lunes, 2 de febrero de 2015

Argentina, Neuquén. Bienes comunes y modelo productivo: Nuevo accidente y derrame en Vaca Muerta

LAOTRAMIRADASUR.com.ar - ACTA

El pasado jueves, ocurrió un nuevo “accidente” en uno de los pozos que atraviesa el territorio comunitario de Campo Maripe. El Logko Albino Campo introduce una vara para verificar la cantidad de emulsión desparramada en el terreno (Foto).

El derrame se suscito en el pozo DLS 129 y no tuvo control inmediato como suele suceder en estos casos. Los agentes de control de la Secretaria de Ambiente de Neuquén, no asistieron al lugar pese a las denuncias realizadas por la comunidad. El derrame cubrió las llamadas Vaina que tienen alrededor de 4 Ms de profundidad y quedaron cubiertos por la emulsión toxica que se desprendió.

Según dio a conocer la Confederación Mapuche de Neuquén, YPF responde con el silencio. Los miembros de la comunidad Campo Maripe son los que día y noche recorren el campo para detectar estos “accidentes” porque están en juego la vida de su pequeña economía ganadera, hoy totalmente intervenida por el ingreso de la petrolera. Se firmo un Acuerdo de Paz Social, que YPF violenta desde su misma firma, porque no regula la explotación sin límites. Solo esta preocupado por lograr récord en explotación, sin control ni prevención.

El Lof Campo Maripe está en el centro de la explotación de Vaca Muerta y padece día a día la intervención violenta de la actividad petrolera. Algo que se repite son los accidentes, derrames y explosiones que muestran la incapacidad de la empresa de poder regular, controlar, prevenir, los permanentes accidentes y derrames.

La burla mas cruel a esta situación son los métodos de saneamientos a estos accidentes. El más burdo es el de las llamadas “mantas oleofilicas de pluma de pollo”, que son fabricadas con el objeto de absorber los repetidos casos de derrame. No solo que nada absorben ni controlan, sino que además el tratamientos que le dan a esas mantas son un nuevo problema ambiental en si. Y lo que es peor, es el momento en que estas mantas comienzan a desprender plumas por toda la zona y las jarillas y zampa son la barra de contención de este mal producto. Allí llegan las cabras y vacas de la comunidad y se repiten los casos de envenenamiento de animales para sumar más drama al existente.

Desde hace dos años la zonal Xawvnko y las autoridades comunitarias vienen denunciando y exigiendo que esas Mantas sean erradicadas y el sistema sea cambiado por otro más efectivo. Incluso se ha investigado el tema y se han realizado propuestas de sistemas. En este sentido, quien más se resiste a este posible cambio de sistema de absorción es Ricardo Esquivel y la Secretaria de Ambiente de Neuquén. Varios medios locales han hecho saber que tanto Esquivel como Guillermo Pereyra tienen intereses en la fabricación de ese producto y por esa razón nuestra denuncia no tiene eco.

Mientras tanto, a la espera de alguna respuesta y acción por parte de las autoridades competentes, el territorio sigue siendo saqueado y contaminado pese al centenar de denuncias que desde la comunidad se han realizado en estos últimos tiempos. En teoría la actividad petrolera debe generar un desarrollo económico mas que importante en la zona pero en vista a todo lo acontecido se ve claramente que se esta desarrollando una economía pero básicamente basada en la miseria.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.