miércoles, 21 de enero de 2015

Guatemala: Condenan a 90 años de prisión a García Arredondo por quema de la Embajada de España

CERIGUA

Pedro García Arredondo, ex jefe del Comando Seis de la Policía Nacional (PN), fue sentenciado este lunes por un tribunal de alto impacto a 90 años de prisión por la quema de la Embajada de España, el 31 de enero de 1980, hecho en que fallecieron 37 personas, la mayoría de ellas campesinos del altiplano.

El Tribunal B de Mayor Riesgo, presidido por la jueza Jeannette Valdés, condenó al ex jefe policial a 80 años de prisión por los delitos de asesinato y asesinato en grado de tentativa y a 10 años por el delito de deberes contra la humanidad.

El Ministerio Público (MP) había solicitado al juzgado una condena de 1.250 años contra el acusado; 30 años de prisión por cada una de las 37 víctimas, 40 años por la tentativa de muerte contra dos sobrevivientes y 30 años por el asesinato de dos estudiantes, que participaban en el funeral de las víctimas.

Durante el juicio se estableció que García Arredondo se encontraba afuera de la embajada durante la intervención policial y que los agentes que atacaron la sede diplomática tenían una orden superior de asesinar a todos los ocupantes.

Se determino además que uno de los hombres de confianza del ex jefe policial, identificado como Rodolfo Cruz, portaba un cilindro de gas, el que habría provocado que el fuego se propagara rápidamente.

La defensa había argumentado que el incendio no había sido provocado por los oficiales que atacaron la embajada, sino por los campesinos que se inmolaron y por las bombas caseras que portaban los estudiantes.

Al concluir el juicio, los presentes aplaudieron la decisión del juzgado y gritaron “asesino” a García Arredondo, mientras en las afueras de la Torre de Tribunales otro grupo de personas realizaban actividades para celebrar la histórica sentencia.

Por este crimen es acusado también el ex Ministro de Gobernación de ese periodo, Donaldo Álvarez Ruiz, contra quien pesa una orden de aprehensión internacional desde el 2012.

La mañana del 31 de enero de 1980, cinco estudiantes y 22 campesinos tomaron la sede de la Embajada de España en la zona 9, para denunciar las graves violaciones a los derechos humanos cometidas por el entonces gobierno de facto de Romeo Lucas García, en el occidente del país.

A raíz de esto, la sede diplomática fue rodeada por elementos de la PN, quienes posteriormente hicieron a los ocupantes atrincherarse en una habitación, a la cual prendieron fuego; los cuerpos de socorro pudieron intervenir hasta que el incendio se había consumado.

Del ataque sobrevivieron únicamente el embajador español Máximo Cajal y el campesino Gregorio Yujá; el diplomático fue llevado al hospital Herrera Llerandi, a donde pidió trasladar al otro sobreviviente para su seguridad.

Sin embargo, Yujá fue secuestrado un día después del atentado y su cuerpo con señales de tortura fue arrojado a inmediaciones de la Universidad de San Carlos de Guatemala (USAC).

Posteriormente, los estudiantes Adolfo Hernández y Jesús España fueron asesinados cerca del Paraninfo Universitario, cuando se realizaba el funeral de las víctimas de la quema de la Embajada.

Esta es la segunda sentencia en contra de García Arredondo por un crimen cometido durante el Conflicto Armado Interno, pues en agosto del 2012 fue sentenciado a 70 años de prisión por la desaparición de Édgar Saenz Calito.

El ex jefe policial fue acusado de haber planificado y ordenado la detención y tortura de Saenz Calito, quien era estudiante de la Facultad de Agronomía de la USAC; por este hecho se le sindicó los delitos de desaparición forzada y deberes contra la humanidad.

El estudiante universitario fue detenido el 4 de marzo de 1981 por miembros del Comando Seis, por supuesto atentado a la seguridad nacional, al encontrarle textos de un grupo guerrillero.

Saenz Calito estuvo detenido por más de dos meses, periodo en el que fue sometido a distintas torturas; el 9 de junio de ese año fue puesto en libertad por falta de pruebas, sin embargo fue secuestrado minutos después por un comando armado; hasta la fecha no se han encontrando el cuerpo del estudiante.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.