lunes, 23 de febrero de 2015

El fallo de la cámara federal sobre Boudou, la oposición y los grandes medios

Alejandro Olmos Gaona (especial para ARGENPRESS.info)

La Cámara de Apelaciones en lo Criminal y Correccional Federal, ha confirmado el procesamiento del Vicepresidente Boudou en la causa Ciccone. Dentro de toda la hojarasca dialéctica de la que abusan los grandes medios en estos días, y durante meses, se habló de que la estatización de la empresa era una forma de encubrir al Vicepresidente, lo que resulta no solo una absoluta falsedad, sino el desconocimiento de lo que es el procedimiento penal. Pero la degradada y mediocre oposición política, cultiva estas falsedades y las aumenta, mostrando el precario nivel con el que se maneja con el único propósito de obtener algo de protagonismo.

Debo consignar que el primer proyecto para que se estatizara Ciccone Calcográfica, lo redacté yo a pedido del entonces Diputado Pino Solanas, quien lo presentó y lo acompañaron los diputados Fabián Rogel, Graciela Camaño, Felipe Sola, Alcira Argumedo y Jorge Cardelli. El proyecto fue cajoneado, hasta que el oficialismo presentó uno igual, que finalmente se aprobó y Ciccone fue estatizada.

Toda la oposición argumentó que esta estatización servía para encubrir a Boudou, lo que era un soberano disparate, ya que el proceso penal era indetenible y la estatización no podía pararlo como finalmente ocurrió.

Pero quiero detenerme en este hecho que hoy ha tomado estado público, porque más allá del delito en que hubiera incurrido el Vicepresidente, no ha existido perjuicio alguno para el país en ninguna de las partes de la referida negociación.

Ahora bien, este promocionado caso, ha servido para ocultar otra causa que los grandes medios se cuidan muy bien de mencionar, donde intervino el mismo juez Lijo, y el mismo Fiscal Di Lello, donde se investiga a Boudou por tráfico de influencias por el canje del año 2010, siendo su monto de 12.500 millones de dólares. En esta causa, cuya denuncia yo redactara y que presentáramos con Pino Solanas cuando era diputado, además del Vicepresidente, están involucrados los abogados norteamericanos de la Argentina, muchos operadores financieros como Emilio Ocampo y Marcelo Etchebarne Bullrich, y tres grandes Bancos: el Barclays, el Deutsche y el Citibank. Pero de esto nadie habla, los opositores se hacen los distraídos, y por supuesto Clarín y La Nación guardan silencio sepulcral, porque respetan a los grandes delincuentes financieros. Y en este caso, si lo atacaran a Boudou, necesariamente tendrían que afectar a esos grandes bancos, a los que les tienen un respeto reverencial.

A esto se suma que la cobarde justicia federal, que hoy parece resurgir de su letargo de años, ante un gobierno deslegitimado por sus reiteradas acciones en perjuicio del patrimonio nacional, confirma el procesamiento de Boudou, con el gran despliegue de los medios, y la algazara opositora. Esa misma justicia, no quiere resolver el tráfico de influencias a que hiciera referencia y las pruebas son contundentes.

La causa se inició en el Juzgado Federal de Ariel Lijo, este apenas la recibió se excuso de intervenir y la pasó al Juzgado Federal N° 2 del Dr. Ramos. Este también se excusó y la envió a la Cámara federal que determinó que Lijo era el que debía intervenir. Volvió a Lijo, y tiempo después paso al Juzgado Federal de Norberto Oyarbide. Cuando fuimos con Pino Solanas a ver a Oyarbide, se nos entregó copia de la resolución por la cual este declinaba su competencia y volvía a pasar la causa a Lijo. Hace unos meses fui a amplair l denuncia y en lo de Lijo me indicaron que había pasado de nuevo a Oyarbide, y al dejar la ampliación en lo de Oyarbide, me indicaron que había pasado a la Fiscalía del Dr. Carlos Rívolo. Resultado: hace tres años que la causa deambula por varios despachos y la investigación está detenida, porque es un expediente que quema debido a varias razones: por los sectores involucrados: tres grandes bancos; el Vicepresidente de la Nación, varios agentes financieros, uno de ellos que fuera Vicepresidente del Chase Manhattan Bank, y los actuales abogados norteamericanos de la Argentina. Un verdadera muestra de la inacción judicial, uno de los tantos ejemplos, de como se utiliza la difusión de ciertas causas según convenga, y como quedan en evidencia los supuestos buscadores de la verdad y la justicia.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.