miércoles, 21 de enero de 2015

Basta de impunidad: La CTA Tucumán exige justicia por Paulina Lebbos

ACTA

Cada 26 de Febrero, como hace 9 años, la Central de Trabajadores de la Argentina a través de su filial Tucumán, se solidariza con los familiares de Paulina Lebbos, joven asesinada en la madrugada del 26 de febrero de 2006.

En circunstancias confusas y que involucrarían a ciertos personajes que hicieron lo imposible para que dicho asesinato no se aclare, por eso se reclama incansablemente que los verdaderos asesinos de Paulina paguen por su crimen, tanto los autores materiales como los encubridores.

El crimen de la joven estudiante de ciencias de la comunicación en la UNT, tuvo y tiene en vilo a gran parte de la sociedad tucumana que ve sorprendida como se utilizó la estructura de las fuerzas de seguridad para encubrir a los criminales, que no se realicen las pericias en tiempo y forma, que las pruebas destruidas hacen que se esfumen ciertas pistas pero la Lucha de su padre, Alberto Lebbos, sumadas ahora a la del fiscal Diego López Ávila, que durante este mes de enero prepara su presentación legal para solicitar la elevación a juicio oral la participación de los encubridores, que fueron citados por la justicia y prestaron declaración.

En el año 2013 fueron condenados por la justicia Enrique García, condenado a cinco años por el encubrimiento agravado del crimen; Manuel Yapura qien recibió cuatro años de pena por el mismo delito; y Roberto Lencina a quien le dieron dos años de prisión condicional por falsificación de instrumento público, es decir, por falsear un acta.

Fue tal el cimbronazo por esta causa en los cimientos de la república, que un fiscal del poder judicial de Tucumán, renunció para evitar juicio político, fue acusado de cajonear la causa por varios años, de proteger a los involucrados, el nuevo fiscal le dio un nuevo impulso, se esperan novedades para esclarecimiento de la causa.

La muerte de Paulina marcó un antes y un después en la vida de la familia Lebbos y en la provincia, para los familiares sus vidas no son las mismas, pasaron muchas cosas, la mamá de Paulina ya no está entre nosotros, la hija de la joven asesinada tiene 14 años y crece sin la atención de su mamá, en la sociedad derivó en medidas de restricciones por parte del Ejecutivo de la provincia de Tucumán: que los boliches cierren a 4 de la mañana, que los conductores de remises deban circular con identificación. En fin, medidas que no fueron malas pero si tardías y que hoy, transcurridos prácticamente 9 años, fueron levantadas o no se cumplen en plenitud.

Las idas y vueltas en la justicia, las versiones que involucrarían a hijos del poder, las pérdidas de la pruebas por su mala conservación, los encubrimientos de parte de la fuerzas de seguridad y todas las dudas se dejaron ver, en la sociedad queda una sensación de impunidad, cada martes Alberto Lebbos y familiares de víctimas de crímenes impunes recorren la calles de la ciudad buscando esas respuestas que aún no aparecen, que se necesitan para seguir creciendo en democracia. Desde esta Central el acompañamiento a la Familia Lebbos fue siempre desinteresado, nos mostramos junto a esta familia como hacemos con todos los trabajadores de la provincia, estamos y estaremos siempre en favor de la libertad y división de los poderes, en favor de la república.

La impunidad no debe hacerse carne entre nosotros, debemos luchar para el esclarecimiento de todos los caso que aún permanecen impunes, justicia para las víctimas.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.