lunes, 12 de enero de 2015

Panorama económico de China

XINHUA

Reforma integral e intensificada de China beneficia a ella y al mundo / Banco central de China promete políticas prudentes en 2015 / Acciones chinas bajo presión con 22 nuevas ofertas para próxima semana.

Reforma integral e intensificada de China beneficia a ella y al mundo
China ha lanzado una nueva ronda de reformas integrales y profundas en los campos económico, político, cultural, social y ecológico, las cuales no solo consolidarán los fundamentos del "sueño chino" sino que también aportarán oportunidades de cooperación para otros países y para el mundo entero.
El año 2014 marcó el primer año completo de la reforma integralmente intensificada, en la que la reforma económica constituye una de sus tareas clave.
Para impulsar las reformas, China ha implementado una serie de medidas concretas, como la delegación y supresión de cientos de trámites de revisión y aprobación administrativos, lo que ha propiciado una gran vitalidad en el mercado y ha promovido la innovación.
"Después de mostrar un gran liderazgo económico, especialmente durante la reciente crisis financiera global, China ha fijado su vista en su próximo destino, que tiene por objetivo (un crecimiento) de mayor calidad, más inclusivo y más sostenible", afirmó la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Largarde.
La economía de China se mantuvo, en general, en una senda razonable durante el último año, a pesar de algunos titubeos, y sus esfuerzos por actualizar y optimizar varias industrias han producido resultados iniciales positivos.
En la primera mitad de 2014, la tasa de crecimiento del sector servicios sobrepasó a la de la industria manufacturera, lo que indica un cambio significativo en el ajuste y la transformación estructural de la economía china.
Al tiempo, el mercado laboral del gigante asiático ha demostrado su resistencia pese a la ralentización del crecimiento económico, con la previsión de que se creen más de 13 millones de nuevos puestos de trabajo este año.
Guiada por la teoría de la "nueva normalidad", la economía china está cambiando de un crecimiento de alta velocidad a uno de velocidad media y alta, con una estructura económica continuamente optimizada y un modelo de crecimiento que pasa de ser impulsado por la inversión a serlo por la innovación.
"Este programa de reformas asegurará el 'sueño chino' para la próxima generación, y haciéndolo de este modo, beneficiará al conjunto de la economía global", enfatizó Largarde.
De hecho, China ha apostado por facilitar una economía mundial abierta, con iniciativas como la "Ruta de la Seda Marítima del Siglo XXI", el "Cinturón Económico de la Ruta de la Seda", el Banco de Desarrollo de los BRICS y el Fondo de la Ruta de la Seda.
Como los expertos han afirmado, la reforma integralmente intensificada de China desencadenará enormes demandas en los mercados, que estimularán no solo su propio crecimiento doméstico impulsado por la demanda, sino también la recuperación de la economía mundial.
Según las estimación del FMI, la contribución de China a la economía global es la mayor del mundo, alcanzando el 27,8 por ciento en 2014.
Además, se prevé que el crecimiento de China impulsado por su reforma estructural contribuya entre un 30 y un 40 por ciento al objetivo del G20 de lograr un crecimiento adicional del 2 por ciento en los próximos cinco años.

