miércoles, 14 de enero de 2015

México. Comentario a tiempo: Otro escándalo y más crisis en el PRD

Teodoro Rentería Arróyave (especial para ARGENPRESS.info)

Como dijo el clásico: el Partido de la Revolución Democrática, PRD, no termina con las crisis que lo agobian, entre ellas la más grave, la desaparición de los 43 normalistas en Iguala, Guerrero, cuando ya esté metido en otra mucho más aguda ante la acusación de uno de los suyos, senador Armando Ríos Piter, quien ha denunciado en forma pública que le ofrecieron la candidatura del mencionado estado, del que es oriundo a cambio de asegurar impunidad al gobernador con licencia, Ángel Aguirre Rivero.

A ello, habría que sumarle la franca exhibición de falta de cuadros de que adolece, puesto que sigue la operación chapulín entre los jefes delegacionales, quienes con toda frescura brincan de tal posición a diputados de la Asamblea Legislativa y luego, del cuerpo camaral otra vez a la delegación de sus querencias.

En entrevista realizada por el colega, Francisco Nieto del diario El Universal el senador perredista Armando Ríos Piter anunció su decisión de no participar como candidato de su partido a la gubernatura de Guerrero, que se disputará en julio próximo, ante condicionamiento, denunció, que desde la dirigencia estatal y nacional del partido para que las candidaturas y la toma de decisiones pasaran por un filtro del equipo político del ex gobernador Ángel Aguirre Rivero,

Por lo que respecta a las señoras y señores jefes delegaciones del Distrito Federal, es de precisar que la Capital de la República se divide en 16 delegaciones, de las cuales 14 tienen gobiernos perredistas, pues es el caso que 12 de ellos piden licencia para alcanzar un escaño legislativo. Ello no importa, puesto que dentro de 3 años, va de nuevo el regreso a la comodidad de la jefatura delegacional.

Me ofrecieron ser candidato a cambio de impunidad, denunció el senador Armando Ríos Piter, por lo que después de meditar en conciencia durante varias semanas, siguiendo el desenlace de los hechos de Ayotzinapa y en consulta con mi esposa Alejandra, decidí no aceptar el condicionamiento de la dirigencia nacional, que encabeza -por cierto muy controvertido-, Carlos Navarrete, porque “así es la forma en que esto funciona”, y desde luego con la cual no comulga el senador por Guerrero.

Encabeza la lista de los 12 jefes delegacionales capitalinos chapulines, todos perredistas, el de la Álvaro Obregón, Leonel Luna Estrada, quien apenas hace tres años calentaba una curul en la Asamblea Legislativa y hace 6 ocupaba la titularidad de la delegación mencionada.

Que desperdicio de partido, al PRD lo abandonan sus fundadores, sus mejores cartas no aceptan candidaturas porque no están dispuestos a compartir impunidades y como carecen de cuadros, los jefes delegacionales se han convertido en expertos chapulines de puestos públicos, obvio, sin representación alguna.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.