viernes, 9 de enero de 2015

Campesinos paraguayos rechazan latifundio en evento internacional

PL

El Movimiento Agrario de Paraguay (Moapa) se pronunció hoy contra el modelo agroexportador, monocultivo, extraccionista y depredador de las transnacionales que dijo está asentado en el país sobre la vieja estructura latifundista.

La declaración de la organización fue divulgada al iniciarse en esta jornada el seminario internacional "La tierra es de quien la trabaja" en coordinación con la Federación Sindical Mundial (FSM)y que se extenderá hasta mañana.

El evento tiene como escenario el asentamiento campesino Comuneros situado en el departamento de Alto Paraná a más de 316 kilómetros de Asunción y participan en las deliberaciones unos 100 delegados nacionales y extranjeros.

En la presentación del Encuentro el Moapa explicó que la nueva realidad paraguaya lleva a la necesidad de replantear las luchas, los métodos y la finalidad de una organización campesina definida con la clase proletaria y por lo tanto internacionalista.

El Movimiento, que fue fundado en el año 2000, se describió como organización gremial campesina de carácter nacional con principios democráticos, clasistas, solidarios e internacionalistas.

Definió al Estado paraguayo como la maquinaria política y burocrática represiva al servicio de las transnacionales de la soja y ejemplificó la acusación al mencionar la negativa del Ejecutivo, los jueces banales y los parlamentarios burgueses a aprobar el impuesto a la exportación de granos en su estado natural.

Señaló que las organizaciones campesinas desarrollan un papel de resistencia activa y de proyección constructiva para un Paraguay distinto mediante la lucha territorial como base social y un cambio político que incluya una revolución de la estructura agraria, nuevo modelo de producción y distribución de recursos.

La sesión de hoy del Seminario incluye un análisis de la situación política nacional e internacional y debates sobre el avance del agronegocio, la coyuntura económica paraguaya y elementos de la tenencia de la tierra en Uruguay.

Los delegados asistirán a la proyección del material fílmico Tierra Roja para iniciar el intercambio sobre el sangriento desalojo campesino de Curuguaty, en 2012, episodio en el cual murieron 11 labriegos y seis policías y sirvió de argumento para destituir al presidente constitucional Fernando Lugo.

En la reunión participa Divanilton Pereira, Coordinador de la FSM para el Cono Sur, quien disertará sobre la importancia de esa instancia como corriente alternativa para la construcción de una herramienta nueva de la clase obrera y campesina.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.