miércoles, 21 de enero de 2015

Panorama económico de China

XINHUA

China niega ser la mayor economía del mundo / China se convierte en neto exportador de capital / China confiada en crecimiento comercial estable en 2015 / Beneficios de firmas de corretaje de China suben 119,34% en 2014.

China niega ser la mayor economía del mundo
El jefe del Buró Nacional de Estadísticas (BNE) de China rechazó las afirmaciones de que China haya sobrepasado a Estados Unidos como la mayor economía del mundo.
"El BNE no está de acuerdo con las afirmaciones de algunos académicos y medios de comunicación", dijo Ma Jiantang en una conferencia de prensa en Beijing.
Un estudio del año pasado realizado por el Programa de Comparación Internacional (ICP, siglas en inglés) predecía que China sobrepasaría a Estados Unidos en 2014 en base a la paridad de poder adquisitivo (PPA), que mide el PIB en términos de precios de las mismas mercancías entre naciones. La PPA toma en consideración el poder adquisitivo de una moneda, en vez de tasas de cambio del mercado.
"El BNE también tomó parte en el estudio, que estableció la PPA para diferentes países, pero necesitamos ser cautos a la hora de aplicar sus resultados", señaló Ma.
"Por diversas razones, consideramos que la metodología de la PPA podría haber subestimado los niveles de precios reales en China y sobreestimado el PIB del país. En vista de eso, no estamos de acuerdo con los resultados", subrayó Ma.
A pesar de una economía en constante crecimiento, se debe hacer hincapié en que China sigue siendo un país en vías de desarrollo con una población de más de 1.300 millones, lo que significa que el PIB per cápita sigue siendo muy bajo.
Los últimos datos publicados por el BNE muestran que la economía china se expandió un 7,4 por ciento interanual para situarse en 63,65 billones de yuanes (10,4 billones de dólares) en 2014.

China se convierte en neto exportador de capital
Por primera vez en su historia, China se ha convertido en un exportador neto de capital, con su inversión directa en el exterior superando el flujo de entrada de inversión extranjera directa en 2014.
Los inversores chinos canalizaron capital a 6.128 compañías en 156 países en 2014, con una inversión total de 102.890 millones de dólares, un aumento del 14,1 por ciento interanual, informó el Ministerio de Comercio chino en una conferencia de prensa hoy miércoles.
El incremento fue mucho más rápido que el del 1,7 por ciento registrado en la inversión extranjera directa, que alcanzó los 119.600 millones de dólares, de acuerdo con la cartera. Se trata de la primera vez en que los flujos de capital nominal recíprocos se han situado casi en equilibrio y marca el auge de los nuevos motores de crecimiento en un momento de ralentización económica en China.
"Si se incluyera la inversión de empresas chinas a través de terceras partes, el volumen total de inversión china en el ultramar alcanzaría los 140.000 millones de dólares, lo que significa que China es ya un neto inversor en el ultramar", afirmó el portavoz del ministerio, Shen Danyang.
Los inversores chinos están invirtiendo en bienes raíces, negocios y otros activos extranjeros, mientras el crecimiento interno experimenta una desaceleración. El país registró en 2014 el ritmo más bajo de expansión económica de los últimos 24 años, según los datos del producto interno bruto hechos públicos el martes.
"El incremento de la inversión directa en el exterior se debe principalmente al aumento de la ambición y del hambre de las compañías chinas por nuevas oportunidades, el impulso procedente de la sed de inversión de numerosos países alrededor del mundo y las facilidades concedidas por las políticas de apoyo del gobierno", dijo Shen.
"Por tanto, no se trata del 'Plan Marshall' impulsado por el gobierno del que se ha especulado", añadió.
Las fusiones y adquisiciones se diversificaron en términos de proyectos y campos de inversión en 2014. Los sectores de la energía y la minería mantuvieron su estado de popularidad, y se realizaron adquisiciones en el de la manufactura. Además, se lograron avances en el sector agrario, según Shen.
Mientras tanto, se está conformando una mejor estructura de inversión industrial, en la que los tres sectores clave de inversión en el exterior son los servicios de arrendamiento y comerciales, la minería y los negocios de venta al por menor y mayor.
Las empresas chinas también hicieron un mejor trabajo a la hora de equilibrar los intereses de los accionistas y de honrar la responsabilidad social corporativa mediante el impulso del empleo local y la concesión de ayuda en problemas de contaminación.
El Consejo de Estado, el gabinete de China, emitió el pasado noviembre una lista mucho más corta de proyectos de inversión directa en el exterior que necesitan el visto bueno del gobierno, a fin de animar a las compañías a que entren en el mercado internacional.
La inversión china en el extranjero alcanzará los 1,25 billones de dólares en la próxima década, dijo el presidente del país, Xi Jinping, en la ceremonia de apertura de la cumbre de directores ejecutivos de la APEC celebrada el pasado noviembre en la capital china de Beijing. La cifra casi triplicará la de la inversión directa en el exterior de China durante los próximos diez años.
Con 4 billones de dólares en reservas de divisas y políticas de apoyo continuas, el potencial para un mucho mayor flujo de inversión hacia el exterior es enorme.
"Los fundamentos para el crecimiento de la inversión directa en el extranjero son prometedores y el flujo de capital hacia el exterior se acelerará más rápido que la inversión extranjera directa", concluyó Shen.

