jueves, 5 de febrero de 2015

Expectativas de BRICS siguen siendo prometedoras entre vientos globales en contra

XINHUA

Las actuales dificultades económicas detectadas en algunos países en desarrollo han moderado las expectativas de los países del grupo BRICS. No obstante, se requiere sabiduría y visión a largo plazo para observar que el bloque de los mercados emergentes todavía es un motor esencial en el impulso de la economía mundial.

Adoptar la "Nueva Normalidad"

La ralentización económica en casi todos los cinco países del BRICS durante el pasado año, desfortunadamente, ha dado lugar a la retórica del "BRICS roto", que ha obtenido aún más popularidad en Occidente con el reciente anuncio de que China creció un 7,4 por ciento, la tasa más baja en 24 años.

Lo que también se ha sumado a las preocupaciones son las grandes dificultades experimentadas por la economía rusa bajo las sanciones occidentales, así como la desaceleración o incluso el estancamiento registrado en la India, Brasil y Sudáfrica.

De hecho, no es necesario escandalizarse sobre el enfriamiento de las economías del BRICS, dado que solo refleja un panorama global lóbrego.

La economía mundial aún está llevando a cabo un profundo ajuste como consecuencia de la crisis financiera de 2008.

Con sus continuas reformas estructurales, la economía china está adoptando la "nueva normalidad", caracterizada por un crecimiento más moderado pero de mayor calidad. Esfuerzos similares se están realizando en otras economías del BRICS, como en Rusia y Sudáfrica.

El presidente ruso, Vladimir Putin, ha expresado su confianza en atravesar las dificultades económicas, dado que las restricciones externas han estimulado a su país a ejecutar cambios estructurales para inyectar vitalidad en su economía.

El Gobierno ruso reveló el mes pasado que hay algunos "signos visibles" de la estabilización de la economía del país después de un mes de violentas turbulencias.

Para la India, el Banco Mundial ha proyectado que su economía, que se prevé que crezca un 6,4 por ciento este año e incluso más rápido en 2016, será un "punto brillante" en un panorama económico global intermedio.

Actualizar la cooperación

Acuñado por el economista de Goldman Sachs Jim O'Neil en 2001, BRICS es un acrónimo que se refiere a Brasil, Rusia, la India, China y Sudáfrica, que pasan por ser los países en vías de desarrollo más grandes y más poblados del mundo.

En los últimos años, existen claros signos de que el bloque de los mercados emergentes se está modernizando, desde una mera asamblea de potencias económicas a una comunidad de destino común e intereses comunes.

William Gumede, especialista sudafricano del BRICS, subrayó el gran potencial de cooperación comercial entre los integrantes del grupo, que dijo ayudaría a sus miembros a superar sus respectivos problemas económicos.

Los datos muestran que el valor comercial entre las naciones del BRICS totalizó 350.000 millones de dólares en 2013, 2,5 veces la cifra registrada hace seis años. Actualmente, China es el mayor socio comercial de Brasil, Rusia y Sudáfrica, y el segundo socio comercial más grande de la India.

A finales del año pasado, la inversión acumulativa de China en los otros cuatro integrantes del grupo superó los 55.000 millones de dólares.

En un gran paso de cooperación llevado a cabo el año pasado, los países del BRICS anunciaron planes para establecer un Banco de Desarrollo y un Acuerdo de Reserva de Contingencia (CRA, siglas en inglés) en julio, con el objetivo de ayudar a los cinco países del grupo, y a otros países en desarrollo, a aprovechar al máximo su potencial de mercado mientras evitan riesgos globales.

Impulsar un nuevo orden

El BRICS, que representa a casi un tercio de la población global, y a más de un cuarto del terreno del mundo, contó con un PIB combinado de casi un quinto del total mundial en 2013.

Cada miembro del bloque es la economía emergente más potente en su respectiva región, y su disposición a participar en los asuntos globales ha ido en aumento constante.

Con los países del BRICS como pioneros, las economías emergentes en conjunto, que representa la mitad de la producción económica mundial, han crecido para convertirse en un motor crucial para la tendencia global de multipolarización económica.

La recién concluida reunión trilateral de ministros de Exteriores de la India, China y Rusia, ha enviado el claro mensaje de que estos tres integrantes del BRICS están comprometidos a realizar esfuerzos conjuntos para promover la coordinación y la cooperación entre economías emergentes.

Anotando que las economías del BRICS han consolidado su posición como los principales motores para mantener a flote la economía mundial en un momento en que esta se está recuperando de la reciente crisis, los ministros pidieron una gobernanza económica global mejorada para magnificar la voz y aumentar la representación de los países en desarrollo.

Los países del BRICS están buscando cambiar el orden económico dominado por Occidente, que ya no cubre las necesidades de la recuperación y el desarrollo de la economía global, afirmó el experto ruso del BRICS, Georgy Toloraya.

La cooperación del BRICS, según los analistas, supone una parte ejemplar de la cooperación Sur-Sur. Está ayudando a conseguir un orden internacional más abierto y justo y a reequilibrar la economía mundial.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.