lunes, 26 de enero de 2015

Nisman gobierno: Interna de encubridores

AGENCIA WALSH

Para Laura Ginsberg de APEMIA (Asociación Por el Esclarecimiento de la Masacre Impune de la AMIA) tanto el gobierno nacional como el fiscal Nisman fueron cómplices y encubridores en el caso del atentado contra la mutual judía. Lo declaró en una entrevista que le realizó "Izquierda Diario".

La referente de la Asociación Por el Esclarecimiento de la Masacre Impune de la AMIA APEMIA habló con La Izquierda Diario sobre la denuncia del fiscal Nisman a Cristina Kirchner y otros funcionarios, sobre estos veinte años de encubrimiento e impunidad y sobre la necesidad de la apertura de todos los archivos de los organismos de inteligencia.

APEMIA siempre denunció el encubrimiento estatal sobre los culpables del atentado, tanto de la conexión local como internacional. Los veinte años de impunidad involucran, a todos los gobiernos y todos los poderes del Estado. Para Ginsberg la disputa entre el fiscal Nisman y los funcionarios del gobierno es una interna entre encubridores.

Lo que prepondera en esta acusación de Nisman es una intencionalidad y una mirada políticas, donde se tiran mutuamente la pelota con el gobierno. Es que han pasado varias cosas en estos últimos tiempos, sobre todo desde el acuerdo político con Irán del cual en breve se cumplen dos años. Cosas que involucran directamente a los servicios de inteligencia de nuestro país.
Servicios de inteligencia involucrados en la construcción de la acusación contra Irán, con fecha de inicio en el 2003, cuando se crea la unidad especial de investigaciones a cargo de Nisman. Y Néstor Kirchner faculta al fiscal Nisman para que, luego de fracasado el juicio oral y de la liberación de todos los primeros eslabones de la conexión local, se vaya por la conexión internacional. 
Ahora bien hace dos años cambió el cuadro político internacional en relación a la acusación a Irán. El Departamento de Estado de los Estados Unidos empezó a buscar la forma de resolver de alguna manera el problema bélico en Oriente Medio. Para Obama Irán se fue convirtiendo en un aliado indispensable, y empezaron a tender muchos puentes.
El gobierno argentino, realizó también un giro político en relación a la acusación contra Irán. Y resuelve ir por el memorando, que es un acuerdo político con Irán que, y ayuda al Estado argentino a exculparse de su propia responsabilidad sobre el atentado y el encubrimiento. Todo esto transcurrió con Jaime Stiusso como jefe operativo de la SIDE, que es el verdadero hilo conductor de toda la construcción de pistas y de encubrimiento, y con el acuerdo político del gobierno de los Kirchner.

¿Cuál fue el rol de Stiusso respecto a la llamada “pista iraní” que el propio gobierno defendió hasta no hace mucho?

Su papel fue crucial en el armado de esa pista. y determinante en la manipulación de la documentación secreta. Sin dudas eso tiene un correlato de conducción política del gobierno de Kirchner. La Secretaría de Inteligencia no actúa sola, sin dirección ni control políticos. No hay que perder de vista esto. Ahora aparece esta denuncia que, aunque no conozcamos los fundamentos, sin dudas muestra que hay un compromiso de la presidente de la Nación, del canciller Timerman y del diputado Larroque en la construcción del encubrimiento de la conexión internacional. Recordemos que del encubrimiento de la conexión local ya se había encargado Menem.

En estas horas varios funcionarios o exfuncionarios kirchneristas, como el Secretario de la Presidencia Aníbal Fernández o el ex Jefe de Gabinete de Kirchner Alberto Fernández, dijeron que en estos años los archivos secretos fueron abiertos para la investigación. ¿Eso es cierto?

Es mentira. No es cierto que los archivos estén abiertos. El gobierno de Kirchner tuvo que firmar nueve decretos para ver de qué manera hacía los ajustes para mantener esos archivos cerrados.
Las pruebas de que esos archivos no se abrieron están a la vista. Nisman hace una acusación y no muestra las pruebas y la documentación. Lo mismo ocurre en el caso del encubrimiento de la conexión local, donde hay una denuncia que ya lleva 16 años y está elevada a juicio pero todavía no se sustancia el juicio oral. Estamos hablando de juicios donde la documentación secreta sigue oculta. No es cierto que los archivos están abiertos. Esa es la denuncia que nosotros seguimos haciendo.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.