jueves, 26 de febrero de 2015

Brasil: Rousseff compara ajuste fiscal con tareas domésticas de una ama de casa

XINHUA

La presidenta brasileña Dilma Rousseff comparó hoy el ajuste fiscal iniciado por el gobierno para intentar sanear las debilitadas cuentas públicas, a las tareas domésticas que una "ama de casa hace en su hogar".

"Hago ajustes en mi gobierno como una madre, una ama de casa, hacen las suyas. Necesitamos ahora dar condiciones para que volvamos a retomar un nuevo ciclo de desarrollo económico para generar más empleo, para asegurar más renta y para hacer que Brasil continúe creciendo", dijo Rousseff durante un acto en el estado de Bahía (noreste).

La mandataria, quien el 1 de enero inició su segundo mandato de cuatro años, dijo que las modificaciones fiscales impulsadas por su gobierno son para provocar "los cambios que sean necesarios" y que el gobierno tiene "el coraje suficiente" para hacerlos, a pesar de los problemas que puedan causar en la economía y en las finanzas de la población.

Rousseff negó que el ajuste de las cuentas públicas, que cerraron en rojo el año pasado, pueda afectar alguno de los programas sociales de su gobierno.

"Cuando es necesario corregir, hay cosas que uno corrige", agregó.

Según la presidenta brasileña, las medidas de ajuste fiscal, que supondrán una fuerte reducción del gasto público, provocarán que se "genere más empleo" y que la economía del país "siga creciendo, pero de forma más acelerada".

En los últimos cuatro años la economía brasileña ha combinado un bajo crecimiento con elevadas tasas de inflación.

El pasado lunes el boletín "Focus" del Banco Central de Brasil publicó un estudio que agrupa la opinión de las instituciones financieras, el cual arrojó que se espera una contracción de la economía este año de 0,5 por ciento, mientras que la inflación se situó en 7,33 por ciento, superior al techo de 6,5 por ciento marcado por el gobierno.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.