miércoles, 7 de enero de 2015

Doce muertos en un ataque a la revista satírica francesa Charlie Hebdo

ELDIARIO.es

Tres personas enmascaradas entran a tiros en la sede del semanario satírico. Charlie Hebdo publicó años atrás caricaturas de Mahoma y sufrió un ataque con un artefacto incendiario en 2011 sin víctimas.



Doce personas han muerto tiroteadas en París en un ataque armado contra la sede del semanario satírico Charlie Hebdo, conocido en toda Europa por sus caricaturas de Mahoma y su estilo agresivo a la hora de denunciar la intolerancia religiosa. El asalto ha sido realizado por tres personas armadas con un fusil kalashnikov y otro tipo de fusil, que posteriormente huyeron en un vehículo tras enfrentarse a tiros con la policía.

Según Le Figaro, tres de los dibujantes más conocidos de la revista (Charb, Cabu y Wolinski) están entre los asesinados. Charb es Stéphane Charbonnier, que era también el director del semanario.

El atentado estaba perfectamente planificado. Se realizó a las 11.30 de la mañana cuando los periodistas celebraban una reunión, el momento de la semana en que más personas de la redacción estaban en el edificio. Los testigos han relatado que los agresores pronunciaron los nombres de algunas de las personas que trabajan en el semanario.

En uno de los vídeos se escucha a los agresores gritar: "Hemos vengado al profeta Mahoma" y "Hemos matado a Charlie Hebdo".

En todo momento, se comportan con sorprendente frialdad, probablemente protegidos con chalecos antibalas, sin apresurarse a correr hacia el coche tras abandonar la redacción de la revista. Imágenes grabadas por vecinos les muestran acercándose a un policía que está herido y tumbado en el suelo. Uno de ellos lo remata de un solo disparo y regresa al coche para emprender la huida.

Dos de los doce muertos son policías, según los medios franceses. Además hay diez heridos, tres de ellos en estado crítico.

Un vídeo tomado desde una azotea cercana y difundido por la televisión pública francesa ofrece un momento del enfrentamiento entre los agresores y la policía.

Charlie Hebdo sufrió amenazas por parte de grupos islamistas tras haber publicado en 2011 caricaturas de Mahoma y un ataque con un artefacto incendiario, en el que no hubo víctimas. Los responsables del semanario no era gente que se asustara fácilmente. Al año siguiente, durante la polémica por las manifestaciones violentas en países musulmanes por una supuesta película denigratoria sobre Mahoma, Charlie Hebdo publicó otra caricatura del fundador del Islam, esta vez no en portada. Entonces, la policía envió a varios agentes para que protegieran la sede.

El presidente francés, François Hollande, se ha presentado en el lugar de los hechos donde ha dicho que se trata de un ataque terrorista contra la libertad de expresión ante el que el Gobierno responderá con firmeza. Ha ordenado un aumento de la protección de los medios de comunicación franceses. El Consejo de Ministros celebrará después una reunión de urgencia.

En su último tuit antes del atentado, Charlie Hebdo sacó una caricatura del Al Bagdadi, el líder del grupo yihadista ISIS.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.