miércoles, 14 de enero de 2015

Movimiento colombiano insta a detener agresiones contra FARC-EP

PL

El Frente Amplio por la Paz llamó al presidente colombiano Juan Manuel Santos a detener las ofensivas militares contra las FARC-EP, uno de los movimientos insurgentes involucrados hoy en el conflicto armado, el cual dura más de medio siglo.

Las organizaciones que convergen en ese bloque pidieron al mandatario suspender las agresiones y despliegues contra los campamentos de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP), para garantizar la continuidad del cese el fuego unilateral decretado por el grupo guerrillero.

Desde el pasado 20 de diciembre las FARC-EP detuvieron sus acciones bélicas por tiempo indefinido con el objetivo de avanzar hacia el término de la confrontación interna y minimizar la victimización de la población civil.

En una declaración conjunta emitida tras una reunión de emergencia en Bogotá, el Frente Amplio por la Paz definió como muy preocupantes las denuncias realizadas en los últimos días por esa agrupación, de recibir nuevos ataques por parte de efectivos militares.

Las FARC-EP cumplieron su palabra, expresó la exsenadora Piedad Córdoba, quien subrayó que verificaciones realizadas por varios organismos corroboraron el cumplimiento del cese el fuego, que hoy mantienen aún vigente.

Instamos al gobierno nacional a que ponga fin a tales hechos hostiles, manifestó la abogada y defensora de derechos humanos.

El Frente Amplio por la Paz, integrado por el Partido Comunista, Marcha Patriótica, el Polo Democrático Alternativo y otros grupos, es uno de los veedores de la tregua iniciada por las FARC-EP.

Adicionalmente esa plataforma se ofreció para colaborar con los venideros encuentros entre representantes gubernamentales y del Ejército de Liberación Nacional (ELN).

La semana previa el ELN manifestó su disposición para dialogar de forma oficial con voceros de la administración de Santos, tras una fase de aproximaciones exploratorias.

Como resultado del período bélico murieron unos 230 mil colombianos, el registro general de víctimas incluye a 6,8 millones de personas, según cifras oficiales.

Equipos del gobierno y de las FARC-EP platican en La Habana desde 2012 para acabar la guerra mediante una salida negociada.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.