miércoles, 4 de febrero de 2015

Brasil: Rousseff se muestra partidaria de una "tolerancia cero" en la violencia contra la mujer

XINHUA

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, se mostró partidaria de tener una "tolerancia cero" en la violencia doméstica y sexista contra las mujeres y defendió la necesidad de coordinar todos los órganos del Estado para evitarla.

"Es muy importante que tengamos esta actitud de cooperación no sólo del gobierno. Toda la sociedad tiene que comprometerse contra esta violencia que afecta a las mujeres", dijo Rousseff en Campo Grande, capital de Mato Grosso do Sul (centro-oeste), durante la inauguración de un centro de atención a las víctimas de la violencia machista, la Casa de la Mujer.

La intención del gobierno brasileño es expandir más Casas de la Mujer por el país para que hagan "el ataque conjunto de todos los órganos del Estado" contra la violencia machista, ya que todas ellas dispondrán de una comisaría y una fiscalía que funcionarán 24 horas por día, para poder agilizar las denuncias contra los agresores y el acogimiento de las víctimas.

Además, las Casas de la Mujer también dispondrán de atención psicológica, social, jurídica, sanitaria e incluso orientación en la búsqueda de trabajo a todas las víctimas que lo requieran.

El proyecto está inspirado en uno semejante implantado en El Salvador desde 2011, llamado Ciudad Mujer, que ya cuenta con seis centros en los que ya han recibido atención unas 600.000 mujeres.

El centro inaugurado en Campo Grande podrá atender a entre 200 y 250 mujeres al día y cuenta con 126 profesionales. Su instalación ha exigido inversiones de 18,2 millones de reales (unos 7 millones de dólares), lo que incluye el coste de operación en sus dos primeros años. Está previsto que próximamente se inauguren centros en la capital Brasilia y Curitiba (capital del estado de Paraná, sur), y que llegue posteriormente a todas las capitales del país.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.