martes, 13 de enero de 2015

Venezuela: El paro que nadie acató

Mario Hubert Garrido (PL)

La convocatoria a un paro nacional la víspera por fuerzas opositoras, que nadie acató, representa hoy otro fracaso de los adversarios del gobierno venezolano.

El llamado a detener labores en entidades productivas y de comercio, y, sobre todo a los estudiantes, a no acudir a las aulas, encontró por respuesta una movilización como "ejemplo de amor a la Patria y al conocimiento", según el vicepresidente ejecutivo Jorge Arreaza.

Para el alto ejecutivo, el gesto popular también rechazó la conspiración de sectores de la derecha tejida desde internet para impulsar acciones desestabilizadores en la nación suramericana, al estilo del primer semestre de 2014.

Es un privilegio ver cómo a pesar de todo intento que ha querido crear zozobra, el pueblo está dando un ejemplo de patria, de civilidad, de amor por el conocimiento, destacó Arrreaza la víspera al inaugurar una escuela en el estado Portuguesa. También recordó que el retorno a clases abarcó todos los niveles del sistema, tanto público como privado y, en ese sentido, precisó que en la actualidad más de 2,6 millones de estudiantes cursan carreras universitarias.

Igualmente, recalcó el trabajo que realiza el Gobierno para hacer posible que la paz impere en el país y que el año escolar continúe trascurriendo con total normalidad.

Interpelado sobre el asunto, el propio presidente de la República, Nicolás Maduro, desde Qatar, uno de los puntos de su gira por países de la Opep que concluye este martes en Argelia, señaló que "los venezolanos amanecieron este lunes laborando con optimismo. Hoy salieron los trabajadores a cumplir con la patria".

Aseveró además que están investigando quiénes son los responsables directos del sabotaje, "de esta emboscada que se ha hecho empezando el año", agregó.

Mientras, recordó que el Gobierno sigue desplegado, a través de la vicepresidencia de Seguridad y Soberanía Alimentaria y el Estado Mayor de Economía, para garantizar el abastecimiento de alimentos y productos básicos en el país.

Por su parte, el presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, opinó que el llamado a un paro nacional convocado por grupos de la oposición demostró ser un profundo fracaso.

La derecha local no tiene fuerza en el país, el pueblo es trabajador y continúan sus actividades normalmente, destacó el también primer vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela(PSUV)

De otra parte, el dirigente del PSUV adelantó en un encuentro con la prensa que el próximo 23 de enero, cuando se cumplen 57 años de la caída de la dictadura de Marcos Pérez Jiménez, habrá una gran movilización de la mayoría que respalda el legado del fallecido presidente Hugo Chávez.

En esos actos, dijo, también se rendirá tributo a la víctimas de torturas y abusos registrados desde 1958 hasta 1998, periodo en el cual se cometieron violaciones de los derechos humanos del pueblo venezolano. Cabello alertó sobre recientes muestras de agresión económica como la incautación en el estado de Zulia de más de mil toneladas de alimentos y productos de primera necesidad.

Los productos ocupados pertenecen a la empresa distribuidora Herrera C.A, vinculada en forma directa con una compañía domiciliada en Barbados y representada por una activista del partido de derecha Voluntad Popular, precisó este martes Radio Nacional de Venezuela.

Desde inicios de 2015, las autoridades venezolanas advierten que la derecha intenta con el uso de redes sociales y medios de prensa generar una matriz de opinión negativa, con informaciones que magnifican el desabastecimiento general y convocan a acciones violentas.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.