lunes, 9 de febrero de 2015

Cubanos esperan el fin del bloqueo de Estados Unidos

Rogelio del Río (XINHUA)

Los cubanos aguardan hoy esperanzados un eventual restablecimiento de vínculos diplomáticos con Estados Unidos, el cual signifique el fin del bloqueo decretado por Washington contra la isla desde hace más de medio siglo.

"Sería maravilloso. Sería una alegría para nosotros que nos quitaran el bloqueo", dijo en una céntrica calle habanera la joven Madelaine Cedeño, quien desea que ese sea el resultado de las conversaciones que mantienen ambos gobiernos desde el mes pasado.

Cedeño no espera que esas negociaciones traigan cambios en su vida personal, pero consideró que en general la sociedad cubana se beneficiará con el fin de ese bloqueo, decretado por Estados Unidos el 3 de febrero de 1962.

"Tal vez haya una mejoría en el sector de la salud, porque ahora cuando se necesitan medicinas importantes hay que comprarlas en un país lejano porque Estados Unidos no las vende a Cuba", afirmó la mujer, quien es empleada estatal.

"El bloqueo nos afecta aquí en todo (...) el transporte, la alimentación, las piezas de repuesto. Es criminal lo que han hecho esta gente con nosotros", señaló Humberto Montalvo, un técnico de audio de 50 años.

Montalvo estimó que la isla se beneficiaría mucho si el Congreso estadounidense levanta las sanciones, porque "traería por consecuencia una entrada más del comercio, más turismo en Cuba y mejoraría la economía".

Como Montalvo, muchos cubanos están esperanzados en una futura mejoría de la economía al establecerse negocios con empresas de Estados Unidos, algo que en la actualidad prohíbe la legislación estadunidense.

"El comercio beneficiaría en gran parte al pueblo cubano porque al ser dos países que están muy cerca, las entradas de mercancías serían más rápidas", valoró el jubilado Lázaro García al referirse a los 150 kilómetros que separan a ambas naciones.

"No es lo mismo que vengan mercancías de Europa a que vengan de Estados Unidos, que está mucho más cerca", subrayó en referencia a la prohibición que tiene Cuba de acceder al mercado estadounidense.

En igual sentido se manifestó el estudiante Rodolfo Soto, quien aseguró que el bloqueo ha afectado a todos los cubanos porque "lo que le cuesta a cualquier país un centavo, a nosotros nos cuesta 20 y entonces eso lógicamente ha impedido que sea mayor el desarrollo nacional".

Soto apostó sin embargo por una eventual llegada masiva de turistas estadounidenses a la isla, algo que ahora está prohibido por las leyes de Estados Unidos.

"Eso va a ser una entrada de divisas en nuestro país y va a mejorarlo extraordinariamente", afirmó.

De acuerdo con expertos, la isla puede recibir de 3 a 3,5 millones de turistas estadounidenses cada año, aunque para ello deberá ampliar su infraestructura hotelera, algo que está en los planes del Ministerio del Turismo (Mintur).

Cuba realiza inversiones para tener más de 85.500 capacidades hoteleras en 2020 a la altura de los estándares internacionales, dijo en septiembre último el ministro cubano de Turismo, Manuel Marrero.

Por su parte, una joven bailarina cubana identificada como Alicia González dijo que "quizás la infraestructura no está tan preparada, pero se está trabajando en eso y estoy segura que van a tomar medidas para que en un momento determinado se puedan asumir grandes cantidades de turistas",

La Habana y Washington tienen en marcha un inédito proceso de diálogo para restablecer sus lazos diplomáticos, rotos por la Casa Blanca en enero de 1961, pero ambas partes coinciden en que será un camino largo y no exento de problemas por las diferentes políticas que han separado a los dos países.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.