viernes, 16 de enero de 2015

Entrevista a Guillermo Almeyra: Probablemente gane Syriza pero no tenga la mayoría absoluta para gobernar

Mario Hernandez (especial para ARGENPRESS.info)

M.H.: En el último día y último programa de “Fe de erratas”, vamos a aprovechar para conversar con Guillermo Almeyra y nos dé su último panorama internacional, al menos de 2014. Guillermo, hemos conocido días atrás que se adelantan las elecciones en Grecia, Syriza encabeza las encuestas, caen las bolsas y el FMI paraliza la “ayuda” financiera a Grecia por el momento a la espera de los resultados. ¿Qué nos puede comentar al respecto?

G.A.: Primero el curioso carácter de estos “demócratas” que preventivamente, para influir al electorado, castigan a un país suspendiéndole la ayuda, porque podría ganar el que ellos no quieren.
Por otro lado, el hecho concreto de que probablemente gane Syriza pero no tenga la mayoría absoluta entonces no pueda gobernar o tenga que llegar a un acuerdo con alguno de los sectores relativamente democráticos, o con un ala del PASOK, lo cual va a influir mucho en la moderación de su programa, o sea que no va a poder hacer el programa de austeridad que le exigen los buitres de las finanzas internacionales pero tampoco va a poder hacer un programa de ruptura con esa austeridad y de desarrollo del mercado interno, totalmente debilitado, porque no va a tener los medios para hacerlo, ni siquiera políticos. Entonces, se van a desarrollar más bien las tendencias de derecha o más moderadas en el propio Syriza, para negociar con los socialdemócratas alemanes.

M.H.: Yo quiero aprovechar este comentario sobre Grecia para recomendar un libro que prologó justamente Guillermo Almeyra, que salió en el mes de septiembre, Europa: la hora de las alternativas del periodista español Antonio Cuesta Marín. Creo que hay un sentido de oportunidad en la salida de este libro, porque está subtitulado Solidaridad y autogestión en Grecia, es un análisis muy actual y muy pedagógico de la situación que vive ese país por parte del corresponsal de Prensa Latina en Atenas.

G.A.: Lo considero un libro indispensable, que tuve la satisfacción de prologar.

M.H.: Yo pensaba en el sentido de oportunidad, porque originalmente la idea fue difundir cuáles eran las respuestas que está dando el pueblo griego a la crisis en un sentido muy similar al de nuestro pueblo en 2001/2, pero que ahora lógicamente se potencia con este llamado anticipado a elecciones y el posible triunfo de Syriza. Nos ha pasado algo parecido en la Editorial Metrópolis, con “El debate Piketty sobre El capital en el siglo XXI” que vamos a presentar el próximo 14 de enero en el Hotel Bauen recuperado por sus trabajadores a las 19:00, con la participación de Marcelo Ramal, Pablo Anino y Matías Eskenazi, teniendo en cuenta la publicación en castellano del libro “El Capital en el siglo XXI” que ha tenido una gran difusión y Thomas Piketty viene a presentar en Buenos Aires esa semana. Dos libros que aportan a estos debates.
Otro tema sobre el cual quería conocer su opinión es el acercamiento de los Estados Unidos hacia Cuba en el marco del restablecimiento de las relaciones diplomáticas.

G.A.: En realidad Obama ofrece muy poco, la promesa de restaurar el comercio entre los dos países es vacía porque sabe muy bien que el Congreso con mayoría republicana no la va a aceptar, entonces va a seguir el bloqueo. Lo que sí puede haber, porque es una decisión presidencial, es el restablecimiento de las relaciones diplomáticas y también por la misma vía, alguna apertura, por ejemplo, que puedan viajar más ciudadanos de Estados Unidos a Cuba o más frecuentemente, que gasten un poco más, que puedan invertir o llevarse algún producto de la isla, pero eso tiene una importancia menor para Cuba. De todos modos, significará un poco más de divisas, en una situación sumamente crítica, al mismo tiempo que un peligro porque es la vía para que penetren un montón de capitales de Estados Unidos que hasta ahora no estaban, solo había europeos y canadienses.
El gran comercio internacional de Cuba sigue siendo con China y Brasil; aunque Estados Unidos es el tercer proveedor, no aumentaría la proporción, pero sí la presión social capitalista con el ingreso de una mayor demanda de productos de lujo y de consumo que en Cuba no hay.

En Guerrero han sido ocupadas casi 30 intendencias, depuestas sus autoridades y nombrados por asamblea consejos municipales democráticos

M.H.: Siguiendo por la realidad latinoamericana, uno de los hechos más impactantes de este 2014 ha sido el asesinato de los 43 maestros rurales en México, en Iguala, estado de Guerrero, que ha generado una movilización social muy importante en ese país que se mantiene y que continúa, tengo entendido que ahora darían inicio a una huelga de hambre.

