miércoles, 7 de enero de 2015

Reforma agraria provoca debate en gobierno brasileño

PL

El ministro brasileño de Desarrollo Agrario, Patrus Ananias, defendió hoy la ley de reforma agraria a favor de los pequeños campesinos y en contra de los latifundios, en el contexto de un debate con su colega en la cartera de Agricultura, Katia Abreu.

Ananias, un veterano dirigente del Partido de los Trabajadores (PT), sostuvo que "no alcanza con derribar los cercados del latifundio sino también hay que derribar los que nos limitan a una visión individualista y excluyente del proceso social" en su discurso de toma de posesión del cargo.

Apenas un día antes la ministra Abreu, una ganadera e hija de familia adinerada, negó la existencia de los latifundios en una entrevista concedida al diario Folha de Sao Paulo.

Para Abreu la reforma agraria debe centrarse en la creación de infraestructuras y el mejoramiento de la calidad de vida y de trabajo de los campesinos.

Además la ministra, quien liderara en sus tiempos de senadora una bancada de terratenientes opuestos al cambio, aseguró que "el latifundio ya no existe".

En lo que fue interpretado como un contragolpe a esa declaración, Ananias, cuya cartera tiene la misión de llevar a cabo la reforma, defendió la expropiación de posesiones improductivas al afirmar que la tierra debe ser de aquellos que la cultivan.

Los datos del estatal Instituto Nacional de Colonización y Reforma Agraria (Incra), de 2010, informan que el uno por ciento de los propietarios rurales del país acaparan más de la mitad de las tierras cultivables, y que más de 90 mil campesinos ociosos esperan por un trozo de tierra que trabajar.

Además, las tierras improductivas o cuya producción está por debajo de su potencial representan un 40 por ciento de las grandes propiedades rurales y ocupan una superficie de 228 millones de hectáreas.

Se espera que la reforma, a largo plazo, devuelva al campo a más de cinco millones de personas que emigraron hacia las ciudades en busca de mejores oportunidades.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.