miércoles, 21 de enero de 2015

La aldea universal del Davis en el sur del Tolima

Alberto Pinzón Sánchez (especial para ARGENPRESS.info)


Imagen: Isauro Yosa y Marulanda Vélez en el DAVIS con sus compañeros. Fuente Internet

(…..)””Hay muchos vacíos en la historia reciente de Colombia”, le reconoce Gerardo Oviedo un viejo veterano de la experiencia guerrillera del Davis (sur del Tolima 1951) a Pedro Claver Téllez en su último libro testimonial “Punto de quiebre. El asesinato que marcó el comienzo de las Farc”. Editorial Intermedio. Bogotá.2013. 190 páginas; donde Téllez relata los pormenores de la alevosa muerte ocurrida en enero de 1960 del indígena comunista Prías Alape llamado el charro, a manos de sus ex compañeros de lucha guerrillera y aliados en el sur del Tolima, luego convertidos en paramilitares al servicio del ejército oficial bajo el nombre de “Liberales Limpios”, que para aquella ocasión fueran comandados por el pastor protestante, músico de guitarra y guerrillero liberal Jesús María Oviedo alias mariachi, quien como dato curioso, también tuvo bajo sus órdenes en la región de Planadas (en 1959) al temible “bandolero liberal” Chispas.

 Mi paisano de la Provincia Pedro Claver Téllez, esta vez en lugar de escribir una “novela verídica” como la biografía del “bandolero conservador” Efraín González, corrige y echa mano del género testimonial y a una revisión bibliográfica también testimonial sobre los acontecimientos relatados, que arroja luz sobre la muerte anunciada de Prías Alape, pero genera unos buenos interrogantes sobre la poco estudiada experiencia guerrillera del Davis, como ruptura dialéctica y punto de partida del movimiento guerrillero de orientación comunista, que “formalmente” tomaría el nombre de FARC en 1965.

Fuera de las referencias testimoniales, existe en Colombia alguno que otro intento analítico sobre el significado político ideológico y hasta militar de la experiencia del Davis (Carlos Pizarro, Medófilo Mediana, Mario Aguilera, Medina Gallego e incluso sociológico de Alfredo Molano) o, la “provocativa” tesis del historiador Rodolfo Antonio Hernández Ortiz en la revista Goliardos XVI del 2012 (http://www.bdigital.unal.edu.co/44933/1/44884-215225-1-SM.pdf ) sugiriendo que la experiencia del Davis en comento, en donde estuvo el fundador del EPL Pedro Vazquez Rendón enviado por el Partido Comunista colombiano, fue el origen del maoísmo en Colombia.

Pero la verdad es que como se reconoce en el encabezado de este artículo, la rica experiencia humana del Davis en el sur del Tolima a mediados del siglo pasado y sus repercusiones ulteriores de todo tipo, continúan estando en el vacío.

Pueda ser que ahora en los informes de la comisión histórica del conflicto armado de Colombia instalada en la Habana en agosto del 2014, arroje algo más de luz y actualidad sobre esa pequeña y rústica ciudadela político militar de ranchos de paja y tapia pisada formada por diversas columnas de marcha campesina que constituyó la aldea universal del Davis, donde convivieron por más de un año juntos y en unidad de acción cerca de 300 liberales y comunistas con sus familias para salvar la vida, resistiendo el terror del Estado chulavita de Laureano Gómez, hasta cuando Lleras Restrepo jefe natural de la Dirección Liberal Nacional en una de sus componendas con el Poder Central, dio la orden a sus correligionarios de exterminar a los Comunes o comunistas porque eran sucios, y en cambio los liberales eran los limpios: la Historia en presente !Como si fuera hoy!      

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.