lunes, 26 de enero de 2015

Megamarchas por Ayotzinapa en el DF, Guerrero, Oaxaca, Michoacán, Chiapas y otros estados

Pedro Echeverría (especial para ARGENPRESS.info)



1. El lunes 26 se cumplen cuatro meses de la desaparición de 43 estudiantes, hijos de campesinos de la escuela Normal de Ayotzinapa Guerrero. (Aunque el gobierno se niega a aceptar que fue la policía federal, la policía local con la complicidad del Ejército, bajo el mando del mismo gobierno nacional, los padres de los jóvenes estudiantes, gran parte de la población mexicana, incluso la opinión pública internacional, responsabilizan al gobierno de Peña Nieto). Las concentraciones más grandes se registrarán en la ciudad de México porque allí llegarán contingentes de apoyo de muchos estados de la República. Se realizarán cuatro marchas que llegarán al Zócalo desde cuatro puntos cardinales: Zaragoza, Taxqueña, el Auditorio Nacional e Indios Verdes.

2. Han pasado 120 días y el gobierno no ha podido dar una prueba convincente acerca de la desaparición de los estudiantes. El procurador general ha pretendido convencer buscando engañar a los padres de los muchachos y a la opinión pública diciendo que “por confesiones de muchos detenidos los jóvenes fueron incinerados y sus restos arrojados al río”. Sin embargo sólo son decires y nada de pruebas concretas. El objetivo del gobierno de Peña Nieto es acabar con las movilizaciones que han puesto en evidencia su gobierno pidiendo su renuncia y realizar las campañas políticas y las elecciones “en paz”. Le importa un bledo el sufrimiento de los padres y busca imponer una serie de leyes represivas contra las movilizaciones.

3. PRI, PAN, PRD y demás partidos -así como al gobierno- pretenden enterrar el descontento nacional que lleva cuatro meses con el proceso electoral. Esos funestos partidos sólo se han preocupado estos días por los miles de millones de pesos que recibirán de subsidio del Estado para sus campañas políticas, además de los otros tantos millones de pesos que recibirán de donaciones de particulares. Esto demuestra que controlar un partido, designar candidatos, respetar todos los reglamentos y tener dinero para comprar votos, se ha convertido en un jugoso negocio; mucho más después que cada candidato es declarado “ganador” que lo hace acreedor de un enorme salario que llega a ser de 200 o 300 mil pesos contra un salario mínimo de 2 mil pesos al mes.

4. La abstención electoral del próximo julio será gigantesca; si en otros años sólo ha salido a votar el 50 por ciento de los que tienen derecho, es posible que en julio sólo vote el 40 por ciento. Las movilizaciones por la aparición de los 43 estudiantes han calado en muchos estados de la República desprestigiándose el gobierno del PRI, pero también se han metido al lodo los del PAN y PRD. Parece que la consigna de abstenerse, de no votar, ha penetrado entre los estudiantes, muchos sectores sociales y particularmente en muchas entidades de la República. Incluso el lópezobradorismo, que es el único que ha demostrado cierta honestidad, su apoyo a los estudiantes ha sido tímido, muy pobre, por dedicarse a repetir los errores del PRD.

5. El gobierno de Peña y los partidos que de manera abierta lo apoyan, porque así salvan el sistema que tanto les ha beneficiado, quieren que se acaben las protestas. Hace unos días “un grupo de empresarios” declaró que “se le ha dado mucha importancia al movimiento de Guerrero y que es tiempo que se frene y se entierre para que empiecen a fluir las inversiones de capital y el país prospere”. Es algo así como una campanada para que el gobierno y los medios de información reinicien su campaña de desprestigio contra los movimientos sociales para reiniciar la represión. Sin embargo, los profesores de la CNTE, los estudiantes de la UNAM y del Poli, los estudiantes de normales rurales no están dispuestos a olvidar a sus compañeros.

6. Por ello las cuatro marchas citadas en la ciudad de México, con más de cinco kilómetros en cada ruta hasta confluir en el Zócalo, será una real conmemoración combativa para recordar a los estudiantes y seguir exigiendo su aparición. Yo también pienso que las movilizaciones de los últimos cuatro meses han sido más grandes y más combativas que las que realizamos en la ciudad de México de julio a octubre de 1968. Muchos esperamos que este movimiento por la justicia para los ayotzinapos -además de que sean integrados vivos los 43- fructifique en organizaciones estudiantiles, de colonos, populares, en el DF y estados de la República para dar continuidad a todas las batallas. Esperamos también que esta chispa no se apague, aunque el gobierno quiera.

7. Debemos estar el lunes 26 en alguna marcha en el DF o alguna entidad del país. Digamos basta y pongamos un freno a las maniobras del gobierno, los empresarios, medios de información y partidos políticos que quieren silenciar y reprimir nuestras marchas, mítines y plantones. Y piensa: si quieres votar vota, es tu conciencia; yo nunca lo he hecho en más de 50 años porque no he querido ponerme la soga al cuello yo mismo, ni engordar más al animal. Pero eso sí: no dejes de luchar por ti y la colectividad si quieres que otros te apoyen cuando lo necesites. Hoy los estudiantes de Ayotzinapa y los padres te piden solidaridad; mañana no sabes -sobre todo con estos funestos gobiernos- cuanto apoyo necesitarás.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.