viernes, 23 de enero de 2015

Una muestra más de la relación con China

RED ECO

La legislatura de Entre Ríos aprobó esta semana una ley que faculta al Ejecutivo local a endeudar a la provincia por más de 430 millones de dólares y a contratar sin licitación la construcción de dos acueductos con una corporación china.

El lunes de esta semana, en el local que la Asociación Gremial del Magisterio de Entre Ríos tiene en Paraná, se reunió la Multisectorial en Defensa del Patrimonio de los Entrerrianos.

Con la presencia de numerosas organizaciones se aprobó la declaración contra lo que entonces era un proyecto de ley que facultaría al Poder Ejecutivo a endeudar a la provincia por más de 430 millones de dólares - más los intereses - y a contratar sin licitación la construcción de dos acueductos con una corporación china.

Al día siguiente se movilizaron ante la legislatura provincial para reclamarles a los diputados que sesionaban en ese momento que no aprobaran el proyecto. Sin embargo, la iniciativa, que había obtenido media sanción del Senado provincial el 29 de diciembre, fue convertida en ley. Las obras a realizarse fueron denominadas “Acueducto del Norte Entrerriano – La Paz – Estacas y sistematización y distribución de agua para riego – Mandisoví Chico”.

En un pronunciamiento de repudio dado a conocer en el día de ayer, la multisectorial denuncia la “bochornosa aprobación de ley” votada sin debate y en un mes como enero en el que hay poca capacidad de respuesta por parte de la sociedad. Su aprobación, afirman, ha sido “en el mayor secretismo y a espaldas del pueblo”.

Advierten además que “los diputados oficialistas haciendo valer su mayoría automática lograron de una manera irregular retirarse de la sesión con la ley que los autoriza a realizar una gran estafa en perjuicio de todos los entrerrianos”.

En el mismo documento recalcan que de aplicarse, la norma tendrá “un fuerte impacto económico, social, energético y ambiental en la zona”. Aseguran además que la ley “abre el camino para actos de corrupción, y para futuros sacrificios porque involucra la pérdida de los fondos coparticipados y la mayor presión tributaria que se votó”.

Anticipan que exigirán su derogación por ser una norma a la que califican de “entreguista e inconstitucional”. Por ello, anticipan que realizarán acciones legales “para impedir que se consume esta estafa a los entrerrianos” y reiteran el llamado a toda la sociedad a “informarse, movilizarse y luchar en defensa legítima de sus intereses”.

Tal como detallan desde la Multisectorial, la ley autoriza al Poder Ejecutivo de Entre Ríos:

*A celebrar un contrato de manera directa y sin licitación con una corporación china (violando la Ley de Obras Públicas), sin conocerse ningún detalle de la obra (art. 1º).

*A endeudar a la provincia por más de 430 millones de dólares más intereses, con bancos y aseguradoras chinas, según condiciones que pueden ser modificadas de manera unilateral por la entidad concedente (art. 2º y anexo I de la ley).

*A que garantice el cumplimiento del crédito con los fondos que recibe la provincia de la Coparticipación

Federal de Impuestos, principal fuente de financiamiento del Estado entrerriano (art. 3º)

*Por otra parte, el Ejecutivo se compromete a aprobar en un plazo máximo de seis meses la creación de nuevos tributos que recaerán sobre los contribuyentes con el fin de pagar el crédito y sus intereses (art. 5º).

*Además establece la creación de una Unidad Ejecutora, que se constituirá y funcionará según lo disponga el Poder Ejecutivo (art. 4º). Será la que definirá sobre el uso de los fondos y el destino que tendrán, de manera directa y sin trámite de licitación.

Según se afirma en el documento, producto de esta norma “se renuncia a nuestra soberanía aceptando de manera servil la aplicación de la legislación inglesa en el caso de que se susciten controversias futuras (Anexo I)”.

Previo a la sanción, el espacio multisectorial advertía que no había sido posible acceder a la información detallada de las obras, ni del acuerdo celebrado con China que la ley aprueba. “No existen estudios económicos y financieros que avalen la obra. No existen estudios de impacto ambiental, que consideren las importantes consecuencias que generaría un fuerte cambio de la matriz productiva en la zona. Por otro lado, los costos iniciales previstos por el PROSAP (Programa de Servicios Agrícolas Provinciales) para una obra similar eran de 92 millones de dólares, y ahora casi se quintuplican sin justificación”, afirmaron entonces.

El pasado miércoles una delegación china de la provincia de Xinjiang visitó nuestro país para cerrar acuerdos en materia agropecuaria. Fue recibida por el ministro de Agricultura de la Nación, Carlos Casamiquela. Según información oficial, el objetivo de la visita fue analizar formas de cooperación en materia de investigación y desarrollo agropecuario.

Recorrieron la provincia de San Juan – con características similares a Xinjiang – “en una misión de cooperación entre las dos provincias que se concentra en los temas de producción ganadera sustentable, vitivinícola, agricultura familiar y cooperativas y riego”, informó la agencia NA.

En nuestra nota “Aspectos de la relación comercial entre Argentina y China” comentamos sobre la media sanción del Senado de la Nación de la ley que avala el “Convenio marco de cooperación” que propicia tratados comerciales con el país asiático.

Resaltábamos que el artículo quinto del “Convenio” establece la posibilidad de otorgar por adjudicación directa proyectos de infraestructura a empresas del país asiático: “Las adquisiciones (…) podrán efectuarse a través de adjudicación directa siempre que estén sujetos a financiamiento concesional de la parte china y que la adjudicación se realice en condiciones ventajosas de calidad y precio”. La reciente norma aprobada en Entre Ríos es un ejemplo de esto

Advertíamos, además que, al ser este un Convenio que fija un marco, en definitiva no queda claro qué se firmará con el gobierno chino. Como puede leerse en el artículo segundo: “Se firmarán convenios específicos en los que se detallará el plan de trabajo, el procedimiento para la recepción y el uso de los fondos y el perfil de la participación de las distintas partes en cada caso”.

Las inversiones chinas son en parte para obras de infraestructura (rutas, puertos, desarrollo ferroviario, sistemas de riegos, etc.) que se orientan al abaratamiento de los productos primarios que exportamos.

Las medidas tomadas hasta ahora en relación al gigante asiático apuntan a mantener a la Argentina como encargada de producir materias primas para los países centrales, lejos de la pretendida industrialización que se pregona desde el gobierno. Y con un alto costo para los recursos naturales y el medio ambiente, otras de las víctimas del pretendido “modelo”. Y con un alto costo para los recursos naturales y el medio ambiente, otras de las víctimas del pretendido “modelo”.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.