martes, 13 de enero de 2015

Gran Bretaña: Cameron desea permitir a servicios secretos espiar las comunicaciones

PL

El primer ministro británico, David Cameron, aseguró hoy la posibilidad de entregar a los servicios secretos más competencias para espiar las comunicaciones privadas, a fin de prevenir el terrorismo, si gana las elecciones de mayo próximo.

Durante un acto celebrado en Nottingham, en el centro de Inglaterra, para presentar el manifiesto del Partido Conservador, Cameron adelantó que introducirá una ley para legalizar ese acceso, en especial en el seguimiento de las actividades en internet.

Afirmó, además, que el primer deber de cualquier Gobierno es proteger a su país y a los ciudadanos, según precisó la cadena pública de radio y televisión BBC.

De acuerdo con el citado medio, el Primer Ministro señaló que los atentados de la semana pasada en Francia demostraron una vez más la escala de amenaza terrorista en el mundo y la necesidad de que las agencias de seguridad e inteligencia y la Policía tengan fuertes poderes para mantener a la gente a salvo.

Según el jefe del Ejecutivo, las nuevas regulaciones no atentan contra los principios de una democracia moderna y liberal.

La BBC destacó que la actual legislación sobre acceso a las comunicaciones privadas en Reino Unido expira en 2016, por lo cual el Gobierno elegido tras los comicios tendrá que adoptar otros códigos al respecto.

Comentarios difundidos en la prensa puntualizaron que la nación británica se enfrenta por el momento a un debate entre quienes favorecen ampliar las competencias del Estado y los que defienden el derecho a la privacidad.

Hasta ahora, apuntaron los medios de comunicación, Cameron no consiguió dar a los servicios secretos las competencias para examinar libremente todas las comunicaciones, sobre todo, por el rechazo de la opinión pública y los liberaldemócratas, sus socios en la coalición.

Sin embargo, el dirigente del Partido Conservador manifestó que, si es elegido nuevamente Primer Ministro, buscará activar una legislación bien completa que no garantice fácilmente a los terroristas tener un espacio seguro para comunicarse entre ellos.

Analistas políticos plantearon que el acceso a las comunicaciones de los ciudadanos es motivo de debate desde que el exanalista de la agencia de seguridad estadounidense NSA, Edward Snowden, reveló programas secretos de espionaje masivo de los gobiernos británico y de Estados Unidos.

Recientemente, se tomaron medidas para incrementar poderes a las agencias de seguridad al permitir la retirada del pasaporte a presuntos yihadistas británicos y denegar temporalmente el retorno a Gran Bretaña a los nacionales que combatieron en Siria e Iraq.

Una amplia crítica por parte de diputados y organizaciones defensoras de los derechos se generó a partir del anuncio de esa ley, la cual actualmente tramita el Parlamento, pues el veto de entrada se haría sin orden judicial y el sospechoso británico podría convertirse en apátrida, según reportes de la prensa local.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.