lunes, 26 de enero de 2015

Syriza acaricia la mayoría absoluta en Grecia con una victoria histórica

Andrés Gil (ELDIARIO.es)

Alexis Tsipras consigue 149 escaños de los 300 que componen el Parlamento, justo al filo de la mayoría absoluta, situada en 151. Nueva Democracia, el partido hasta ahora en el Gobierno, consigue 76 escaños. El partido neonazi Amanecer Dorado logra el tercer puesto y el PASOK se hunde hasta el último puesto entre los partidos con representación.

Una victoria histórica. 149 escaños. Pero dos por debajo de los "mágicos" 151, en palabras de los dirigentes de Syriza.

El líder del partido, Alexis Tsipras, los había reclamado con empeño en los últimos días. Esto dijo el pasado viernes: "Hoy apelamos a todos los griegos, independientemente de si han votado o no a la izquierda en los últimos años, y si aún tienen dudas. Les pido el domingo que voten por Grecia, por el futuro, y se unan a Syriza, porque es la única opción válida para asegurar que se va a detener este desastre que está pasando, que es la única forma de garantizar que vamos a estar firmes en Europa. De acuerdo con las últimas encuestas, estamos al borde de la mayoría absoluta en el Parlamento. Es lo que nos jugamos en estas elecciones. Sería un mandato claro del pueblo para que podamos trabajar duro y comprometernos con el pueblo de Grecia, porque tenemos mucho que hacer. Necesitamos una mayoría fuerte".

Pero con ya por encima del 90% escrutado, esa mayoría absoluta se escapa por tan solo unos cuantos votos. No obstante, Tsipras lo recibe como un "mandato" claro: "Se ha escrito una nueva página en la historia de Grecia". El presidente de Syriza ha agradecido esta noche la victoria conseguida en las urnas: "Hoy se ha escrito una nueva página en la historia de Grecia. Se queda atrás la catástrofe humana que ha causado la austeridad. Han sido cinco años de humillaciones, y ahora recuperamos el optimismo, la dignidad y la esperanza en el futuro".

"Es un gran paso hacia adelante, no solo en nuestro país, sino en toda Europa. Hoy estamos celebrándolo, pero mañana habrá que empezar a trabajar duro, porque los griegos, todos, cerramos hoy el círculo vicioso de la austeridad, cancelamos el memorándum. Es el voto que deja en el pasado la troika, porque los griegos nos han dado un mandato muy claro", ha sentenciado. "Confiamos en toda la ciudadanía, lucharemos juntos y trataremos de reconstruir el país con prosperidad, estabilidad y solidaridad", ha afirmado.

"No hay ganadores y perdedores", ha dicho Tsipras: "Solo la élite antidemocrática ha perdido; y gana la Grecia de la lucha, del conocimiento, de la cultura, la que lucha buscando un tiempo de crear un futuro con dignidad". "Me gustaría agradecer también los apoyos que hemos recibido de todos los rincones de Europa, algo insólito en la historia de Grecia. Nuestra victoria", ha proseguido Tsipras, "es la de todas las naciones que luchan contra la austeridad, y con ellas tendremos un futuro común".

"El nuevo Gobierno", ha explicado el presidente de Syriza, "colaborará y negociará con sus socios europeos para encontrar soluciones viables. Pero lo que está claro es que se ha roto el círculo vicioso de la austeridad, y se recuperan los valores, de la justicia, la democracia y la solidaridad". "Nosotros pondremos nuestras propuestas de reformas sobre la mesa y una nueva política fiscal", ha relatado el próximo primer ministro griego: "Tenemos un programa de inversiones, de reconstrucción del país... Pero nuestra prioridad son los que más han sufrido la crisis y restablecer los derechos, la justicia, profundizar en la democracia y acabar con la corrupción".

"Este país y su gente tenía la dignidad perdida, pero ha vuelto a reír, ya no hay temores, ahora hay lucha... El sol de la justicia, la democracia y la dignidad se ha levantado en Grecia. Iremos juntos, y venceremos".

