viernes, 9 de enero de 2015

Otra demostración de afecto

Cecilia Rovito (RED ECO)

Los sindicatos docentes nucleados en el Frente Gremial Docente Bonaerense (FGDB) salieron de la reunión con el gobierno bonaerense el lunes pasado enarbolando una victoria, si bien el gobierno solo ofreció -y ellos aceptaron- el pase al salario básico de sumas que eran percibidas en negro y la incorporación de una suma en negro.

Los principales sindicatos nucleados en el FGDB, Feb y Suteba, coincidieron en anunciar, tras la reunión con funcionarios bonaerenses del área de educación, este acuerdo como un triunfo. Mirta Petrocini, secretaria general de la Feb, dijo que “este es un ofrecimiento por parte de las autoridades bonaerenses, que otorga un piso para una negociación que se definirá en forma ‘integral’ en el mes de febrero”. Por su parte el comunicado emitido por Suteba subraya que “el incremento del básico es un piso superior para continuar la discusión salarial integral 2015”.

Llamativamente ambos sindicatos evitaron dar a conocer el monto del salario a partir del arreglo alcanzado. Solo mencionaron un porcentaje que, según ambos sindicatos, elevaría el salario básico en poco más del 20 por ciento. Claro que para un salario básico tan bajo como lo es el de los trabajadores de la educación, cualquier aumento por ínfimo que sea se traduce en un seductor porcentaje. Es como suele suceder con muchas de las variables económicas que utilizan los funcionarios para hablar del “despegue económico” para ocultar, en realidad, la creciente desigualdad entre los más ricos y los más pobres.

Llevado a cifras el acuerdo supone un aumento del salario mínimo del que recién se inicia de $ 5000 a poco mas de $ 5400, a cobrar con el sueldo de enero, es decir recién a partir del mes de febrero. Es decir, que un docente que ingresa a la docencia y que por lo tanto, no percibe plus por antigüedad se llevaría en mano poco más de $ 4000.

Además María Laura Torre, Secretaria Gremial de Suteba, señaló que "demandamos que la paritaria defina una propuesta con el tiempo necesario para que pueda ser sometida a la decisión de los docentes". Suena bastante complicado pensar en una convocatoria para consultar a los docentes si se pauta una reunión con dicho temario para el 5 de enero y si a la salida de la misma se plantea el acuerdo alcanzado entre las partes como un logro ya firmado, sin el mínimo amague de someterlo a alguna forma de consulta a la docencia provincial.

La mayoría de las agrupaciones docentes que componen el arco opositor a la conducción provincial señalaron tres puntos centrales de desacuerdo con el anuncio. Primeramente señalan que es altamente insuficiente el aumento y que este incorpora otra suma en negro al salario. En segundo lugar, que el gobierno incumplió todos los puntos firmados en el acta paritaria del 28 de marzo de 2014 y ratificados en las paritarias de mitad de año y que estas actas paritarias incluían el compromiso del gobierno provincial de una cláusula de monitoreo del índice de la inflación para, en todo caso, realizar el necesario reajuste salarial. Por último, subrayan que quedan afuera las demás demandas que vienen haciendo acerca del tema de infraestructura escolar, cantidad y calidad de las viandas del servicio alimentario escolar y la desfinanciamiento de la obra social IOMA. Subrayan que ninguno de estos ejes se hallan siquiera mencionados en los comunicados y declaraciones de los dirigentes sindicales como balance de la reunión.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.