lunes, 2 de febrero de 2015

Argentina, Tucumán: Nadie puede detener la contaminación que causa el ingenio La Florida

Esteban Stanich (PRIMERA FUENTE)

Vecinos de la localidad tucumana de Ranchillos difundieron imágenes sobre el daño ambiental que causa el ingenio La Florida a la cuenca Salí-Dulce.



Alertados por vecinos de la localidad de Ranchillos que vienen denunciando la contaminación ambiental de la zona, integrantes de la ONG Pro-Eco realizaron el 29 de enero un relevamiento fotográfico registrar la contaminación con efluentes industriales generados por la destilería del ingenio La Florida.

A la altura la ruta provincial Nº 321 comprobaron cómo un canal pluvial que desemboca en la cuenca Salí-Dulce contenía gran cantidad de vinaza y otros desechos industriales provenientes del ingenio propiedad del empresario Jorge Rocchia Ferro.

“Estamos cansados de denunciar y que las autoridades no hagan nada. Vino Gendarmería, tomaron muestras pero nada cambió. Mientras tanto, afloran las enfermedades y, sobre todo, los casos de cáncer como consecuencia de los desechos que se tiran en el canal”, se quejó un vecino identificado como Albornoz. No quiso dar su nombre por temor a las amenazas que reciben por parte de supuestas patotas que responderían al ingenio y al delegado comunal de La Florida, Arturo Chicho” Soria (PJ).

“Lamentablemente pudimos comprobar en un relevamiento que, en general, todos los canales de la zona están contaminados por desechos industriales y desembocan en un gran canal afluente a la cuenca Salí-Dulce”, explicó Alfredo Carbonel, activista de Pro-Eco. “No hay que olvidar que a todo esto se suman los metales pesados que Minera Alumbrera arroja al canal DP2, motivo por el cual hace más de una década que se lleva adelante una causa por daño ambiental. La situación se agravará porque en poco tiempo también se arrojarán los desechos provenientes de la explotación minera de Bajo El Durazno que también usará el mineraloducto que desemboca en Ranchillos”, agregó el ambientalista.

Rochia Ferro, a un paso del banquillo de acusados

La situación denunciada por los vecinos de Ranchillos y Pro-Eco suma un capítulo más a una oscura historia de larga data en la lamentable situación socioambiental que padece Tucumán.

En marzo de 2013, el juez federal de Santiago del Estero, Guillermo Molinari, procesó a Rocchia Ferro procesó por infracción a la ley de Residuos Peligrosos y por desobediencia judicial tras encontrarlo responsable de arrojar millones de litros de vinaza a un canal público que afectó a pobladores del departamento Jiménez, El Palomar, Santiago del Estero.

La defensa del empresario apeló el procesamiento sin éxito en la Cámara Federal de Apelaciones de Tucumán por lo que se espera que en los próximos días el fiscal federal de Instrucción Nº 1, Pedro Simón, requiera la elevación a juicio de esta causa.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.