Banco central de China promete políticas prudentes en 2015
El banco central de China dijo hoy que continuará sus políticas monetarias prudentes en 2015 con una mejor coordinación de medidas monetarias estrictas y flexibles y un reajuste apropiado.
El banco central se adaptará a la "nueva normalidad" económica de China de crecimiento más lento pero calidad superior y subrayará la transformación y reestructuración industriales, dijo el Banco Popular de China (BPCh) en una reunión sobre su trabajo para 2015.
El banco central fortalecerá el apoyo a la economía real y reducirá los costos de recaudación de fondos, indicó la institución bancaria.
Zeng Gang, investigador de la Academia China de Ciencias Sociales, dijo que la política monetaria debe apoyar a la economía real y el ajuste estructural en medio de una mayor presión bajista. Gang dijo que espera una mayor liquidez en 2015.
El crecimiento del M2, una medida amplia de oferta monetaria que abarca el efectivo en circulación y todos los depósitos, se desaceleró a 12,3 por ciento en una base anualizada a fines de noviembre.
"El crecimiento económico no puede depender de la oferta monetaria", declaró Guo Tianyong, profesor de la Universidad Central de Finanzas y Economía, "pero las políticas con mejor coordinación de medidas estrictas y flexibles pueden estabilizar la economía".
Deben usarse con flexibilidad diversos instrumentos para mantener la liquidez razonablemente abundante en el sistema bancario, se dijo en la reunión.
El Banco Popular de China implementó nuevos instrumentos para abordar las situaciones cambiantes en 2014, incluido el Mecanismo de Préstamo a Mediano Plazo (MLF, por sus siglas en inglés) y el Préstamo Complementario Garantizado (PSL).
Los nuevos instrumentos son más flexibles y específicos para garantizar suficiente liquidez, apoyar a la economía real y facilitar el ajuste estructural, comentó Zeng. Las medidas tradicionales como el ajuste en las tasas de interés y el coeficiente de requisito de reserva (RRR) siguen siendo una opción.
El banco central disminuyó las tasas de interés en noviembre, lo que generó especulaciones sobre mayores acciones, incluida la reducción del RRR.
El préstamo y el financiamiento privado deben crecer en una forma estable y moderada. Las medidas de macrocontrol específicas continuarán y se brindará apoyo a enlaces clave o vulnerables, dice un comunicado del BPCh publicado en su sitio de internet.
La reunión también reiteró el establecimiento de un esquema de garantía de depósitos bancarios.
Zhao Xijun, subdirector del Instituto de Finanzas y Valores de la Universidad Renmin de China, espera que el esquema se lleve a cabo este año y disminuya los riesgos, al mismo tiempo que mejora la capacidad de los bancos para servir a la economía real.
Además, en la reunión se dijo que las reformas financieras se fortalecerán, incluidas las de tasas de interés, el sistema de determinación del tipo de cambio del yuan y la administración de divisas.
Asimismo, se realizarán más esfuerzos en la promoción del uso transfronterizo del yuan.

Acciones chinas bajo presión con 22 nuevas ofertas para próxima semana
Las acciones chinas afrontan probablemente presión a la baja la próxima semana, ya que se espera que los inversores retengan más contante para 22 nuevas ofertas de acciones.
Se trata de la octava ronda, y la mayor oleada de nuevas ofertas, desde que en junio pasado la Comisión Reguladora de Valores de China, el organismo supervisor del mercado bursátil del país, reinició el mercado de oferta pública inicial (OPI).
Durante los próximos cinco días de transacciones, sólo el miércoles verá 10 nuevas ofertas. El jueves habrá otras 6 ofertas, mientras que cada uno de los otros tres días tendrá 2 nuevas ofertas.
Como en las anteriores siete rondas de nuevas ofertas, se espera que esta última provoque suscripciones frenéticas, pues los inversores apostarán por importantes beneficios de primer día.
El precio de las nuevas acciones siempre ha subido en el primer día de transacciones, con una media de ganancias en el primer día del 43 por ciento en 2014, lo que les ha valido la reputación de ganancias seguras en China.
Los datos hechos públicos por la compañía china Wind prevén que las 22 nuevas IPO recaudarían un fondo total de 12.200 millones de yuanes (2.000 millones de dólares).
Zhang Xiaojiao, analista de valores de BOC International, previó que estas nuevas ofertas se llevarían un fondo de puja de 2,28 billones de yuanes.
La suscripción frenética en las primeras siete tandas desde el pasado junio experimentó algunas nuevas ofertas que atrajeron un exceso de suscripción más de 200 veces superior en su pico, mientras otras alcanzaron un exceso de suscripción de 50 veces en su punto más bajo.
Se cree que la preocupación por la presión sobre la liquidez debida a las 22 nuevas ofertas de acciones ha jugado su parte en los acusados altibajos sufridos el pasado viernes en los mercados chinos de valores.
El índice de la Bolsa de Shanghai subió un 3,38 por ciento en la sesión de la tarde del viernes, antes de precipitarse en territorio negativo en los últimos 30 minutos y cerrar con una caída de un 0,24 por ciento.
En 2014, el mercado de acciones de la parte continental de China tuvo 125 IPOs, que alcanzaron los 78.700 millones de yuanes, según la consultoría Delotte.
Las acciones chinas, que han mostrado una tendencia a la baja durante unos seis años, han experimentado un extraordinario repunte en la segunda mitad de 2014, provocando una compra alcista entre enormes volúmenes diarios de transacciones. El índice de la Bolsa de Shanghai ascendió un 53 por ciento en 2014.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.