miércoles, 25 de febrero de 2015

El gobierno de Brasilia sin fondos para saldar deuda con profesores

PL

El gobierno del Distrito Federal de Brasilia carece de fondos para saldar de una vez la deuda con los profesores de las escuelas públicas, que mantienen hoy un paro por falta de los salarios de diciembre último.

El secretario de la Casa Civil de Brasilia, Helio Doyle, destacó la imposibilidad de la administración de pagar de inmediato 120 millones de reales (unos 42 millones de dólares), correspondientes a salario y otros beneficios atrasados.

Puntualizó que la nueva administración reconoció el débito dejado por el anterior ejecutivo de Ángelo Queiroz, pero no tiene los fondos para acatar los reclamos de los educadores.

Tal situación motivó que medio millón de estudiantes de los centros públicos de la capital brasileña no iniciaran sus clases en el nuevo curso escolar, pues sus pedagogos acordaron realizar un paro hasta recibir la paga demorada.

Llama la atención que la educación sea una prioridad en Brasil, como anunció la reelecta presidenta Dilma Rousseff, y dejen de pagar los sueldos a los maestros, destacó Ana Carolina da Silva en declaraciones a Prensa Latina.

Esto es muy lamentable, pues las autoridades tuvieron diciembre y enero últimos para definir una situación y saldar las deudas, y no lo hicieron, y ahora los perjudicados son los niños, adolescentes y sus profesores, agregó.

La propuesta del gobierno del Distrito Federal es saldar este débito de manera parcelada hasta junio próximo, pero las personas tienen deudas con los bancos y estas entidades no esperan, aseveró.

Las autoridades de Brasilia anunciaron que analizan la posibilidad de pedir a la justicia que declare ilegal la paralización con miras a forzar a los educadores a iniciar las clases.

Para el secretario de la Casa Civil, la cuestión es muy simple, se asumió una deuda del anterior ejecutivo, propusimos una forma de pago y el gremio de educadores (Sinpro) rechaza la forma de liquidación del adeudo.

El curso escolar debió comenzar el 9 de febrero, pero fue pospuesto con miras a realizar reformas y reparaciones en las escuelas, lo cual -según el Sinpro- no fue tampoco cumplido.

Este problema fue causado por el gobierno anterior, el cual gastó más de lo que debía y dejó las arcas sin fondos para cumplir con los trabajadores de los sectores de educación y salud.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.