viernes, 30 de enero de 2015

México. Comentario a tiempo: La prudencia no está pintada de azul

Teodoro Rentería Arróyave (especial para ARGENPRESS.info)

El denigrante espectáculo que nuevamente están exhibiendo, sin pudor alguno, los cuadros más conocidos del Partido Acción Nacional, PAN, tiene como único propósito el de siempre: el poder por el poder mismo.

Esta vergonzante pelea de la plutocracia albiazul, porque es obvio que las huestes de a pie para nada son tomadas en cuenta, no es nueva, cíclicamente se ha presentado, sin embargo desde que con Vicente Fox Quesada y Felipe de Jesús Calderón Hinojosa se hicieron del poder presidencial de la República, sus guerras internas de han agudizado de tal manera que causan pena ajena.

Criticaban al Partido Revolucionario Institucional, PRI, por apegarse al mandato del huésped en turno de Los Pinos, el problema radica en que copearon mal el sistema, ya que en el tricolor la disciplina los distingue y aquellos que se sienten lastimados o marginados, simple, se retiran y a veces se ponen chaquetas ajenas.

Entre los panistas la denigración, el escarnio y el insulto no exentos de mentiras es su forma de combate. El rijoso de siempre, tricolor chaquetero, senador por el estado de Puebla, Javier Lozano Alarcón inició el pleito actual al reaccionar con insultos contra el chihuahuense, Gustavo Madero Muños sólo porque reasumió la presidencia nacional del albiazul.

“Exquisito”, como es su costumbre, en cuenta de Twitter, calificó de “asco de tipo” a Madero Muños, molesto porque este martes retomó las riendas del partido tras el vencimiento de su licencia para separarse del cargo que le permitió de acuerdo al Estatuto interno, asegurar una diputación federal plurinominal, que seguramente lo ubica como el próximo líder de la bancada panista en la Cámara baja.

Y la retahíla Lozano Alarcón siguió sin control, aseguró que tal acción de Madero no sólo daña al partido sino que provoca que en Los Pinos estén de fiesta y ya en la línea cibernética, aprovechó para retar al dirigente formal del PAN en Puebla, Rafael Micalco, a que le aplique una sanción por sus expresiones contra Madero, luego de que hace unos meses fue amonestado tras haber acusado a Madero de utilizar recursos del partido por más de 510 millones de pesos para posicionar su imagen y para buscar la reelección en el cargo.

No fue lejos por respuestas comunes: Juan Molinar Horcasitas presentó una moción a la Comisión Permanente del Consejo Nacional del PAN para iniciar un proceso de sanción en contra del senador Javier Lozano Alarcón, que podría derivar en la suspensión de sus derechos partidistas, la cual fue aprobada por unanimidad y el diputado y secretario general del PAN, José Isabel Trejo, después de aclarar la cercanía de Lozano con el ex presidente, Calderón Hinojosa, afirmó que el partido no tolerará insultos ni actos como los promovidos por el poblano.

Lozano envalentonado refrendó su dicho de que ciertas prácticas dentro del PAN son “asquerosas” y excesivas como el regreso a la presidencia nacional de Gustavo Madero. “Lo que nunca van a obtener de mí es un silencio por miedo, no se vale que hagan lo que hacen y que los demás nos callemos y digamos que somos muy unidos, mejor que prediquen con el ejemplo”. En la próxima entrega el pleito epistolar entre Horcasitas y Calderón. Como se puede apreciar, la prudencia no está pintada de azul.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.