jueves, 29 de enero de 2015

Bienes Comunes y modelo productivo: Rigane insistió en la necesidad de repotenciar la Central Eléctrica 9 de Julio de Mar del Plata

ACTA

El secretario General del Sindicato de Luz y Fuerza de Mar del Plata y secretario Adjunto de la CTA, José Rigane, volvió a insistir en la urgente necesidad de repotenciar la Central Eléctrica 9 de Julio de Mar del Plata.

En conferencia de prensa, José Rigane pidió que se realicen las tres principales obras que se necesitan para salir de la crisis energética: Repotenciar la Central 9 de Julio, realizar la interconexión con las líneas de alta tensión de 500 MW y realizar la interconexión de 132 kv con la Central de General Madariaga.

Este reclamo histórico del Sindicato comenzó en 1999 y a más de 15 años de aquel pedido no se avanzó en ninguna de las tres obras. “Nuestro sistema energético está en crisis y Mar del Plata y el Centro Sudeste de la provincia de Buenos Aires en particular son parte de esa crisis energética. Con el agravante de que esta zona no está sumada al sistema interconectado nacional. Esta zona, centro turístico y de gran desarrollo industrial, tiene 1,5 millones de usuarios y aún hoy seguimos aislados y dependiendo de la propia generación. Hace 16 años se planteó la necesidad de las obras y ninguna de ellas se hicieron”, resumió el dirigente.

“Lo que nos llama la atención es que el poder político local y provincial no se esté ocupando de este tema tal cual nosotros lo entendemos y tal cual fuera aprobado y anunciado en el 2006 por el ex presidente Néstor Kirchner. Vemos que hay una razón política por la que no se hizo la obra: nosotros creemos que hay un interés de hacer un negocio inmobiliario en la Central 9 de Julio. Hay intereses económicos que impiden que se haga, algo que fue anunciado en 2006 por el gobierno nacional. Los funcionarios políticos locales y provinciales no nos demuestran ningún tipo de interés y no vemos que forme parte de las reivindicaciones para la ciudad”.

Rigane destacó también que mientras en la mayor parte de la región se hicieron obras de infraestructura para generar mayor energía, en Mar del Plata sólo se instalaron equipamiento de emergencia para paliar la situación. “En Mar del Plata, en Miramar y Balcarce seguimos dependiendo de motogeneradores de emergencia, tenemos 50 equipos en esta zona. Pero esto no da garantía ni seguridad al sistema eléctrico porque son equipos de uso provisorio pero acá están instalados de manera definitiva aunque no se pueden usar las 24 horas, son contaminantes, muy onerosos y se paga a valor dólar a empresas extranjeras”, dijo.

La obra de interconexión con las líneas de alta tensión de 500 MW puede tardar 5 o 7 años en realizarse. Mientras esa obra se realice, es necesario repotenciar la Central con 150 o 200 MW extras. Actualmente la Central tiene una capacidad instalada de 155 MW y el consumo en horas pico del verano 2014 fue de 173 MW sólo en Mar del Plata y de 702 MW en toda la Costa Atlántica. “Estamos muy lejos en la generación y tenemos que recibir energía de Necochea o Tandil. En estos años se crearon puestos de generación en todos lados, pero no en Mar del Plata” puntualizó Rigane.

Mientras tanto, la crisis energética la sufren los barrios periféricos de la ciudad. “Sabemos que desde hace varios veranos, los barrios de la ciudad sufren los cortes programados para que esos cortes no lleguen al centro donde está el turismo. Y a nosotros no nos van a decir que no es así por son nuestros compañeros los que tienen las planillas con los cronogramas de cortes para cada zona” denunció Rigane.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.