. Red Eco Alternativo.

“Si bien tenemos reclamos en todo el país, los principales conflictos están ubicados en la provincia de Santa Fe, en La Rioja que acaba de terminar con un extraordinario éxito de los trabajadores, en Neuquén y en Chubut, como conflictos activos. Y en estado de conflicto latente por la reapertura de paritarias y el reclamo por falta de insumos como es el caso de Córdoba o crisis asistencial como es el caso de Santa Cruz y Tierra del Fuego, ésta se extiende a todo el país”, advirtió Jorge Yabkowski, Presidente de la Federación Sindical de Profesionales de la Salud de la República Argentina (FESPROSA-CTA) y Secretario de Salud Laboral de la CTA.

En cuanto a la provincia de Santa Fe, la Asamblea del Hospital Baigorria planteó la continuidad de su plan de lucha hasta que sea convocada la paritaria y se abonen los salarios adeudados; solo si esto ocurre antes del 4 de febrero se levantarían las medidas de fuerza previstas.

En tanto, los trabajadores del Hospital Provincial de Rosario adelantaron que harán un paro el jueves 5 de febrero; su realización también está condicionada a la convocatoria a una paritaria y al pago de haberes. Si la protesta se lleva adelante habrá movilización y radio abierta frente al nosocomio.

Para el mismo día, está prevista en la Ciudad de Córdoba una movilización al Polo Sanitario. Los reclamos son aumento salarial, desprocesamiento de trabajadores, pase a planta de contratados, incremento del presupuesto para salud, y cumplimiento de la ley de salud mental.

La crisis en el área de salud se extiende a su vez a la provincia de Buenos Aires. En la localidad de San Pedro, advierten sobre las demoras en el pago de salarios y una deuda acumulada de dos aguinaldos; además de déficits de gestión e insumos. Los trabajadores del área relataron que hace pocos días hubo un accidente en la ruta que une San Pedro con Río Tala. Esto volvió a dejar en evidencia el mal estado de los caminos, las dificultades de coordinación en el sistema de salud y el déficit de recursos humanos para las emergencias. Ante la protesta de los familiares de los pacientes, se le aceptó la renuncia al Jefe de Emergencias, Gustavo Alarcón, quien ya había sido denunciado por el cobro de guardias no realizadas.

En Mar del Plata también se escuchan reclamos por falta de recursos humanos e insumos. Por ejemplo, se necesitan medicación para la guardia, como antibióticos pediátricos y elementos para atender las urgencias. A su vez, se exige la reparación de la aparatología, la provisión de placas radiográficas, el arreglo de los edificios y el suministro de vestimenta de trabajo.

En Chaco, el decreto 315 del año 2010 califica como hospital de referencia del nordeste con nivel de complejidad VIII al nosocomio Perrando. Sin embargo, desde la Unión del Personal Civil de la Provincia advirtieron enormes falencias. No hay refrigeración central, los enfermos críticos tienen ventiladores y están con las ventanas abiertas en la Unidad de Terapia Intensiva, algo que los protocolos de bioseguridad prohíben. La Central de Materiales y Esterilización tiene un funcionamiento irregular; las refacciones en esta área se hicieron con Durlock, por lo que el gas tóxico, llamado Oxidoetileno, se concentra en este nuevo material que por su porosidad y absorción provoca reacciones alérgicas al personal.

Además, denuncian que no se cumple con el proceso de esterilización, lo que provoca infecciones y contagios de enfermedades en las personas que tienen contacto con el material no esterilizado adecuadamente.

A su vez, existe abandono del mantenimiento de pasillos y salas de atención primaria e internación; se violan normas de bromatología y de bioseguridad en el servicio de Alimentación. Finalmente, señalan que a pesar de que en todo el hospital hay grandes carteles que instan a la comunidad a la lucha contra el dengue, hay un total abandono de los espacios verdes del lugar, con pastos crecidos, basura, ramas y falta de mantenimiento, además de una gran fuente frente a la Dirección del Hospital con un importante reservorio de agua.

Al ser consultado sobre los denominadores comunes de esta crisis sanitaria que puede verse, y vivirse, en todo el país, Yacobsky respondió: “la demanda de salud pública gratuita en un país que tiene 1600 hospitales y 6 mil unidades sanitarias, y sólo destina el 20% de sus recursos de salud a sostener la atención de 20 millones de habitantes sin cobertura, sobre todo los sectores más carenciados, te lleva a que la atención sanitaria en todos lados sea absolutamente insuficiente. Si a todo esto se le suma la crisis en aparatología, la crisis en recursos humanos producto de los bajos salarios y las malas condiciones de trabajo, estamos enfrentado una crisis crónica que permanentemente tiene brotes cuando se producen cuellos de botella, en este caso la falta de insumos en Córdoba o problemas con la cobertura sanitaria en Tierra del Fuego. Este tipo de problemática aparece continuamente, ahora tenemos a 70 trabajadores profesionales que no cobran su trabajo precario en Mendoza y esto llevó prácticamente al cierre del hospital. Estamos frente a una crisis crónica que tiene progresivos y reiterados rebrotes”.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.