miércoles, 7 de enero de 2015

Escuadrones neonazis desobedecen a gobernantes en Ucrania

PL

Los escuadrones neonazis de Sector Derecho, tropa de choque en el golpe de Estado del 22 de febrero de 2014 en Ucrania, desacatan el llamado al orden del Ministerio de Defensa, aseguró hoy un asesor presidencial.

Yuri Biryukov, asistente del mandatario Petro Poroshenko, afirmó en declaraciones al Canal 5 que esas falanges integradas por extremistas reclutados entre agresivos fanáticos de clubes de fútbol se niegan a cumplir servicio por contrato en las Fuerzas Armadas.

Personalmente propuse a Sector Derecho un esquema de legalización completa. En particular, se sugirió una variedad de opciones que contemplan el servicio militar por contrato, pero ellos se negaron, añadió el funcionario.

En las Fuerzas Armadas existe ante todo disciplina, orden, un sistema de subordinación y mando, dijo Biryukov al criticar la actitud de quienes encabezaron las acciones violentas durante las revueltas que desembocaron en el derrocamiento del presidente Víktor Yanukóvich.

Cuando una división patriótica (cuerpo de voluntarios aliados a los gobernantes llegados al poder tras el golpe de febrero) quiere ser algo así como legal, pero autónomo y no obedecer a nadie, eso es pura ciencia ficción, concluyó el asesor de Poroshenko.

Sector Derecho fue constituido en 2013 como una supuesta federación de nacionalistas radicales ucranianos a partir de "barras bravas" de clubes de fútbol de ese país conocidos como "ultras".

Mientras de manera oficial estas falanges declaraban que su objetivo final era la fundación de "un estado nacional ucraniano a través de la revolución", desde su surgimiento comenzaron a exigir la integración con la Unión Europea y la ruptura de cualquier nexo con Rusia.

Convertidos en núcleo y tropa de choque de las protestas iniciadas por el movimiento de Maidán en Kiev y que de hecho dividieron al país, los extremistas de Sector Derecho son los principales sospechosos del asesinato de decenas de personas en la Casa de los Sindicatos incendiada en Odessa.

Igualmente, los milicianos de las Repúblicas Populares de Donetsk y Lugansk y el Comité de Investigaciones de Rusia acusaron a estos extremistas integrados a la Guardia Nacional ucraniana como los ejecutores del asesinato de cientos de personas enterradas en fosas comunes halladas en territorios que estuvieron ocupados por las tropas de Kiev.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.