miércoles, 14 de enero de 2015

España: Los recortes provocan un repunte de las muertes por negligencia médica

Toni Martínez (LA MAREA)

Los recortes provocan un repunte de las muertes por negligencia médica.

Cinco años consecutivos de recortes en el sistema sanitario español están provocando un aumento de las muertes por negligencia médica desde el año 2010, según denuncia en su memoria anual El Defensor del Paciente. Esta asociación estima que en 2014 el número de muertes provocadas por negligencias médicas fue de 835, un total de 37 más que el año anterior y 281 más que en 2010. En los años anteriores, los fallecimientos atribuidos a negligencias médicas oscilaron entre los 539 de 2004 y los 554 de 2010. Además, el número de denuncias también ha aumentado en estos últimos cinco años, pasando de 12.162 a las 14.749 que hubo el año pasado.

El Defensor del Paciente atribuye estas subidas a que hay un “apabullante” retraso en los tratamientos, en la asistencia médica, en las derivaciones a especialistas y en la realización de pruebas diagnósticas. Para su presidenta, Carmen Flores, “se está produciendo un deterioro en la sanidad pública con el único interés de pasarlo todo a la privada”. En este sentido, ha calificado la situación de “insostenible” y el estado de las listas de espera como un “atentado contra la salud y la vida”.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), en España hay menos camas, médicos y hospitales públicos que hace cinco años. La memoria anual pone cifras a esas alertas: De 39,6 médicos por 10.000 habitantes se ha pasado a 37, cayendo del puesto 10º al 16º a nivel mundial. El ratio de camas ha descendido de 32 a 31 por 10.000 habitantes, siendo la media europea de 53, y en enfermería se necesitaría aumentar la plantilla un 40% para seguir los parámetros de la UE.

Por estos motivos, desde el Defensor del Paciente ven una “relación directa” entre recortes y disminución de la calidad asistencial con el aumento de las denuncias por negligencia y errores médicos provocados por una reacción en cascada: un recorte presupuestario implica una atención más deficitaria, lo que aumenta la posibilidad de que los pacientes tengan más patologías que no están asociadas a su enfermedad. Esta situación, denuncian, se da especialmente en especialidades como oncología, cardiología, medicina interna o urgencias.

La Paz, el más denunciado

En el caso de las urgencias, el hospital con más reclamaciones es el de La Paz en Madrid. Este complejo hospitalario ha perdido desde 2008 un total de 303 camas. Carmen Flores denuncia que, en general, “todos los servicios de urgencias de los hospitales están colapsados y es algo que sucede durante todo el año, lo que hace que tengamos una situación caótica con profesionales sobrecargados y enfadados“.

Finalmente, en lo que respecta a las listas de espera, los números siguen en máximos históricos. Según la memoria de 2014, en la actualidad hay 598.750 pacientes a la espera de una intervención quirúrgica y la demora media para operaciones alcanza ya los 96 días.

En algunas comunidades, como la madrileña, se está aplicando lo que se conoce como un plan de choque. En el caso de la autonomía gobernada por Ignacio González, se ofrece ir a centros privados para evitar la lista de espera. “En hospitales como el Severo Ochoa”, recuerda Carmen Flores, “no dan ni cita para rehabilitación porque tienen la agenda llena”.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.