G.A.: Personalmente no estoy de acuerdo con las huelgas de hambre, salvo en situaciones desesperadas cuando uno está preso, bajo tortura o una cosa por el estilo, porque una huelga de hambre para los que trabajan es aumentar el hambre y no resuelve nada, cuando hay 80.000 asesinados, mutilados, degollados y eso no conmueve a los gobernantes. ¿Los va a conmover la huelga de hambre de los parientes? Me parece una medida desesperada y poco política, un retraso respecto de lo que estaba sucediendo que era muy importante, una conciencia de que los culpables eran todo el sistema, todo el Estado, el Gobernador del estado, con el Alcalde de Iguala, con el Ejército, con la policía, con los narcos, eran todos uno en los asesinatos y el secuestro, y esto era cubierto por el gobierno.
La exigencia “Fuera Peña Nieto” expresaba eso, todavía lo sigue expresando porque hay enormes movilizaciones con un enorme nivel de conciencia que se ha adquirido. Lo más importante de todo es que en Guerrero, el estado donde se cometieron los asesinatos, sobre 81 alcaldías o intendencias, prácticamente 30 y las más importantes de ellas, han sido ocupadas por los manifestantes que han depuesto a las autoridades y han nombrado consejos municipales democráticos por asamblea, es decir, comienzan a construir poderes locales, no solamente a pedirle al poder nacional, que es totalmente insensible, que resuelva un problema, sino a tratar de resolverlo ellos.
Por otro lado, ocuparon una parte del regimiento de infantería que estaba en Iguala, es decir, se toman medidas de desarrollo y una mayor conciencia de enfrentamiento con el Estado. Claro que la inmensa mayoría de México todavía no llegó a ese nivel, son los más avanzados, y hay una buena parte de los que protestan contra el gobierno, que acompañan por razones democráticas o éticas y esperan que el gobierno se debilite, poder ir a elecciones limpias y ganarlas, lo cual para mí es una utopía.
Hay un proceso muy largo por recorrer todavía en México pero hay un progreso muy importante en la toma de conciencia y eso no va a ir para atrás.

M.H.: Otro de los temas importantes que recorrieron este 2014, fue esta suerte de reinicio de la Guerra Fría contra la URSS que ha tenido una expresión significativa en el conflicto ucraniano.

G.A.: Sí, en la época de la llamada Unión Soviética todavía podían alegar que era un enfrentamiento de sistemas, pero ahora con el capitalismo ruso no hay ni siquiera eso porque son iguales y además son socios en un montón de cosas, no obstante, las medidas que están tomando, son peores que las de la Guerra Fría, porque en esa época le tenían miedo a la ex URSS, ahora no, saben que es un país sumamente debilitado, muy dependiente de su exportación de materia prima como el petróleo, y golpean por ahí. Han tenido un eco bastante interesante, han hecho caer al rublo en una proporción importante, casi un 25% en un mes y la economía rusa se ha salvado hasta ahora por el apoyo masivo que le dieron los capitales chinos, otros capitalistas que se oponen a los norteamericanos.

La resistencia kurda con armas ligeras contra el EI es más efectiva que la acción militar de las grandes potencias

M.H.: Quisiera ir cerrando este panorama trasladándonos al Medio Oriente, hemos asistido durante el 2014 a lo que llamaría uno de las peores masacres contra el pueblo palestino en Gaza y al mismo tiempo la aparición y la emergencia del Ejército Islámico (EI). ¿Qué opinión le merecen esos dos acontecimientos?

G.A.: Forman parte de una única ofensiva internacional, porque viene después de la ofensiva en Libia, la recuperación del poder en Egipto luego de una revolución de características democráticas y de una derrota internacional de Estados Unidos que se tuvo que retirar, dejando sus soldados y sus influencias, pero se tuvo que ir de Afganistán. Entonces, están jugando con Qatar y sectores de las monarquías árabes a reforzar a un grupo de mercenarios que ellos inventaron en la lucha contra el gobierno sirio, porque si quisieran, podrían tomar medidas en el campo petrolero para que simplemente no puedan vender el petróleo que le roban a Irak todos los días, podrían tomar medidas contra los bancos que los financian, podrían tomar medidas contra Qatar, que no es una gran potencia, podrían presionar a Arabia Saudita, pero no hacen nada de eso, los dejan hacer porque les conviene, les interesa. Hacen algún bombardeo para demostrar que no están en el apoyo directo pero, por otro lado, les dan armas, toda clase de pertrechos, dinero, los alientan, los fomentan. Al-Assad es un régimen despótico, pero la revolución que había empezado contra él por motivos democráticos terminó totalmente con la acción de mercenarios y de fundamentalistas provenientes en buena medida del exterior, incluso de países europeos.

M.H.: Yo estaba pensando días pasados, en la poca efectividad de la acción militar de las grandes potencias contra el Ejército Islámico, comparándola con la resistencia kurda que solamente cuenta con armas ligeras.

G.A.: Claro, y se cuidan muy bien de darles armas pesadas, porque saben que los kurdos con armas pesadas o con aviones pueden usarlos contra Turquía o contra el gobierno de Irak o contra el gobierno iraní. Está el problema kurdo de que los reconocieron como nación en 1920, pero desde entonces están fragmentados entre varios países con la connivencia de las grandes potencias y son millones y millones en esa situación, entonces se defienden y es lo más que pueden hacer, con heroísmo y capacidad, las mujeres tienen un papel extraordinario, entre otras cosas precisamente, porque es una causa nacional muy importante, pero no están en condiciones de acabar con ese peligro en sus fronteras, como no están en condiciones de acabar con la dictadura turca.

M.H.: Guillermo, estos eran los temas que yo había pensado, no sé si quiere agregar algo a esta recorrida que estamos haciendo del panorama político internacional de este 2014 que se va.

G.A.: Yo creo que hemos tocado los puntos más importantes, de éstos me preocupan quienes se equivocan y creen que Rusia o China son demasiado diferentes o muy diferentes, a los países capitalistas y no es así. China en Cuba concretamente, con sus inversiones en el nuevo puerto más grande del mundo, junto con los brasileños pero con los chinos por detrás, tienen un papel importantísimo como gobierno capitalista. Que Cuba necesite las inversiones chinas es una cosa, que otros países también cuenten con las inversiones chinas que no vienen de Estados Unidos, o con las inversiones rusas, está bien, el comercio internacional y las relaciones internacionales son eso. Pero que se crea que es una ayuda solidaria o anticapitalista es gravísimo y peligroso.

M.H.: Le agradezco mucho Guillermo su participación a lo largo de este año.

G.A.: Al contrario, gracias a vos y a la radio.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.