lunes, 2 de febrero de 2015

6 años sin Luciano Arruga: La policía lo mató, el Estado lo desapareció

LA RETAGUARDIA

El sábado se cumplió un nuevo aniversario de la última vez que fue visto con vida el joven de 16 años. Sin embargo, este 2015 es especial. Tras cinco años y ocho meses de búsqueda, el 17 de octubre de 2014, sus familiares y amigos se enteraron parte de (una parte de) la verdad. En la madrugada de aquel 31 de enero de 2009, Luciano fue atropellado en General Paz y Mosconi, en un lugar de acceso prácticamente imposible para alguien de a pie. Según declararon testigos apareció corriendo, descalzo y desesperado. Lo llevaron al Hospital Santojanni, donde falleció al día siguiente. Su madre Mónica y su hermana Vanesa no fueron informadas de lo sucedido, a pesar de que ese mismo día habían ido a ese nosocomio preguntando si había sido internado un joven con las características de Luciano. Pocos días después, el cuerpo de Arruga fue enterrado como NN en el Cementerio de la Chacarita.

La principal actividad de esta jornada de lucha que comenzará a las 10 en la Plaza Luciano Arruga, ubicada en Perú y Pringles de Lomas del Mirador será una gran movilización.

Se partirá de esta plaza del barrio 12 de octubre, donde vivía Luciano, y se pasará por el Espacio para la Memoria, recientemente expropiado para los Familiares y Amigos a partir de una ley aprobada por el Congreso bonaerense. En el hoy Espacio para la Memoria funcionaba el ex Destacamento Policial de Lomas del Mirador donde fue detenido y golpeado, según relataron varios testigos, Luciano la noche del 31 de enero de 2009. No era la primera vez que Arruga iba preso, el hostigamiento policial era permanente desde que se había negado a robar para ellos.

La marcha también pasará por el actual destacamento de Lomas del Mirador y por la comisaría 8º. El cierre será en la Colectora General Paz y Mosconi, del lado de provincia de Buenos Aires, donde se realizará, a las 13, un acto y radio abierta.

Organizaciones, partidos de izquierda, organismos de derechos humanos independientes participarán de la jornada. La Red Nacional de Medios Alternativos hará, como todos los años, una transmisión especial, 10 a 15, que podrá ser escuchada por la radio de la RNMA y también por Radio La Retaguardia.

En el documento unificado, que se elaboró para este nuevo aniversario, los Familiares y Amigos de Luciano Arruga afirman: “se cumplen seis años del secuestro, asesinato y desaparición de Luciano Nahuel Arruga por parte de la policía y el Estado. Sus familiares, amigos, organizaciones y partidos de izquierda, organismos de derechos humanos independientes y medios alternativos lo buscamos incansablemente. Fueron cinco años y ocho meses de amenazas, hostigamiento, e intentos de amedrentarnos para que declináramos nuestra denuncia contra la Bonaerense y el gobierno que la sostiene.

Luciano fue secuestrado el 31 de enero de 2009 y desde el comienzo supimos que fue la policía. Lo supimos y lo sabemos porque lo tenían de punto: lo detenían ilegalmente, lo humillaban, le apuntaban al pecho y le advertían que tenía los días contados. Luciano comenzó, con 16 años, a vivir con miedo a la policía, porque en cada oportunidad que se la cruzaba le pegaban, lo verdugueaban, lo amenazaban o directamente lo llevaban detenido sin ninguna justificación y lo torturaban.

El 22 de septiembre de 2008, Luciano, siendo menor de edad, estuvo detenido ilegalmente en el destacamento de Lomas del Mirador durante diez horas. Cuando Vanesa Orieta (hermana) y Mónica Alegre (mamá) fueron a buscarlo, escucharon cómo era golpeado. Ese episodio derivó en una causa por Torturas que irá a juicio oral en marzo de 2015. El imputado es el oficial Julio Diego Torales y se encuentra con prisión preventiva.

