viernes, 9 de enero de 2015

Brasil cerró 2014 con índice inflacionario por debajo de lo esperado

PL

La economía nacional cerró el 2014 con un índice inflacionario del 6,4 por ciento, apenas inferior al techo de 6,5 pronosticado por el Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE).

De acuerdo con el IBGE, el alto índice inflacionario -que señala el aumento acumulativo de los precios en un país-, se debió al alza de las cotizaciones de la vivienda, los alimentos, la energía eléctrica y los pasajes aéreos.

El gobierno de la presidenta Dilma Rousseff, que inició el 1 de enero su segundo y último mandato, anunció un conjunto de medidas con el propósito de elevar la competitividad y el crédito del país en el mercado internacional, así como contener la escalada de los precios.

Entre los ajustes concebidos por el nuevo gobierno, están el alza de la tasa de interés y un drástico recorte en los gastos del Estado, aprobado la víspera por la mandataria.

Rousseff pretende disminuir la tasa de inflación hasta los cuatro puntos porcentuales, una meta que acaso podrá lograrse en 2016, asegura el Banco Central.

El vasto programa de reajustes y la tendencia a la desaceleración que se registra en gran parte del mercado mundial, harán que en 2015 el crecimiento de la séptima economía del orbe no rebase el 0,5 por ciento, según casi todos los especialistas.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.