martes, 13 de enero de 2015

Libertad y democracia sindical: Nuevo revés de Recalde en Aerolíneas Argentinas

ACTA

La gestión de Mariano Recalde en Aerolíneas Argentinas sigue sumando fallos que la condenan por su práctica antisindical. En este caso, la Sala V de la Cámara de Apelaciones Laboral ordenó a la empresa restituir a Cristian Fontana, Auxiliar de tráfico Aeroparque, los salarios caídos, los pasajes del personal y a abonarle una suma en concepto de daño moral, luego de que el trabajador iniciara una demanda en el año 2010 como consecuencia de sucesivas suspensiones recibidas a raíz de actividad sindical.

El fallo, que lleva la firma de los jueces Zas y Arias Gibert, establece que “El análisis de las pruebas mencionadas precedentemente me lleva a estimar acreditada la existencia de un panorama indiciario suficiente en orden a la alegada discriminación antisindical.

En efecto, resulta evidente que el accionante durante la vigencia de la tutela sindical y luego, una vez vencido el año de protección, se le aplicaron en forma sucesiva diversas sanciones cada vez de mayor magnitud de las cuales una gran cantidad no resultaron justificadas, conforme lo expuesto precedentemente”.

A partir de la llegada de Mariano Recalde a Aerolíneas Argentinas en 2009, se ha implementado una política de despedidos y disciplinamiento de trabajadores en la que muchas veces se ha desconocido la legislación laboral vigente.

Es así como se han despedido no sólo a trabajadores con causas falsas o “armadas”, sino también en uso de licencia médica o, entre otros absurdos, por errores laborales cometidos en días en que el trabajador estaba ausente, violando además el protocolo disciplinario ya que en muchos casos a los trabajadores se les aplica las sanciones sin darle siquiera la posibilidad a realizar un descargo.

Más grave resulta la persecución y despidos por razones gremiales, políticas e ideológicas expresadas de manera explícita, como lo demuestra el despido del mismo Fontana en 2012 por haber pegado stickers convocando al paro nacional que la CTA realizó en junio de ese año, según puede leerse en el mismo telegrama de despido, lo que ha dado lugar a otra demanda judicial.

A pesar que hay un sector de la justicia laboral que actúa en connivencia con al actual directorio de la empresa -ejemplo de ello son los jueces Catardo y Pesino a cargo de la Sala VIII, denunciados ante el Consejo de la Magistratura ante las serias irregularidades en el juicio iniciado por Fontana en 2012-, el actual fallo de la Sala V se suma a otros que han condenado a Aerolíneas Argentinas por persecución sindical, como es el caso de la Auxiliar de Vuelo Marta Carreira despedida en 2009 y reinstalada en su puesto de trabajo en septiembre de este año.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.