martes, 13 de enero de 2015

El tráfico asfixia Madrid por sexto año consecutivo

Toni Martínez (LA MAREA)

Por sexto año consecutivo, la ciudad de Madrid ha superado los valores límite legales de dióxido de nitrógeno (NO2) que establece la normativa europea 2008/50/CE. Esta es la principal conclusión del informe sobre la calidad del aire en Madrid que ha presentado este martes Ecologistas en Acción y en el que se apunta al tráfico como principal causante.

Los valores más altos de concentración de NO2 se dan en las estaciones denominadas de tráfico, es decir, donde hay una mayor circulación de vehículos. De hecho, el año pasado hubo seis estaciones que rebasaron más de 18 veces el límite establecido y ocho superaron el valor límite anual. En el caso del Barrio del Pilar sucedió en 45 ocasiones.

Como apunta Juan Bárcena, miembro de la organización ecologista, la única solución a este problema que se viene produciendo año tras año es “menos coches en las ciudades. Cualquier medida que se tome creemos que será positiva, como han hecho en ciudades como París o Barcelona, siempre tiene un efecto, pero es que aquí no se ha hecho nada”.

El Ayuntamiento impulsó en 1999 un plan de acción que establecía los límites permitidos de NO2 para el año 2010. Desde Ecologistas en Acción, denuncian que ellos avisaron que ese plan estaba abocado al fracaso ya que las medidas eran insuficientes. Y, ahora, por sexto año consecutivo, los niveles de NO2 siguen por encima de lo recomendable para la salud según la OMS y la Unión Europea.

El problema se ha agravado estos primeros días del año 2015, que han coincidido con un anticiclón. En este periodo, seis estaciones ya han superado el límite anual. “Con este nitrogenazo”, explica Juan García de Ecologistas en Acción, “todos los días ha habido una superación”. Por ejemplo, el 4 de enero, la estación de El Pilar ya había alcanzado las 18 permitidas por año. En este sentido, recuerda la gravedad del problema ya que “según la Agencia Europea del Medio Ambiente, en Madrid hay 2.500 víctimas de forma prematura cada año desde 2011″.

Desde el Ayuntamiento de Madrid insisten en que se trata de un pico de contaminación “puntual” y rechazan tomar medidas en estos momentos ya que a su juicio “no se han rebasado los límites para activar el protocolo”. La alcaldesa Ana Botella, por su parte, ha pedido ayuda a los ministros de Industria, Medio Ambiente y Sanidad para que pidan a Bruselas que acelere la puesta en marcha del nuevo protocolo de prueba de emisiones para nuevos automóviles, porque el que ahora aplica “no refleja las emisiones reales”.

Multas y denuncias

En estos momentos, Madrid tiene abierto un expediente de infracción que presumiblemente terminará en una multa por parte de la Unión Europea al superar constantemente los límites de contaminación permitidos para la salud. Aunque no se sabe la cuantía de esa multa, en Inglaterra se da por seguro que el Tribunal Supremo de ese país sancionará con 300 millones de libras (362 millones de euros) a las ciudades que incumplen la normativa.

Además, la Unión Europea denegó una prórroga solicitada por el Gobierno municipal porque, a su juicio, el plan de calidad del aire no es suficientemente estricto para cumplir los valores límite legales. Por si fuera poco, Ecologistas en Acción presentó una denuncia contra la alcaldesa de la ciudad y su delegado de Medio Ambiente por incumplir la normativa medioambiental.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.