lunes, 26 de enero de 2015

Memorial del pueblo: El día que Rodolfo Walsh entrevistó a Héctor Quagliaro

ATE - ACTA

El 29 de agosto de 1968, el periódico de la CGT de los Argentinos publicó la entrevista que el periodista le realizara al histórico dirigente de ATE y protagonista de su recuperación en 1984. El próximo 29 de enero, a cinco años de la partida del “Colorado”, la seccional Rosario le realizará un homenaje a las 19 en San Lorenzo 1879.

A continuación, ACTA reproduce la entrevista de Walsh a Quagliaro:

Quagliaro: “Los trabajadores de Rosario quieren luchar”. Por Rodolfo Walsh

“La situación en Rosario es la misma que atraviesa todo el país. La industria y el puerto paralizados, cierre de fuentes de trabajo, desocupación en aumento, salarios de hambre”.

Con estas palabras el compañero Quagliaro de la Regional Rosario de la CGT, comenzó nuestra charla. Nos contó que hay numerosas fábricas metalúrgicas cerradas, como Cala y Fader y otras trabajando a un ritmo muy inferior a su capacidad, tanto en la industria metalúrgica como en otras.“Esta política de hambre que lleva adelante el gobierno de la Nación y su delegado de la Marina en nuestra provincia, provoca la multiplicación de villas de emergencia que día a día aumentan en el cordón de la ciudad”.

En estas villas hechas con cuatro latas y un cartón, van a refugiarse los perseguidos por la miseria, los que echan las fábricas y del campo, los que reciben sueldos miserables, los que se enferman o accidentan en la propia fábrica y no pueden volver a trabajar. Allí van a refugiarse los hambreados por el gobierno de Onganía.El problema de la zona rural -señala el compañero- es de gran magnitud.

La desocupación es casi absoluta, los obreros rurales deambulan de un pueblo a otro para conseguir algo de trabajo que les permita comer; a veces lo encuentran, la mayoría no. La política monopolista de los terratenientes y cerealistas no les permite trabajar. En muchos casos la tecnificación reemplaza al obrero rural sin que éste tenga un lugar donde ubicarse, en cambio en una sociedad que sea realmente del pueblo la tecnificación no perjudicará al obrero rural que siempre encontrará un puesto donde desarrollarse plenamente.

La CGT regional, nos dijo el compañero Quagliaro, está trabajando para unificar la actividad de los compañeros rurales, ya que su dirección, Fatre, no se ocupa de ellos, sin embargo casi todos los sindicatos adheridos a la misma se oponen a su línea y a poyan a la CGT de los Argentinos, y sus delegados concurren a la regional para coordinar acciones. “Concretamente no son muchas las acciones que pueden llevar a cabo los obreros rurales por su condición de desocupados, pero lo que sí existe y se está trabajando para conseguirlo aún más, es la adhesión a la línea de la CGT. Los obreros rurales saben que nosotros no les prometemos soluciones que en estos momentos no les podemos dar, pero les reservamos un lugar en la lucha.

”Además de los trabajadores, otros sectores del pueblo se han acercado a la regional, así es que se han formado la Comisión de Relaciones Obreros-Estudiantiles, de Solidaridad con Tucumán, por la Solución de los Problemas de las Villas de Emergencia y la Comisión por la Defensa de las Libertades Públicas y la Libertad de Eustaquio Tolosa, de las que participan obreros, estudiantes, profesionales y sacerdotes. En cuanto a éstos hay un gran sector de curas post-conciliares que participan de la actividad concreta de la CGT.

La Regional Rosario de CGT abarca una zona de influencia que llega a San Lorenzo y Villa Constitución, adonde están asentadas todas las grandes empresas monopolistas como Acindar, Petroquímica y saliendo de allí, la zona agraria. Justamente en San Lorenzo se produjo recientemente un conflicto con los compañeros ceramistas durante 70 días, después de los cuales la empresa dejó 150 obreros en la calle. En estos momentos, el sindicato que los agrupa y la regional de la CGT están realizando todo lo necesario para reincorporar a los compañeros.También en estos días la Regional denunció la intervención al Poder Judicial, cuyo único fin era cesantear a los tres jueces que habían permitido los actos del 28 de junio.

En cuanto a la reunión del Comité Central Confederal, el compañero Quagliaro considera que fue altamente positiva porque “no sólo se ha elaborado un plan concreto sino que éste es totalmente realizable. Ha sido planteado con gran seriedad, evaluando prolijamente las posibilidades que existen en este momento para llevarlo a cabo. El pueblo de Rosario está dispuesto a luchar contra el gobierno elegido por nadie, y así lo ha demostrado el 1º de Mayo y el 28 de junio, y así lo demostrará con el cumplimiento del plan de la CGT”.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.