lunes, 5 de enero de 2015

Argentina, Tucumán: Acusan a una papelera por arrojar efluentes contaminantes a la cuenca Salí-Dulce

PRIMERA FUENTE

Integrantes de una ONG ambientalista filmaron la contaminación existente en el arroyo Calimayo, en la localidad de Bella Vista. Afirman que se trata de pectina de celulosa, proveniente de Papelera Tucumán.

"La descarga de estos efluentes industriales es una de las tantas formas en la que se contamina a la cuenca Salí-Dulce. Da bronca tanta impunidad de los industriales y la complicidad del Gobierno", afirmó Pedro Martínez, de la organizazión Conciencia Ambiental.

Los desechos de la papelera (ubicada en la localidad de Lules) son arrojados al arroyo Calimayo que desemboca en el río Colorado, y termina en la cuenca del Salí.

Según los vecinos, el olor de los efluentes es insoportable y muy tóxico. "Es veneno puro", relató el pescador Osvaldo Oviedo.

Este hecho se suma a la masiva mortandad de peces que se registró el 21 de diciembre pasado en el embalse de Río Hondo. Según los ambientalistas, la descarga de vinaza por parte de ingenios tucumanos fue responsable de esta contaminación.

"Nos reunimos con el secretario de Medio Ambiente de la provincia, Alfredo Montalván, preocupados por esta situación. Jamás nos dio una respuesta seria no coherente. Si hay vinaza y otros desechos industriales y cloacales en la cuenca es responsabilidad de su área impedir que esto pase y sancionar a quien corresponda. Sin embargo, nada de esto sucede y por esto el daño ambiental no tiene fin", agregó Víctor Guardia, integrante de Conciencia Ambiental.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.