miércoles, 21 de enero de 2015

España: El recorte de 1.500 millones en la pública da oxígeno a la universidad privada

Eduardo Muriel (LA MAREA)

Las universidades han perdido en los últimos cuatro años más de 1.500 millones de euros de financiación, de modo que el nivel de gasto se ha situado en los mismos niveles que en el año 2006. Según un estudio realizado por la federación de enseñanza de CCOO, esto implica que el porcentaje de gasto de las universidades en función del PIB ha caído del 0’97% al 0’83%, lo que nos aleja aún más de la media europea.

“Este estudio demuestra que con la universidad hay una coherencia con las políticas públicas del Gobierno”, ha certificado Francisco García, secretario general de la federación. “Estamos ante la erosión, ante un ataque a la universidad pública sin precedentes desde la Transición”, ha incidido. A la brusca caída de la financiación se le añade un recorte de 75 millones de euros en becas solamente durante el último curso, unido a un endurecimiento de los requisitos de acceso.

El último informe de Eurydice, según señala el estudio, correspondiente al curso 2014-2015, revela que “sólo el 27% de los estudiantes españoles de formación superior recibe becas y ayudas, frente al 47% de Irlanda, el 76% de Holanda o el 100% de los casos en Finlandia o Luxemburgo”. España, de este modo, se sitúa al mismo nivel que Eslovenia y ligeramente por encima de Polonia, Portugal o Hungría. Todo esto provoca, señala el estudio de CCOO, un riesgo para la equidad y la igualdad de oportunidades.

En cuanto a las tasas universitarias, en 2010 suponían el 16% del total del presupuesto de las universidades y hoy representan el 22’8%, un incremento de forma global que el sindicato cifra en 338 millones de euros. Además, el gasto medio por alumno se ha reducido un 16’5%, desde los 7.760 euros a 6.481. Por otra parte, el estudio remarca también que el 31’8% de los recortes se ha aplicado a la plantilla de las universidades.

La universidad privada gana terreno

Unas cifras que, sumadas a las reformas que está preparando el Ministerio de Educación en la estructura de los grados, entre otras, evidencian un “cambio de modelo universitario”, llevado a cabo “sin debate, sin pasar por el Congreso”, en palabras de García. “Seguimos a la cola de la UE de los 28, pero si tomáramos la de los 15 la diferencia sería aún mayor”, ha lamentado. Con estos recortes, ha afirmado, el Gobierno “está transfiriendo a las familias una parte significativa de los recortes de las universidades”.

El retroceso de la equidad y la caída del presupuesto de las universidades públicas está provocando una pérdida de alumnos y un crecimiento en los centros privados. Si en el curso 2009-2010 las universidades públicas absorbían al 88’78% de los alumnos, en 2013-2014 acogían al 87’73%. Sin embargo, donde mayor trasvase está habiendo, debido al aumento de precios en la pública, es en los estudios de másteres oficiales. De estos estudiantes, la universidad pública ha pasado de tener el 84’42% de los alumnos en 2009-2010 al 72’26% cuatro cursos después.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.