martes, 13 de enero de 2015

El envejecimiento y la pobreza crecen entre los productores agrícolas mexicanos

PL

El campo mexicano enfrenta un serio problema de envejecimiento pues cerca de 60 por ciento de los productores agropecuarios tiene más de 60 años de edad, según datos oficiales divulgados hoy.

La edad promedio de la Población Económicamente Activa (PEA) en México es de 38 años, pero en el sector rural ronda los 55.

De acuerdo con la Encuesta Nacional Agropecuaria que elabora el Instituto Nacional de Estadísticas y Geografía (Inegi), 36 por ciento (1.357.000 productores), de los 3.798.000, tiene de 46 a 60 años. En tanto, 29 por ciento (un millón 110 mil) va de 61 a 75 años.

El envejecimiento de los productores agrícolas los mantiene por debajo de la línea de bienestar y repercute en la baja productividad e incluso el abandono de la tierra.

El 9,4 por ciento (356 mil) de los productores agrícolas y ganaderos tiene de 76 a 85 años y 1,5 por ciento (55.942) es mayor de 85 años.

En contraste, apenas 0,8 por ciento (31.533) tiene menos de 26 años, y 23,4 por ciento (888.000) tiene entre 26 y 45 años.

Para Abel Pérez, director de la División de Ciencias Económico Administrativas de la Universidad Autónoma de Chapingo, el sector rural tiene una crisis crónica de décadas, donde se produce poco en condiciones de baja tecnología.

"Tenemos un problema serio de envejecimiento de la población ocupada en el sector primario, debido a la emigración hacia las ciudades y hacia Estados Unidos", reconoció.

En tanto, Max Correa, dirigente de la Central Campesina Cardenista, advirtió que el envejecimiento de los agricultores mantiene en el abandono cinco millones de hectáreas susceptibles de ser cultivadas.

Según la Encuesta Nacional Agropecuaria, 24 por ciento de las unidades de producción en el país, tiene problemas en el desarrollo de sus actividades agropecuarias a causa de la vejez, enfermedad o invalidez del productor.

Según el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social, el descenso en el ingreso per cápita agropecuario repercutió en un crecimiento de la población en situación de pobreza, al pasar de 49,5 millones de personas en 2008, a 53,3 millones en 2012.

La población con un ingreso inferior a la línea de bienestar en el medio rural llegó a 32,7 por ciento.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.