China confiada en crecimiento comercial estable en 2015
Se prevé que las exportaciones e importaciones chinas mantengan un crecimiento "moderadamente estable" en 2015, anunció hoy miércoles el portavoz del Ministerio de Comercio de China, Shen Danyang.
El vocero señaló que en 2015 se promoverán nuevas ventajas competitivas comerciales centradas en la tecnología, las marcas, la calidad y el servicio.
"El fomento que China realiza sobre las iniciativas del cinturón económico y la ruta marítima (de la Ruta de Seda), el establecimiento de nuevas zonas de libre comercio, así como un alza en el comercio electrónico transfronterizo, probablemente sean factores que contribuyan" explicó Shen en una rueda de prensa mensual de la cartera organizada en Beijing, capital de China.
Sin embargo, Shen citó la débil recuperación mundial, la presión a la baja sobre la economía nacional, el aumento de los costos corporativos y un ambiente geopolítico incierto como los desafíos para el crecimiento comercial sostenible.
"En términos de la demanda externa, como resultado de la crisis financiera, la economía global sigue en un periodo de reestructuración, por lo tanto, la recuperación continúa siendo débil, lo cual supone muchas incertidumbres", admitió.
"En el ámbito interno, la economía se encuentra en un estado de 'nueva normalidad' y la presión bajista sobre el crecimiento continúa. Se espera que la desaceleración en la inversión y en el crecimiento económico reduzca las importaciones aún más", indicó Shen.
Mientras tanto, las ventajas tradicionales de costos bajos de las exportaciones chinas se están desvaneciendo, al tiempo que aumentan las investigaciones sobre subsidios en las exportaciones, de acuerdo con el funcionario.
En medio de tantos retos, el comercio exterior chino denominado en dólares subió un 3,4 por ciento en 2014, una cifra significativamente menor que el crecimiento del 7,6 por ciento registrado en 2013 y la meta del 7,5 por ciento.

Beneficios de firmas de corretaje de China suben 119,34% en 2014
Las empresas de corretaje de China registraron unos importantes beneficios en 2014 impulsadas por el creciente negocio de las operaciones a crédito y un mercado bursátil alentador.
Los beneficios netos combinados de las 120 empresas sumaron 96.550 millones de yuanes (15.750 millones de dólares) el año pasado, un 119,34 por ciento más interanual, según los datos publicados ayer martes por la Asociación de Valores de China (SAC, siglas en inglés).
Sólo una compañía de corretaje no logró beneficios, frente a las 11 de 2013, de acuerdo con las cifras.
Los ingresos acumulados ascendieron a 260.280 millones de yuanes, un 60 por ciento más que en 2013, reveló la SAC. Los ingresos procedentes de los cobros de corretaje representaron alrededor del 40 por ciento del total, gracias al enorme volumen de negocio registrado en el mercado.
El volumen de negocio diario combinado de las Bolsas de Shanghai y Shenzhen superó el billón de yuanes el 5 de diciembre, registrando un nuevo récord mundial. El volumen para todo el año totalizó los 74,4 billones de yuanes el año pasado.
Los expertos también atribuyeron el fuerte desempeño del sector al rápido desarrollo del negocio de las operaciones a crédito, cuyos ingresos anuales se aceleraron un 141,7 por ciento en 2014.
Las acciones del mercado bursátil chino eran alcistas el último trimestre de 2014, gracias a un clima de recuperación económica y a las medidas de relajación del gobierno central.
El Índice Compuesto de la Bolsa de Shanghai subió más del 50 por ciento anual a finales de 2014.
Sin embargo, los recientes pasos oficiales mostraron las preocupaciones de los elaboradores de las políticas sobre la subida de las acciones. La Comisión Reguladora de Valores de China, el máximo regulador de valores del país, anunció que podría fortalecer el control sobre las operaciones a crédito, mientras que otras autoridades han controlado el flujo de capital de entrada al mercado.
El Índice Compuesto de la Bolsa de Shanghai bajó 7,7 por ciento el lunes, la mayor caída diaria desde junio de 2008.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.