lunes, 5 de enero de 2015

España: Madrid supera al 5 de enero el límite de contaminación del aire para todo 2015

LA MAREA

Transcurridos apenas 4 días de este 2015, Madrid ya ha superado el valor límite horario de dióxido de nitrógeno para todo el año que fija la ley. Según denuncian desde Ecologistas en Acción, la capital española está sufriendo desde hace semanas lo que popularmente se conoce como “nitrogenazo”, es decir, altas concentraciones de dióxido de nitrógeno (NO2), procedente sobre todo de los tubos de escape de los vehículos diésel que circulan por la ciudad.

Sólo en los primeros cuatro días del año, la estación de medición del Barrio del Pilar ya ha superado 19 veces el valor límite de 200 microgramos de NO2 por metro cúbico de aire durante una hora, cuando la ley marca un tope de 18 veces a lo largo de un año, situándose así en valores nocivos para la salud.

Otras estaciones madrileñas van en camino de superar el límite legal de contaminación en pocos días. La estación de Sanchinarro ha rebasado los 200 microgramos de NO2 por metro cúbico de aire en 11 ocasiones y la de Ensanche de Vallecas, en 10, igual que la de Plaza Elíptica (Fernández Lareda).

“No se trata de una situación imprevisible ni fortuita”, señalan desde Ecologistas en Acción. Durante el pasado diciembre se registraron 94 superaciones del valor límite de contaminación, en un total de 12 estaciones de la red municipal de medición de la capital. “Todo esto ha ocurrido sin que en ningún momento el Gobierno municipal activara su flamante protocolo frente a los picos de contaminación, lo que indica que fue un gesto de cara a la galería y que no se tiene intención de aplicarlo”, critica la ONG.

Denuncia penal a Botella

Por este motivo, a finales de diciembre la organización interpuso una denuncia penal contra la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, y el delegado de Medio Ambiente y Movilidad, Diego, Sanjuanbenito, por su “reiterada inacción” ante esta problemática al no tomar las medidas necesarias para evitar esta vulneración continuada de la legislación sobre calidad del aire.

“Junto a grandes dosis de ilusión y unos cuantos caramelos, los niños y niñas que asistan a las cabalgatas recibirán otro regalo tremendamente perjudicial para su desarrollo: un aire fuertemente contaminado, sin que ni tan siquiera se haya advertido a sus padres”, lamentan los ecologistas.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.