Cuando comenzamos la búsqueda comprendimos que estábamos yendo contra un sistema asesino de pibes y que no había democracia que protegiera a quienes luchábamos por estas causas: comenzaron a seguirnos en nuestros barrios, recibimos llamadas telefónicas amenazadoras, compañeros nuestros y testigos de la causa fueron detenidos y torturados en comisarías. (…)

Testigos afirman haber visto a Luciano en el Destacamento y hay móviles policiales que la noche del 31 de enero de 2009 se salieron de su jurisdicción para detenerse durante dos horas en el Monte Dorrego, un descampado de la zona. De los 17 móviles de las comisarías de Lomas del Mirador, sólo seis emitieron su posicionamiento aquella noche y uno apagó su registro de radio desde las dos a las cuatro de la mañana: Luciano fue asesinado a las tres y media. Los libros de entrada y salida de detenidos del destacamento de Lomas del Mirador fueron adulterados con tachaduras, borraduras e incluso hojas arrancadas.

Por todos los hechos de impunidad sucedidos con Luciano y con otros tantos pibes del barrio, una de las primeras reivindicaciones que sostuvimos fue el cierre definitivo del destacamento de Lomas del Mirador. A los tres años lo conseguimos, pero tuvimos que pasar otros tres años más para lograr la cesión definitiva del lugar a familiares y amigos de Luciano. A pocos días de la aparición del cuerpo, el senado de la Provincia otorgó la media sanción que faltaba para convertir en ley nuestra consigna: tenemos Espacio para la Memoria Luciano Arruga independiente del Estado y del gobierno. (…)

A cinco años y ocho meses de lucha inclaudicable, de marchas, escraches, acampes, festivales y de búsqueda desesperada, encontramos a Luciano. En abril de 2014 tomamos la decisión de presentar un nuevo hábeas corpus exigiendo la aparición con vida. Fue rechazado en primera y segunda instancia, pero gracias a nuestras apelaciones llegó a la Cámara Federal de Casación Penal en Comodoro Py y la sala IV le dio curso. El juez Juan Pablo Salas, entonces, reabrió los archivos de la Policía Científica de la noche del 31 de enero de 2009 y se utilizaron las huellas de Luciano registradas por una detención anterior. Con esa información, se encontró un NN enterrado en el cementerio de la Chacarita cuyas huellas coincidían.

El hallazgo del cuerpo de Luciano puso de manifiesto un entramado de encubrimiento de todas las instituciones del Estado, que garantizaron mantenerlo desaparecido durante casi seis años. Nos encontramos con que se explicaba su muerte a partir de un simple accidente de tránsito. Sin embargo, todo lo investigado a partir de la aparición involucra directamente a la policía bonaerense en el asesinato de Luciano. (…)

Nuestra denuncia no cambió. Por el contrario, se amplificó. Nunca diremos que hay una cadena de errores o negligencia: es encubrimiento manifiesto y cómplice de todas las instituciones del Estado para garantizar que en democracia haya desaparecidos. Luciano Arruga fue asesinado por la policía bonaerense y fue desaparecido por el Estado argentino. (…)

El caso Arruga se ha convertido en un emblema de lucha contra la represión policial, que se repite a lo largo y ancho de todo el país. No es nuestra intención presentar su desaparición como un caso único o aislado: desde el comienzo de nuestra lucha resaltamos que ya son más de 4300 los pibes asesinados en democracia por fuerzas de seguridad; más de la mitad, durante la década kirchnerista y hay 216 desaparecidos en democracia.

Nuestra lucha continuará vigente mientras sigan existiendo otros Lucianos, porque demostramos que es la única forma posible de hacer Justicia. Sólo organizados en las calles pudimos hacer historia y encontrarlo. Nos comprometimos desde el primer momento a sostener una independencia total del Estado y sus gobiernos y sostenemos esa premisa más firmes que nunca. La sangre de nuestros pibes no se negocia”.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.