Esto significa que, a estas horas, Tsipras necesita el apoyo de algún grupo para garantizar la investidura. El foco está puesto en To Potami (5,9% y 16 escaños), toda vez que el partido Izquierda Democrática-Los Verdes se queda fuera del Parlamento. To Potami fue fundado en 2014 por el periodista televisivo Stavros Theodorakis. Theodorakis ha convertido en baza su disposición a "sentarse a hablar" con cualquiera que no busque "una vuelta al dracma", huyendo de la "rigidez" de las ideologías tradicionales: "Quiero un río fuerte y torrencial, [convertirnos en] una tercera fuerza que pueda establecer las condiciones para gobernar de una manera diferente este país. Debe convertirse en el catalizador para que los griegos puedan cambiar de vida".

Datos económicos

Todos los datos económicos, los macro y los micro, son demoledores con Grecia: un 23,1% de los griegos viven en riesgo de pobreza; el paro juvenil es del 52,8%; el salario mínimo ha bajado un 20% desde 2010, igual que el PIB per cápita; el PIB ha caído un 25% desde 2008; y los empleos públicos se han reducido casi un 40% desde 2009.

Pero hay más: en el 33,5% de los créditos no se ha hecho ningún pago de intereses durante más de 90 días; 70.000 millones de euros han huido del sistema financiero del país en los últimos cinco años; una de cada cuatro pymes han desaparecido desde 2008; los impuestos que pagan los profesionales autónomos se han multiplicado por nueve; los trabajadores y jubilados han visto multiplicados por siete los impuestos en 2014 con respecto a 2009; 100.000 científicos griegos trabajan en el extranjero, según el departamento de Economía de la Universidad de Macedonia.

Son los datos que deja el Gobierno actual, el comandado por Nueva Democracia, apoyado en campaña por sus aliados Angela Merkel y Mariano Rajoy, se queda como primer partido de la oposición. El primer ministro saliente de Grecia, Antonis Samaras, ha defendido cerradamente este domingo por la noche los dos años y medio que ha estado al frente del Gobierno griego: "Impedimos lo peor y restablecimos el prestigio del país". "Los últimos dos años y medio", ha continuado el presidente del centroderechista Nueva Democracia, "hemos creado una nueva tradición en Grecia, la del consenso y el Gobierno de coalición. Y, además, hemos frenado el déficit".

"Habremos cometido errores, pero hemos evitado lo peor. Grecia ahora es un país serio, seguro y sin déficit, y hemos puesto al país en el camino para salir de la crisis. He gobernado un país de la UE, lo hemos mantenido en la UE y espero que el próximo Gobierno siga ese camino y sea sincero". "Nueva Democracia", ha señalado Simaras, "seguirá siendo un partido fundamental. Solo hemos bajado un par de puntos con respecto a las elecciones de 2012 y está preparado para asumir un rol decisivo. Es un rol crucial y garantizo que lo seguirá desempeñando".

Los neonazis, terceros

Amanecer Dorado y To Potami se disputaban el honroso tercer puesto, que al final se ha inclinado por los neonazis, con el 6,3% (17 escaños). To Potami se queda con 16 escaños y 5,8%. A continuación, llega el KKE con 15 escaños y 5,4%, por encima del otrora hegemónico Pasok (4,7% y 13 escaños). El eurodiputado Kostas Papadakis ha dejado claro que no respaldarán a Syriza en una entrevista con eldiario.es: "No apoyaremos a Syriza; estamos contra la UE, la OTAN y las cadenas del capitalismo. Syriza ha dejado muy claro que no va a desafiar a la UE ni la OTAN. Nosotros decimos, ¿qué clase de izquierda es esta? No hay miedo de la UE a Syriza, no es la preferencia de la oligarquía, pero es la nueva socialdemocracia, útil para el sistema".

El líder del Pasok, Evangelos Venizelos, ha reconocido el mal resultado de su formación en las elecciones griegas y, aunque felicitó al izquierdista Syriza, le recordó: "La actual situación griega necesita de mayorías más amplias". Según Venizelos, gran parte de la responsabilidad de esta caída socialista la tiene el ex primer ministro Yorgos Papandreu, "que provocó una escisión por razones personales".

Los Griegos Independientes le siguen (4,7% y 13 escaños). El nuevo partido formado por el ex primer ministro Papandreu, escindido del Pasok, logra el 2,4% de los votos y se queda fuera del Parlamento.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.