martes, 20 de enero de 2015

Ministra peruana ratifica activistas de Greenpeace cometieron delito

PL

La ministra de Cultura de Perú, Diana Álvarez-Calderón, rechazó las disculpas expresadas por la organización Greenpeace por haber irrumpido en las Líneas de Nasca, al señalar que ello fue un delito y no un error.

La funcionaria comentó en tal sentido el pedido de disculpas y el arrepentimiento por el error, expresado por el director regional de Greenpeace, Martín Prieto, en una entrevista concedida en Buenos Aires, donde reside, a una televisora peruana.

"No es un error, es ilegal dañar el patrimonio considerado intangible", dijo la ministra sobre el caso, en el que Prieto es procesado por la justicia, que ha dictaminado que sea sometido a prisión preventiva al igual que otros tres implicados.

La irrupción en el sitio arqueológico precolombino se realizó en diciembre pasado, en una operación propagandística sobre el cambio climático, cuando se realizaba en Lima la XX Conferencia de las Partes sobre el tema.

Rechazó también el anuncio de Prieto de que Greenpeace contratará un estudio internacional sobre el eventual daño causado a los petroglifos que forman grandes dibujos en las pampas de la sureña provincia de Nasca. Señaló que la organización no puede tomar una acción de ese tipo, como si fuera dueña de las líneas, y ratificó las acciones judiciales penales y civiles contra los autores de la incursión en el sitio arqueológico, lo que conlleva la obligación de Greepeace de cubrir el costo del trabajo de expertos peruanos.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.